Ficha Corrida

13/07/2015

Dilma, faça como Cristina Kirchner, tenha seu próprio jornal

Filed under: Cristina Fernández de Kirchner,Entrevista — Gilmar Crestani @ 9:38 am
Tags:

A Presidenta Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, deu uma extensa entrevista ao jornalista Dexter Filkins, da revista The New Yorker. Mas fez melhor, publicou na íntegra em sua página pessoal para que todos tivessem acesso sem os filtros da mídia golpista, que lá as há também, como o Grupo Clarín, a Rede Globo deles. Abaixo, no final desta página, a cobertura que o Pagina12 fez da entrevista.

Traça um panorama  de sua administração e dos obstáculos enfrentados. Venceu a todos, inclusive a briga judicial com os EUA entorno dos fundos abutres. Fez todos os enfrentamentos de peito aberto. Jamais se omitiu ou tergiversou quando teve que fazer a Ley de Médios, coisa que Dilma e o PT ainda nos devem e que provavelmente irá para as calendas gregas…

julio 12, 2015

Una extensa conversación con The New Yorker

Fue una extensa conversación que creo que les puede interesar.

Cristina Kirchner

Hace unos meses recibí un pedido de entrevista de la revista The New Yorker, de USA para hacer una nota aquí en Argentina.

Hacía unos días que había vuelto de mi visita de Estado a la República Popular China y el periodista Dexter Filkins vino hasta Olivos donde mantuvimos una extensa charla el día 11 de marzo.

Una vez que se encontró en Argentina quiso saber más sobre “el país y sobre los ocho años extraordinarios que han tenido aquí, junto con los años de gobierno de su marido.”

Me contó entre otras cosas que lo que más lo había sorprendido fue “la manera en que la Argentina ha realmente juzgado a los militares durante la democracia por aquellos delitos cometidos en los 70 y principios de los 80. Y esto no se ha producido casi en ninguna otra parte del mundo.”

Fue una extensa nota que me parece que les va a interesar: Entrevista de Cristina Kirchner con The New Yorker 11 de marzo 2015.

Un gran saludo a Dexter Filkins por la excelente charla que mantuvimos. Es un multipremiado periodista, que en el año 2009 obtuvo un Pulitzer, como parte del equipo del Times cubriendo Pakistán y Afganistán.

CFKen-twitter

Entrevista de Cristina Kirchner con The New Yorker (11/3/2015)

La Presidenta Cristina Kirchner en una extensa charla, personal y sin cortes, con el periodista Dexter Filkins para The New Yorker

Cristina Kirchner

Entrevista de Cristina Fernández de Kirchner para la revista The New Yorker, con Dexter Filkins. 11 de marzo de 2015.

Periodista: Muchas gracias, y lamento que lo haga en inglés y no en español. Gracias por su tiempo. Me puedo imaginar lo ocupada que está, así que le agradezco muchísimo. Mi revista me mandó aquí para hablar de investigar y escribir sobre la muerte de Alberto Nisman, pero he visto muchas cosas aquí en la Argentina desde que estoy en el país, y quería preguntarle un poco sobre su país y sobre los ocho años extraordinarios que han tenido aquí, junto con los años de gobierno de su marido. Estaba mirando todos los registros, han hecho mucho, el país ha atravesado muchas cosas. Pero lo que me sorprendió más, creo, lo más extraordinario, fue la manera en que la Argentina ha realmente juzgado a los militares durante la democracia por aquellos delitos cometidos en los 70 y principios de los 80. Y esto no se ha producido casi en ninguna otra parte del mundo. Quería que me hablara un poco de cómo lograron eso. Su marido comenzó con un proceso en que le está hablando a los generales diciendo “Yo no les tengo miedo”, y vi también este momento en la ESMA donde ordenó que se bajaran las fotos…

CFK: Es fuerte.

Periodista: Es sorprendente y no tiene precedentes realmente en la región y en el mundo, diría yo, hay muy pocos casos en los que esta gente como los militares han tenido que realmente enfrentar un proceso por lo que han hecho. En los 70 el período fue tan extraordinario y tan violento. Quisiera que me hablara un poco de cómo lo lograron, cómo usted y su marido comenzaron todo el proceso… creo que ahora tienen 500 personas ya en prisión, con más juicios…

CFK: No, más. Hoy aproximadamente hay más de, creo, 500 condenados, más de 1000 personas en prisión y 900 procesados. Y en realidad es un proceso inédito en el mundo, porque en realidad violaciones a los derechos humanos se han cometido en muchos países del mundo, pero que haya sido precisamente el propio país el que juzgue a esos criminales o terroristas de Estado, el único caso que se conoce es la República Argentina, porque por ejemplo los crímenes de la ex Yugoslavia fueron juzgados por cortes internacionales. Sin embargo, el modelo argentino de reconocimiento de los derechos humanos yo creo que es inédito y tenemos mucho orgullo, porque no estamos como le pasa a muchos españoles que están reclamando que las víctimas de la Guerra Civil Española sean juzgados todavía y reclaman en jurisdicciones de otros países, u otros países donde hoy se están violando derechos humanos que reclaman que sean juzgados en otros países. Realmente la Argentina pudo resolver ella misma, la democracia argentina pudo resolver ella misma su tragedia.

Porque fue una tragedia, los años 70, 76 al 83 con el retorno de la democracia fueron una verdadera tragedia. Eso fue una tragedia en cuanto a desaparición de gente, torturas… fíjate vos que la Argentina tiene el triste privilegio de haber incluido la figura e detenido-desaparecido. La figura de detenido-desaparecido jurídicamente no existía y es una figura que se incluye a partir de lo que sucede en la Argentina. Además la Argentina ha tenido un rol muy importante en Naciones Unidas, ha sido miembro fundadora del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, que funciona en Suiza; hemos firmado la Convención Internacional sobre Desaparición Forzada de Personas. Hoy podemos decir que el mejor equipo de identificación de cadáveres, de antropología forense, es el argentino, que también con la colaboración de un norteamericano, Clyde Snow, que trabajó mucho y formó mucha gente, y hoy por ejemplo está en México trabajando en la identificación de los 43 estudiantes, con lo cual revela que realmente…

¿Cómo lo logramos? En realidad, si uno miraba las encuestas como hacen todos los políticos, el tema de derechos humanos era una cuestión reservada casi a un sector o una minoría, las organizaciones de derechos humanos: Madres de Plaza de Mayo, Abuelas de Plaza de Mayo, el CELS, Familiares de Detenidos-Desaparecidos, etcétera, etcétera. Pero era un universo reducido, era el universo de las víctimas, de los familiares de las víctimas o de aquellos que creían que no se podía vivir en una sociedad democrática con asesinos caminando por las calles. Así que Kirchner tomó este tema no como un tema que figurara en la agenda, o en lo que reclamaba entre comillas… y digo “reclamaba” porque hoy todos los políticos en el mundo antes de tomar una decisión o fijar una política miran las encuestas, y Kirchner no hacía eso, Kirchner no miraba las encuestas. Kirchner miraba la historia, miraba las caras de la gente, las caras de las madres, de las abuelas, de los hijos de desaparecidos, de los nietos, en fin. Y eso lo llevó a impulsar, y ser apoyado por el Poder Legislativo y luego por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en esta política de declarar la nulidad de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, y proceder precisamente a inaugurar una etapa democrática en la Argentina. Porque lo anterior era predemocrático.

Yo voy a contar una anécdota que me tocó vivir a mí acompañándolo a Néstor Kirchner en su primer viaje al exterior en el año 2003. Él había asumido con apenas el 22% de los votos el 25 de mayo de 2003, y creo que fue en julio o agosto, fuimos a una gira a Europa, pasamos por Bruselas, estuvimos creo que en Londres si mal no recuerdo también y luego en España, y también estuvimos en París, en Francia. Gobernaba Jacques Chirac, un hombre que si uno lo tiene que ubicar en un arco ideológico lo coloca a la derecha. Y yo me acuerdo que lo acompañé a la audiencia con Jacques Chirac y el Presidente, en un momento dado, luego de los saludos protocolares de rigor y demás, le dice a Kirchner: “Sabe, Presidente, tengo que decirle algo: la sociedad francesa no puede entender que quienes asesinaron, torturaron y desaparecieron gente en la dictadura –concretamente las monjas francesas, que era una causa en Francia muy fuerte–, estén libres, en la calle, por imperio de leyes que ustedes aprobaron y que no reciban ningún tipo de castigos. Es algo que la sociedad francesa no entiende ni muchos menos aún acepta”. Y yo me acuerdo que Néstor lo miró fijamente y le dijo “Eso va a cambiar”. Mi sensación fue una de profunda vergüenza, porque yo soy una persona que me gusta responder siempre y tener una respuesta para todo, y la verdad que cuando te preguntan eso no tenés respuesta, te da mucha vergüenza. Sentí mucha vergüenza. Y por eso creo que nuestro proceso, el proceso de los argentinos nos hizo ingresar definitivamente en la democracia. ¿Por qué dijo yo que nos hizo ingresar definitivamente en la democracia? Porque era absolutamente pre democrático una sociedad que había sancionado leyes que exculpaban a quienes habían producido el terrorismo de Estado.

A ver: un tribunal puede escaparse y no ser aprehendido por la ley, puede pasar acá, en cualquier parte. De hecho, muchos nazis huyeron y no pudieron ser condenados. Pero acá lo grave no era que nadie había huido, al contrario: las instituciones de la democracia, el Parlamento, el Poder Ejecutivo y la Justicia, habían digamos construido leyes como la de Obediencia Debida y Punto Final que impedían que fueran juzgados. Esto era también inédito, porque por eso lo que pasó después fue también inédito, porque no había ningún lugar en el mundo en que un Parlamento dijera “No, vos si torturaste, desapareciste, violaste, mataste, lo hacías por obediencia debida, okey, está todo bien contigo, puedes caminar por la calle, puedes sentarte a comer, tienes libertad”. Entonces…

Periodista: Esta conversación con Chirac en Francia, ¿cuándo usted se fue de esa reunión dijo “Bueno, vamos a perseguir a esta gente ahora realmente, a procesarla”? ¿Fue ése el punto de inflexión que usted y su marido decidieron tomar acción?

CFK: No, la verdad no. Quedaría bien que te dijera que sí, pero sería mentira. En realidad la habíamos tomado mucho antes. Yo voy a contarte algo que contó Néstor, y lo contó en reiteradas oportunidades: cuando él era candidato le vinieron a decir que la Suprema Corte de Justicia de entonces estaba dispuesta a dictar la constitucionalidad, o sea a dictar la legalidad… porque estaba en discusión, o sea, había sido declarada inconstitucional en jueces inferiores las dos leyes, y que la Suprema Corte de Justicia estaba dispuesta a decretar la constitucionalidad de ambas leyes y por lo tanto clausurar el proceso de revisión de cualquier tipo de conducta sobre el terrorismo de Estado. Y Kirchner dijo que no, que no lo hicieran, que por favor esperaran que él fuera presidente, porque, bueno, eso le parecía que podía ir a un rédito político y lo quería hacer él. En realidad fue una mentira piadosa, porque él siempre tuvo la idea, la convicción, y yo creo que el compromiso y la responsabilidad, porque, a ver, uno puede decidir sobre su vida, pero no puede siendo gobernante decidir sobre la vida que perdieron los demás y mucho menos sobre el dolor de las víctimas y de los familiares, y decir “Bueno, en pos de la reconciliación yo te perdono”. ¿Y cómo voy a perdonar yo a alguien que no fue el que mató a mi hijo sino el que mató a un hijo tuyo, o a tu padre, o a tu madre? En todo caso el único que puede perdonarlo sos vos, que sos la víctima de tu hermano desaparecido, de tu hijo desaparecido, de tu padre desaparecido. ¿Pero yo, Presidenta, en nombre tuyo y de tu dolor decir “Los perdono a todos”? Me parece demasiada omnipotencia. No. Nunca estuvimos de acuerdo con eso.

Periodista: Usted mencionó a su marido y hay un dicho que dice “Es muy solitario estar allí arriba”. ¿Cuán a menudo piensa usted en su marido? Ustedes tenían como una sociedad política, de alguna manera. ¿Cuán a menudo piensa usted en él cuando tiene que gobernar el país?

CFK: En realidad no teníamos una sociedad política. Es muy difícil entender esto si no se conoce el proceso histórico que vivió la Argentina y generaciones de argentinos, la que se conoció como la “generación del 70”. En los años 60 y 70, cuando nosotros éramos muy jóvenes –nos conocimos en la universidad–, era muy común que las parejas, que los noviazgos, que los matrimonios, ambos fueran militantes. Pero no dirigentes políticos, no, directamente militantes. Nosotros nos conocimos en la universidad precisamente por la política, y por lo tanto para nosotros militar juntos, trabajar juntos en política no era una decisión que habíamos tomado como una sociedad política, sino que era una decisión de vida y por eso nos habíamos encontrado. De hecho, nuestra pareja era similar a la de miles, de cientos de miles de parejas de aquella época. Pero no quiero esquivar la pregunta, porque la pregunta fuerte es la otra, la de si pienso a menudo en él. Y, sí.

Pienso todo el tiempo. Pienso todo el tiempo, no como lo hacía al principio con mucha congoja y con mucha angustia. Ahora ya pienso con él mirándolo desde otra perspectiva, de todo lo que hizo, y siempre me pregunto qué hubiera hecho, qué haría él. Eso sí siempre me lo pregunto, qué haría él cuando hay una determinada circunstancia, qué haría él, qué hubiera hecho él. Pero lo que vos decís, la soledad del poder, sí, claro: cuando tenés que tomar las decisiones y sos Presidente las tenés que tomar vos. En el caso nuestro, en el caso nuestro, él sí me escuchaba mucho, mucho, mucho; y yo lo escuchaba a él y discutíamos mucho. Pero cuando alguno de los dos tenía razón no era porque él fuera Presidente o fuera el hombre, o cuando yo tenía razón no era porque yo fuera la mujer o fuera la Presidenta. Cuando discutíamos las cosas discutíamos de a pares, no como marido y mujer, no como presidente o senadora nacional, que yo era senadora nacional, sino como cuadros políticos, como militantes, como dirigentes de un partido. Y entonces, yo sé que esto es difícil de entender porque no es muy común en el mundo de la política, pero bueno, si vos indagás o preguntas acerca de qué sucedía en aquellos años en las organizaciones juveniles políticas y demás no había esa diferencia entre hombre y mujer, ni pareja, sino simplemente era una forma de incorporarse a la política y una forma de ver la vida también, ¿no? Bueno, por eso… Ahora, ¿si lo extraño? Sí, claro que lo extraño. Lo voy a extrañar hasta el último de mis días.

Cristina Kirchner

Periodista: Quisiera hablarle un poco de la economía. Creo que en los últimos años el PBI de la Argentina se ha duplicado, ¿correcto? Y Argentina bajo su presidencia y también bajo la presidencia de su esposo, creo que es justo decir que Argentina ha ido por su camino propio, ha delineado su propio camino y han incorporado mucho de las ortodoxias o las disertaciones de otros que decían “Esto es lo que países como la Argentina deberían hacer en la condición en la que se encuentra”. Y ya sea en sus relaciones con los bonistas o en las políticas internas, en renacionalizar algunas de las grandes empresas que habían sido privatizadas, ustedes han dibujado su propio camino. Y como se refieren a Menem en su período, ¿me puede describir la visión económica de usted para la Argentina? ¿Cuáles fueron algunos de los principios rectores que los han llevado a través de todo este período?

CFK: Absolutamente, sí. Lo que usted señalaba casi al principio respecto de la duplicación de nuestro PBI se suma al desendeudamiento de la Argentina. La Argentina a partir del golpe de 1976, desde la dictadura, comienza un período de feroz endeudamiento. Y de, bueno, adhesión a las políticas del FMI. Un período también de desindustrialización. Argentina en el año 1976, 75, en la etapa del golpe, había llegado prácticamente al “fifty-fifty”, o sea, a la distribución del ingreso entre capital y trabajo más importante. Tenía un desarrollo industrial muy importante, tal vez el más importante de toda Latinoamérica, que había comenzado con el peronismo, donde fuimos el primer país de toda Latinoamérica donde se construyeron aviones, locomotoras, autos. En fin, teníamos un desarrollo industrial que se fue perdiendo y que a partir del golpe, y fundamentalmente en la década de los 90 también, se reconvierte totalmente y comienza lo que comenzó en muchas partes del mundo, que es la preponderancia del capital financiero por sobre la del capital industrial o de trabajo.

Yo creo que la crisis del 2008, de Lehman Brothers, no es una crisis que comience únicamente por tasas de interés o subprime de las hipotecas. Se debe fundamentalmente a la reconversión del sistema financiero internacional, que acá en la Argentina empezó con la dictadura, cuando se reforma la ley de Entidades Financieras, y que luego se consolida en la década de los 90, cuando los bancos comerciales, que eran meros intermediarios para que el capital pudieran producir bienes y servicios, se convierten en banca de inversión y en los derivados financieros. Entonces el dinero comienza a reproducirse por sí mismo. El dinero ya no tiene que pasar por el circuito de la producción de bienes o servicios para reproducirse, sino que comienzan a crecer geométricamente los derivados financieros. En la Argentina pasó algo parecido con la convertibilidad sumado al proceso de desindustrialización. Cuando nosotros llegamos vemos realmente que había dos graves problemas: el endeudamiento crónico de la Argentina, que había alcanzado una deuda del 160% de su Producto Bruto Interno, una situación que hoy tienen otros países del mundo; que además estábamos totalmente desindustrializados, o sea, todas las industrias que generan trabajo, que generan valor agregado, que permiten crecer a un país, estaban devastadas por que habían sido devastadas en la década de los 90. Habíamos perdido el manejo de los principales recursos de la economía, de la energía, del petróleo, la administración de los recursos de los trabajadores, a través de las administradoras de pensiones y jubilaciones. Entonces comienza… Y además teníamos una desocupación del 25%.

Entonces hay un discurso de Néstor en Naciones Unidas, el primer discurso que él da, en septiembre de 2003, y ahí define qué es lo que yo creo que es el eje de nuestro modelo, cuando le dice al mundo en esa Asamblea “Déjennos crecer para poder pagar la deuda, porque los muertos no pagan las deudas”. Y crecer significaba comenzar a abrir de vuelta industrias, comenzar a generar trabajo, comenzar a aumentar los salarios para que hubiera demanda, y entonces… Vos sabés que en economía hay dos grandes discusiones, si es la oferta o la demanda. O sea, qué es lo que mueve la economía. Si lo mueve la oferta o lo mueve la demanda. Nosotros sostenemos que si no hay demanda no hay inversión, porque los industriales solamente producen si estar seguros de que van a poder colocar lo que venden. A no ser que tengas un producto de innovación, como fue Henry Ford con el automóvil fundador del capitalismo norteamericano, o como fue Bill Gates o Steve Jobs, que a partir de que innovan tecnológicamente ellos crean la necesidad de la demanda. Ahí sí está primero la oferta y después viene la demanda. Pero en todo lo demás hoy en el mundo, si no hay innovación, primero es la demanda, con lo cual teníamos que darle a los argentinos poder adquisitivo. Poder adquisitivo para que pudieran desarrollar un fuerte mercado interno. En esto no hicimos más que mirar el modelo original de Estados Unidos de desarrollo. ¿Cómo crece Estados Unidos? Bueno, creo que el modelo de crecimiento del mercado interno, con una fuerte protección a todo lo que es la industria norteamericana, a lo que son sus productores agrícolas. Un gran discurso de libre comercio de las fronteras hacia afuera, pero de las fronteras hacia adentro una gran protección del país, lo cual no lo digo como crítica, sino que al contrario: nos pusimos a mirar qué había hecho Estados Unidos en la época de Roosevelt y cómo había surgido, y creo que, bueno, ahí está la clave. Definimos que el empleo, el trabajo, el trabajo, el trabajo bien remunerado…

Periodista: Me pregunto mirando hacia atrás, al 2002, a la época de la crisis, ¿hay alguna lección aprendida? ¿Se preguntan ustedes a veces por Europa? Han tenido siete años ya sin crecimiento en la mayoría de los casos y lo han hecho siguiendo el libreto económico estándar. Han recortado los presupuestos, los servicios sociales, y no han crecido. Me pregunto, ¿usted considera que la forma argentina provee una especie de modelo por lo que ha sucedido en otros países, o para lo que ha sucedido en otros países, por ejemplo en Europa, donde sufrieron una crisis similar y no han podido salir de esa crisis?

CFK: Sí, yo creo que sí, que hay un modelo argentino. De hecho hoy, por ejemplo, en Naciones Unidas hemos logrado algo inédito: estamos discutiendo luego de un debate que se hizo y con el cual contamos con el apoyo del G77+China, hoy se está discutiendo en Naciones Unidas poder aprobar para la próxima Asamblea un tratado sobre reestructuración de deuda soberana. Uno de los principales problemas que tiene el mundo, fundamentalmente Europa, es sus deudas soberanas. Estados Unidos por supuesto es el que más debe en el mundo, pero como es el que tiene la maquinita de hacer dólares no tiene ese problema. Traslada sus problemas, su inflación, hacia el exterior, y cuando valoriza su moneda produce el vuelo de calidad de los países emergentes, de capitales, hacia el centro. Sí, creemos que es un modelo. De hecho en Grecia nos han tomado los que han vencido en las últimas elecciones como un modelo. Y nos planteamos, pero no como un modelo. Cuando mirábamos a Europa, el tema de la Unión Europea, que fue tan alabada durante mucho tiempo, tiene un problema muy grave, que es renunciar a partir de la unidad monetaria al uso de la moneda, que es uno de las claves de cualquier proceso económico. Renunciar, Estados Unidos jamás renunciaría por ejemplo a que su moneda fuera moneda de reserva, y todos me dicen “La inflación”, “No la inflación”, pero el billete de 100 dólares sigue siendo el mismo billete de 100 dólares y no lo van a modificar nunca. Y no lo van a decir que lo mismo que se podía comprar con un millón de dólares en Estados Unidos hace 20 años lo puedo comprar ahora. Es más, hace 30 años alguien que tenía un millón de dólares en Estados Unidos era un millonario. Hoy no sucede lo mismo. Entonces creo que la Argentina, no como modelo de administración sino como lo que pasó con su deuda, su reestructuración… Nosotros cuando decidimos reestructurar la deuda Néstor lo hace sobre una base. Él sostiene, y sostenemos, que cuando estaba en vigencia la convertibilidad venían los capitales de afuera a colocar dólares con tasas anuales que orillaban el 15%, el 16%, cuando en cualquier país del mundo la tasa en dólares no sobrepasaba el 2%. Entonces Néstor sostenía, con el más crudo mensaje capitalista, que es el del riesgo, asumir el riesgo, que si yo coloco mi dinero en un lugar al 16% y es el único lugar en el cual me pagan el 16% porque en el resto me pagan el 2%, cuando ese país no me va a poder devolver el dinero yo tengo que asumir también una parte del riesgo. Entonces él dijo que el mundo que fomentó esto, el Fondo Monetario Internacional, que nos tomaba a la Argentina en los años 90 como un alumno sobresaliente, también asuman la parte del riesgo que tuvieron y una parte de la deuda quede a cargo de ellos. De cualquier manera pagamos más que la Enron pagó a sus accionistas. La Enron pagó 10 centavos por cada dólar que tenía y defraudó, y nosotros pagamos más centavos de dólar por cada dólar, creo que pagamos algo así como 35 centavos de dólar, así que si tomamos el modelo de quiebra de la Enron evidentemente la Argentina fue mucho más justa con sus acreedores que lo que fue la Enron con sus acreedores, que eran los ciudadanos en su gran mayoría norteamericanos. Y yo creo que lo que estamos tratando ahora en Naciones Unidas, que es una cosa muy sencilla de hacer, es simplemente tener una ley de quiebras a nivel global. Porque, a ver, en Estados Unidos pueden quebrar los municipios, puede quebrar una empresa. Se reúnen los acreedores de la empresa con el juez de la quiebra y dicen, bueno, la empresa propone pagar una determinada forma y si se reúne una determinada cantidad de voluntad de los acreedores –en Estados Unidos creo que es al igual que en la Argentina el 66% de la voluntad de los acreedores– el resto de los acreedores tiene que aceptarlo, porque lo que siempre hay que hacer es la continuidad de la empresa.

¿Qué es lo que busca un juez en la quiebra? Que continúe la empresa, porque si continúa la empresa continúan los trabajadores, esa empresa se puede recuperar, puede pagar sus deudas, puede seguir produciendo. El esquema que nosotros planteamos hoy en esta convención internacional es exactamente lo mismo, ¿basado por qué? En el modelo de Argentina. Argentina logra reestructurar su deuda: con Kirchner la acepta un 76%, casi 77%, y conmigo en el 2010 llegamos al 92,4% de los acreedores. 92,4%. Si del 100% del universo de tus acreedores hay un 92,4% que acepta tu forma de pago y vos venís pagándole rigurosamente además desde el año 2005 a la fecha sin recurrir al mercado de capitales, porque no teníamos acceso al mercado de capitales producto del default de la deuda que había sido defaulteada por otro gobierno. Porque además lo más curioso y lo más gracioso de todo esto es que toda la deuda que este gobierno y el de Kirchner pagó no es deuda que contrajimos durante nuestra gestión, es deuda de ese 160% del PBI que teníamos. Y hoy la Argentina es el país que más ha reducido su exposición en deuda. Esto fue informado hace poco por una consultora norteamericana, McKinsey, donde la Argentina figura como el país que más ha reducido su deuda, frente a otros que la han aumentado a más del 100 nosotros estamos en un -11, en un 11% negativo.

Y hoy tenemos el nivel de endeudamiento más bajo de toda nuestra historia. En moneda extranjera, o sea en dólares y en euros, a personas privadas, nacionales o extranjeras, solamente el 9,5% del PBI. O sea, un país desendeudado. Creo que este es uno de los ejes fundamentales, esto nos permitió también generar recursos, esto nos permitió además a partir de una política industrial muy fuerte generar trabajo y poder hacer frente al pago de la deuda, también con un desarrollo en el sector primario argentino, fundamentalmente en exportaciones agrícolas, con un altísimo nivel de competitividad. Pero bueno, y también con una política tributaria…

Periodista: Todo lo que usted me dice parece sugerir que las reglas del sistema financiero internacional van un poco en contra de los países en desarrollo. Entonces su esposo, usted, cuando asumen lo primero que hacen es heredar esta terrible deuda y veo que eso subyace mucho de los discursos que usted da diciendo que las reglas necesitan cambiarse porque no funcionan para los países en desarrollo como lo hacen para los desarrollados. Y muchas de las disertaciones que recibe la Argentina y otros países vienen de pauses que no hicieron esto nunca. ¿Son reglas que no son justas, a eso nos referimos?

CFK: Las reglas financieras internacionales tampoco le sirven hoy a los países desarrollados. Tu país, Estados Unidos, tiene una brecha de desigualdad como nunca ha tenido en la historia. No sé si has leído el libro de Thomas Piketty, “El capitalismo del siglo XXI” del académico francés, es muy bueno. Dice que el periodo global de distribución del ingreso más justo, más equitativo, fue el que se registró entre fines de la Primera Guerra Mundial y la caída del Muro de Berlín, fundamentalmente después de la Segunda Guerra Mundial y la caída del Muro de Berlín. Allí se produjo en el mundo la distribución del ingreso más equitativa. Hoy las reglas financieras estar tampoco le sirven a Estados Unidos. Hay más de 80 millones de estadounidenses que no tienen cobertura sanitaria. Hay un 1% de estadounidenses que poseen fortunas incalculables frente a una clase media. “Friends” por ejemplo, esta serie fantástica, hoy no tendría sentido porque no reflejaría la realidad de la juventud norteamericana o de gran parte de la juventud norteamericana, por ejemplo. O sea que estas reglas finalmente terminan impactando en todos lados porque uno de los problemas que tiene Estados Unidos que es, por ejemplo, la inmigración ilegal que tanta discusión y debate interne genera entre republicanos, demócratas, progresistas, liberales, tea party y demás.

A ver, si realmente en México la gente pudiera vivir mejor o en Colombia o en todos los países que quieren ir a Estados Unidos, no habría estos problemas. En realidad, estas reglas financieras no le sirven a nadie. Ni a los países desarrollados ni a los países no desarrollados. Por supuesto, los que terminan pagando el pato son los países emergentes, porque la crisis del 2008 que nos habían dicho que primero estaba circunscripta únicamente al sistema financiero norteamericano y a las hipotecas. Luego se expandió hacia Europa, hoy Europa está en crisis y ahora se traslada de los países desarrollados a los países emergentes al subir el dólar y bajar el precio de los commodities con lo cual estaríamos retornando a un intercambio comercial similar al que tenían antes del surgimiento de China. Lo que pasa es que el mundo ha cambiado tanto con la aparición de los gigantes del sudeste asiático, fundamentalmente China y todo el sudeste, que en realidad estamos en un mundo totalmente diferente. Y los que crean que se pueden conducir de la misma manera que 20 años atrás, me parece que están equivocados.

Periodista: Le quiero preguntar sobre eso justamente. Si hablamos de la política externa argentina en los últimos años, creo que se puede decir que así como en el reino económico han tratado de dibujar un curso distinto para la Argentina y corríjame si lo sobresimplifico, pero se ha apartado de los Estados Unidos un poco y se ha acercado más a países como Venezuela, Rusia, China, Irán. No sé si estoy simplificando en exceso pero cuando uno mira el mundo y ve los poderes surgentes y los que disminuyen en su poderío, cuando uno quiere engancharse con el caballo en los próximos 20 o 30 años será Rusia y China y no Estados Unidos. Entonces, ¿eso explica el camino diferente que ustedes han delineado para la Argentina?

CFK: Utilizaste un apalabra que es “simplificación”. Yo creo que es falta de información. Es falta de información. ¿Por qué? Primero, en nuestro país el primer inversor es España y el segundo inversor es Estados Unidos. Aquí en la Argentina no hay menos de 500 empresas norteamericanas de las cuales figuran de las 100 más importantes de los Estados Unidos. El superávit, en la década de los 90 nosotros teníamos superávit comercial con Estados Unidos: hoy Estados Unidos tiene superávit comercial con nosotros. El primer déficit que tenemos lo tenemos con China, pero el segundo déficit comercial lo tenemos con Estados Unidos. Porque las cosas hoy en el mundo no se miden por si me gusta Obama o me gusta Bush o me gusta Xi Jinping o me cae más simpático Putin. Si vamos a hablar de economía, quiero ver los números. Y los números me dicen que el segundo inversor es Estados Unidos y los números me dice que yo tengo déficit comercial con Estados Unidos con lo cual hay un intercambio comercial muy fluido entre Argentina y Estados Unidos. Es más, yo creo que Estados Unidos por ahí le ha cerrado las puertas a las Argentina. Vis fíjate que estamos a punto de ganar un panel en la OMC porque Estados Unidos no permite que ingresen las carnes argentinas, que son las mejores del mundo, con barreras para arancelarias o fitosanitarias o nos impide también el ingreso de limones en defensa de sus productores y Argentina es el primer exportador y productor mundial de limones.

Con lo cual no hay un alejamiento de Estados Unidos para acercarse a Rusia o a China, hay simplemente la admisión de que hay un mundo multipolar. O sea, que los Chinos hayan evolucionad lo que evolucionaron del año 49 a la fecha. Por ejemplo, yo tengo un ejemplo que siempre digo, en el año 49 Argentina fabricaba locomotoras, trenes, aviones, barcos. En el año 49 Mao llegaba a Beijing luego de la Larga Marcha con millones de chinos hambrientos comiendo una escudilla de arroz a la semana. Ahora, vas a China y se ha convertido en una potencia mundial. Es el principal acreedor de Estados Unidos porque es el mayor tenedor de bonos de Estados Unidos. En el G20 no se decide absolutamente nada si no lo aprueba Estados Unidos y lo aprueba China. Tengo que decirlo con todas las letras. El G20 podría ser el G2, sacarle el cero, los dejamos a China y Estados Unidos y funcionaría exactamente igual. Con lo cual agitar el fantasma de que la Argentina o algunos países latinoamericanos se acercan a China o a Rusia. No, hay un mundo diferente. Y también es cierto que China ofrece inversiones en nuestro país en materia de obras de infraestructura, como represes hidroeléctricas, como financiamiento de trenes. Fijate vos, Mao llegaba comiendo arroz en el ’49 y nosotros hacíamos locomotoras y trenes. Ahora yo no puedo construir en mi país, por todo el proceso de desindustrialización que hubo, locomotoras y trenes y se las compro a China que me da, además, un financiamiento muy importante. Entonces no es un problema de acercamientos porque hoy, a ver, ¿alguien puede pensar..? China tiene un particular modelo de desarrollo económico pero en realidad, hoy la división de Este-Oeste, Capitalismo y Comunismo que conocimos, se terminó con la caída del Muro de Berlín. Y en realidad estamos en una etapa totalmente diferente.

Algunos creyeron que cuando se cayó el Muro de Berlín, como Francis Fukuyama, se acababa la historia. Entonces yo creo que la historia, si la dividimos. Se dice que el descubrimiento de América inauguró la etapa moderna o el Renacimiento dicen otros. Yo creo que los historiadores del día de mañana van a discutir cuándo realmente nace el posmodernismo: si es con el Muro de Berlín o si es con la caída de las Torres Gemelas. Si vos me preguntas a mi cuándo creo que se marca una nueva época es con la caída de las Torres Gemelas. Y te voy a explicar por qué. Yo no me acuerdo qué estaba haciendo el día que se cayó el Muro de Berlín. Si me preguntas a mi “¿qué estabas haciendo vos en el 89? ¿Qué estabas haciendo en ese momento?”, la verdad que no me acuerdo. Ahora, si me preguntas qué estaba haciendo el día de las Torres Gemelas, te lo puedo contar por día, por hora, con lujo de detalles. Pude mirar el segundo avión que se estrellaba en la segunda torre. Creo que aunque viva 100 años más, eso no me lo olvido más. Esto es lo que te marca cuando una época cambia, cuando alguien puede pensar en un momento dado qué estaba haciendo. Y yo creo que le preguntas a los 7 mil millones de habitantes que tiene el mundo qué estaban haciendo ese día 11S y todos te van a contestar que estaban haciendo. Y estoy segura que la mitad del mundo no debe saber ni qué pasaban cuando se cayó el Muro de Berlín. Que si, que era una cuestión de geopolítica, de seguridad de Estados Unidos y su enfrentamiento con Rusia o la Unión Soviética, para decirlo con mayor propiedad, puede ser.

Pero lo cierto es que estamos en un mundo nuevo, en una nueva etapa civilizatoria donde ya la puja no es a partir de este modelo económico en términos de propiedad de los medios de producción, del capitalismo, de cómo queremos vivir, si va a haber consumo. Todos quieren consumir pero yo siempre digo que el Muro de Berlín se cayó para los dos lados. Yo no creo que el Muro de Berlín se haya caído porque Estados Unidos era más poderoso militarmente o económicamente o financieramente o científicamente. Yo creo que el Muro de Berlín se cayó porque los que vivían del lado comunista querían vivir como vivían de este lado. Consumiendo, con libertades, decidiendo su vida y no que el Estado te lo planifique. Ese es el gran triunfo, que esto es lo que no creo que se alcance a visualizar actualmente en la problemática mundial. Estamos en una etapa civilizatoria nueva porque la gente ya ha decidido, por lo menos el mundo que nos es común, ha decidido cómo quiere vivir. Yo acabo de estar en China y es la tercera vez que voy a China, ¿no? Tercera vez que voy a China. La primera vez fui en el 2004 con Néstor Kirchner, todavía veía bicicletas en Beijing. La segunda vez fue en el 2010, ya fui como Presidenta. Y ahora acabo de venir. No vi, en Beijing por lo menos, una sola bicicleta y vi autos, millones de autos, a cual más moderno, a cual más lindo, como nunca había visto. Y cada vez que voy descubro más edificios, más hoteles. O sea que está discusión de si queremos consumir o no queremos consumir, se terminó. Es una etapa clausurada. Ahora, estamos ante un mundo nuevo donde los enfrentamientos son de carácter étnico, religioso, por eso creo que la época la marca la caída de las torres, el atentado terrorista de las torres, y no la caída del Muro de Berlín. Esa es mi percepción. Por eso digo que plantearse acercamiento con Rusia y con China. ¿Y Rusia y China son comunistas? En Rusia, cuando vas a Moscú, ¿qué diferencia encontrás con Nueva York? Bueno si, que está el Kremlin de un lado, la Iglesia de Santa Sofía, pero encontrás todas las tiendas.

Periodista: Son un poco autoritarios.

CFK: Ah bueno, si si si, son diferentes. Bueno, a ver, yo leí una columna muy interesante, eso de autoritarismo hay que verlo también. Yo leí una columna muy interesante en el New York Times cuando sucedió la tragedia de Charlie Hebdo. Un periodista estrella del New York Times, no recuerdo cuál, tú lo debes recordar mejor. Dijo que, te acordás que había salido la consigna “Yo soy Charlie Hebdo” en todo el mundo. Bueno, yo creo que hubo un artículo del New York Times que dijo, un famoso columnista, que decía “yo no soy Charlie Hebdo”. Y decía que había mucha hipocresía en Estados Unidos porque si alguien quisiera escribir lo que escribían los de Charlie Hebdo en los Estados Unidos, seguramente el gobierno o algún fiscal, burlándose de la religión o burlándose de los Estados Unidos o burlándose de la bandera, no lo hubieran permitido. Es más, este periodista hablaba de que en muchos campus universitarios estadounidenses no se permitía que determinados dirigentes que no caían bien o que tenían ideas un poco radicales, hablaran. Entonces él decía que había mucho de hipocresía en eso. Bueno, de hecho, en Estados Unidos recordamos a la periodista del New York Time que fue condenada por mencionar el nombre de una espía, la esposa de un embajador o de alguien de la CIA que era embajadora, no recuerdo exactamente el episodio. Tú te debes acordar. Pero fue una periodista que fue presa. En mi país, por ejemplo, sería imposible e impensable, afortunadamente, que ningún periodista fuera preso por mencionar que fulanito es de la CIA o es del Mossad o es de los Servicios de Inteligencia argentinos. Por eso te digo que la noción de autoritarismo habría que analizarla con mayor prolijidad, mayor detenimiento y verificando que pasa en casa, ¿no?

Cristina Kirchner

Periodista: Si puede mencióneme el acuerdo con Irán. Si me puede hablar de eso. Ha sido ya debatido con mucho detalle, especialmente desde la muerte de Alberto Nisman. Pero, ¿qué es lo que trataban de lograr en este tipo de acercamiento que estaban negociando? A la distancia parece, bueno sufrieron este terrible ataque terrorista en 1994, pasaron 20 años. Hay aquí un tribunal que acusó a los iraníes, a un miembro de Hezbollah pero no sucedió nada. Me pregunto, ¿qué es lo que intentaban lograr y qué es lo que no querían obtener en esa negociación con Irán?

CFK: A ver, vamos a empezar. Esta historia no empieza con el memorándum de entendimiento con Irán. Esta historia empieza primero en 1992 con la voladura del 17 de marzo de la Embajada de Israel. Se van a cumplir ahora 23 años. 23 años de la voladura de la Embajada de Israel sin que haya un solo condenado, ni un solo detenido. Yo en ese año, 1992, era diputada provincial en la provincia de Santa Cruz, una lejana y perdida provincia. Luego viene el atentado de la AMIA, que a diferencia del atentado de la embajada que es un atentado contra Israel porque se produce en territorio, usted sabe que cada embajada representa una parte del territorio del país. Viene el atentado del 18J, el 18 de julio de 1994, que no es un atentado contra la comunidad judía. Es un atentado contra la Argentina porque se produce en territorio argentino y se produce y muere gente y se produce en la asociación mutual judía pero son persona que profesan la fe judía pero son argentinos los muertos. Me parece que hay una confusión en esto. Nosotros concebimos a la AMIA como un atentado contra la Argentina en las cuales murieron argentinos que profesaban la fe judía algunos y otros que no profesaban la fe judía. Con lo cual esto fue, si, el atentado terrorista más grande. En uno murieron 29 personas, en el otro 85 personas. Pero fueron los dos muy graves. Muy muy graves. Se forma una comisión bicameral de seguimiento de ambos atentados en 1996. Yo soy miembro de esa comisión bicameral desde el inicio.

Yo era una activa participante en esa comisión, en ese momento Itzhak Avirán era el embajador de Israel en la Argentina, año 96-97-98. Y cada vez comienzo a notar mayores anomalías en el desarrollo del juicio porque, en realidad, esta era una comisión de seguimiento. El Poder Legislativo no tiene facultades para inmiscuirse en los procesos judiciales. Por eso se creó la figura de comisión bicameral de seguimiento. Y seguíamos la investigación y yo comencé a ver anormalidades y a manifestarlas no públicamente, sino a manifestarlas en el seno de la comisión. ¿Por qué no públicamente? Porque no queríamos que una situación como esa, un atentado terrorista, con víctimas, con familiares, fuera objeto de shows mediáticos, de posicionamientos políticos a partir de decir tal cosa o tal otra. La verdad que todos los miembros nos manejamos muy prudentemente en cuanto a esto. En mi último informe, el que yo firmo en disidencia total. Luego de un episodio que es cuando le tomamos declaración a quien había sido secretario del juez Galeano, el doctor Claudio Lifschitz, que revela toda la trama de cómo se había hecho. Nosotros veíamos muchísimas singularidades. Yo le decía a muchos familiares “esto no va a pasar el juicio oral” porque un papel aguanta cualquier cosa pero un juicio oral y público requiere de pruebas, requiere del derecho de defensa. Y además en este marco se desarrolló también una campaña presidencial en ese momento y todo culminó finalmente como yo lo decía en el informe.

En el año 2004 el Tribunal Oral Federal demolió literalmente la causa de Galeano, liberó a todos los detenidos y hoy, a 21 años al igual que a 23 años, seguimos sin un condenado y un detenido. Un detalle. El juez Galeano había lanzado doce órdenes, doce alertas rojas para detener a 12 iraníes. Entre ellos el ex embajador iraní en Argentina, Heidi Solimanpur, que es detenido en Londres. Lo detienen en Londres a pedido del juez argentino y lo tuvieron que liberar porque cuando el Poder Judicial argentino le remitió las pruebas, de acuerdo a los ingleses (no de acuerdo a los iraníes ni a nadie, de acuerdo a los ingleses) esas pruebas no valían. Y no solamente lo liberaron a Heidi Solimanpur, sino que la Argentina además tuvo que pagar 25 mil dólares o libras, no recuerdo, porque obviamente si uno hace estas cosas las tiene que pagar. Se cae el juicio, comienzan después juicios por encubrimiento, viene otro nuevo juez, vienen otros fiscales porque hoy están procesados por encubrimiento un ex presidente, un ex titular de la agencia de inteligencia, comisarios de la Policía Federal. Están procesados también el juez Galeano por encubrimiento, fiscales por encubrimiento, secretarios por encubrimiento, un escándalo. Un verdadero y absoluto escándalo.

A partir de que asume Néstor Kirchner, en el año 2003, la Procuración Fiscal, el Ministerio Público Fiscal crea. O sea no el Poder Ejecutivo porque acá los fiscales no dependen del Poder Ejecutivo, dependen de un ministerio extrapoder, que nombra en el año 2004 si mal no recuerdo, al doctor Alberto Nisman como fiscal de la unidad AMIA. Y el juez Canicoba Corral asume la causa y le delega la investigación en el fiscal. Y ahí comienzan la investigación nuevamente y se libran cinco, o siete u ocho, no recuerdo, órdenes de captura. Y gestionamos muy fuertemente en la Interpol, hoy la Argentina también es miembro de la Interpol, el Secretario de Seguridad Berni es miembro del directorio de Interpol. Gestionamos estas alertas rojas. Y comenzamos a partir del año 2007 a pedirle a Irán. Néstor Kirchner y Cristina Kirchner somos los primeros presidentes de la Argentina, que había tenido los dos atentados de los cuales se acusa a Irán, en comenzar a reclamar ante el resto de las naciones que Irán coopere judicialmente con la Argentina. Porque en la Argentina no hay posibilidades de juicios en ausencia, tiene que poderse tomar declaración al que está acusado porque así lo impone la constitución. El problema es que al mismo tiempo Irán tiene una ley que data de la época del Sha de Persia, no es una ley de esta administración, que impide que ciudadanos iraníes sean extraditados a otros países para ser juzgados. Es una ley similar a la que tiene, por ejemplo, Brasil. Si yo quisiera pedirle hoy la extradición de alguien a Brasil, tampoco me la daría. Entonces comenzamos a pedir cada vez mayor cooperación judicial. Además hay una resolución de Naciones Unidas, la resolución 1373 que se dicta el 28 de septiembre del 2001 con motivo del atentado de las torres. Ahí en esa resolución de Naciones Unidas se pide que los países tienen que celebrar acuerdos de cooperación judicial para poder esclarecer atentados terroristas y demás.

Cuando comienzan a librarse las órdenes a Irán, Irán responde que, además de descalificar la investigación, de decir que es mentira, que no es cierto, dice que no va a cooperar porque no hay ningún acuerdo bilateral firmado entre ambos países que los obligue a ellos a cooperar judicialmente.

Le voy a contar una anécdota. Año 2004 o 2005, no recuerdo, ya que hablaba de Venezuela. Se realiza la Reunión de los 15 en Caracas, en Venezuela. Nosotros fuimos y en ese momento el presidente de Irán, que no recuerdo quién era, le pide una audiencia al presidente Kirchner. El presidente Kirchner le contesta que solamente le va a dar audiencia si incluye como tema de agenda el tema AMIA. Bueno, se terminó todo, no hubo agenda, no hubo reunión.

Periodista: ¿Ahmadineyad?

CFK: No, no era Ahmadineyad. Era otro. Había otro, no me acuerdo. El anterior a Ahmadineyad, creo. Bueno, la cuestión es que no nos dan la audiencia porque ellos ni siquiera aceptaban que AMIA pudiera formar parte de una agenda bilateral de discusión. Porque decían que no tenían absolutamente nada que ver y que no tenían por qué incluir esto. Yo comienzo cada vez a escalar más en mis discursos en Naciones Unidas. Uno lo puede ver. Primero pidiendo cooperación, garantizando que en nuestro país va a haber un juicio justo, que tenemos garantías, que estamos juzgando a los militares, que podemos dar fe de que puede haber garantías. Nada. No contestaban nada. Después proponemos, tomando el caso Lockerbie de Libia y Estados Unidos, que el juicio (si no tenían confianza en Argentina) se hiciera en un tercer país, se hiciera en el país que nos pudiéramos de acuerdo con autoridades judiciales que no fueran ni argentinas ni iraníes, que fue la solución a la que arribó Estados Unidos e Inglaterra con el derribo del avión que después Libia entregó a las personas. Con indemnizaciones y demás. Tampoco lo aceptaron.

Seguimos, seguimos, seguimos hasta que finalmente, yo creo que fue en el año 2012, el Canciller que contesta que están dispuestos a iniciar conversaciones con la Argentina para llegar a un acuerdo sobre la cuestión de la AMIA. Esto solo, en términos de política internacional y en términos de materia penal, fue un triunfo argentino sin precedentes. Porque si yo quiero hablar contigo de la muerte de Kennedy y digo “Dexter, tú tienes que sentarte a hablar conmigo de la muerte de Kennedy porque tú eres culpable de la muerte de Kennedy y de haber participado en el complot”, Dexter vos nunca vas a aceptar sentarte conmigo porque decís “¿qué tengo que ver yo con la muerte de Kennedy?”.

Nosotros logramos que Irán aceptara una discusión sobre el tema AMIA cuando la había negado durante décadas. Y no solamente logramos eso, sino que logramos firmar un memorándum de entendimiento.

Periodista: ¿Por qué le parece que acordaron hablar del tema? Me pregunto a veces, usted no puede hablar por ellos, ¿pero tiene idea de por qué?

CFK: Yo no puedo hablar por lo que ellos pensaron. Yo creo que hubo una gran presión internacional. Creo que a esto se suma, porque hay que mirar también cuando uno mira AMIA o cuando uno mira la cuestión de Medio Oriente, no puede mirar solamente lo que pasa en Irán, no puede mirar solamente lo que pasa en Argentina, sino que tiene que ver el contexto.

Por ejemplo ahora Barack Obama. Barack Obama, la administración Barack Obama está negociando desde hace ya tiempo un acuerdo de no proliferación nuclear con Irán, acompañado por el resto de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad más Alemania. Tienen conversaciones secretas desde el año 2009, nos venimos a enterar ahora. Yo quiero recordarles a todos que el año 2009 es el año en el que Barack Obama asume. ¿Y esto que convierte a Barack Obama en un traidor a Estados Unidos por querer negociar un tratado de no proliferación nuclear que asegure que no estalle una guerra peor de la que aún hay en Medio Oriente? No. A mí me parece que es un ejercicio de responsabilidad absoluta y de cuidar la seguridad en serio, no sólo de los Estados Unidos, sino del mundo. Bueno, ahora nos enteramos que Barack Obama está negociando desde el año 2009. Resulta ser que cuando yo estuve sentada en el Consejo de Seguridad, el día anterior.

Periodista: En cuanto al pacto con Irán, creo que la crítica ya no buscan que se haga justicia, están tratando de sacarlo del medio al tema porque esto se entromete entre las mejores relaciones entre éste y la Argentina. Usted ha escuchado estas críticas…

CFK: Perdón no entendí, no entendí…

Periodista: La crítica efectuada respecto de las negociaciones de Argentina con Irán es que ya no tratan de buscar justicia como lo han hecho durante tantos años sino que muestran una voluntad de firmar un acuerdo político respecto de esta tragedia. Van a recibir testimonio de la gente y después nos alejamos todo de este tema y podemos aumentar el comercio y podemos ser amigos con Irán, esa es la crítica que usted la debe haber escuchado.

CFK: Sí claro. Críticas escucho de toda naturaleza, pero en realidad eso no se corresponde con la realidad. Para que haya condenados y para que pueda condenarse el crimen de la AMIA que reitero hace 21 años, porque yo digo, esto no pasó hace 22 años ni 3 ni 4 durante nuestra gestión, sucedió hace 21 años. El comercio con Irán en realidad decreció después de la firma del Memorándum de Entendimiento, nosotros crudo iraní no necesitamos porque no nos sirve en nuestras refinerías, o sea que el intercambio comercial es una cosa comprobable, tan verificable como lo que yo le decía anteriormente. Lo que yo digo es que no tenemos que ser hipócritas.

El tema es reclamar todos los años como una letanía en Naciones Unidas para quedar bien, por favor pobre Irán señores ayúdennos. Todos los años vamos a Naciones Unidas, decimos lo mismo, todos los años la comunidad se junta acá frente al nuevo edificio de la AMIA y pasaron 21 años y nadie ha logrado nada, salvo nosotros que habíamos logrado este acuerdo que si no hubiera sido declarado inconstitucional por la justicia argentina nosotros estaríamos en condiciones, de exigirles ya a los iraníes en Naciones Unidas que cumplan lo que firmaron, que cumplan con el acuerdo de la Comisión de la Verdad integrada por 7 juristas de renombre internacional, que cumplan con la posibilidad que el juez argentino se traslade a Teherán porque éste era el objetivo fundamental, que el juez Canicoba Corral pueda ir a tomarles declaraciones a los iraníes a Teherán, porque una vez que les toma declaración a los iraníes en Teherán el juicio puede seguir su marcha, pueden ser procesados, se pueden presentar pruebas. Ahora estamos exactamente igual que hace 21 años sin condenados, sin detenidos y bueno también se dijo que era para levantar las alertas rojas.

Usted habrá escuchado a Robert Noble, que fue hasta el año pasado el Presidente, el Director General de Interpol, decir que todo lo que se había dicho era absolutamente falso. Lo primero que hicimos nosotros ni bien se firmó el Memorándum de Entendimiento fue enviar una nota a Interpol diciendo que las alertas rojas debían seguir vigentes, pero…

Dexter permítame, si nosotros no enmarcamos el tema de AMIA y de la voladura de la Embajada en el contexto de la cuestión de Medio Oriente y de cómo se van superponiendo las políticas y los hechos entre… vos fíjate, en el año 92 cuando se vuela la Embajada, ese fue el año que Isaac Rabin, que fue un gran estadista israelí, él llegó, hizo su campaña y llegó a Primer Ministro israelí. Todo el eje de su campaña en el 92 fue lograr la paz con Arafat con la entonces OLP. Vos has estado en Irak, en Afganistán, sos un conocedor de la cuestión de Medio Oriente. Él toda su campaña la basó en precisamente en lograr la paz con Palestina, cosa con la cual no estaban de acuerdo muchos, de hecho yo creo que Rabin quería en cierta manera emula a Menahem Begin que había logrado firmar la paz con Egipto.

En ese año se produce la voladura de la Embajada, sin embargo con el paraguas protector de Estados Unidos, Rabin siguió las conversaciones en secreto donde Siria era una actor principalísimo, que como decía Kissinger, Kissinger decía que no puede haber guerra en Medio Oriente sin Egipto pero no puede haber paz sin Siria, y Siria tenía ahí un papel preponderante muy grande y justamente en el año 94 donde justamente se estaban llevando a cabo las negociaciones que se llevaron a cabo, se produce la voladura de la AMIA y más tarde, casi al año siguiente cuando se firma la paz entre Shimon Peres, Rabin, Arafat, que tiene el premio Nobel, que inclusive comparte en la Casa Blanca una ceremonia, se produce luego de todo eso el asesinato por parte de ultraderechistas israelíes de ese gran estadista que fue Rabin.

Entonces nosotros tenemos que mirar las cosas que pasan en el mundo, no únicamente con lo que pasó en Argentina o lo que pasó en Irán o en Estados Unidos, sino cómo la cuestión de Medio Oriente, de cómo los actores de Medio Oriente se desarrollan y cómo hoy por ejemplo Estados Unidos está tratando de llegar a un acuerdo de no proliferación nuclear con Irán. Yo puede decirle a Barack Obama: ‘no señor en realidad usted es un mentiroso, usted lo que quiere es pasar a la historia y entonces arreglar con Irán para que Irán tenga la bomba nuclear’, no. Entonces creo que nosotros tenemos que mirar las cosas cuando son…porque ¿en qué se convirtió la AMIA?

La AMIA se convirtió como yo lo dije en el juicio oral cuando me llamaron a declarar como miembro de la comisión, en un tablero de ajedrez de la política nacional e internacional. Vos fijate, yo era mimbro de la comisión y se acusó a los policías de la Provincia de Buenos Aires, de la famosa Bonaerense, una policía muy cuestionada de haber sido partícipes del atentado. ¿Por qué era esto? Porque en ese momento el que era candidato a Presidente en ese momento estaba enfrentado al Presidente Duhalde y entonces se plantaron pistas falsas para perjudicarlo en la campaña electoral. Bueno eso finalmente se derrumbó en el año 2004 cuando se descubrió que la Bonaerense no habían tenido absolutamente nada que ver con esto. Entonces ahí se jugó en el tablero nacional. Y también se jugaba en el tablero internacional porque tal vez en los años 90 no convenía que otros países de Medio Oriente pudieron haber estado involucrados en la cuestión de la AMIA. Entonces digo, digo, lo que nosotros hicimos fue cumplir con lo que decía la justicia argentina que me pedían la extradición de los iraníes, los iraníes fuimos a la Interpol, logramos las alertas rojas para que ordenaran captura, los iraníes no los entregan, no los extraditan y tenemos que hacer…

Periodista: Entiendo, pero ¿a usted le parece que el Gobierno iraní es responsable?

CFK: De acuerdo a lo que dice la justicia argentina tengo que decir que sí por eso sino no hubiera firmado el acuerdo. Y si no pensara, si yo pensara que la justicia argentina no tiene razón, que está acusando mal. De cualquier manera tenemos que decir una cosa, en mi país nadie es culpable hasta que no es condenado por sentencia firme, no sé cómo es en tu país, pero obviamente que pienso que Irán tuvo que ver, sino por qué como Presidenta voy a estar pidiendo que extraditen.

Tengo que cumplir con las órdenes del juez que manda a pedir la extradición de fulanito de tal, menganito, de sultanito que son miembros o ciudadanos iraníes, obviamente, sino sería casi absurdo.

Periodista: ¿El acuerdo que negociaron y firmaron le parece que llevaría al arresto de los iraníes o que llegaría a hacerse justicia en este tema?

CFK: Llevaría a que fundamentalmente el juez pudiera viajar a Teherán a tomarles declaración porque así como hay una ley en Teherán que impide la extradición de iraníes, hay una ley en Argentina que impide juzgar a la gente en ausencia. Entonces estamos en una situación de punto muerto donde ni los iraníes extraditan ni el juez les puede tomar declaración a los iraníes. De ese punto muerto de 21 años es del que quisimos salir con el acuerdo. Lo que sucede que paralelamente se dan, a ver, no vamos a ser ingenuos. Tú has sido corresponsal en Afganistán, en Irak, en Pakistán, sabemos cómo se mueve la política internacional, sabemos cómo se mueven los servicios de inteligencia de todos los países desde la CIA, el Mosad, lo servicios de inteligencia de los países de Europa, todo, o sea, hay un tablero internacional que no puede ser desconocido.

La Argentina se vio inmersa en ese tablero de la geopolítica internacional que es la cuestión de Medio Oriente, como decimos acá, sin comerla ni beberla, porque no es un conflicto… a nosotros nos trajeron un conflicto a través de los atentados, y lo que nosotros queremos es salir de ese conflicto porque lo que nosotros queremos es hacer justicia para los 85 muertos de la AMIA, esto es lo que queremos. Yo siento que tengo una deuda… Hoy me preguntabas sobre el terrorismo de Estado, ¿por qué Kirchner había querido abordar el tema del terrorismo de Estado? Porque había que darle la cara a los familiares y a los hijos. Y acá no hay que ver lo que dice Estados Unidos, lo que dice Irán, lo que dice Israel o lo que dice la Presidenta de la Argentina, hay que mirarle la cara a los familiares de los 85 muertos y por ellos hacer todo lo posible para que haya juicio y castigo a los culpables. Y este fue el camino que a nosotros nos guió. Ahora, se meten intereses internacionales porque entonces conviene que Irán aparezca como renuente para ser otra cosa, entonces ese es el tema…

Periodista: Entonces básicamente es poco probable que alguien de Irán vaya a la cárcel… ¿Es lo más lógico de decir en este momento?

CFK: No, no de ninguna manera. Si el acuerdo que firmamos fuera declarado constitucional en la Argentina, nosotros en virtud de las convenciones de Naciones Unidas, porque no te olvides que es un convenio bilateral en el marco de lo que es la reglamentación de los tratados internacionales y demás. Si ese tratado pudiera ponerse en marcha, que nunca se puso en marcha, nosotros estaríamos en condiciones de exigir en la ONU que se dé cumplimiento a un tratado bilateral hecho en el marco de lo que establecen las convenciones internacionales de la ONU. En el marco de la resolución 1373 de Naciones Unidas por ejemplo. Estaríamos en condiciones, pero para eso necesitamos que sea declarado constitucional en la Argentina de modo tal que me permita exigirle a Irán que lo apruebe y que lo cumpla, ahora, si me lo traban acá es evidente que hay intereses, intereses que tal vez no quieran y que tal vez le sean más convenientes intereses geopolíticos o intereses que intervinieron en la Argentina durante, porque ya te digo la investigación empezó hace 21 años y hubo un juicio en el medio en el cual se fraguaron pruebas, se cayeron testimonios, ex presidentes, ex secretarios… por ejemplo todavía no empezó el juicio por encubrimiento, el juicio de la AMIA lleva 21 años, el juicio de encubrimiento lleva 15 y todavía no hay ningún detenido ni ningún condenado, y ahí no hay iraníes en el juicio de encubrimiento, hay un ex presidente, hay un ex secretario de inteligencia, hay ex comisarios, hay Beraja, el titular de la DAIA. El titular de la DAIA, de la Asociación Judía también está en ese juicio por encubrimiento, 15 años Dexter y en ese juicio que se hace acá en la Argentina tampoco tenemos ni condenados ni detenidos. No es tan fácil eh…

Cristina Kirchner

Periodista: El alegato principal o la denuncia principal de Nisman era que había un acuerdo por sobre la mesa y otro secreto por debajo de la mesa, había un acuerdo para básicamente eliminar a los iraníes de las listas de Interpol. ¿Eso se debatió, se conversó en algún momento o es todo pura fantasía?

CFK: Eh, Dexter, tú eres un periodista serio de un medio como el New York que es serio. Un tratado internacional es lo que dice el tratado internacional. Esto es como que me digan que como se firmó… no sé… el armisticio después de la Segunda Guerra Mundial había debajo de la mesa un tratado que nadie conocía. Realmente me parece casi infantil y cuando además se dice esto sin ningún tipo de pruebas realmente es grave, es de una gravedad institucional muy seria porque se está acusando no a una Presidenta y a su Canciller, que además es judío, que además que por si todo fuera poco es judío y de fe judía, de origen judío y de fe judía. Se acusa a la Argentina y a un Gobierno que fue el que más recursos económicos y humanos puso para la investigación, el que creó la Unidad Especial para la investigación a través de la Procuración Fiscal, el que reclamó en Naciones Unidas como nadie lo había hecho, el que se animó a acusar a los iraníes ente todas las naciones del mundo, realmente y cuando se presenta la denuncia, una denuncia sin ningún tipo de pruebas, algo que fue absolutamente desestimada porque carece de pruebas y fundamentos . Entonces yo tengo que pensar que todo esto tuvo que ver con movimientos y desplazamientos que yo también efectivicé con los servicios de inteligencia argentinos durante el mes de diciembre que habían tenido una activa participación con la investigación de la AMIA desde el año del atentado a la fecha.

Periodista: Pero no hay ningún acuerdo secreto entonces…

CFK: Pero ¿y cuál sería el acurdo entonces? Porque haber… ¿Cuál sería? Yo pregunto, ¿Cuál sería?

Periodista:

CFK: ¿Y cómo lo llevaría a cabo? Primero ¿Cuál sería el acuerdo secreto? Primera pregunta, nadie me lo puede responder. ¿Cómo podía ser algo secretamente cuando los ojos de todo el mundo, las cámaras de todo el mundo, vos periodista y junto a vos miles y millones de periodistas, todos los países de mundo están mirando? Si mañana Obama llega a un acuerdo con Irán sobre no proliferación nuclear yo puede decir ‘no seguramente hay un acuerdo secreto por abajo firmado que les va a permitir construir la bomba atómica para que ataque a Israel o en el Medio Oriente’, es poco serio en términos de política internacional en materia de tratados. Los pactos secretos nadie firma nada públicamente, las cosas secretas nunca se conocen. Las cosas que hace la Mosad no las sabe nadie, las coas que hace la CIA no las sabe nadie, esas son cosas secretas, las cosas que firmamos los Jefes de Estado en un tratado, en un acuerdo, nunca pueden ser secretos, son públicos, se inscriben a Naciones Unidas, están a la vista de todo el mundo, pueden cumplirse o no cumplirse, pero son dos historias aparte, pero no ser un acuerdo secreto.

Periodista: Nunca fue idea de ustedes eliminar los nombres de los iraníes de la lista de Interpol. ¿Correcto?

CFK: ¿Y cómo eliminarlos si no podemos? Sería imposible. Es como que yo diga voy a echarlo a Dexter del New Yorker. Del New Yorker lo puede echar únicamente el director del New Yorker si vos sos empleado del New Yorker, ahora las alertas rojas el único que puede movilizarlas es el juez de la causa. Únicamente el Doctor Canicoba Corral, ni siquiera el fiscal, ni siquiera el fiscal, solamente el juez porque las órdenes de detención no las firma el fiscal, las firma el juez, el que ordena las detenciones son los jueces. Y en mi país, y en la Interpol, y está establecido muy claramente y lo dijo Ronald Noble, un juez dicta una alerta roja, orden de detención, es aceptada por el Directorio de Interpol, Interpol libra la orden y esa orden solamente puede ser levantada por el juez de la causa. Yo pude haber firmado no en secreto, pude haber firmado en público a los iraníes acá delante de todo el mundo, en 60 Minutos, para el New York Times, haber firmado yo personalmente, les voy a levantar las alertas rojas, no tiene ningún valor, no tiene ningún valor porque Interpol solamente puede recibir orden de detención de los jueces y solamente puede recibir órdenes para levantarlas del mismo juez que ordenó la detención. ¿Está claro?

Periodista: Una cosa más respecto del tratado con Irán antes de preguntarle por Nisman. Cuando uno lee el informe Nisman de 287 páginas, muy largo donde menciona todo esto…

CFK: Muy largo y muy malo. Very, very bad, very bad.

Periodista: Él estaba escuchando lo que le decía el agente a través de los teléfonos, hay transcripciones de las escuchas en el informe y hay gente que habla en general argentinos que mantenían estas conversaciones y es muy difícil entender de qué estaban hablando, pero hay ciertas cosas que son extrañas y poco comunes y me pregunto ¿A qué piensa que se referían, comentaban por ejemplo el judío metió la pata, por no decir una palabra más fuerte, y esa es una referencia clara al Canciller, a qué hacía referencia allí? Y hay algo también en estas conversaciones raras, hay personas de vuestro Gobierno que parecían ser de este Gobierno y que parecían que participaban como Luis D’Elía y creo que él trabajaba para su esposo. Dígame por favor a qué le parecía a qué hacían referencia…

CFK: Primero para saber que la persona que usted menciona, Luis D’Elía es un defensor de Irán no había necesidad de hacer escuchas telefónicas ni de ningún tipo, era ir y prender la radio o la televisión y verlo las cosa que él decía. Decía que los iraníes no tenían nada que ver. Decían que en una oportunidad cuando defendió a Irán, fue el Doctor Kirchner que lo echó del Gobierno, o sea que fue Kirchner el que lo echó del Gobierno. En cuanto a las escuchas que son totalmente desacreditadas por el propio juez de la causa que dijo que las escuchas no son prueba de nada, además son personas a las cuales personalmente no conozco, al señor ese Khalil que aparece en las escuchas está más vinculado con el Gobierno de la Ciudad, toda su familia es empleada del Gobierno de la Ciudad. Al otro señor que ni me acurdo el apellido que los indicaban como miembro de inteligencia, no existe, tampoco tiene ninguna vinculación, o sea, en realidad las escuchas son ininteligibles, no prueban absolutamente nada, nada más que conversaciones entre personajes de tercera o cuarta categoría o quinta categoría que no tienen absolutamente nada que ver con ninguna de las personas que forman parte del Gobierno aparece en las escuchas, hablando en las escuchas, ni son mencionadas, es más yo creo que las escuchas fueron armadas inclusive, ¿A usted no le parece raro, y vos que debés tener mucha experiencia, que se tome un solo teléfono y no se tomen los otros teléfonos de las otras personas? Si por ejemplo fulanito de tal está hablando tal cosa no toman… tampoco se estudió si tuvieron vinculaciones financieras de esas personas.

¿Qué es lo que primero hace un investigador en materia de terrorismo internacional? Estudiar cuáles fueron las conexiones financieras, cuáles son las sociedades comerciales. Hoy uno de los principales problemas que tiene el mundo es cómo se detectan las redes de financiamiento del terrorismo global o del narcotráfico o del todo el crimen y delito organizado. En realidad se parecía mucho, yo que tuve mucha participación en el primer juicio de la AMIA en aquél que se cayó, en el que se hicieron escuchas en el que se decía Rivelli, escuchas de lo que decía el otro, se parecía demasiado para mi gusto a lo que se decía en la primera causa de la AMIA y que luego cayó. Pero la denuncia en sí, la denuncia en sí yo estoy convencida que no la escribió el fiscal Nisman, cuando uno hace la lectura de ese documento… claro… es una visión casi periodística. No está fundamentada jurídicamente, es una cosa como hecho por alguien más con un criterio de difusión periodística que con un criterio jurídico. Pero lo más importante que rescata… perdón… la sentencia de del Doctor Rafecas es que paralelamente a esto, se descubren en la caja fuerte del Doctor Nisman, dos presentaciones, que esas sí tienen fundamento jurídico, parecen escritos por un fiscal, que contradicen absolutamente todo lo que el fiscal dice en la denuncia y estaban fechadas en la misma, en el mismo tiempo, diciembre de 2014 y enero de 2015.

Mirá, yo no quiero convertirme en fiscal o en experta en criminalística, eso lo dirán los jueces, eso lo dirá el sentido común, yo he hecho traducir al inglés todo esto para que todo el mundo pueda tener acceso a esta documentación. Pero la verdad que pensar que esta Presidenta que desde el año 1996 viene batallando en la causa de la AMIA, vengo peleándome con los que eran jueces de entonces, vengo planteando recursos humanos y técnicos para la investigación, somos los únicos que fuimos a las Naciones Unidas a acusar a la República Islámica de Irán, somos los únicos que la República Islámica de Irán se siente a reconocer, a reconocer que tiene que discutir y hablar sobre el tema AMIA, porque vos vas como una… porque para Irán hubiera sido seguir como hasta ahora si en realidad… le pedimos a Estados Unidos también que incluya en las negociaciones de cuestión nuclear, la cuestión AMIA y nos dijeron que no podían porque era una cuestión totalmente diferente.

Hasta les pedimos que lo incluya en las negociaciones nucleares, entonces me parece que las cosa tienen que tener una lógica, no pueden ser tan disparatadas. Y la verdad que la denuncia del fiscal Nisman tiene que ver más me parece con desplazamientos que hubo en la Secretaría de Inteligencia a fines de diciembre que con ninguna otra cosa. Porque en su caja fuerte tenía preservada una presentación ante Naciones Unidas que decía exactamente lo contrario a lo que dijo cuando denunció. Regresó intempestivamente del viaje, presentó una denuncia…

Periodista: Cuando dice que decía lo contrario, ¿Me puede describir qué significa eso?

CFK: Claro, claro. Era una presentación ante las Naciones Unidas, una fechada en diciembre de 2014 y otra en enero de 2015, en simultáneo con la denuncia donde me pedía a mí como Presidenta de la Argentina que me presentara ante el Consejo de Naciones Unidas en virtud de determinada normativa que invoca para que allí pidiera la extradición de los ciudadanos iraníes y trascribe en ese escrito, todos y cada uno de los discursos que yo pronuncié, el Doctor Kirchner, inclusive mi último discurso, el del 2014 también lo trascribe y reconoce todo lo que ha hecho el Gobierno e inclusive se refiere críticamente al Memorándum de Entendimiento pero dice una frase que es: ‘en realidad ese Memorándum de Entendimiento tenía el mismo y único objetivo de siempre, lograr que los iraníes finalmente declaren y se puede iniciar un juicio’. Esto lo escribe y lo firma Nisman con fecha, lo deja firmado antes de irse con fecha diciembre de 2014 y enero de 2015, tal es así que dice que hace más de siete años hace más de siete años dice en una parte del escrito que se lanzaron las alertas rojas y todavía no hay ningún resultado. Yo intuyo que o terminó de escribir en el propio diciembre porque… ¿Sabe cuándo fue lo de las alertas rojas? En noviembre del 2007, y él dice ya pasaron más de siete años de estas alertas rojas y todavía no hemos logrado nada y lo firma uno en diciembre de 2014 para el caso de que no se hubiera aprobado el Memorándum de Entendimiento por parte de Irán y otro lo deja fechado en enero de 2015 donde levanta la política del Doctor Kirchner y de mí al punto tal que le pronuncia cada uno de mis discursos cuando le reclamo a Irán, el caso Lockheed. Incluso dice que también podía haber perseguido…

Periodista: ¿Por qué sacó uno de los documentos de la caja fuerte y los otros dos…?

CFK: No sacó ninguno de los dos. No, no, no. Los dos estaban en la caja fuerte. No sacó ninguno de los dos. Él llegó aquí presentó esa denuncia, cualquiera se lo puede decir, cualquier abogado, cualquier jurista, no está escrita por un abogado, no está escrita por un jurista. Él llegó el día doce al país y la denuncia la presentó el día catorce y los otros dos escritos fueron entregados por la secretaria al juez Rafecas. Yo tampoco conocía, yo me enteré de esos dos escritos que tenía en la caja fuerte cunado pude leer en internet la sentencia del Doctor Rafecas. El Doctor Rafecas dice en su sentencia: ‘si había alguna duda con respecto a la inexistencia del delito, esto ya es lapidario’ así simple esto, emplea un término más o menos así. Estos dos escritos firmados por el propio Nisman, están firmados de puño y letra por el fiscal y se ve en la escritura una factura típica de un fiscal o de un abogado.

Entonces me parece que a ésta altura seguir demorando esto es seguir demorando lo que queremos hacer que es encarar a la República Islámica de Irán para que logre, si nos decretan constitucional el acuerdo, que finalmente en Teherán, el juez está dispuesto a ir a Teherán, se tome declaración a los detenidos. Ahora, yo creo también que hay mucho de geopolítica en todo esto. A usted no se le puede escapar lo que pasó hace unos días en Estados Unidos donde el Premier israelí Benjamín Netanyahu, en un ámbito e inédito, e inédito, yo creí nunca haber visto una cosa así, un inédito desafío al Presidente Barack Obama, va a pronunciar un discurso contra el Presidente de los Estados Unidos hasta el propio Congreso. Hay una carta de más de 47 legisladores del Tea Party, de los republicanos diciéndoles a los iraníes que no les importa nada lo que firme Obama, que firme lo que firme Obama que el próximo Gobierno lo va a tirar todo abajo. Es un escándalo internacional lo que está pasando y es un escándalo que Netanyahu dos semanas antes de las elecciones, dos semanas antes de las elecciones en Israel que son el 17, vaya a dar un discurso en Estados Unidos que ni siquiera pudo ser transmitido en Israel porque estaba prohibido por la veda política porque había elecciones; entonces no le parece que todo hace demasiado juego, esa presentación del fiscal Nisman de repente, luego Netanyahu desafiando al Presidente Obama para impedir el acuerdo con Irán por el tema con Irán, a ver, yo no creo en las brujas, pero que las hay, las hay.

Periodista: ¿Qué piensa que le sucedió a Nisman cuando falleció? En primera instancia, la reacción inicial fue que probablemente se suicidó, y unos días más tarde…
[la Presidenta comenta un inconveniente con el sistema de traducción simultánea y toma la palabra]

CFK: Una cosa que quería decirte. Además, el discurso de Netanyahu… Algo que me olvidé de comentarte sobre el discurso de Netanyahu. El discurso de Netanyahu ante el Congreso de los Estados Unidos menciona como uno de los fundamentos para que Estados Unidos no llegue a ningún acuerdo con Irán que Estados Unidos y sus aliados son permanentemente atacados por Irán, y menciona dos ataques especiales: la voladura de la Embajada de Israel en 1992 a la Argentina y el atentado terrorista de la mutual AMIA en Buenos Aires. Fueron las dos cosas que mencionó Netanyahu como uno de los fundamentos en el discurso que dio ante el Congreso de los Estados Unidos. Yo no creo en las casualidades y mucho menos en política internacional. No creo en las casualidades y mucho menos en política internacional. ¿Vos creés en las casualidades en Medio Oriente?

Periodista: Ayúdeme con esto, a ver, ¿por qué lo hizo Netanyahu?

CFK: No sé si te voy a poder ayudar con Netanyahu (risas), es muy difícil Netanyahu. Yo creo que con Netanyahu vi movilizaciones muy importantes en Israel. Es más, me acaba de llegar, mirá, un artículo publicado, lo vas a poder ver después. Es un artículo publicado por una periodista argentina judía que vive en Nueva York, Graciela Mochkofsky, que es una periodista argentina autora de una aclamada biografía de Jacobo Timerman, el padre del actual canciller. Actualmente es becaria de la Fundación Prince en el Centro de Historia Judía en Nueva York. Y bueno, creo que sería interesante que lo leyeras, porque “Por qué el fallecido fiscal Alberto Nisman no es un héroe para Argentina o para los judíos”, y tiene una serie de consideraciones críticas, yo empecé a leerlo, no pude terminar de leerlo porque justo llegaste vos pero lo voy a terminar de leer y realmente es impresionante. Y te puedo asegurar que Graciela Mochkofsky cuando vivió en la Argentina no era precisamente una partidaria de este gobierno; al contrario, era una periodista muy crítica de nuestra gestión.

Yo creo que realmente el discurso de Netanyahu fue un abierto desafío al presidente Barack Obama, pero fundamentalmente estuvo apuntado a la política interna de Israel. Yo vi en Israel las movilizaciones… Y esta carta, este artículo no lo publica un diario argentino, este artículo lo publica el Haaretz, el Haaretz de Israel. O sea, creo que hay política interna muy fuerte en Israel, porque el laborismo está muy fuerte, porque… A ver, tanto la izquierda israelí como la derecha israelí están enojadas con Netanyahu. La izquierda porque dice que los está llevando a un punto sin retorno, porque se están peleando con su principal aliado y con la gran seguridad de Israel, que es el veto de Estados Unidos en el Consejo de Seguridad ante cualquier sanción. Eso dice, digamos, el progresismo o lo que podemos decir el laborismo israelí. Y la derecha dice, mucho más dura y mucho más pragmática que la izquierda, dice “Pero qué nos va a convencer Netanyahu que va a terminar con Irán si todavía no pudo terminar con Hamás, que son muchos menos y mucho menos poderosos”. O sea, me parece que hay mucho de política interna en todo lo que está pasando en Medio Oriente, y la proyectan como daños colaterales. ¿Sabés yo cómo siento como Presidenta de la Argentina, y olvídate de Presidenta, como ciudadana argentina? Siento que la Argentina, siento que los 85 familiares… los 85 muertos de la AMIA o los 29 de la voladura de la Embajada de Israel y sus familiares somos como daños colaterales. Como daños colaterales de una guerra que no es nuestra, de una guerra que se desarrolla en otros ámbitos y con cualquier metodología, en donde todo vale.

En donde todo vale, en donde vale desde lanzar un misil a un lugar para matar a aquel líder yihadista, aunque junto a aquel líder yihadista mueran por ahí 45 civiles o 45 chicos, que vale que alguien vaya a Estados Unidos a hacer un alegato contra el Presidente de ese país votado democráticamente por los norteamericanos y que tiene derecho a tomar decisiones de política exterior. Entonces, si nosotros miramos ese mundo las cosas se vuelven un poco más claras, porque si nosotros nos limitamos a mirar este anteojo o este vaso sin mirar a todos los que están en esta habitación no vamos a entender por qué estos anteojos están acá y por qué este vaso con rouge está acá. Tenemos que entender que hay un montón de gente que nos está escuchando, filmando, mirando, que vos me viniste a entrevistar a mí y que por eso tengo mis anteojos acá, este vaso de agua acá y este artículo de esta periodista acá. Yo creo que esto es lo que hay que mirar y esto es lo que no se mira muchas veces, en un país es lo que muchas veces, no solamente en la Argentina, lo que no se puede mirar en Estados Unidos, lo que no se puede mirar en Israel… O se mira, y entonces toman posiciones.

Por eso digo que es obligación de toda dirigencia, fundamentalmente de quienes conducen un país: Barack Obama, que tiene la conducción de los Estados Unidos pero que además también, no podemos ignorarlo, es el país de mayor poderío en el mundo, también tiene responsabilidades en asegurar la paz y la seguridad del mundo. No es una cuestión únicamente que le interese a Estados Unidos, porque Estados Unidos no va a tener seguridad si no hay paz en el mundo. ¿Cuándo fue vulnerada por primera vez la seguridad de los Estados Unidos? En el atentado más grande que se recuerde, que fue el de las Torres Gemelas. ¿Y por qué? Porque no había paz en otros lados. Había mucha seguridad, estaba el FBI, la CIA, la ASN, todos los servicios, todos los micrófonos, todas las armas, y le hicieron caer dos torres.

Entonces ahí yo creo que los estadounidenses tienen que comprender que la seguridad de ellos no es una cuestión de seguridad interna de los Estados Unidos, que la seguridad de los Estados Unidos depende de la seguridad del mundo y que toda tarea que sea y que tienda, como la que está… Mirá que yo no soy defensora de Barack Obama, que toda tarea como la que tiene Barack Obama a desmontar conflictos, a desmontar frentes de conflictos y de enfrentamientos, no es solamente porque quiere llegar a un acuerdo con los iraníes, es porque quiere asegurar verdaderamente la seguridad de los ciudadanos de los Estados Unidos. Yo por lo menos lo veo de esa manera y lo entiendo su gestión de esa manera. No hay otra posibilidad. Ahora, yo sé que los periodistas tienen la obligación de siempre querer encontrar algo que sea un poco más sensacional o más… pero las cosas a veces son lo que parecen. Esto es. Y el memorándum de entendimiento es lo que es: un memorándum de entendimiento para lograr que los iraníes acusados declaren ante el juez competente y la causa se pueda llevar adelante. Lo otro son 21 años de impunidad. Ahora, si quieren 21 años de impunidad más, que sigan. Yo termino el 10 de diciembre como Presidenta. Seguramente alguno de los que me sucedan van a tener la inteligencia y la claridad suficiente para lograr, tal vez, lo que yo no pude lograr. Lo apoyaré.

Pero no es llevando un casus belli al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, porque acá lo que se quería crear es un casus belli. Que no iba a pasar, también. Dexter, vos sabés cómo funciona el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas: veto de China o veto de Rusia. Pero suponte, como dije yo en la Asamblea Legislativa del primero de marzo, supongamos que los 15 miembros del Consejo de Seguridad, los cinco permanentes y los diez alternativos, dicen “Sí, está bien”, obligan y le piden a Irán que extraditen a los iraníes. ¿Quién los va a buscar allá? ¿Quién los va a buscar y cómo los van a buscar? ¿Hacemos un casus belli, una guerra? Entonces, me parece que hay que actuar inteligentemente y me parece que lo que hay que [hacer] es no dejarse envolver por la lucha de inteligencia y contrainteligencia que hoy se está desarrollando en Medio Oriente, en Estados Unidos, en Irán y en nuestro país. Yo no quiero someter a los 40 millones de argentinos a ningún daño colateral más. Ya tuvimos demasiados.

Periodista: A ver si podemos hablar un minutito sobre Nisman. Cuando se informó su muerte su primera reacción fue “Probablemente se suicidó”, y unos días más tarde sugirió que…

CFK: No

Periodista: …que lo asesinaron posiblemente por alguien…

CFK: No. No, no, no. No.

Periodista: …de los servicios de inteligencia…

CFK: No. No, no, no. Dexter, bad information, bad information, bad information, bad information. Esta es mi primera… transcribieron mal, como hace la prensa argentina, informa mal para que ustedes digan cualquier cosa. Esta es mi carta en inglés publicada en las redes. ¿Qué dice ahí? Okey, te la regalo, llevala. Dice, signo de interrogación, “Nunca creí”. Y acá tengo la otra. Esta es cuando se conoció la denuncia, cuando pude leer la denuncia, porque la denuncia se publica después de muerto el fiscal, entonces ahí se entienden un poco más las cosas. Ambas. Jamás cambié de opinión. No soy de cambiar de opinión fácilmente, lo cual no revela, ojo, lo cual no revela inteligencia…

Periodista: Es un caso muy complicado.

CFK: …lo cual no revela inteligencia. Hay que cambiar de opinión cuando te lo demuestran que estabas equivocada. Si no me estoy dando cuenta que estoy equivocada no cambio de opinión. Me parece que es básico. Es un caso complicado si se mira… No yo creo que si se mira desde la geopolítica, y si se mira desde lo que está pasando en Medio Oriente, y si se mira después de escucharlo a Netanyahu, y si se mira después de escuchar quiénes eran los principales proveedores de la información del fiscal, que esto lo venimos a saber por parte del juez. Me gustaría que… sería muy interesante que además de entrevistarme a mí lo entrevistaras al doctor Canicoba Corral, que es el juez que lleva la causa, porque es el que te va a poder hablar con mayor propiedad de la causa. El juez Canicoba Corral había delegado en el fiscal Nisman la investigación y era muy crítico de la investigación. Y no quiero…

Periodista: La razón por la cual le pregunto esto [es] porque en las encuestas, aunque pueden no ser justas, muchos argentinos han dicho que usted estaría involucrada en la muerte de Nisman. Entonces, aunque no tenga fundamento, ¿qué piensa usted que pasó verdaderamente? La narrativa sencilla es que estaba investigando a vuestra administración y aparece muerto. Esa es la narrativa muy simple, que sin detalles adicionales parece sospechoso. Si una persona no estudia todo en detalle y conversa con usted, como nosotros en este momento, puede llegar a esa conclusión. Cuénteme qué le parece que sucedió o no con Nisman.

CFK: No creo, primero no creo en las encuestas que nadie sabe a quién encuestaron y dónde publicaron. Si yo tengo que ver la encuesta de la calle, el primero de marzo hubo una manifestación multitudinaria que acompañó mi discurso de iniciación de las parlamentarias. Sinceramente, yo he escuchado decir que fueron comandos iraníes, he escuchado decir que fueron crímenes pasionales, pero no he escuchado que nadie me dijera ni pueda pensar que realmente tenga que ver con esto. Realmente me parece que es una visión absolutamente interesada y que no responde a la realidad en absoluto. Por una razón muy sencilla, y ya que estamos en “Sherlock Holmes” vamos a hacer una pregunta a lo Sherlock Holmes. Dígame, ¿a quién perjudicaba más la muerte del fiscal Nisman luego de haber denunciado a la Presidenta, a su canciller, a un diputado nacional de traición a su país y de consipirar con los iraníes? ¿A quién perjudicaba más la muerte del fiscal Nisman? Contéstemelo usted, Sherlock Holmes.

Periodista: Dígame usted.

CFK: ¿A quién, a quién? Usted es un hombre inteligente.

Periodista: Creo que escuché que a su gobierno.

CFK: Exactamente. Bueno, esto es una de las claves siempre en materia… ¿Y a quién beneficiaba?

Periodista: Creo que una de las cosas que mencionó es que, y usted planteó la sospecha de la SIDE, una agencia fuera de control, autónoma, y usted ha generado cierta sospecha de que podría haber alguien allí involucrado. Estoy intentando buscar la verdad.

CFK: Allí y afuera también. Allí y afuera también, porque en definitiva es un servicio de inteligencia que tenía múltiples conexiones, como lo han reconocido agencias de inteligencia también internacionales. Entonces no es una, digamos, una visión conspirativa, es simplemente la visión de la realidad. Usted sabe además que es una característica de casi todos los servicios de inteligencia del mundo. Hay una autonomización, una autonomía del poder político, llámese Estados Unidos, llámese Israel, llámese cualquier otro tipo de servicio. Así que por eso nosotros decidimos desplazamientos y por eso decidimos también una reforma profunda de los organismos de inteligencia a través de una ley que enviamos al Congreso donde le retiramos al Poder Ejecutivo las escuchas. Porque en realidad la Secretaría de Inteligencia depende directamente del Presidente, con lo cual las escuchas telefónicas dependen directamente del Presidente. ¿Qué hicimos nosotros? Retirar todo esto y pasar a manos del Ministerio de la Procuración Fiscal, que es un ministerio extrapoder, extra Poder Ejecutivo, extra Poder Legislativo, extra Poder Judicial, para que sea la Procuración de la Nación, que es un organismo constitucional, el responsable de todo lo que son las escuchas judiciales. Y una reforma muy profunda donde los agentes de inteligencia no se pueden mezclar más con los jueces, sino que tienen que pedir través del Secretario colaboración y solamente eso. Hemos hecho una profunda reforma, que era una deuda de la democracia. Debo decir que no es una cosa, porque la pregunta obligada que viene ahora: “¿Y por qué no lo hicieron antes?”. Bueno, sí, podíamos haber hecho antes también la expropiación de YPF, podíamos haber hecho antes lo de las AFJP, pero todo tiene sus tiempos históricos. El tema de la reforma de los servicios de inteligencia era una deuda pendiente de la democracia desde 1983 y yo la tomé como tantas otras cosas a mi cargo. Y creo que hemos dado un muy buen paso en esto que las futuras administraciones que me sucedan lo van a agradecer. No se puede volver a mezclar más lo que es “inteligencia” entre comillas, porque en realidad más que inteligencia había maniobras de distracción, o maniobras de plantar pruebas, o maniobras de encausar o crear causas, o maniobras… bueno, la causa AMIA es una prueba de cómo se manejaron los servicios de inteligencia y la Justicia argentina. La prueba está, 21 años, impunidad, un juicio caído, ex presidentes procesados por encubrimiento hace más de 15 años y todo sigue igual. Bueno, me parece que habría que ubicar o enfocar la cámara y sobre todo la inteligencia de los periodistas también hacia otros lugares, ¿no?

Periodista: Creo que ya nos estamos quedando sin tiempo, pero ¿cuál es su evaluación de lo que le sucedió a Nisman en base a las pruebas con las que se cuenta, qué le parece que puede haber sucedido?

CFK: Yo no tengo pruebas porque no estoy en la causa. No soy ni fiscal ni jueza. Lea la carta, por favor, que yo hago una evaluación de carácter político, porque creo que hubo una gran maniobra política contra el gobierno. Entonces, los que evalúan las pruebas o las causas serán la Fiscalía. Lo invito a que por la causa AMIA hable con el doctor Canicoba Corral y por la causa de Nisman hable con la fiscal Fein o con la jueza de la causa. La evaluación política de que se trató de una gran maniobra política contra el gobierno con ramificaciones nacionales y para impactar también internacionalmente en situaciones que se están viviendo hoy en Medio Oriente, en Estados Unidos y demás, le recomiendo la lectura de mi segunda carta. Y si no le alcanza, la versión de mi intervención en el Congreso para el primero de marzo, donde no solamente le expliqué a un periodista sino a los 40 millones de argentinos lo que esta Presidenta piensa que pasó con eso.

Periodista: Muchísimas gracias por su tiempo, le agradezco mucho. Me resultó fascinante.

CFK: Al contrario. Muchas gracias. Bueno, muchas gracias, muchas gracias.

Cristina Kirchner

 

 

cristina-p12Sostiene Cristina

En un diálogo con la revista The New Yorker, recorrió la política de DD.HH. y brindó definiciones sobre la deuda y los fondos buitre. También sobre AMIA, Nisman y la reforma de los servicios de Inteligencia. La relación con EE.UU. El recuerdo de Kirchner.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner concedió un extenso reportaje a la revista The New Yorker en el que hizo un balance de la política de derechos humanos del Gobierno, repasó las negociaciones por la deuda y el conflicto con los fondos buitre, habló de la relación con Estados Unidos y de la investigación por la AMIA, la muerte del fiscal Alberto Nisman y la reforma del sistema de Inteligencia. “La democracia argentina pudo resolver ella misma su tragedia”, sostuvo la mandataria sobre el proceso de juzgamiento de delitos de lesa humanidad y mencionó que hay más de “500 condenados, 900 procesados, mil personas en prisión” por los crímenes cometidos durante la última dictadura. Incluso, advirtió que la situación anterior a la anulación de las leyes de impunidad “era predemocrática”. Sobre Nisman afirmó: “La denuncia en sí estoy convencida de que no la escribió el fiscal Nisman”. Y sobre su muerte: “Yo no soy jueza ni fiscal. Hago una evaluación política: se trató de una gran maniobra política contra el Gobierno”. Para buscar responsables, la presidenta aludió a los conflictos de Medio Oriente y la política de Israel.

Cristina Kirchner publicó a través de Twitter y de su página web el extenso reportaje que le hizo el periodista Dexter Filkins (ver suplemento especial con el reportaje completo). Le mandó inclusive un saludo al “multipremiado periodista, que en 2009 obtuvo un Pulitzer”. La presidenta contó que la entrevista tuvo lugar en la Quinta de Olivos el 11 de marzo, luego de su viaje a China. También relató que el periodista le contó que “lo que lo había sorprendido es la manera en la que la Argentina ha realmente juzgado a los militares durante la democracia por los delitos cometidos a fines de los setenta y comienzos de los ochenta y que eso no se ha producido en casi ninguna otra parte del mundo”.

Predemocrática

Al comienzo, el periodista le explicó a CFK que The New Yorker le pidió una entrevista puntualmente sobre el caso Nisman, pero al conocer más sobre la realidad compleja del país decidió incluir preguntas de todo tipo.

–Quisiera que me hablara un poco de cómo usted y su marido comenzaron todo el proceso. Creo que ahora tienen 500 personas ya en prisión, con más juicios…ES Explorador de Archivos –le preguntó el periodista estadounidense.

–No, más. Hoy aproximadamente hay más de, creo, 500 condenados, más de 1000 personas en prisión y 900 procesados. Y en realidad es un proceso inédito en el mundo, porque en realidad violaciones a los derechos humanos se han cometido en muchos países del mundo, pero que haya sido precisamente el propio país el que juzgue a esos criminales o terroristas de Estado, el único caso que se conoce es la República Argentina, porque por ejemplo los crímenes de la ex Yugoslavia fueron juzgados por cortes internacionales. No estamos como le pasa a muchos españoles que están reclamando que las víctimas de la Guerra Civil Española sean juzgados todavía y reclaman en jurisdicciones de otros países. La democracia argentina pudo resolver ella misma su tragedia.

La Presidenta se remontó al 2003, a los primeros años en los que se votó la anulación de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final. “¿Cómo lo logramos? En realidad, si uno miraba las encuestas como hacen todos los políticos, el tema de derechos humanos era una cuestión reservada casi a un sector o una minoría, las organizaciones de derechos humanos. Kirchner tomó este tema no como un tema que figurara en la agenda, Kirchner no miraba las encuestas. Kirchner miraba la historia, miraba las caras de la gente, las caras de las Madres, de las Abuelas, de los hijos de desaparecidos, de los nietos. Y eso lo llevó a impulsar, y ser apoyado por el Poder Legislativo y luego por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en esta política de declarar la nulidad de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, y proceder precisamente a inaugurar una etapa democrática en la Argentina. Porque lo anterior era predemocrático. Era absolutamente predemocrático una sociedad que había sancionado leyes que exculpaban a quienes habían producido el terrorismo de Estado”.

La Presidenta también destacó que, como mandatarios, ni ella ni su marido pensaron que era posible que ellos perdonaran a quienes cometieron delitos de lesa humanidad: “¿Cómo voy a perdonar yo a alguien que no fue el que mató a mi hijo sino el que mató a un hijo tuyo, o a tu padre, o a tu madre? En todo caso el único que puede perdonarlo sos vos, que sos la víctima de tu hermano desaparecido, de tu hijo desaparecido, de tu padre desaparecido. Pero ¿yo, Presidenta, en nombre tuyo y de tu dolor decir; “los perdono a todos”? Me parece demasiada omnipotencia. Nunca estuvimos de acuerdo con eso”.

Nisman y los servicios

Sobre la denuncia en su contra del difunto fiscal Nisman, CFK reiteró sus críticas a la idea de un acuerdo secreto: “No está fundamentada jurídicamente, es una cosa como hecho por alguien más con un criterio de difusión periodística que con un criterio jurídico. Me parece casi infantil y cuando además se dice esto sin ningún tipo de pruebas realmente es grave. Es de una gravedad institucional muy seria porque se está acusando no a una presidenta y a su canciller, que además es judío. Se acusa a la Argentina y a un Gobierno que fue el que más recursos económicos y humanos puso para la investigación”, indicó la mandataria, quien destacó que la denuncia de Nisman “fue absolutamente desestimada porque carece de pruebas y fundamentos. Entonces yo tengo que pensar que todo esto tuvo que ver con movimientos y desplazamientos que yo también efectivicé con los servicios de inteligencia argentinos durante el mes de diciembre (de 2014) que habían tenido una activa participación con la investigación de la AMIA desde el año del atentado a la fecha”. La alusión apuntaba, evidentemente, a la salida de la ex SIDE de Jaime Stiusso.

Sobre las escuchas que Nisman mencionó en su denuncia como prueba, CFK comentó: “Las escuchas son totalmente desacreditadas por el propio juez de la causa que dijo que las escuchas no son prueba de nada. Además son personas a las cuales personalmente no conozco: al señor ese Khalil que aparece en las escuchas está más vinculado con el Gobierno de la Ciudad, toda su familia es empleada del Gobierno de la Ciudad”, señaló la presidenta. “Al otro señor que ni me acuerdo el apellido (N. de R.: Allan Bogado) que los indicaban como miembro de inteligencia, no existe, tampoco tiene ninguna vinculación”, dijo.

“Para saber que Luis D’Elía es un defensor de Irán no había necesidad de hacer escuchas telefónicas ni de ningún tipo, era ir y prender la radio o la televisión y verlo las cosa que él decía. Decía que los iraníes no tenían nada que ver. Decían que en una oportunidad cuando defendió a Irán, fue el doctor Kirchner que lo echó del Gobierno, o sea que fue Kirchner el que lo echó del Gobierno”, acotó CFK, quien indicó que todas las escuchas son “conversaciones entre personajes de tercera o cuarta categoría o quinta categoría que no tienen absolutamente nada que ver con ninguna de las personas que forman parte del Gobierno”. “Es más; yo creo que las escuchas fueron armadas, inclusive”, indicó.

–A ver si podemos hablar un minutito sobre Nisman. Cuando se informó su muerte su primera reacción fue “Probablemente se suicidó”, y unos días más tarde sugirió que…

–No.

–…que lo asesinaron posiblemente por alguien…

–No. No, no, no. No.

–…de los servicios de Inteligencia…

–No. No, no, no. Dexter, bad information, bad information, bad information, bad information. Transcribieron mal, como hace la prensa argentina, informa mal para que ustedes digan cualquier cosa. Jamás cambié de opinión. No soy de cambiar de opinión fácilmente, lo cual no revela, ojo, lo cual no revela inteligencia… Si se mira desde la geopolítica, y si se mira desde lo que está pasando en Medio Oriente, y si se mira después de escucharlo a (el primer ministro israelí, Benjamin) Netanyahu, y si se mira después de escuchar quiénes eran los principales proveedores de la información del fiscal, que esto lo venimos a saber por parte del juez. Sinceramente, yo he escuchado decir que fueron comandos iraníes, he escuchado decir que fueron crímenes pasionales, pero no he escuchado que nadie me dijera ni pueda pensar que realmente (yo) tenga que ver con esto. Realmente, me parece que es una visión absolutamente interesada y que no responde a la realidad en absoluto. Por una razón muy sencilla, y ya que estamos en Sherlock Holmes vamos a hacer una pregunta a lo Sherlock Holmes. Dígame, ¿a quién perjudicaba más la muerte del fiscal Nisman luego de haber denunciado a la presidenta, a su canciller, a un diputado nacional de traición a su país y de conspirar con los iraníes? ¿A quién perjudicaba más la muerte del fiscal Nisman? Contéstemelo usted, Sherlock Holmes.

–Dígame usted.

–¿A quién, a quién? Usted es un hombre inteligente.

–Creo que escuché que a su gobierno.

–Exactamente. Bueno, esto es una de las claves siempre en materia… ¿Y a quién beneficiaba?

–Usted planteó la sospecha de la SIDE, una agencia fuera de control, autónoma, y usted ha generado cierta sospecha de que podría haber alguien allí involucrado.

–Allí y afuera también, porque en definitiva es un servicio de inteligencia que tenía múltiples conexiones, como lo han reconocido agencias de inteligencia también internacionales. No es una visión conspirativa: es simplemente la visión de la realidad. La evaluación política de que se trató de una gran maniobra política contra el gobierno con ramificaciones nacionales y para impactar también internacionalmente en situaciones que se están viviendo hoy en Medio Oriente, en Estados Unidos.

“Por eso decidimos una reforma profunda de los organismos de inteligencia a través de una ley que enviamos al Congreso donde le retiramos al Poder Ejecutivo las escuchas”, afirmó CFK. “La pregunta obligada que viene ahora: ‘¿Y por qué no lo hicieron antes?’. Bueno, sí, podíamos haber hecho antes también la expropiación de YPF, podíamos haber hecho antes lo de las AFJP, pero todo tiene sus tiempos históricos”, dijo.

AMIA

“Nosotros concebimos a la AMIA como un atentado contra la Argentina en las cuales murieron argentinos que profesaban la fe judía algunos y otros que no profesaban la fe judía”, definió CFK, quien advirtió: “Néstor Kirchner y Cristina Kirchner somos los primeros presidentes de la Argentina en comenzar a reclamar ante el resto de las naciones que Irán coopere judicialmente con la Argentina”. La presidenta relató pormenores de esos intentos: sostuvo que en 2004 o 2005 intentaron tener una reunión bilateral con Irán y no aceptaron. Luego señaló que le propusieron que las indagatorias se hicieran en un tercer país y citó el antecedente del caso Lockerbie de Libia, por el derribo de un avión, que se hizo en un tercer país. “Tampoco aceptaron”, indicó. Finalmente, llegaron al memorándum de Entendimiento, que fue declarado inconstitucional. La sentencia actualmente está en la Cámara de Casación que integraba como subrogante el juez Luis Cabral. “Si el acuerdo que firmamos fuera declarado constitucional en la Argentina, nosotros estaríamos en condiciones de exigir en la ONU que se dé cumplimiento a un tratado bilateral hecho en el marco de lo que establecen las convenciones internacionales de la ONU”, indicó CFK.

–¿A usted le parece que el gobierno iraní es responsable?

–De acuerdo a lo que dice la Justicia argentina tengo que decir que sí. porque si no, no hubiera firmado el acuerdo. De cualquier manera tenemos que decir una cosa: en mi país nadie es culpable hasta que no es condenado por sentencia firme, pero obviamente que pienso que Irán tuvo que ver, sino ¿por qué como presidenta voy a estar pidiendo que extraditen?

Página/12 :: El país :: Sostiene Cristina

26/04/2015

Precisamos falar sobre a Lista Falciani, o HSBC e o silêncio dos indecentes

hsbc globoComo os assoCIAdos do Instituto Millenium estão ocupados em instrumentalizar o golpe, via MBL, não sobra tempo para tratar da lavagem de dinheiro perpetrada por nossos homens de Benz no HSBC. Hoje o jornal Argentino Pagina12 publica entrevista, abaixo, com o autor dos vazamentos, Hervé Falciani.   Para quem tem complexo de vira-latas, as palavras de Falciani são estricnina pura:

Hay que entender que existen lugares, y entre esos lugares América del Sur, donde, pese a todo, hay menos corrupción y, por consiguiente, son muy prometedores para la acción judicial.

A Lista Falciani ainda não foi descoberta pelos grupos de mídia que apoiaram a ditadura e agora passam o tempo tentando dar novo golpe. Os golpes em Honduras e no Paraguai inspira a Rede Globo e seus amestrados na política. Apesar das baixas de alguns velhos representantes do golpismo, como Demóstenes Torres, Ronaldo Caiado, Fernando Francischini, Álvaro Dias, Beto Richa, Aécio Neves, auto nocauteados, a capacidade de recrutamento da Rede Goebbels é maior do que Hitler antes da queda de Berlim. Agora eles já estão recrutando jovens de classe média desocupados, como aquele grupelho finanCIAdo por ONGs norte-americanas, o MBL.

Apesar dos muitos políticos envolvidos, a pessoa física que depositou valores maiores no HSBC foi Márcio Fortes, quando tesoureiro do PSDB. Assim fica fácil de entender porque o velho coronelismo eletrônico entrou em silêncio obsequioso. É a tal Lei Rubens Ricúpero, na prática. O ataque golpista é uma espécie de diversionismo para esconder os próprios crimes. Apesar de ter uma CPI para investigar, ninguém ouve, lê ou vê os velhos grupos mafiomidiáticos tocando neste assunto.

Também conhecido como SwissLeaks, a Lista Falciani traz personagens que todo dia ocupam espaço para apontar o mal feito dos outros. Globo, Folha, Band e Abril estão involucradas, mas parece que a parceria que o Ministério Público fez com a Globo implica em não implica-la. E quanto aos outros? Será que todo mundo no MP é Rodrigo de Grandis? A entrevista com Falciani ajuda a entender o método Rodrigo de Grandis, com também ao método Armando Toledo. É um método que todos conhecemos, mas foi materializado em letras garrafais, graças à soberba decorrente da impunidade,  pelo Deputado Jorge Pozzobom, do PSDB gaúcho.

Quando a marcha dos zumbis clamava dizendo que sonegação não é crime não estava só mentindo, estava também tripudiando sobre nossa inteligência. São os mesmos que não se importam com o sumiço de um helipóptero com mais de 450 kg de cocaína, só porque o proprietário é do PDT do Carlos Lupi e primeiro amigo do Aécio Neves, Zezé Perrella. Ou alguém viu algum zumbi portando algum cartaz pedido providências em relação ao sumiço do helicóptero do pó?!

O que tem a ver 450 kg de cocaína, lavagem de dinheiro no HSBC, fraude fiscal em julgamentos na Receita Federal e o golpismo? Tudo. Se forem presos, acaba o golpismo.

Não é sintomático que os principais envolvidos sejam grupos de mídia e seus anunciantes, exatamente aqueles que vivem de achacar o poder público, aqui ou na Argentina? O Grupo Clarin, partícipe da ditadura, e inimigo confesso do governo Cristina Kirchner, é o maior fraudador individual identificado na Lista Falciani.

Sonegação é crime. Há lei e todos devemos nos submeter a ela, gostemos ou não. SIMPLES ASSIM!

EL PAIS › EL INGENIERO INFORMATICO HERVE FALCIANI CUENTA LAS CLAVES DE SU INVESTIGACION SOBRE EL HSBC

“El secreto crea la impunidad”

Sus revelaciones sobre el sistema financiero internacional conmovieron al mundo y desataron investigaciones judiciales en varios países, incluida la Argentina, donde además se conformó una comisión parlamentaria para estudiar los mecanismos de lavado de dinero y fuga de capitales. Falciani acaba de publicar un libro donde cuenta su aventura en “el corazón del escándalo HSBC”, y propone medidas para aumentar el control sobre los bancos. De todo ello habla con Página/12.

Por Eduardo Febbro

Desde París

La isla Bouvet es un paraíso para focas, pingüinos, leones de mar, pájaros de ensueño y plantas. En este lugar inhabitado del planeta, situado entre el Antártico y Africa, no hay ni una sola casa, ni la sombra de un alma humana. Sin embargo, existe un habitante con domicilio declarado en esta isla cuya superficie está cubierta de hielo la mayor parte del año: es uno de los más de 130.000 ciudadanos evasores fiscales que abrieron una cuenta en uno de los bancos más grandes del mundo, el HSBC. Este improbable habitante de la isla Bouvet forma parte de la trama planetaria de fraude y evasión fiscal montada por el HSBC y denunciada, con nombres completos, montos y países de donde provienen, por el ingeniero en sistemas informático franco italiano Hervé Falciani. Ex empleado de la sucursal ginebrina del HSBC entre 2001 y 2008, Falciani facilitó a varios países la lista de los evasores fiscales y los métodos diseñados por este banco para facilitar esta operación ilícita de alcance prácticamente planetario. A la Argentina, a través del Estado francés y del jefe de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray, Falciani le entregó información sobre la fuga de los 3500 millones de dólares que se volatilizan cada año así como la lista de los 4000 argentinos con cuentas en el HSBC. Su historia es una novela policial y con ese pulso la cuenta en el libro que acaba de publicar en Francia: Terremoto en el planeta financiero. En el corazón del escándalo HSBC.

Hervé Falciani vive entre varios mundos. Se ha convertido en una suerte de nómada perseguido por la Justicia suiza y alabado por otras. Poder encontrarse cara a cara con él es ya toda otra novela. Nadie diría que este joven esbelto que ahora conversa con soltura, impecablemente vestido, con modales delicados y cara de galán de cine es uno de los hombres que hizo temblar los cimientos de uno de los bancos más poderosos de la tierra. Su libro narra desde las entrañas los montajes fabulosos del HSBC y otros bancos para evadir impuestos, el papel destructor de las multinacionales, los sistemas judiciales y los funcionarios corruptos, los policías a sueldo del sistema financiero, la telaraña de los intermediarios, la guerra interna en la profundidad de los Estados entre corrompidos y honestos, la ceguera voluntaria de los controladores y la frondosa gama de herramientas que la informática brinda para robar con total impunidad. Es el relato policial de un sistema compuesto por ladrones y el de un hombre controvertido que lo puso al desnudo. Hervé Falciani es más que el Edward Snowden del HSBC. Es el hombre que le dio identidad a la sombra de la sospecha.

Varias versiones circulan sobre su actuación. Su ex compañera, la franco libanesa Georgina Mikhael, asegura que Falciani “no es un Robin Hood sino un ladrón que robó datos y luego quiso negociarlos”. No hay pruebas de esa acusación. Lo cierto es que Falciani viajó al Líbano para hacer circular su lista, luego a Francia, donde fue arrestado, al fin a España, donde también fue arrestado. Sobre él se dice de todo, pero lo trascendente es que Falciani reveló la información más importante sobre evasión fiscal que se conozca hasta hoy, así como la metodología bancaria con que se organiza. España, Estados Unidos, Portugal, Argentina, México, Francia, Venezuela, Luxemburgo, Bélgica, no hay país que no tenga su club de evasores patentados y su agente local, el HSBC. Los españoles de la lista Falciani tenían, por ejemplo, 1800 millones de dólares atesorados en Suiza. En esta entrevista exclusiva con Página/12, realizada en París, Hervé Falciani vuelve sobre este camino sembrado de estafadores, mentirosos y ladrones internacionales impunes.

Argentina y el mundo

–Usted trató con varios sistemas judiciales, con muchos jueces y policías. ¿Cómo resultó su colaboración con la Argentina?

–En Argentina me encontré con un equipo excepcional, tanto por la rapidez de la acción como por la diversidad de los medios de trabajo que se pusieron en juego. Sé que no será fácil avanzar, hay muchos obstáculos, pero también una gran posibilidad de acción desde la Argentina. En Brasil, México o Venezuela, en suma, en buena parte de América latina, se debe conocer lo que pasa y observar cómo se actúa en la Argentina. Debo señalar que la mayor resistencia se encuentra en Europa, no en América latina. Lo que suceda en América latina y en los Estados Unidos va a darnos un mayor campo de acción. Hay que entender que existen lugares, y entre esos lugares América del Sur, donde, pese a todo, hay menos corrupción y, por consiguiente, son muy prometedores para la acción judicial. Una vez más, incontestablemente, la Argentina es un país que, en cuanto tomó conciencia de lo que estaba en juego, actuó más rápido y con más fuerza.

–Una de las revelaciones de su libro contradice lo que se sabía o se pensaba, e incluso lo que afirma la Justicia suiza. Usted sostiene que no actuó solo en esta trama, que con usted trabajó una red. Si es así ¿cuál fue la meta de esa red y quiénes son sus integrantes?

–Es el caso típico del progreso humano: se empieza por uno y se termina con mil. El caso HSBC fue el elemento que atrajo a unas 150 personas que se pusieron a colaborar juntas. Uno empieza solo y luego termina acompañado. Ese es el sentido de la red. Nada se puede hacer si uno está solo. Hay un momento en que coinciden las voluntades. Lo que constituye la red es la diversidad, la comunidad de la acción para ir en la misma dirección. Para mí ha sido una aventura excepcional porque había muchas cosas en juego.

–¿Cómo consiguió salir con vida, eludir las amenazas, los servicios secretos, el alcance inaudito de los bancos, la calumnia, los intereses de los Estados y de los poderes económicos?

–Es un caso particular, y también está el grupo. Lo importante es también no tener miedo. Yo siempre pedí ayuda y busqué las competencias que me faltaban. No hubo un control único. Si hubiese habido un arquitecto, si hubiese habido un organizador central, esa persona estaría hoy muerta. Pero éramos varios. Yo siempre busqué que el control de la información fuese compartido. Diría que lo que me salvó fue precisamente la pérdida de control. Todas las ramificaciones judiciales o políticas que se desarrollarán serán posibles porque esto no depende de una sola persona. Desde luego, lo que me permitió salir con vida, a mí y a otros, es haber golpeado las puertas allí donde había un elemento sensible, una posibilidad de acción. Cuando viajé al Líbano fue para utilizar el arma del secreto fiscal contra el sistema para que se abra al fin una investigación. Cuando fui a España, eso sirvió para presentar ante la Justicia los elementos de prueba de que disponía. En España me pusieron preso, pero no hay que olvidar que la cárcel también está hecha para proteger. En la cárcel me pude entrevistar con funcionarios y magistrados muy valientes. España cuenta con un sistema jurídico que permite también lanzar una investigación. Esto dio lugar a que Francia nombrara un juez para investigar. En realidad, ese es el método con el que trabajan los bancos para sus clientes: buscan el lugar en el cual pueden saltar por encima del problema. Tal vez dentro de algunas semanas viaje a otro país.

El sistema HSBC

–Si nos atenemos al corazón del escándalo, o sea, la evasión fiscal organizada por un banco, se puede decir que el HSBC es una lavadora de dinero que debió ir a los impuestos.

–Es más que esto. El HSBC es un sistema para borrar las huellas. Por ejemplo, yo entré a trabajar a ese banco para que este banco cumpla su función. Pero luego interviene otro elemento que se explica por un solo término: la corrupción. Digamos que se trata de “un archivo corrompido”. Y un archivo corrompido es un archivo que no cumple más con su misión. La corrupción consiste entonces en no cumplir con la misión inicial. Y el banco era exactamente eso: cuando el banco dejó de cumplir con su misión de control se volvió una lavadora. Todo lo que, en principio, debe ser impedido mediante los controles internos no lo es, está corrompido. Por ejemplo, quienes hacen las auditorías miran lo que está delante de ellos y no lo que está al costado. Y hay que actuar para que esto cambie. Si no hay voluntad política no habrá una necesidad reglamentaria real. Sólo habrá impunidad. Esos bancos, que ya con lo que es legal pueden actuar de forma amoral, van a actuar también de manera ilegal gracias a la impunidad. Algún día habrá que romper ese círculo. La única manera de hacerlo es rompiendo el secreto.

–¿Cuál es el modelo, el patrón de la evasión fiscal organizada?

–El fraude fiscal es, de hecho, una cuestión de ingeniería judicial o jurídica. Por ejemplo, en lo que atañe a lo judicial, el fraude se realiza cuando se frenan las investigaciones, cuando las comisiones rogatorias y otros pedidos quedan en la nada. Y en lo que toca a lo jurídico, es más simple: basta con desviar o alterar el sentido de las reglamentaciones y, a partir de allí, lanzar un nuevo servicio y comercializarlo. El fraude fiscal se construye gracias a la ausencia de controles, así como a partir de la complejidad de los dispositivos financieros que los bancos inventan. Cuanto más complejo es, más difícil resulta detectar o desmontar el fraude. Hoy tenemos la prueba absoluta de que esa falta de controles fue voluntaria. Por eso escribí este libro, para explicar qué se puede cambiar y cómo. Es un libro de combate, un libro de inteligencia económica para que se pueda ampliar el combate.

–A ver, cito un ejemplo de su libro: usted cuenta que las informaciones sensibles que detenta un banco, en este caso el HSBC, están deslocalizadas. O sea: toda la información comprometedora se manda a la cloud (la nube), al mundo sin fronteras de la red, y a otras zonas del mundo. Es un caso claro de ocultación de la información.

–En el HSBC había un proyecto llamado “Zorro”. Este proyecto consistía en identificar los datos que se podían enviar al extranjero y deslocalizar la información que estaba en Zurich o Ginebra para enviarla a Asia. Por ejemplo, muchos elementos del back office partieron a la India. El banco HSBC posee la red de computadoras privadas más grande del mundo, el HSBC Net. Era muy simple transferir dinero a través del mundo sin que jamás ese dinero saliera del banco y sin que hubiese la más mínima huella de la transacción. Esta se hacía sin recurrir al código Swift, que es el código de 8 cifras que se usa para identificar los giros internacionales. Cuando una administración fiscal le pedía a Suiza información sobre una cuenta bancaria, esta última decía “no”. ¿Qué quiere decir este “no”? Quiere decir que la información estaba en el banco y que la administración fiscal suiza tiene muy poco control sobre lo que pasa en los bancos. También está Bélgica, que es un poco el hermano menor de Suiza. El caso de Bélgica es un tema central para todos los negocios. Por suerte, hay dos jueces capaces de lanzar investigaciones que conciernen a miles de millones de dólares. Hace poco vimos cómo el responsable de las investigaciones sobre el mercado de diamantes en Bélgica fue preso por corrupción.

–En suma, todo apunta a probar que se trata de un sistema orientado a captar el dinero de la corrupción en los diferentes puntos del globo.

–Eso es precisamente lo que muestran las investigaciones en curso. Yo lo viví desde el interior. Hoy hay una enorme porción de la economía financiera que se nos escapa. Miles de millones de dólares pasan por los bancos. Las comisiones sobre las ventas de armas o petróleo, las coimas, el dinero de los mafiosos o de la corrupción política, todo pasa a través de los bancos. Las exigencias a las que responden estas operaciones son cualquier cosa menos morales.

El triángulo en las sombras

–Hay un triángulo: bancos, multinacionales, Estados. Un poder en las sombras, que usted describe paso a paso, que amenaza los principios mismos de la igualdad democrática.

–Este triángulo funciona a la perfección justamente porque cada parte tiene competencias complementarias. El papel de las multinacionales es determinante. Las multinacionales, por ejemplo, pactan acuerdos que se llaman tax ruling. Este dispositivo legal le permite a una empresa conocer por adelantado cuál será su tratamiento fiscal en un Estado determinado. Entonces, cuando una multinacional establece un acuerdo de tax ruling el dinero que no se le paga a los Estados termina en lugares donde no se abonan impuestos. Todo esto funciona mediante el secreto, y el secreto crea la impunidad. Por eso yo hablo de combate. En el medio ambiente mundial, el actor que modela la democracia es el banco, no el elector. Estamos avanzando cada vez más hacia una democracia corrompida. Es un esquema particular, un poco como en esas películas que se hacen ahora para los adolescentes, The Hunger Games por ejemplo, donde se muestran ciudades totalitarias. Vamos hacia eso: no es exactamente una dictadura, no es del todo una democracia, es algo intermedio. En este caso también debemos llevar a cabo acciones operacionales. El hecho de que las multinacionales tengan la posibilidad de sacar el dinero de un país sin pagar impuestos, o sea, de deslocalizar los beneficios, no se puede tolerar. Es preciso actuar. Si una empresa puede evitar la presión fiscal ya no estamos más en democracia. Para mí ha sido esencial luchar contra ese autoritarismo, es decir, contra el secreto. El secreto de las tax ruling, de los acuerdos, el secreto de la tecnocracia.

–Hay un cinismo fundamental de Occidente: los grandes bancos mundiales son occidentales, los países que son auténticas lavadoras de plata sucia, Suiza, Bélgica, Luxemburgo y Gran Bretaña, son grandes democracias de Occidente. Y encima, el actual presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, es el ex primer ministro de Luxemburgo que organizó y defendió con uñas y dientes el fraude fiscal en contra de sus socios europeos.

–Sí, tenemos un poder corrupto, un poder que no cumple con su misión, que no está al servicio de todos sino de ciertos intereses particulares, intereses que pueden ser incluso de los narcotraficantes. Las democracias funcionan con intereses pervertidos, corrompidos. Hay que preguntarse si existe algo que se oponga a esas acciones. En Europa hoy hay alguien que se opone a todo esto: se trata de Grecia. Atenas denuncia en voz alta lo que hicieron otros ministros, como el ministro de Defensa que firmó contratos con Siemens a través de bancos franceses en Suiza. La pregunta más importante es: ¿quién va a apoyar la iniciativa griega en el mundo? Hay que intervenir, hay que votar leyes para contraatacar y desmontar esa tecnocracia que prospera con la complejidad. Debemos comprender que todos estos acontecimientos no son una invitación a resignarse sino a observar cuál es el eslabón débil.

–Usted habla en su libro de “vías alternativas”. ¿Cuáles son?

–Para empezar, está la comprensión del sistema. Cuando se escribe un libro sobre la evasión fiscal, sobre la opacidad financiera, se está mostrando que los flujos financieros no se pueden controlar, que hay una voluntad de no controlarlos. No hay que esperar que cambie por sí solo un sistema tan eficaz. ¿Qué nos queda entonces? Se montó toda una ingeniería para deslocalizar los beneficios. Lo que habría que hacer entonces es terminar de una buena vez con esa estrategia fiscal basada en los beneficios. No somos nosotros quienes nos beneficiamos con las riquezas, sino las empresas. Y fue el impuesto sobre las empresas y los beneficios el que permitió ese robo. Debemos entonces destruir este principio. Los bancos no ganan plata con los beneficios de los clientes sino con las comisiones que cobran por las transacciones. Podríamos inspirarnos en los predadores para ser tan fuertes como ellos. Francia, por ejemplo, es un paraíso fiscal menos eficiente que el modelo suizo. Para los ciudadanos, Francia es un infierno fiscal, para las empresas no. Otra vía alternativa consistiría en que se vote una ley para proteger y compensar a quienes revelan informaciones sobre empresas o prácticas que son desleales con la economía del país. Esto sería un arma eficaz contra la impunidad. La Argentina podría dar un ejemplo mundial con una ley así. Sin embargo, hoy debemos reconocer que nuestros enemigos son más fuertes. El dinero no es un referente moral sino un referente operativo. Insisto en esto: todo el problema que tenemos proviene del secreto. Si no le ponemos fin al secreto todo esto se seguirá desarrollando y nos perjudicará siempre más. No hay alternativa.

efebbro@pagina12.com

Página/12 :: El país :: “El secreto crea la impunidad”

21/04/2015

Tríplice coroa

No mesmo dia em que aparecem mais ligações entre o Grupo Clarín, o irmão siamês da Rede Globo em golpismo, ambos filiados à SIP, avó do Instituto Millenium, com o golpista argentino, Maurício Macri, o Aécio Neves portenho, mas com menos pó, também se desmancha o castelo de areia envolto no caso Nisman & CIA e fundos podres que haviam se unido para derrotar Cristina Kirchner.

O Grupo Clarín, assim como a Rede Globo, foi parceira da ditadura e com ela se locupletou, inclusive no roubo de bebês. A herdeira do Grupo Clarin, D. Hernestina Herrera de Noble, adotou dois bebês cujos pais foram sumidos, muito provavelmente nos voos da morte, quando aviões jogavam presos políticos sobre o delta do Rio Paraná. Agora, assim como a Globo foi pega em sonegação, por isso tenta de todas as formas derrubar Dilma e por isso novamente se une a golpistas, também o Grupo Clarín vê em Maurício Macri a salvação que a Ley de Médios lhe negou. Recentemente a Revista Veja tentou fazer uma dobradinha com o Grupo Clarín, provavelmente muito bem finanCIAdos, dizendo que o filho de Cristina Kirchner tinha conta no exterior. O banco apontado pela Veja negou. E a Veja? Só negou…

Outro ponta deste tridente de hoje foi a descoberta da participação Fondos Buites, fundos podres, na armação com o procurador Nisman, muito bem alimentado pela CIA, na morte do procurador para incriminar o governo argentino. Os EUA tentaram de todas as formas envolver o Irã, na busca da construção de uma justificativa para mais uma cavalgada insana em busca do petróleo iraniano. Um ex-diretor da entidade judaica, AMIA, “Jorge Elbaum, quien publicó el sábado pasado una columna en Página/12 en la que vinculó al fallecido fiscal Alberto Nisman con los fondos buitre y reveló el contenido de una serie de reuniones del magistrado con directivos de la DAIA, periodistas e intelectuales que buscaban presionar para que las entidades de la comunidad judía tomaran una postura contraria al Memorándum de Entendimiento con Irán.” O engraçado no imbróglio dos fundos podres é que eles investiam em papéis públicos argentinos que, por ter alto risco, davam muito ganho. Quando a Argentina quebrou, eles não quiseram quebrar. É o tal de investimento de risco sem risco. Do tipo descoberto na Operação Zelotes, cujas cabeças conhecidas são a RBS e Gerdau.

O terceiro elo foi justamente o enterro da denúncia de Nisman segundo a qual Cristina Kirchner era acusa de acobertar o Irã no atentado à AMIA. Todos os três textos reproduzidos abaixo.

Assim como nós sabemos quem finanCIA o MBL e o Fernando Gouveia, a Argentina também sabe quem sustenta Maurício Macri e o Grupo Clarín. Por traz de tudo, os sempre escusos interesses dos EUA, a terra do terrorismo de Estado.  

 

El muro que levantó el Grupo Clarín y que la Justicia mandó derribar.

Con una millonaria ayudita de los amigos

Con el pretexto de la “urgencia” para reacondicionar vagones del subte, el gobierno porteño le alquiló el galpón al Grupo Clarín por un millón y medio de dólares por año.

Por Werner Pertot

Además de rehusarse a demoler el muro construido junto a la planta de impresión del Grupo Clarín, el gobierno de Mauricio Macri le alquiló un galpón en ese mismo lugar al holding empresarial por un costo anual de un millón y medio de dólares. Para hacerlo, sortearon mecanismos de control con el pretexto de la urgencia de conseguir un lugar para los vagones de subte de la línea B que debían ser reacondicionados. “Estamos acostumbrados a los manejos desprolijos e irregulares de Sbase, pero en este caso particular, se revela la especial relación del gobierno de Macri con el Grupo Clarín”, señaló el auditor porteño Eduardo Epszteyn.

Se trata de la planta denunciada por los legisladores Aníbal Ibarra y María Elena Naddeo por construir un muro que impide el paso en una calle pública. Los dirigentes y un vecino presentaron un amparo, ya que el gobierno porteño se negaba a demoler el muro. En la causa judicial, la gestión PRO argumentó que no sabía si el muro existía, que no tenía conocimiento de quién lo construyó y otra serie de argumentos de antología. La jueza Lidia Lago los desarmó uno por uno en un fallo en el que le ordenó al gobierno de Macri que demuela el muro en un plazo de diez días. La procuración porteña apeló para evitar tener que demoler un muro que corta el acceso a una calle pública, que es utilizada por la planta de impresión del Grupo Clarín como estacionamiento privado y depósito.

El conductor Víctor Hugo Morales sufrió una agresión la semana pasada, cuando fue a tomar imágenes del muro para su programa Bajada de línea, donde se dieron los primeros detalles de la relación entre Sbase y el galpón del Grupo Clarín. Según pudo reconstruir el equipo del auditor Epszteyn, la procuración porteña emitió un dictamen a posteriori del alquiler de parte de un galpón de 7000 metros cuadrados en Agustín Magaldi 2139 por la bicoca de 115 mil dólares más IVA por mes. El contrato de alquiler fue firmado por Sbase, la empresa estatal de subtes que controla el macrismo, con un fideicomiso de nombre LOMA XXI, que comparte la dirección fiscal con el Grupo Clarín y con AGEA.

El lugar fue alquilado para recibir los vagones que llegaron de Madrid para la línea B. Curiosamente, pese a que el gobierno porteño sabía con anticipación de la llegada de estos vagones, la contratación del galpón se hizo utilizando un mecanismo previsto para casos de urgencia, que evitó el dictamen previo de la procuración.

En su dictamen posterior, la procuración –que conduce Julio Conte Grand, un funcionario designado por Macri– encontró que varias de las cláusulas del contrato “colisionan con lo dispuesto en el Reglamento de Contrataciones” de Sbase. No encontró probada la excepcionalidad para firmar ese contrato ni por qué se hizo en moneda extranjera. “Considero que deberá acompañarse de un informe técnico por el cual se deberá invocar y justificar debidamente las razones por las que motivaron y tornaron necesario tales apartamientos respecto del Reglamento de Contrataciones de Sbase, considerando que se trata de un mecanismo contractual de excepción”, le marcó la procuración porteña a Sbase. “La actuación de la procuración es pública –detalló Epszteyn–. Mi equipo la encontró, ya que tenemos como costumbre buscar toda información pública relacionada con un tema que se esté auditando. Y justamente estamos auditando a Sbase.”

La resolución 2124/14 de Sbase, firmada por su presidente Juan Pablo Piccardo –a la que accedió Página/12–, corrobora lo planteado por el equipo de Epszteyn: el contrato se firmó el 14 de agosto de 2014, tiene una duración de 36 meses, y un canon de 115.500 dólares por mes a partir del 1° de marzo de este año. Y la frutilla del postre: la inmobiliaria que hizo las averiguaciones para Sbase se llevó otros 173.250 dólares en comisiones.

Página/12 :: El país :: Con una millonaria ayudita de los amigos

 

EL PAIS › LA DAIA EMITIO UN COMUNICADO PARA RESPONDER A LA PRESIDENTA Y AL EX DIRECTOR JORGE ELBAUM

Los nexos entre la denuncia y los buitres

Antes de partir hacia Rusia, la Presidenta subió a las redes sociales su análisis sobre lo revelado.

La entidad judía buscó desmentir lo revelado por su ex director ejecutivo en un artículo publicado en Página/12 sobre las presiones para derogar el memorándum con Irán.

La DAIA le respondió a través de un comunicado a la presidenta Cristina Kirchner y al ex director ejecutivo de esa entidad Jorge Elbaum, quien publicó el sábado pasado una columna en Página/12 en la que vinculó al fallecido fiscal Alberto Nisman con los fondos buitre y reveló el contenido de una serie de reuniones del magistrado con directivos de la DAIA, periodistas e intelectuales que buscaban presionar para que las entidades de la comunidad judía tomaran una postura contraria al Memorándum de Entendimiento con Irán. La Presidenta retomó el artículo y consideró que se trata de un “modus operandi global”. La DAIA expresó su “consternación y preocupación” ante lo dicho por Elbaum y volvió a calificarlo de falso. El ex directivo ratificó sus dichos y replicó a la DAIA, a la que consideró “una institución muy poco representativa”.

“En la Argentina se intentó que el Congreso no aprobara el Memorándum de Entendimiento. Cualquier similitud no es mera coincidencia y mucho menos casualidad”, afirmó CFK en un texto que subió a su página web durante el fin de semana. “Estamos ante un modus operandi de carácter global que no sólo lesiona severamente las soberanías nacionales interfiriendo y coaccionando el funcionamiento de los distintos poderes de los Estados, sino que además genera operaciones políticas internacionales de cualquier tipo, forma y color”, advirtió.

Lo de modus operandi tenía que ver con un artículo aparecido en el diario israelí Haaretz que revelaba cómo lobbistas pro israelíes operaban en estos días para que sancionen una ley para revisar el acuerdo nuclear que Estados Unidos firmó con Irán.

La DAIA emitió un comunicado, firmado por su presidente, Julio Schlosser, y su secretario general, Jorge Knoblovits, en el que consideró: “La representación política de la comunidad judía argentina expresa su consternación y preocupación respecto de imputaciones formuladas por la máxima autoridad del país, lamentablemente basadas en declaraciones de un ex empleado de la DAIA y actual funcionario del gobierno argentino, plagada de falsedades y mentiras sobre supuestas confabulaciones internacionales de las cuales sería parte la entidad”.

La DAIA destacó en su comunicado de repudio que “reafirma su inclaudicable lucha por la verdad y la justicia en el caso del atentado terrorista del que fuera víctima el 18 de julio de 1994 con el terrible saldo de 85 personas asesinadas”. Indicó que su “único ámbito de actuación respecto de ese luctuoso hecho es el de los tribunales de justicia”.

Elbaum ratificó luego sus dichos y se refirió a la DAIA. “Es una institución específica que es muy poco representativa, donde votan 120 personas cada 3 años”, por lo que “ha construido simbólicamente una imagen de representatividad de la cual carece”. “Lo primero que debemos hacer desde el Estado, pero también desde los judíos, es poner en evidencia que ellos representan a una porción de derecha conservadora, aliada con los fondos buitre.”

En su artículo, Elbaum había relatado una serie de reuniones en las que Nisman les habría dicho que podía conseguir la ayuda de Paul Singer. También señaló la intervención del periodista José “Pepe” Eliaschev, del jurista Daniel Sabsay, del filósofo Santiago Kovadloff y de Marcos Aguinis para torcer la voluntad de la dirección de la DAIA en contra de la iniciativa del Gobierno. La Presidenta dijo haber leído tres veces el artículo, “algo que nunca hago”.

Página/12 :: El país :: Los nexos entre la denuncia y los buitres

 

EL PAIS › EL FISCAL DE CASACION JAVIER DE LUCA DESESTIMO LA DENUNCIA DE NISMAN CONTRA LA PRESIDENTA CRISTINA KIRCHNER

“No hay delito alguno, ni consumado ni tentado”

De Luca insistió en que no existe delito en lo denunciado. Sólo resta que la Cámara de Casación firme una resolución dejando en pie el desestimiento de primera instancia del juez Rafecas para que la denuncia de Nisman se archive.

El fiscal ante la Cámara de Casación, Javier De Luca, ayer, Por Raúl Kollmann e Irina Hauser

@El fiscal ante la Cámara de Casación, Javier De Luca, desistió ayer del recurso de Casación por la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el canciller Héctor Timerman, el diputado Andrés Larroque y varios dirigentes sociales. De Luca tenía la obligación de fundamentar su desistimiento y lo hizo en un escrito de 27 páginas en los que afirma que en la denuncia de Nisman “por más que se recorran todas sus hipótesis una y otra vez, no se logra encontrar delito alguno a averiguar y demostrar”. De Luca sostiene que no existe delito en la firma del memorándum ni en la constitución de una Comisión de la Verdad, todo lo cual fue votado por el Congreso. “Sostener que firmar un tratado constituye un plan criminal es un absurdo desde el punto de vista jurídico. Las supuestas motivaciones, móviles o ultra-intenciones no son delito”, remata el fiscal. Tras la presentación del escrito de De Luca, la Sala I de la Cámara de Casación seguramente dirá que el recurso no fue sostenido, lo que deja firme el desestimiento original del juez Daniel Rafecas. Será el final de una denuncia que naufragó desde el principio (ver aparte).

Tratado

Aunque se pretenda descalificar a De Luca por su pertenencia a la agrupación Justicia Legítima, lo cierto es que el fiscal no sólo siguió los lineamientos del fallo de primera instancia de Rafecas y de dos de los tres jueces de Casación –Jorge Ballestero y Eduardo Freiler–, sino que convalidó los mismos argumentos que públicamente explicaron juristas de la talla de Raúl Zaffaroni, León Arslanian, Ricardo Gil Lavedra, Julio Maier o Luis Moreno Ocampo. Todos coincidieron en que en la denuncia de Nisman no existe delito o que tenía más de denuncia política que judicial.

El fiscal dice: “Véase que la conformación de una ‘Comisión de la Verdad’ y la notificación a Interpol de la celebración del acuerdo internacional están escritas en el mismo memorándum, totalmente a la vista, y fueron ratificados por el Congreso de la Nación. Es decir, nuestros legisladores, en el ejercicio de su potestad constitucional, dispusieron esas cláusulas. No queda resquicio alguno para operaciones encubiertas o la realización de móviles ocultos, porque está todo a la vista. Un tratado es equiparable a una ley. Fue votado por el Congreso. Es el soberano el que decide. Hay tratados que eximen de extradición, que modifican regímenes de excarcelaciones y todo ello está dentro de las facultades del Legislativo y el Ejecutivo, que luego promulga. No puede haber delito en eso”.

Interpol

Ya está demostrado que la Cancillería no pidió el levantamiento de las alertas rojas. Las pruebas exhibidas fueron categóricas: la carta a Interpol advirtiéndole que la firma del memorándum no cambiaba el status de las capturas; la respuesta de Interpol ratificando que no habría cambios; las declaraciones de Ronald Noble.

Sin embargo, De Luca resalta que ni el Ejecutivo ni el Legislativo argentino tenían facultades para incidir en el levantamiento de las órdenes de captura, incluso si se hubiera hecho alguna gestión. “No existe en Interpol el mecanismo de solicitudes u órdenes de los poderes ejecutivos –afirma De Luca–. No es un procedimiento reglado para bajar las alertas rojas. Ni Argentina ni Irán tienen capacidad legal de bajar alertas. Sólo los jueces son quienes pueden solicitar a Interpol las altas y las bajas de las capturas internacionales de personas imputadas de delitos, que dan lugar a un procedimiento reglado de Interpol. Los otros poderes de los respectivos Estados no tienen una competencia específica para incidir en el proceso interno de la Interpol al respecto, ni para darles el alta ni para darles la baja.”

AMIA

Hay un punto del dictamen de De Luca que va a uno de los meollos del memorándum. El fiscal explica que el tratado no detuvo nada de la causa judicial argentina, que siempre estuvo en las manos de un juez, Rodolfo Canicoba Corral, y delegada en un fiscal, Nisman. De Luca analiza que el expediente afrontaba un problema sin solución: los prófugos no podían ser indagados porque ni se presentaban voluntariamente ni podían ser aprehendidos. “No se podía avanzar –señala De Luca–. En ese contexto, se desprende de la simple lectura del memorándum que el acuerdo no pretende otra cosa que traer a derecho a esas personas para que declaren ante el juez de la causa. La historia judicial argentina está plagada de búsqueda de soluciones, porque no se trata de un conjunto de normas pétreas. Los poderes del Estado competentes buscan e instauran un mecanismo que destrabe una situación. Y la solución puede ser criticada por los políticos, la doctrina, las partes, pero es lo que pudieron y supieron concretar quienes dirigen las políticas exterior y criminal de la República.” Esto no significa –redondea De Luca– que el Ejecutivo o el Legislativo hayan entorpecido la causa judicial, que siempre estuvo a cargo de un magistrado. No se afectó el trámite judicial en la Argentina. Tampoco significó ayuda para los prófugos, no les facilitó la elusión de la Justicia.

Comisión

De Luca responde al argumento de que la creación de la Comisión de la Verdad, en el marco del Memorándum, sea una ayuda a los prófugos y, por lo tanto, un delito. “De la lectura misma del memorándum –dictamina De Luca– surge que el juez y el fiscal a cargo de la etapa de investigación no están obligados ni vinculados por las acciones y conclusiones de la llamada ‘Comisión de la Verdad’, de modo que no tiene efectos sobre el proceso porque siempre dependerán de la decisión autónoma que tomen los magistrados a cargo. La intervención de la Comisión no tiene mayor valor que el que pudieran tener las infinitas opiniones, estudios, investigaciones y conclusiones que sobre el atentado hubo desde el primer día. Y ello conduce a visibilizar que el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo, al concretar este acuerdo, con esa redacción, de ningún modo entorpecieron la marcha del proceso penal que, reitero, en nuestro país está a cargo de un magistrado que pertenece a otro poder del Estado.”

Delito

El fiscal de Casación, en su desistimiento del recurso, polemiza con lo que llama una falacia “consistente en sostener que la hipótesis del denunciante (Nisman) puede dar lugar a un delito o puede dar lugar a un no delito, lo cual demanda investigación para su dilucidación”. El fiscal rechaza ese proceder: “Si se reciben denuncias del tipo ‘en la casa de al lado se trafican estupefacientes’, o que ‘Fulano mató a Mengano’, o de un robo de una cartera, etcétera, debemos investigarlas porque se parte de la base de que traficar estupefacientes, matar a otro, o robar, son delitos. Pero si la denuncia consiste en tratar de probar si Fulano es infiel a su mujer porque tiene manceba, esa investigación está vedada porque el adulterio no es más delito en la Argentina. En este caso, como ya se dijo, el supuesto intento de hacer caer las alertas rojas y la creación de una comisión que opinaría sobre el caso, no pueden constituir la base de un delito, porque no son una ayuda para los prófugos y se inscriben en la competencia constitucional de los otros poderes del Estado”. Es decir que hubo un tratado y una ley, que –como señaló la Cámara Federal– pudo haberse considerado inconstitucional, pero no un delito.

Finalmente, el fiscal les responde a quienes dicen que hay que investigar e iniciar un proceso de recolección de pruebas. “Nuestra ley –remata De Luca– exige que lo que se denuncie e investigue sean hechos que constituyan delitos y no cualquier hecho de la vida. En este caso no estamos ante hechos que no se pudieran probar, sino que lo que se pretende probar son hechos que no podrían configurar un delito.”

Página/12 :: El país :: “No hay delito alguno, ni consumado ni tentado”

14/04/2015

Mais uma derrota do Grupo Clarín

Filed under: Cristina Fernández de Kirchner,Direita,Eleições,Grupo Clarin — Gilmar Crestani @ 10:01 am
Tags:

saltaA parceria do Grupo Clarín e da Revista Veja acaba de sofrer mais uma derrota acachapante na Argentina. A união, via SIP, dos grupos mafiomidiáticos para acatar Dilma e Cristina Kirchner foi nocauteada nas primárias na Província de Salta. Quem conta é o El País. Também há no Pagina12, mas o silêncio na grupos brasileiros é retumbante e, por isso, sintomático.

Depois de tantas armações, que uniu a direita aos extremistas de esquerda, todos sob a bandeira golpista ianque, que davam o kirchnerismo por morto, eis que a realidade dá um soco no estômago de todos.

Se é verdade que a CIA consegue maneiras sofisticadas de conduzir panelaços/cacerolazos, também é verdade que a união com o Mossad para jogar o cadáver de Nisman para cima de Cristina foi um tiro pela culatra. Hoje em dia a internet não deixa mais em branco acusações do tipo que sai no Clarín, Veja, Folha ou Globo.

Em oposição à manada facilmente arregimentada em virtude do déficit civilizatório que vendem existe uma massa que serem que fazem questão de usar os próprios neurônios e não os alugam por qualquer trinta dinheiros. Nem todo mundo vive de MBL. Quem tem a decência de usar o próprio cérebro descobre logo as armadilhas. A terceirização que acaba afetando a classe média é mosto da marcha dos zumbis. A classe média que se perfilou incondicionalmente à direita está tendo de engolir o próprio fel. E não adiante joga-lo no colo de Dilma, pois cego é só o que não quer ver.

As eleições na Argentina vão acabar acelerando as manifestações de ódio no Brasil. E tanto mais insensatos se mostram, maior será a derrota. Já não há mais espaço para recrutar milicos, nem o STF é uma corte paraguaia, apesar da PEC da Bengala e a presença renitente de Gilmar Mendes por lá.

O kirchnerismo arrasa no primeiro teste: as primárias de Salta

Candidato governista vence o da oposição nas primeiras eleições de longo ano eleitoral

Carlos E. Cué Buenos Aires 13 ABR 2015 – 14:44 BRT

  • Elecciones 2015 Salta

Urtubey e Scioli (segundo à direita), no domingo. / Julian Alvárez (EFE)

O primeiro teste de um longo ano eleitoral que mudará o mapa político da Argentina trouxe uma boa notícia para Cristina Kirchner e o governo. As primárias em Salta, uma província do norte da Argentina com 1,2 milhão de habitantes, terminaram com uma clara vitória do atual governador, o kirchnerista Juan Manuel Urtubey, sobre o ex-governador e senador Juan Carlos Romero, peronista dissidente apoiado por Sergio Massa. Urtubey ganhou por 47,2% contra 33,6%.

A eleição tem evidentes chaves locais – os dois principais opositores governaram a província nos últimos 20 anos – mas também nacionais, tanto que todos os presidenciáveis fizeram dela um teste importante para conferir o estado de ânimo dos eleitores argentinos depois do caso Nisman, que causou comoção e afetou negativamente os governistas, e depois do grande pacto entre vários opositores para formar um bloco mais sólido de alternativa ao peronismo.

As primárias (PASO) na Argentina são uma espécie de primeiro turno, a votação é obrigatória a todos os cidadãos, e não só aos militantes e simpatizantes. Por isso constituem um teste importante antes das eleições definitivas, que no caso de Salta serão em 17 de maio. As primárias presidenciais, previstas para agosto, são consideradas a eleição chave que marcará as eleições definitivas de 25 de outubro.

Para mostrar a importância do teste de Salta basta assinalar que parte importante do Governo foi até lá celebrar a vitória do candidato governista, além dos dois candidatos que brigam para ser os sucessores de Kirchner, Daniel Scioli e Florencio Randazzo. “Este é o apoio à gestão de Urtubey, que sempre apoiou as políticas da presidência da nação. É um bom começo para o calendário eleitoral”, afirmou Randazzo, ministro do Interior argentino, que se esforça para ser o escolhido da presidenta. Ninguém queria deixar de aparecer na foto da vitória.

O peronismo, oficial (Kirchner ou Scioli) ou dissidente (Massa), mantém uma enorme força eleitoral

O vencedor, Urtubey, também quis aproveitar para lançar uma mensagem de agradecimento à presidenta: “Enfrentou firmemente o poder econômico contra a expressão da pluralidade democrática através dos partidos”, disse logo após saber o resultado. Kirchner, muito criticada por importantes setores da sociedade, mantém uma boa avaliação nas pesquisas, mais de 40% de votos positivos, e é muito popular especialmente entre as classes mais desfavorecidas da sociedade, que aplaudem sua política social.

A eleição mostra outra constante que as pesquisas em todo o país também indicaram nas últimas semanas: o peronismo, oficial (Kirchner ou Scioli) ou dissidente (Massa), mantém uma enorme força eleitoral. A única alternativa importante, liderada pelo prefeito de Buenos Aires, Mauricio Macri, encontra sérias dificuldades fora da capital e em províncias como Salta e outras. Nas primárias da capital provincial, Salta, havia na última hora um triplo empate entre os candidatos de Scioli, Massa e Macri, similar ao que as pesquisas apontam entre eles nas presidenciais, mas também ficou evidente que a união destes dois últimos, que acontecerá em Salta – mas não nas presidenciais – levará claramente a capital ao governo.

Eleições argentinas 2015: O kirchnerismo arrasa no primeiro teste: as primárias de Salta | Internacional | EL PAÍS Brasil

02/03/2015

Nisman morreu três vezes

P12 02032015A primeira quando foi utilizado pela CIA & Mossad para turbinar a oposição contra Cristina Kirchner. A segunda morte, real, perpetrada pela CIA & Mossad também de jogar a culpa em Cristina Kirchner. Na semana passada o poder judiciário argentino decretou a terceira morte, ao rechaçar sua a denúncia de acobertamento do atentado a AMIA. Não precisava ser muito inteligente para saber que as denúncias tinham interesse puramente política e eram turbinadas pelo Grupo Clarín.

As manadas seduzidas pela CIA para se voltarem contra os governos democráticos do Brasil, Argentina e Venezuela obedecem à velha escola da CIA, que busca fomentar em todos os países que não se ajoelham aos EUA. Tanto que nos dois mandatos de FHC, quando seus diplomatas tinham de tirar os sapatos para entrar nos EUA, tudo o que fazia tinha a bênção e proteção dos EUA. Foi assim que a base de Alcântara tinha sido doada aos EUA. A Petrobrás foi transformada em Petrobrax para atender aos interesses da Chevron.

As manifestações contra Cristina Kirchner, Maduro e Dilma são de subalternos dos EUA, fomentados pelo filho da SIP, o Instituto Millenium, e finanCIAdos pelas petrolíferas norte-americanas.

Outro motivo que levou ao desvario direitista argentino revelou-se agora com a estatização dos trens, que o colega de FHC, Carlos Menem, haviam sido entregues à privadas e que tantos acidentes com mortes provocaram.

Sin despedidas

Por Eduardo Aliverti

El discurso presidencial y la imponente manifestación de ayer, junto con el rechazo del juez Daniel Rafecas a la denuncia de Alberto Nisman, los cambios en el gabinete nacional y el paulatino retorno de la economía como tema central de la agenda publicada tienen una cierta relación entre sí. Conviene recorrerlos en ese orden.

Algunos dirigentes y medios de la oposición se mostraron curiosamente sorprendidos por el fallo que desestima el escrito de Nisman. Otros sostuvieron que era esperable, porque Rafecas estaría condicionado por el oficialismo desde su intervención en uno de los affaires que involucran al vicepresidente Boudou. Pero, en todo caso, ese aspecto nunca puede ser el central. La clave es analizar el fallo, y lo cierto es que, como ya fue vastamente difundido, ese dictamen demuele una por una las argumentaciones de Nisman. Eso también era predecible, de acuerdo con lo que la propia oposición sostenía en voz baja, porque la insolvencia jurídica de lo afirmado por el fiscal no alcanzaba para redondear pruebas siquiera estimables. De hecho, vale recordar que no hubo jurista alguno que respaldara la fábula de ese documento. Si es por novedades, entonces, la única consiste en los dos escritos firmados por Nisman entre diciembre y enero últimos, cuyo contenido es revelado por Rafecas al cierre de su fallo y citado particularmente por la Presidenta en su discurso de ayer. Guardados en una caja fuerte de la Unidad Fiscal AMIA, Nisman asevera en ellos todo lo contrario de lo que pensaba denunciar. La antítesis es asombrosa, hasta el punto de que no sólo respalda al gobierno argentino en sus discursos y acciones, desde 2004, para lograr el esclarecimiento del atentado, sino que califica como “entendible” el memorándum de entendimiento con Irán. ¿Qué llevó a Nisman a modificar su postura en forma tan radical, con un mes de diferencia? Las hipótesis, obviamente, son que los textos fueron elaborados por personas distintas, aunque porten la misma firma, o que algún motivo de tamaño insondable llevó a que el fiscal cambiara de opinión de la noche a la mañana. Ambas conjeturas significan un hecho grave de por medio, que, como quiera que fuere, refuta la lógica cerrada de un gobierno encubridor. No es en absoluto curioso, en cambio, que los medios opositores hayan ignorado groseramente semejante tramo de la sentencia de Rafecas. Y tampoco lo es que se valgan de ella para retrucar que el partido judicial no existe, como si se hubiese dicho que la agrupación de magistrados enfrentados al Gobierno comprende a toda la Justicia. Hablando de lógicas elementales, por tanto, habría que tenerles un poco más de respeto.

Las alternativas tribunalicias que se deriven del fallo de Rafecas son difíciles de acertar con precisión exacta, más por las internas de Comodoro Py que por la solidez de sus fundamentos. Pero podría señalarse que, en repercusión política y social, el horrible episodio que sacudió al país tenderá a amesetarse –y quede claro que este razonamiento no implica juicio de valor negativo sobre la gravedad del hecho–. Es, solamente, la deducción que al firmante le parece adecuada, siendo que, y mucho más en un año de elecciones presidenciales, no puede sostenerse –o no debería, al menos– una atención exclusivamente concentrada en este tema. Una cosa es que la oposición encontró el hueco para persistir en su intento de criminalizar al Gobierno y otra muy distinta que con eso sólo le alcanza. Por lo pronto, los cambios en el elenco gubernamental representan un marcaje de agenda que tiene lecturas concurrentes. La asunción de Aníbal Fernández como jefe de Gabinete es una reafirmación de rumbo y estilo ante el tramo electoral determinante, junto con el retorno a sus pagos de Jorge Capitanich y Juan Manzur para territorializar la lucha por los votos. El chaqueño podrá haber sufrido un desgaste de su figura y competir por el municipio de Resistencia, tras quince meses a cargo de la jefatura ministerial de Nación, puede ser visto como un premio consuelo deprimente en los medios nacionales. Pero lo cierto es que en su provincia conserva una buena dosis de popularidad, alentada por la desastrosa gestión del vicegobernador, y no cuentan como en Buenos Aires las comidillas de oratorias monótonas o rotura pública de diarios. Mientras las gentes interesadas o desinformadas se entretienen con eso, el Gobierno comenzó a mover el tablero en los tiempos que maneja Cristina. Que no son los que desean sus oponentes ni jamás lo fueron. Naturalmente, eso tendrá un crescendo que por el peso del año electoral agregará ingredientes múltiples en torno de candidatos, escenarios, pronósticos, propuestas, polémicas y chicanas encendidos como quizá pocas veces se habrá visto. Y está bien que vaya a ser así, porque no es posible ni recomendable que el país continúe virtualmente detenido, en el debate mediático de sus problemas, alrededor de una única cuestión. Dicho sea de paso: una cuestión, la del atentado y la pesquisa, el encubrimiento y sus responsables, que hasta la muerte de Nisman –y desde hacía años– casi no tenía registro en los grandes medios ni en la inmensa mayoría de la sociedad. Lo cual no es justificativo de nada, sino un mero recordatorio.

En llamativa coincidencia o no con el fallo de Rafecas que refutó al fiscal, los titulares y comentarios de la prensa opositora recuperaron abruptamente su interés por la marcha económica. Reaparecieron el déficit de las arcas públicas, la orden de desacato dictada en septiembre último por el juez municipal neoyorquino Thomas Griesa, la importación de petróleo bien que no el aumento de entre 12 y 14 por ciento en las reservas y producción de YPF, el gasto del Estado y las mochilas para la fuerza gobernante que viniere. A su vez, el entramado judicial del caso Nisman pasó poco menos que a compartir cartel con un fallo del juez Bonadío que “habría” encontrado conexiones sospechosas de triangulación entre Lázaro Báez, Cristóbal López y la familia presidencial. Según el afiebrado criterio de algún columnista, ésa sería la causa real de la furia de Cristina contra la Justicia, cual si se tratase de que un presunto hallazgo, solitario y tan en potencial como el grueso del denuncismo, resumiera la complejidad del choque entre el Gobierno y los jueces y fiscales que lo confrontan. Todos indicios de que el partido vuelve a jugarse en un terreno más normal que extraordinario, si por normalidad puede entenderse el retorno a las monsergas habituales sobre el trío corrupción, inseguridad e inflación.

Y ayer sucedió el hecho frente al que sólo los frívolos pueden permanecer indiferentes. El autogolpe anticipado por Elisa Carrió ni siquiera contó con la asistencia de Batman y Flash Gordon, y en su lugar ocurrieron un discurso excepcional tanto por el volumen de su contenido como por una oratoria que, desde el aspecto técnico, es prácticamente inédita. Respecto de la manifestación en la calle, inevitablemente surgirán las comparaciones cuantitativas, inútiles y banales, con la marcha opositora de días pasados. En la de adentro se reiteró el entusiasmo oficial y la inopia de sus contendientes. Entre estos últimos se advirtieron gestos como el del senador radical Gerardo Morales, que no podía disimular una estupefacción admirativa frente a la oradora y otros rostros reveladores de una indiferencia estudiada que poco bien le hace a la imagen de estatura institucional tan cara a la oposición. Toda opinión adversa que quiera formularse sobre la palabra presidencial debiera anteponer la refutación de la impresionante cantidad de datos brindados, a la par de los contextos políticos ilustrados por Cristina. No fue eso lo que ocurrió, al menos entre los testimonios recogidos al momento de cerrarse esta columna. La Presidenta abrió de manera muy directa al aludir al éxito reestructurador de los bonos argentinos y no dejó de resultar gracioso que los medios opositores retrucaran on line mediante una presunta contestación del periodista del Financial Times citado por ella: Joseph Cotterill no rebatió nada, sino que despachó su opinión política. Para gusto del autor, uno de los pasajes más contundentes del discurso fue el relativo a los acuerdos con China, porque involucró con un énfasis de enorme solvencia a aquellos “colonizados mentales” que los cuestionan a rajatabla. Teléfono para sectores empresarios, entre otros, a quienes también preguntó si creen que el Gobierno será tan estúpido como para promover legislación y medidas que vayan a poner en peligro la estabilidad de sus compañías. Los corrió por derecha, en síntesis. Buitres, el incendio en Iron Mountain, Aerolíneas, paritarias, jubilados, planes de asistencia social y desarrollo, Asignación Universal por Hijo, Anses, industria automotriz, educación, actividad cultural, salud pública, ciencia y tecnología, YPF, trenes, producción agropecuaria (“¿exportar maíz e importar chanchos?”), Fuerzas Armadas, AMIA (un tramo impactante, acerca de autoridad moral para hablar, la voladura de la embajada judía, geopolítica, las andanzas del Estado israelí y, claro, los ojos tan pero tan abiertos de Ricardo Lorenzetti), independencia de la Justicia, Malvinas, consumo comercial y de remate el país que viene, con los cómodos e incómodos que pueden preverse a partir de diciembre próximo y la pregunta implícita de si será tan fácil retroceder.

Lo trascendental es que ambos protagonismos, el de afuera y el de adentro, se conjugaron para ratificar que hay un único liderazgo político realmente existente, y que a casi trece años de gobierno el kirchnerismo mantiene una capacidad de movilización notable. Es desde ese piso que seguirá discutiéndose lo que se quiera. El oficialismo lo denomina Nunca Menos y la oposición busca reinterpretar un Nunca Más aplicado a todo cuanto signifique K. En cualquier caso, celebremos que la base consista en esa disputa política pareja y no en el auge del antipueblo. Por eso ayer no hubo despedidas, sino la bienvenida reforzada a que sea así.

Página/12 :: El país :: Sin despedidas

23/01/2015

21 anos depois, a maioridade golpista

IrãnAs teorias conspiratórias são tanto negadas como provadas. Estão aí para provar como os EUA usaram os nazistas sobreviventes para fortalecerem a CIA na América Latina. Basta assistir o documentário “Inimigo do meu inimigo”. Ou como Adolf Eichmann foi levado de Buenos Aires à Jerusalém. Ou de como um policial muçulmano guardava a sede do Chalie Hebdo quando terroristas o mataram e adentraram à sede perpetraram a morte dos demais. Tanto as mortes na França como a morte de Buenos Aires levam à famosa pergunta latina: “cui prodest?” A quem interessa? A quem beneficia? Não por acaso os afiliados da SIP, tanto na Argentina como no Brasil, se apressaram a involucrar Cristina Kirchner. As infiltrações inimigas existem pelo menos deste o primeiro grande embate entre Hititas e Egito (kadesh), passando pelos gregos, persas, romanos, até entre Cuba x EUA, vide Os últimos soldados da guerra fria… A indução de um fato que pode desencadear outro por vezes independe que um jornal publique falsa existência de armas de destruição em massa

O atentado de Paris está servindo para mais guerras contra países que professam a fé muçulmana. A morte em Buenos Aires, 21 anos depois do atentado a AMIA, interessa aos opositores ao atual governo bem como reacende a fagulha anti-Irã dos EUA. Ninguém pode ser tão ingênuo que não possa verificar que um atentado ocorrido durante o governo Carlos Menem, opositor ao atual governo, venha à público em ano de eleições. Há coincidências com a forma como ocorreu o julgamento da Ação 470 no Brasil, como cronograma casado com as eleições, numa dobradinha com veículos de tradição golpista, já que nasceram e cresceram com o golpe militar. Não por acaso há no Brasil um novo paralelismo entre a Operação Lava Jato e a os a$$oCIAdos do Instituto Millenium. Quando vazam informações que atingem partidos da base aliada dos grupos mafiomidiáticos, apenas abordam de forma passageira, sem incriminar. No entanto, quando vazam informações que atingem alguém com alguma ligação com o Governo ou com o PT, as manchetes saem iguaizinhas, como que forjadas numa mesma oficina. A demonização de uns anda em paralelelo com a beatificação de outros. Quando alguém admite, na maior desfaçatez, foi feito pra isso, sim ou, como fundamento da pena privativa de liberdade, a literatura jurídica me permite, é porque não se trata de decisão jurídica mas de exercício teleológico

Lá como cá, não há anjos. E mesmo que houvesse, não esqueçamos que Lúcifer também foi um anjo…

“La verdadera operación era la muerte”

A través de su segunda nota, la Presidenta afirmó que le “plantaron información falsa” al fiscal para que realice su denuncia y sugirió que el ex agente Stiuso le escribió la acusación. “Lo usaron vivo y después lo necesitaban muerto”, sostuvo.

Por Nicolás Lantos

La presidenta Cristina Fernández ratificó en una nueva carta, publicada a través de las redes sociales, su sospecha de que la muerte en circunstancias dudosas del fiscal Alberto Nisman, días después de haberla acusado de encabezar un plan para garantizar la impunidad de los sospechosos iraníes de haber participado en el atentado contra la AMIA, no fue por mano propia. La mandataria alude a una trama que involucra al ex agente de inteligencia Antonio Stiuso y que estaría vinculada con el encubrimiento del ataque terrorista, además de buscar hacer daño a la imagen interna y exterior del gobierno argentino mediante un “escándalo político y jurídico”. Además, destaca la debilidad de la evidencia presentada en su contra y asegura que la denuncia se derrumbó “como un castillo de naipes” no bien se hizo público su contenido completo.

“Hoy no tengo pruebas, pero tampoco tengo dudas. Había que traerlo (a Nisman) urgente al país para aprovechar el estrépito internacional”, manifestó CFK respecto del hombre que la investigaba y a quien ayer por primera vez menciona CFK con nombre y apellido: Stiuso, ex director de Operaciones y hombre fuerte de la Secretaría de Inteligencia (SI), desplazado en noviembre del año pasado del organismo en el que se desempeñaba desde 1972. Para ella, este espía recientemente exonerado se encuentra detrás no solamente de la sospechosa muerte de Nisman, horas antes de exponer su acusación ante el Congreso, sino de la misma denuncia que el fiscal había presentado seis días antes, apuntando contra la Presidenta y otras figuras vinculadas al gobierno por haber intentado, supuestamente, negociar con Irán la impunidad de los funcionarios de ese país investigados por el atentado.

“La denuncia del fiscal Nisman nunca fue en sí misma la verdadera operación contra el Gobierno. Se derrumbaba a poco de andar. Nisman no lo sabía y probablemente no lo supo nunca. La verdadera operación contra el Gobierno era la muerte del fiscal después de acusar a la Presidenta, a su Canciller y al Secretario General de La Cámpora de ser encubridores de los iraníes acusados por el atentado terrorista a la AMIA”, sostuvo Fernández de Kirchner en su carta, donde destaca llamativos puntos de contacto entre el armado de la denuncia y las maniobras con las que se encubrió ese ataque en los primeros años posteriores a la voladura de la sede de la mutual judía: “Al informe de Nisman le ‘plantaron’ información falsa. Casi una réplica de lo que me tocó ver en la comisión que seguía la investigación de la causa principal”, aseguró.

Stiuso

El hombre que une los puntos es Stiuso, alias “Jaime”, alias “Stiller”, activo en la SIDE desde hace más de cuarenta años y hombre fuerte de “La Casa” por lo menos durante la mitad de ese período. Como Director de Operaciones estaba a cargo de “la ojota”, u oficina de escuchas judiciales (y eventualmente parajudiciales) de la central de Inteligencia, y desde allí extendía su influencia. Nexo con los servicios extranjeros en la investigación de la AMIA, fue el encargado de instalar, a pedido de Estados Unidos e Israel, la pista iraní como rumbo excluyente de la pesquisa. Las diferencias entre “Jaime” y la Casa Rosada eran añejas pero estallaron en noviembre, cuando la Presidenta decidió descabezar la SI y pasarlo a retiro.

Las pistas falsas que Stiuso “plantó” en la investigación de Nisman, según Fernández de Kirchner, son las de los dos “presuntos agentes de Inteligencia” que el fiscal identificó en el informe como “miembros de una ‘SIDE paralela’” que funcionaba “en conexión ‘directa’ con la Presidenta, es decir, salteando a “Stiller”. Se trata de Ramón Allan Héctor Bogado y el ex juez Héctor Yrimia, que, según información desclasificada esta semana por orden de CFK, “NUNCA habían pertenecido a la Secretaría de Inteligencia, bajo ningún carácter” (la mayúscula corresponde al comunicado de la Presidenta).

En la carta, recuerda que incluso “con fecha 12 de noviembre de 2014, la Secretaría de Inteligencia denunció criminalmente al Sr. Bogado por la posible comisión del delito de ‘tráfico de influencias’, ya que se presentaba ante funcionarios de Aduana como personal de Inteligencia” y que “el 7 de agosto de 2013 se recibió en la Secretaría de Inteligencia un oficio librado por el Tribunal Oral en lo Criminal N 1 en una causa por el delito de ‘extorsión’ en el cual se solicitaba saber si Ramón Allan Bogado prestaba servicios en dicha dependencia”, lo que también se respondió de forma negativa. “Dichas actuaciones tuvieron lugar antes de que asumieran las actuales autoridades de la Secretaría y quien puso en conocimiento de las mismas a sus superiores fue precisamente el entonces Director General de Operaciones, Ing. Antonio Horacio Stiuso”, agrega CFK.

En ese punto, la Presidenta trae a cuento unas declaraciones de Nisman realizadas la semana pasada, luego de presentar su denuncia. Allí el fiscal aseguró que Stiuso era quien le proveía de la información con la que confeccionó el informe. “Si Stiuso era el que le daba toda la información que Nisman pedía y tenía, es más que evidente que fue el propio Stiuso el que le dijo (¿o le escribió?) que Bogado e Yrimia eran agentes de Inteligencia. ¿Es posible que se haya olvidado que él mismo lo había denunciado en noviembre del año pasado y se había iniciado causa judicial? Y si se había olvidado un hombre tan memorioso ¿no consultó con la oficina de Recursos Humanos?”, agregó, antes de recordar que el juez de la causa AMIA, Rodolfo Canicoba Corral, manifestó que “en lugar de colaborar” Stiuso “terminó dirigiendo la investigación”.

Castillo de naipes

En otro fragmento de su mensaje, la Presidenta destaca la forma que eligió el diario Buenos Aires Herald respecto del texto completo de la denuncia, difundido anteayer: “Nada nuevo”, tituló el matutino en lengua inglesa para graficar las serias fallas de las que adolece la imputación, cuya falta de pruebas fue incluso destacada por la jueza María Servini de Cubría, la primera en recibir la denuncia de casi 300 fojas, pero sin evidencias. También destacó “el análisis de Horacio Verbitsky, “Alerta roja”, publicado en Página/12, o el de Raúl Kollmann en el mismo diario, páginas 2 y 3… pero ya saben, no faltarían quienes los impugnaran pese a ser ambos periodistas quienes han analizado y seguido el caso AMIA desde sus orígenes. Incluso Horacio Verbitsky preside el CELS, que representa familiares de víctimas del atentado que integran el colectivo Memoria Activa”. Para CFK, el Herald, junto con Página/12 y otros medios “derribaron como un castillo de naipes lo que fue presentado como ‘la denuncia del siglo’, que demostraría nada más ni nada menos que la complicidad de la Presidenta de la República, de su Canciller, y del Secretario General de La Cámpora, en el encubrimiento de los iraníes acusados de haber participado en el atentado a la AMIA hace 21 años”.

Para Fernández de Kirchner “todo” lo que le imputaba Nisman “es falso”: así, “los agentes no son agentes”; “Interpol, en la persona de su ex jefe Ronald Noble, demolió la acusación sobre las alertas rojas afirmando que lo que decía Nisman era falso”; “el comercio con Irán decrece en vez de aumentar luego del Memorándum”; “el Gobierno nunca compró petróleo a Irán”; y “los que venden granos no son ni la Presidenta, ni el Canciller, ni el Secretario General de La Cámpora, sino en forma privada y sin intervención del Estado, entre otras, las firmas: Bunge, Cargill, Nidera, Oleaginosa Moreno de la firma suiza Glencore, Aceitera General Deheza, Molinos Río de La Plata, Vicentin, e inclusive el Sr. Jorge Aranda, directivo de Clarín, quien triangula operaciones de venta de arroz a Irán a través de la firma Molinos Libres SA”, empresas que, destaca, “no son precisamente ‘amigos’ del Gobierno, como gusta adjetivar Clarín a algunos que no responden a sus directivas o invitaciones”.

Además, involucra en la trama al PRO: “El supuesto agente iraní Jorge Alejandro Khalil”, aparente vínculo del gobierno nacional con Irán en la trama relatada por Nisman, “aparece asociado comercialmente a su hermano Alberto Amado Edgardo Khalil, quien se desempeñó como Director General de Asuntos Jurídicos de la Legislatura porteña”, cargo al que renunció “8 días después del procesamiento y dictado de prisión efectiva al ex Jefe de la Policía Metropolitana Jorge ‘el fino’ Palacios por espionaje telefónico, entre otras personas, a familiares de víctimas de la causa AMIA”, recuerda. “Resulta extraño –agrega– que quien profesa con tanto fervor la fe islámica, lo cual merece mi mayor respeto, y es incondicional defensor de la República Islámica de Irán, algo completamente legal en Argentina, se asocie con dirigentes de un partido manifiestamente anti-iraní. Porque si bien los parientes no se eligen, los socios comerciales sí.”

Nuevos interrogantes

Para la Presidenta, “la acusación de Nisman no sólo se derrumba, sino que constituye un verdadero escándalo político y jurídico” en el que “el estrépito de la denuncia, aún sin pruebas ni sustento, plagada de información ‘plantada’, quedaba sepultada por la muerte del fiscal”, pocos días después de que el ataque terrorista en París del 7 de enero sacudiera a la opinión pública mundial. “Al fiscal Nisman no lo hacen volver sólo para denunciar algo que sabían no tenía sustento y que no podía perdurar –señala–. Lo usaron vivo y después lo necesitaban muerto. Así de triste y terrible.” En ese sentido, agrega, “Nisman mismo expresa en su chat cuando dice que no lo imaginaba tan pronto refiriéndose a lo que venía a hacer en su retorno imprevisto. Lo que nunca pudo imaginar es que el tiempo no solamente había comenzado a correr para la ‘denuncia del siglo’, sino también para su propia vida”.

En ese contexto, Fernández de Kirchner se pregunta si “tal vez lo hicieron venir por lo ocurrido en Francia” o tal vez la denuncia, “pensada para la campaña presidencial (…) se adelantó por los cambios efectuados en la Secretaría de Inteligencia”. La pregunta que ronda en la mente de la mandataria es “por qué se iba a suicidar” el fiscal, reforzando la idea que ya había dejado caer en su primera carta publicada luego de conocerse la noticia, en la que hablaba de un “caso de ¿suicidio?”, colocando esa palabra entre signos de pregunta.

También, dice que es “por lo menos raro” que haya utilizado el arma que le había proporcionado un día antes su colaborador Diego Lagomarsino, y pidió “que se le otorgue mucha protección”, así como “que se ordenen sumarios e investigaciones lo más rápidamente posible sobre la propia custodia del fiscal Nisman” para saber “si informaron inmediatamente de descubierto el hecho al 911 o a sus superiores” y “cómo se permitió el ingreso al lugar donde estaba el cuerpo del fiscal Nisman a un médico privado de una obra social antes de dar cuenta al juez, a sus superiores, a los forenses”.

La segunda carta de la Presidenta despertó críticas de la oposición, quienes la acusaron de haber dado un “sorpresivo giro” por dudar ahora de que la muerte de Nisman se haya tratado de un suicidio, reiterando un argumento con origen en los medios de comunicación opositores y que no se condice con el texto de la primera carta, en el que ella ya expresaba sus dudas. Desde el gobierno nacional ratifican que “no hubo ningún cambio” en la postura oficial con respecto al caso. “Es una situación sensible y antes de sacar conclusiones esperamos que la fiscal y la jueza estén a la altura de las circunstancias y actúen de la mejor forma posible –manifestaron desde Casa Rosada ante la consulta de este diario–. La postura de Cristina siempre fue la misma, no cambió: es un caso que despierta muchas dudas, tal como dijo en su comunicado.”

Página/12 :: El país :: “La verdadera operación era la muerte”

28/09/2014

Entenda porque abutre não gosta de Cristina Kirchner

A Argentina sofreu três grandes abalos. A ditadura, a guerra das Malvinas e os governos Carlos Menem. De longe, o pior foi a destruição econômica imposta pelo ventríloquo do neoliberalismo. Carlos Menem fez trio com Fujimori e FHC. Dos três, só FHC ainda não foi preso. Por que FHC soube colocar um engavetador-geral, um Gilmar Mendes no STF, e aceitar a história de que sua amante, a jornalista da Globo Miriam Dutra, tinha um filho seu. A Globo ao mesmo tempo em que o capturou, o protege da justiça e botou o Instituto Millenium para impedir a revelação de qualquer falcatrua, como aquela da compra da reeleição… Na Argentina a velha mídia, via SIP, também tentou. Mas Cristina Fernandez de Kirchner não caiu na esparrela. Lutou e conseguiu uma Ley de Medios. Lutou e conseguiu, mesmo contra todo o poderio dos EUA e seus juízes de aluguel, derrotar os fundos abutres.

O ódio à Presidenta Cristina Kirchner tem raízes no ódio devotado pelo Grupo Clarin, primo do Grupo Abril, com o qual se refestelam na SIP

As Malvinas são argentinas, os malvados são ianques!

Justiça americana autoriza pagamento de vencimento da dívida argentina

sab, 27/09/2014 – 16:37

Da Agência Brasil

Justiça dos EUA autoriza pagamento de vencimento da dívida argentina

Monica Yanakiew

A Justiça norte-americana autorizou, nesta sexta-feira (26), o pagamento de US$ 5 milhões aos credores da dívida reestruturada da Argentina, que vence no próximo dia 30 de setembro. A decisão foi tomada pelo juiz Thomas Griesa, de Nova York – o mesmo que bloqueou o pagamento do último vencimento, no dia 30 de julho, levando o país a dar o segundo calote desde 2001.

A recente crise da dívida argentina foi desencadeada pela sentença favorável, do juiz Griesa, aos chamados fundos abutres – aqueles que compraram títulos da dívida argentina a preços baixos, depois do calote de 2001, e abriram processo para cobrar o devido, sem desconto. Ele deu ganho de causa a um pequeno grupo (que representa 1% dos detentores dos papéis argentinos) e determinou que a Argentina deveria desembolsar de imediato o valor integral, mais os juros (cerca de US$ 1,6 bilhão).

A Argentina tem dinheiro para fazer o pagamento, mas argumentou que corria o sério risco de violar os dois acordos de reestruturação da dívida, negociados com 93% dos credores. Eles aceitaram cobrar o devido com descontos de até 65% em 30 anos, desde que o país não fizesse uma oferta melhor aos 7% que não aderiram ao acordo. A cláusula está em vigor até o final do ano e o governo argentino teme que – ao pagar já 100% dos que deve aos fundos abutres – seria processado pelos demais credores.

Em julho passado, o governo argentino depositou no Banco de Nova York o dinheiro para pagar o vencimento da dívida reestruturada, que vencia no dia 30 daquele mês, mas o dinheiro foi bloqueado por Griesa até o pais cumprir a sentença judicial e saldar sua dívida com os abutres. A decisão provocou um calote “técnico” porque – ao contrário do que ocorreu em 2001, quando o país quebrou – a Argentina tinha o dinheiro e a vontade de honrar seus compromissos, mas foi impedida de fazê-lo.

No dia 30 de setembro, era a vez do Citibank fazer o pagamento de novo vencimento, de US$ 5 milhões. Desta vez o juiz autorizou. Segundo o economista Fausto Spotorno, o governo argentino está buscando ganhar tempo até o final de 2014. Ao mesmo tempo, está fazendo uma campanha para obter apoio político internacional. Nesta sexta-feira, o Conselho de Direitos Humanos das Nações Unidas aprovou uma resolução por 33 votos favoráveis, 5 contra e 9 abstenções, condenando os fundos abutres.

Justiça americana autoriza pagamento de vencimento da dívida argentina | GGN

16/03/2014

O lugar de mulher é na Presidência

O mundo gira e a Lusitana, roda. Sem usar armas, só com o poder da palavra e estribado no caráter, as mulheres latinas estão dando exemplo ao mundo. De Michelle Bachelet, empossada por Isabel Allende Bussi, passando por Cristina Kirchner até chegar na maior de todas, Dilma.

ISABEL ALLENDE BUSSI | Presidenta del Senado de Chile

“La desigualdad dificulta la cohesión y la gobernabilidad”

La hija del presidente derrocado se ha convertido en la primera mujer al frente de la Cámara alta

Rocío Montes Santiago de Chile 16 MAR 2014 – 00:17 CET17

Isabel Allende, durante una entrevista en agosto de 2013. / M. Bernetti (AFP)

Ha sido una semana emotiva para la senadora socialista Isabel Allende Bussi (Santiago, 1945), la menor de las tres hijas del presidente derrocado en 1973. La mañana del martes se convirtió en la primera mujer en asumir la presidencia del Senado chileno en sus 200 años de historia y sus primeras palabras fueron para su padre: “Sé que él estaría orgulloso de ver a su hija en esta testera [mesa presidencial]”. Apenas unas horas después, en su primera actividad oficial como líder de la Cámara alta, tuvo la misión de investir a presidenta a Michelle Bachelet (Santiago, 1951), que comenzaba así su segundo mandato.

La toma de posesión en el Congreso de Valparaíso, a unos 120 kilómetros de la capital, Santiago, estuvo cargada de simbolismo: dos mujeres de edad similar, socialistas, que perdieron a sus respectivos padres a causa del golpe de Estado de Augusto Pinochet, 40 años después de la interrupción de la democracia protagonizaban este cambio de poderes que simboliza la historia republicana chilena. Estaban emocionadas y, cuando la banda presidencial estaba instalada en el pecho de Bachelet, se fundieron en un abrazo con algunas palabras imperceptibles para los cientos de invitados y millones de televidentes. “Finalmente, nuestros padres están con nosotras”, dijo Allende. Bachelet, cuyo progenitor, militar, murió en marzo 1974 después de ser torturado por sus compañeros, asintió. Días después, Isabel Allende conversa en el comedor de su casa de la calle Guardia Vieja, en el barrio de Providencia de Santiago, donde su familia vivió entre 1953 y 1970. La senadora se ha esmerado en mantener casi intacta la residencia donde ella pasó gran parte de su niñez y adolescencia, como intentado detener el tiempo.

Pregunta. La escena de usted invistiendo a Bachelet ha dado la vuelta al mundo.

Respuesta. Fue una escena inédita y llena de emociones. He recibido una cantidad de mensajes impresionante tanto de Chile como del resto de otros países como Bélgica, Holanda, España, Suecia, Brasil, Ecuador… La vida no es unilineal, parece ser un círculo.

P. Lo dice también porque su padre fue líder del Senado entre 1966 y 1969, antes de convertirse en presidente en su cuatro intento.

R. Terminó con un alto reconocimiento porque la gente consideró que ejerció el cargo con plena dignidad y entregó garantías a todos los sectores políticos. Por esa razón, para muchas personas fue una especie de recompensa ver a una Allende en la mesa presidencial de la Cámara alta chilena. Además, nunca lo había asumido una mujer.

P. La ceremonia de traspaso del derechista Sebastián Piñera a Bachelet fue destacada como reflejo de la madurez democrática de Chile. ¿Piensa que se ha alcanzado ese umbral?

R. Dimos un ejemplo de un acto tremendamente republicano que me dejó llena de orgullo. Es importante que un presidente saliente, de otro signo, reciba el aplauso que recibió en el salón de honor del Congreso. Eso habla bien de nosotros en un sentido profundo.

P. ¿Usted se imagina en el palacio presidencial de La Moneda?

R. En política es difícil decir ‘de esta agua no beberé’, pero en lo personal nunca me he planteado llegar a la presidencia. Estoy bien como estoy y hay que darle paso a las nuevas generaciones.

P. ¿Cómo fue presidir la primera sesión? De los 37 senadores, solamente seis son mujeres.

R. Fue bonito e impactante. Le cuento una anécdota. Hubo un senador que, cada vez que terminaba su intervención, se refería a mí como ‘señor presidente’. Lo dijo dos veces y, cuando terminó de hablar, le señalé: ‘Entiendo que es un tema nuevo y cultural, que cuesta después de tantos años, pero quiero rogarle que en el futuro, cuando se dirija a mí, diga señora presidenta’. Se excusó, dijo que no se había dado cuenta y pidió que se borre esta frase del acta.

P. La visibilidad de su cargo y el de Bachelet no se corresponde con la representación de las mujeres en el poder político. En ambas cámaras del Congreso, por ejemplo, apenas hay 15,9% de parlamentarias.

R. Es simbólico que los dos principales cargos del país estén en manos de mujeres, la presidencia de la República y el Senado. Sin embargo, estamos totalmente subrepresentadas. Cuesta mucho. En el Gobierno, por ejemplo, la presidenta Bachelet tampoco logró la paridad. Es difícil para una mujer ejercer política.

P. ¿También es complejo ejercer en su partido, el socialista, siendo hija de uno de los iconos de la izquierda chilena?

R. Dentro del partido el machismo se ejerce.

P. ¿Va a ostentar su nuevo cargo haciendo valer la mayoría que el oficialismo tiene en el Senado?

R. Pasar la aplanadora siempre es una mala política. El Parlamento es por excelencia el lugar donde se articulan los acuerdos, el diálogo y la discusión democrática. Pero tenemos un compromiso y vamos a sacar adelante los proyectos que están escritos en el programa de Gobierno de Michelle Bachelet. Si nos pueden acompañar parlamentarios que no forman parte de nuestra coalición, bienvenidos.

P. ¿Cuál es su diagnóstico del mapa político de la región?

R. Cada país tiene sus propias realidades y es difícil generalizar. Pero claramente ha habido cambios potentes y no solamente por la presencia de mujeres en Costa Rica, Brasil, Argentina y Chile. Sobre todo, porque en la región ha habido un proceso de crecimiento que ha permitido a los Gobiernos progresistas hacer políticas sociales y combatir la desigualdad.

P. ¿Cree que sigue vigente la figura de su padre en la izquierda latinoamericana?

R. El legado de Salvador Allende está vivo en Latinoamérica. En algunos sectores más que nunca. Hoy en día nadie puede ignorar que la desigualdad no genera cohesión ni gobernabilidad. Han pasado 40 años y la gente lo sigue recordando con mucha fuerza.

P. La primera fisura del oficialismo, que incluye desde la Democracia Cristiana al Partido Comunista, se ha dado respecto de la crisis en Venezuela. ¿Qué piensa usted del Gobierno de Maduro?

R. Lo sustantivo es que a la Nueva Mayoría lo une un programa de Gobierno cuya columna vertebral —educación de calidad y gradualmente gratuita, reforma tributaria y nueva Constitución— puede cambiar para siempre nuestra sociedad. La política exterior la lleva la presidenta de la República.

P. Pero ¿cuál es su propia posición?

R. Lo central, como lo dijo Bachelet, es que es un tema que van a resolver los venezolanos y que no es necesario apelar a una intervención. Deben encontrar su propio camino, porque tienen un gobernante elegido democráticamente. En Chile tuvimos en 2011 a miles de estudiantes en las calles, pero exigían una educación gratuita y de calidad, no como en Venezuela, que quieren que se vaya el Gobierno.

P. ¿Y cómo ve Cuba?

R. Está en un proceso de cambio, pero creo que ha sido muy tímido. Preferiría ver a Cuba más abierta, que no solo tenga un único partido, sino distintas expresiones. Un Gobierno que ejerza sus funciones, evidentemente, pero también una oposición que tenga derecho a manifestarse.

P. Usted ha vivido momentos complejos [su padre murió en La Moneda en 1973 y su hermana y su hijo se quitaron la vida en 1977 y 2010, respectivamente]. ¿Cómo se ha repuesto a esos golpes?

R. Uno no solo aprende de las derrotas, sino también, de los dolores.

“La desigualdad dificulta la cohesión y la gobernabilidad” | Internacional | EL PAÍS

28/12/2013

Menem, o FHC deles, apagou a Argentina

Filed under: Cristina Fernández de Kirchner,Privatidoações — Gilmar Crestani @ 1:10 pm
Tags:

E a culpa, que sempre atribuem a Cristina Kirchner, estão exatamente nas empresas privatizadas pelo tsunami neoliberal. Lá como cá, as privadas só pensam em lucro. E estão no seu direito. Quem deveria saber disso são as pessoas que administram o bem público. Quem não pensa no público, desce pela privada. O  ostracismo é mínimo que se espera dos três perfeitos patetas latinos: Fujimori, Menem e FHC.

Argentinos protestam contra falta de luz

Com parte da capital às escuras, moradores vão às ruas para exigir o retorno do fornecimento de energia elétrica

Distribuidoras não conseguem suprir a demanda, em alta devido às temperaturas elevadas no país

LÍGIA MESQUITADE BUENOS AIRES

Moradores de diversos bairros de Buenos Aires fecharam ruas da cidade para protestar contra a falta de luz em suas casas, problema que vem se repetindo nos últimos dias.

Ontem, a estrada Luis Dellepiane, uma das vias que ligam o centro da capital argentina ao aeroporto de Ezeiza, foi bloqueada pela quarta vez em dois dias por vizinhos da Villa Lugano, sem luz e água há uma semana. Num dos piquetes, os manifestantes ficaram por cinco horas no local.

Na noite de anteontem, um protesto também fechou a rua onde fica a gráfica que imprime os jornais "Clarín" e "La Nación", em Barracas, o que impediu que caminhões deixassem o local com as publicações.

Horas antes, um panelaço também impediu o trânsito no trecho da avenida Corrientes na esquina com a rua Serrano, na Villa Crespo, vizinha ao turístico Palermo Soho.

Os apagões ocorrem no mês de dezembro mais quente em 43 anos na cidade.

Nos últimos dias, os termômetros registraram 39°C, o que levou o serviço de meteorologia a emitir alerta vermelho pelo calor.

Com a temperatura alta, o consumo de energia também aumenta, mas as empresas distribuidoras não conseguem suprir a demanda.

Na manhã de ontem, idosos que vivem num edifício de 20 andares do bairro Boedo foram resgatados por bombeiros, já que os elevadores não funcionam.

Segundo Alberto Crescenti, diretor do sistema de resgate de emergência da cidade, foram feitos 1.100 atendimentos nos últimos dias por causa da falta de luz.

ESTATIZAÇÃO

Ontem, o chefe de gabinete da Presidência, Jorge Capitanich, voltou a ameaçar estatizar as companhias de distribuição de energia elétrica se os problemas não forem solucionados.

Já o ministro do Planejamento, Investimentos e Serviços, Julio De Vido, informou que os consumidores serão ressarcidos por danos causados pela falta de energia.

"É inaceitável ver os dois dando desculpas pela falta de luz, sem ajudar ninguém. Eles são responsáveis pela política energética do país", disse a deputada de oposição Elisa Carrió.

À tarde, ela e outros dois parlamentares enviaram uma carta ao ministro do Interior, Florencio Randazzo, pedindo que ele informe qual o plano de ação da Defesa Civil diante da falta de luz e água em vários locais.

18/12/2013

Folha veta acesso à justiça a amigos (dos outros)

Amigo de Cristina vai à Justiça contra jornal

Empreiteiro que pagou R$ 5,3 milhões a hotéis da presidente quer sigilo sobre transações

LÍGIA MESQUITADE BUENOS AIRES

O empreiteiro Lázaro Báez, que está sendo processado por lavagem de dinheiro, foi à Justiça para impedir que o jornal "La Nación" publique dados de pagamentos feitos por empresas suas a dois hotéis que Cristina Kirchner possui na Patagônia.

A associação de entidades jornalísticas diz que a censura prévia é inconstitucional.

O jornal revelou anteontem que, entre 2010 e 2011, sete empresas de Báez assinaram acordos confidenciais para alugar um terço dos quartos de três hotéis de Cristina na cidade. Com os pagamentos, que totalizaram mais de 14,5 milhões de pesos argentinos (R$ 5,3 milhões), as propriedades garantiram suas receitas, mesmo não tendo hóspedes na baixa temporada.

Por mês, as empresas de Báez pagavam o equivalente a 935 diárias ao hotel Alto Calafate –na baixa temporada, uma noite no local pode custa de US$ 173 a US$ 294.

O livro de contabilidade ao qual o "La Nación" teve acesso também mostra o pagamento de US$ 1 milhão a Néstor Kirchner, em 2010 –mesmo ano em que o marido e antecessor de Cristina morreu–, pelo aluguel do hotel Las Dunas. No papel, no entanto, esse hotel pertence a Báez.

A transação fez com que a oposição argentina voltasse a questionar a relação entre Báez e o casal Kirchner.

Para a deputada Elisa Carrió, da Unem, Néstor seria testa de ferro do empreiteiro. Ela entrou na Justiça com um pedido de investigação "de suposta lavagem de dinheiro da família Kirchner" e de Báez.

Báez é o dono da maior empreiteira de Santa Cruz, província dos Kirchner. A maioria das obras públicas na região nos governos de Néstor e Cristina Kirchner foi feita pelas firmas do empreiteiro.

O empresário se apresentou à Justiça anteontem e reconheceu a autenticidade dos recibos, mas alegou que se trata de informações privadas e que a divulgação desses dados gera lucros a terceiros.

Báez afirmou não ter cometido nenhum crime e disse que tomará as medidas judiciais cabíveis. Segundo ele, a divulgação pelo jornal é "violação de segredo fiscal".

O secretário-geral da Presidência, Oscar Parrili, confirmou que as negociações aconteceram e disse que são do âmbito privado. Ele atacou a mídia por querer "colocar em dúvida a legitimidade e a honestidade dos atos privados" do casal Kirchner.

29/10/2013

A Argentina pelo viés mafiomidiático

Filed under: Argentina,Cristina Fernández de Kirchner — Gilmar Crestani @ 9:36 am
Tags:

Faltou a Clovis Rossi dizer da guerra movida pelo Grupo Clarin contra Cristina Kirchner.

p12CLÓVIS ROSSI

É cedo para sepultar a era K

Mesmo na crise, Cristina mantém um terço do eleitorado, contra uma oposição fragmentada

O governo de Cristina Kirchner perdeu as eleições legislativas de domingo, mas é prematuro dar por sepultada a era dos K, iniciada com a Presidência de Néstor Kirchner (2003/2007).

Prematuro porque a maioria relativa dos votos (cerca de 32%) ainda foi para o kirchnerismo e seus aliados, que preservam, com isso, a sua maioria no Congresso. Até aumentou a bancada da FpV (Frente para a Vitória, o conglomerado governista), que passou de 111 para 116 deputados, aos quais se somam 17 de partidos aliados (eram 21).

A oposição faz uma conta diferente: diz que quase sete de cada dez argentinos votaram contra o governo. É fato. Mas é igualmente fato que esses quase 70% que foram para a oposição dividiram-se em pelo menos cinco correntes, da direita representada pelo prefeito de Buenos Aires Mauricio Macri a uma ultraesquerda que conseguiu três lugares na Câmara.

É razoável somar os votos desses grupos quando seus líderes apressaram-se, mal divulgados os resultados da eleição, a lançar-se, cada um deles, como candidatos presidenciais em 2015?

"A vitória nos obriga a cruzar a fronteira [da província de Buenos Aires] e percorrer a Argentina", disse Sergio Massa, prefeito do pequeno município de Tigre, kirchnerista dissidente. "Temos uma proposta para a nação", cantou de seu lado o socialista Hermes Binner.

"O radicalismo abre suas portas para construir um espaço tanto na província como na nação", proclamou Julio Cobos, que fora vice de Cristina, até romper com ela, e é o mais destacado líder da centenária União Cívica Radical, partido centrista descafeinado, porque dois dos presidentes que elegeu (Raúl Alfonsín e Fernando de la Rúa) tiveram que renunciar por pressão popular.

"Vou ser o presidente da mudança em 2015", vaticinou Macri.

Com tantos pré-candidatos, mesmo os magros 32% obtidos agora pelo kirchnerismo bastariam para assegurar a passagem para o segundo turno em 2015, se o governismo lograr pelo menos mantê-los.

Difícil discordar de Horacio Verbitsky, um dos grandes nomes do jornalismo argentino, mesmo que se dê um desconto para seu apoio incondicional ao kirchnerismo, quando ele escreve que a "oposição [está] fragmentada em alternativas de alcance provincial que até agora não logrou projetar-se além de seus respectivos bastiões nem alcançar acordos entre elas para compor uma aliança com capacidade eleitoral e viabilidade governativa".

A esse cenário mais ou menos claro, ainda que provisório, é fundamental acrescentar uma incógnita: Cristina Kirchner poderá voltar a governar? Se sim, estará na plenitude de suas condições físicas? Se sim, entronizará Daniel Scioli, governador da província de Buenos Aires, como candidato do kirchnerismo, apesar de ter sido um dos grandes derrotados, talvez o maior, na eleição de domingo?

Ou procurará um outro nome capaz de tentar prorrogar a era K, que, com todos os problemas conjunturais ou estruturais, deixou a Argentina melhor do que estava quando Néstor assumiu em 2003?

crossi@uol.com.br

29/09/2013

Mulheres com hombridade

Filed under: Arapongagem made in USA,Argentina,Brasil,Cristina Fernández de Kirchner,Dilma — Gilmar Crestani @ 10:31 am
Tags:

Imagen: EFE

SUBNOTAS

En buena compañía

Los mensajes de Dilma y Cristina en Naciones Unidas, la suspensión sin fecha de la visita de Estado a la que Obama había invitado a la presidente de Brasil señalan un nuevo carácter en las relaciones de Estados Unidos con el bloque regional del sur. La Argentina está hoy mejor acompañada que en 2011 cuando el incidente con el avión estadounidense. Hasta economistas ortodoxos valoran la renegociación argentina. El Estado pagará la fiesta campestre del Grupo Clarín y La Nación.

Por Horacio Verbitsky

A diferencia de la Argentina, que mantuvo la neutralidad hasta el penúltimo año de la Segunda Guerra Mundial, Brasil fue un decidido partidario de los aliados e incluso envió 25.000 soldados a luchar en Europa. Esa Fuerza Expedicionaria, de la que Clarice Lispector formó parte como enfermera, participó a órdenes de los Estados Unidos en la liberación de Italia. Esto tuvo consecuencias de distinto tipo en las relaciones posteriores. Mientras la Argentina padeció un bloqueo comercial que restringió la importación de los bienes de capital necesarios para la industria y un embargo de suministros bélicos, Brasil se benefició de la asistencia militar, el comercio y las inversiones estadounidenses, incluso para el desarrollo de su industria pesada. Ya avanzada la Guerra Fría, Brasil fue ungido como apoderado estadounidense en la región, lo cual se reflejó en el distinto trato que tuvieron las respectivas dictaduras. También hubo efectos protocolares que simbolizaron esa relación, desde que el ex canciller brasileño Oswaldo Aranha fue designado para inaugurar la primera sesión de la Asamblea General de la flamante Organización de los Naciones Unidas en 1948. Esto originó una tradición que se mantiene hasta el presente. Fue el presidente Richard Nixon quien dos décadas después dijo que hacia donde se inclinara Brasil iría América Latina, una boutade que, para bien o para mal, se demostraría de una absoluta exactitud. Esa prehistoria de la relación hace imposible exagerar la importancia de la presentación en el podio de las Naciones Unidas de la presidente Dilma Rousseff, con un discurso de una intensidad crítica hacia Estados Unidos de la que no hay precedentes ni siquiera en los primeros años del Estado Novo de Getulio Vargas, cuando Brasil privilegiaba los lazos con la Alemania nazi. También delinea el contexto imprescindible para analizar la situación argentina en el mismo escenario, cosa que no sucede en el vacío de la abstracción por el que divagan los analistas locales.

Explicaciones y disculpas

Por cierto, el marco ha cambiado por completo. Hoy Brasil emerge como una potencia media con un rol significativo en los esquemas de poder mundial, por lo que hay cosas que ya no está dispuesto a tolerar. Luego de una consulta con Lula, Dilma anunció que suspendería la visita de Estado a Washington, donde la esperaba Barack Obama. No es una decisión menor. Aunque parezcan sutilezas diplomáticas, se trataba de la única visita de Estado que Obama tenía prevista en todo el año y la primera de un presidente brasileño en dos décadas, lo cual pondera la gravedad de su postergación sin fecha. La presidente brasileña ni siquiera asistió a la recepción ofrecida por Obama a todos los jefes de Estado asistentes a la Asamblea de la ONU, cosa que tampoco hizo Cristina. Desde su refugio en la embajada ecuatoriana en Londres, Julian Assange criticó a Dilma por rehusar la concesión de asilo a Edward Snowden, el analista de Inteligencia que hizo público el sistema global de espionaje estadounidense, lo cual alude también a su propia situación de paria enclaustrado. Cierto, no es simpático que estos hombres, igual que Bradley/Chelsea Manning, sean perseguidos por su contribución a la transparencia y a un mejor conocimiento de los métodos que la hiperpotencia aplica para sostener su hegemonía global. Si no fuera por este componente personal de la cuestión, Assange comprendería que al rechazar por insuficientes las explicaciones de Obama y clavar su protesta en el corazón de la gran manzana, Dilma ha rendido el mejor homenaje posible a Snowden, a diferencia de las reacciones europeas, que se agotan en un afectado cacareo de disgusto, para volver a consentir más temprano que tarde las prácticas objetadas.

Brasil sigue reclamando explicaciones y disculpas por parte de Estados Unidos y no se conforma con la promesa de Obama de que practicará una completa revisión de los métodos que se emplean para recolectar información. Las palabras de la presidente Rou-sseff en las Naciones Unidas no dejan lugar a equívocos. Estados Unidos violó la soberanía de Brasil, transgredió el derecho internacional e hizo algo inadmisible entre países amigos. Angela Merkel dijo en Berlín que la tarea de inteligencia es vital para la seguridad de los ciudadanos (acaso porque el espionaje estadounidense sobre los alemanes se realiza con la cooperación de los servicios de ese país), aunque no explicó cómo explicaría esto la colocación de micrófonos en las oficinas de la Unión Europea en Nueva York, Bruselas y Wa-shington. En cambio, Dilma rechazó que la intercepción de comunicaciones pudiera justificarse por la denominada guerra contra el terrorismo, que se concentró en las oficinas del gobierno de Brasil y en las de la empresa petrolera Petrobrás, cuyas reservas de crudo y de gas estaban en el centro de la atención de los espías. Llegó a decir que al afectar el derecho a la privacidad, Estados Unidos había menoscabado las libertades de expresión y de opinión, sin las cuales “no hay democracia”. No es común que alguien denuncie a Estados Unidos en estos términos jurídicos y no ideológicos, de violar los derechos humanos y las libertades civiles. Nunca un líder internacional aliado de Estados Unidos había desnudado en forma tan contundente los usos espurios de las políticas de seguridad justificadas en los atentados de septiembre de 2001. Para encontrar al menos un tono semejante hay que remontarse a los tiempos de Charles De Gaulle en Francia. Antes de que Dilma y Cristina volaran a Nueva York, sus respectivos ministros de Relaciones Exteriores habían acordado en Buenos Aires emprender una tarea conjunta inimaginable en otros tiempos: coordinar posiciones y realizar acciones conjuntas contra el espionaje de los Estados Unidos en la región y desarrollar herramientas propias de defensa cibernética. Sería forzado llamarle a esto hipótesis de guerra, pero en todo caso no es el tipo de práctica al que ambas naciones hayan recurrido en el pasado en relación con Washington. Del abordaje argentino al avión militar estadounidense que en febrero de 2011 intentó ingresar en forma clandestina al país armas, equipos de comunicaciones encriptadas y drogas, a esta coordinación defensiva con Brasil se ha recorrido un trecho significativo. Nadie podría decir ahora que la Argentina esté aislada en la región o en el mundo.

Una agenda propia

La presidente argentina también desarrolló en las Naciones Unidas una agenda propia, adversa a los planteos (pero sobre todo a las prácticas) estadounidenses. CFK habló tarde en la primera jornada de la Asamblea y a diferencia de otras veces en que llevaba un mensaje preparado, se dedicó a comentar planteos de quienes la precedieron, entre ellos por cierto Obama. Con críticas a la hipocresía y el doble estandar de las potencias centrales y exaltando el multilateralismo, Cristina reiteró:

– la necesidad de reformar el Consejo de Seguridad, donde los vencedores de la Segunda Guerra Mundial conservan un anacrónico poder de veto y propuso el sistema de decisiones por consenso que utilizan los organismos regionales americanos.

– la responsabilidad de las grandes potencias que abastecieron al gobierno de Siria y a los grupos rebeldes de las armas convencionales que provocaron el 99,99 por ciento de las 150 mil muertes de los últimos dos años.

– la irrelevancia de la presencia de armas químicas o de destrucción masiva como justificación para un ataque contra el país que las posea, o que se diga que las posee, ya que carece de toda racionalidad evitar muertes provocando más muertes.

– la equivalente gravedad de las terribles intervenciones bélicas de Estados Unidos, con armas nucleares contra Japón o con bombas de fósforo y napalm en Vietnam, y el regreso de sus soldados muertos en bolsas de plástico, con palabras de compasión para el sufrimiento de cada uno de esos pueblos.

– que no hay guerras justas, que sólo la paz es justa y que la paz y la seguridad no son conceptos militares, sino políticos.

– que mientras la Argentina circunscribe su desarrollo nuclear a fines pacíficos y se apega a los principios del derecho internacional, el Reino Unido militariza el Atlántico Sur con sus submarinos nucleares e incumple con el mandato de Naciones Unidas de dialogar sobre la descolonización de las islas Malvinas.

– que la Argentina no sólo condena a los dictadores de otros países sino que ha juzgado a los propios y se ha sometido al tribunal penal internacional, lo mismo que al Sistema Interamericano de Protección de los Derechos Humanos, mientras que Estados Unidos que invoca los derechos humanos como argumento para sus intervenciones en terceros países, no ha ratificado ni la Convención Americana ni el Estatuto de Roma.

– que no abundaron los discursos internacionales de condena a las dictaduras genocidas, cuando éstas imperaban en el Cono Sur americano durante la Guerra Fría.

– que Israel sólo vivirá con seguridad dentro de sus fronteras cuando también exista el Estado palestino.

– que la especulación financiera que desde 2008 hace sentir sus consecuencias sobre Estados Unidos y Europa, similares a las que la Argentina padeció hace una década, trata de impedir que pueda cumplirse lo pactado en las renegociaciones de 2005 y 2010 y presiona para un nuevo default argentino, salvo que por 40 millones de dólares invertidos en títulos argentinos después del default se les paguen ahora 1.700 millones, con una ganancia del 1.300 por ciento en cinco años. Agregó que si una sentencia judicial validara esta economía casino, no habría empresarios dispuestos a invertir en la producción, a innovar y a crear empleos.

– lo que se intenta es escarmentar a un país que rechazó las recetas del Fondo Monetario Internacional y pese a ello pudo pagarles a sus acreedores, crecer y generar empleo, y que redujo la carga del endeudamiento externo del 160 al 45 por ciento del PBI, gran parte dentro del propio sector público y menos del 9 por ciento en divisas.

– la necesidad de una regulación global de los mercados y una ley internacional de quiebras que impida en reestructuraciones futuras que una mínima fracción a acreedores pueda vetar acuerdos suscriptos por amplia mayoría, que en el caso argentino llega al 93 por ciento.

– que el dinero del narcotráfico no se lava en los países que producen la materia prima sino en los países centrales, y que para combatirlo es preciso terminar con esa asimetría y con la mano de obra barata de los países emergentes y subdesarrollados.

El mismo día en que las grandes potencias se sentaban por primera vez a negociar con Irán, Cristina defendió el memorando de entendimiento firmado para que el juez argentino pueda indagar en Teherán a los iraníes acusados por el atentado contra la sede comunitaria judía de Buenos Aires. Pero al mismo tiempo urgió a Irán a cumplir con el compromiso asumido, cosa que nueve meses después de la firma aún no ha hecho, y a fijar fecha para la creación de la comisión internacional supervisora y para el viaje del juez argentino a su capital, tema del encuentro de ayer de ambos cancilleres, sobre el que se informa en otra página de esta edición.

Página/12 :: El país :: En buena compañía

25/05/2013

Los diez años del kirchnerismo

Filed under: Cristina Fernández de Kirchner,Nestor Kirchner — Gilmar Crestani @ 10:57 am
Tags:

MARTIN SABBATELLA *

Un hermoso presente escrito en plural

El 25 de mayo de 2003 comenzó uno de los más extraordinarios procesos de transformación del país a favor de los sectores populares.

El rescate de cinco millones de fuentes de trabajo, la caída abrupta del índice de pobreza, la casi absoluta extinción de la indigencia, la ampliación en 2,5 millones del número de personas con cobertura previsional, la creación de asignaciones especiales para casi cien mil embarazadas y 3,7 millones de hijos e hijas de trabajadores sin empleo o la generación de más 2500 paritarias salariales, son sólo algunas de las más importantes medidas dirigidas a una mayoría de la población que había sido castigada y marginada por las políticas económicas conservadoras y neoliberales que asolaron nuestro país.

A poco de andar su gestión como presidente, Néstor Kirchner demostró que no sólo daba inicio a otro gobierno democrático en el país sino que comenzaba una etapa histórica, definitivamente contrastante con la sufrida durante las tres décadas anteriores. Una etapa nacional, popular, transformadora, que se fue haciendo cada vez más intensa y profunda con la sucesión de políticas públicas de su gobierno y el que lidera, desde 2007, Cristina Kirchner. Ambos son los principales responsables de haber puesto de pie al pueblo y a la Patria, y también de ganarse un lugar en nuestra historia, a fuerza de principios, de militancia, de compromiso, de amor y de ideales.

La década ganada se expresa tangible, bien concreta, en miles de conquistas sociales, económicas, institucionales, políticas o culturales. Pero, sobre todo, late inasible, emocionada, incontenible en las manos ya arrugadas de las Madres, en las sonrisas de los pibes, en las frentes altas de los y las laburantes, en los brazos disponibles de jóvenes que militan y en los corazones felices de millones y millones de argentinos y argentinas protagonistas centrales de este hermoso presente que escribimos en plural.

* Presidente de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca).

CARLOS TOMADA *

Los 3653 días que cambiaron el rumbo

Una década ganada. Diez años que pasarán a la historia como un emblema de la recuperación de derechos. 2003 fue el inicio de un proceso que restableció las instituciones laborales. Todos juntos dejamos atrás décadas de retroceso en lo político, en lo económico y en lo social.

Juntos trabajamos para cambiar la exclusión por inclusión. ¿Quién se hubiera aventurado en el 2002 a plantear un desempleo menor al 10 por ciento? O pensar en cinco millones de puestos. O 200 mil nuevas empresas sólo en industria y comercio. Cambiamos la flexibilización y precarización de la ley Banelco por la defensa del empleo, incluso frente a las crisis internacionales. Cambiamos un Estado ausente por un Estado presente. Con inspección laboral. Y hoy tenemos el mayor nivel de trabajo registrado de los últimos 38 años.

Cambiamos salarios estancados por paritarias libres para avanzar en la redistribución del ingreso. Se recuperó el Consejo del Salario Mínimo. Y hoy este salario es el más alto de Latinoamérica. Cambiamos el abandono de los jubilados por cobertura social concreta. Fortalecimos la seguridad social con una ley que prevé aumentos automáticos cada seis meses. Y con una moratoria que incorporó a más de dos millones y medio de personas. Y se recuperaron los fondos de las AFJP.

Cambiamos asistencialismo por capacitación. Más de un millón 600 mil personas se formaron en estos diez años. Cambiamos el histórico olvido hacia los jóvenes por programas de acceso al primer empleo. El Plan Jóvenes con Más y Mejor Trabajo acercó al mundo laboral a más de 600 mil personas de entre 18 y 24 años.

Cambiamos explotación infantil por protección a los más pequeños. 3,4 millones de chicos reciben la AUH. El 86 por ciento de los niños son sujetos de una transferencia de ingresos. Con acceso a la educación y la salud. Y son protegidos con las leyes que sancionan el Trabajo Infantil. Cambiamos discriminación por equiparación de derechos. Lo hacemos todos los días con los temas de género y de violencia laboral. E incorporamos a dos colectivos postergados. Los trabajadores rurales con una nueva ley y la cobertura social del Renatea. Y las trabajadoras de casas particulares que ahora tienen los mismos derechos que el resto de los trabajadores. Cambiamos “trabajo esclavo” por trabajo digno. Decente. Con la lucha para erradicar esta explotación y con la ley contra la trata de personas.

Argentina cambió. Pero falta más. Lo vamos a hacer juntos. Néstor nos marcó el camino. Cristina lo profundiza. Hoy tenemos una década ganada con mucho trabajo. Con más Derechos, más Igualdad y más Patria.

* Ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social.

OSCAR LABORDE *

La integración regional

Al recorrer con la mirada la última década del proceso de integración regional, no podemos eludir la reflexión sobre cuál era la realidad de Latinoamérica durante el apogeo de las políticas neoliberales y cómo es el actual contexto.

El triunfo de Hugo Chávez en 1998 y, posteriormente, las presidencias de Lula y Néstor Kirchner llevaron a un quiebre con el pasado, fenómeno que se simbolizó en el NO al ALCA en Mar del Plata en 2005. Hace diez años los pueblos resistían. Utilizaban distintas formas de lucha, para enfrentar las políticas del Consenso de Washington. Era la época de las privatizaciones, la represión, la supresión de los derechos laborales y sociales, con millones de compatriotas en la miseria.

Los pueblos enfrentaron ese modelo, gestando distintas formas de organización como el Foro de San Pablo, que permitió reunir a las organizaciones y partidos políticos populares y de izquierda de todo el continente. De allí, surgieron presidentes como Evo Morales, Rafael Correa, Tabaré Vázquez, José Mujica, Cristina Kirchner o Dilma Rousseff. Presidentes que respondieron a las históricas reivindicaciones populares.

En América latina surgió una nueva institucionalidad representada por la Unasur, la Celac, y un Mercosur más ligado a la integración productiva y la participación social.

En lo interno, se pusieron en funcionamiento políticas de inclusión social, de industrialización y empleo. En lo externo, la mirada se extendió con fuerza a Sudamérica generando espacios de complementariedad y solidaridad económica. En lo político, se impidió el golpe en Ecuador, la guerra entre Colombia y Venezuela y la secesión en Bolivia, entre otros logros evidentes. Mientras todo eso iba aconteciendo, Europa explotaba financieramente y una burbuja inmobiliaria volvía a desnudar la fragilidad de la economía estadounidense, salvando a los bancos y entidades financieras y haciendo recaer sobre los trabajadores y la clase media las consecuencias de esa crisis. América del Sur en general y Argentina en particular decidieron enfrentar los efectos de ese derrumbe a través de medidas activas que sostuvieran el empleo, abriendo los mercados regionales y acordando medidas para proteger lo hasta aquí logrado.

Esta integración regional de la Patria Grande tiene como base los proyectos colectivos y la independencia económica. Estamos parados en el umbral de nuevos desafíos y de proyectos que deben profundizar los logros conquistados.

* Representante especial para la Integración Económica Regional de la Cancillería.

PEDRO MOURATIAN *

Los derechos que llegaron

Con la llegada de Néstor Kirchner a la presidencia de la Nación en el 2003 y la aprobación del Plan Nacional contra la Discriminación se abrió un camino en el que muchas personas de la sociedad civil, en articulación con el Estado, hicieran suya la idea de la igualdad como un compromiso comunitario, voces fundamentales en la construcción de la diversidad como un valor político. Un proceso que se profundizó en los sucesivos gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner.

En Argentina y América del Sur estamos atravesando un período histórico en el que se avanza en un conjunto de reivindicaciones que parecían muy difíciles de alcanzar un tiempo atrás. Lo que está en juego es la reformulación tanto de un modelo de desarrollo como la reconstrucción de las relaciones entre el Estado y la sociedad, la reducción de las desigualdades sociales y el restablecimiento de criterios de justicia que las reformas neoliberales asociadas a una concepción estrecha y mercantilista de la globalización han traído a nuestros países.

Por primera vez, desde el fin del ciclo de dictaduras en varios de los países del Cono Sur, se retoma el camino de consolidación y ampliación de la democracia, la participación política asociada a la plena vigencia de los derechos humanos y la reparación de la deuda social con grandes sectores de la población que han sido históricamente vulnerabilizados. Se trata de una tarea eminentemente política que exige respuestas integrales capaces de atender las situaciones de desigualdad concreta, también en materia de políticas contra la discriminación.

Las más de 90 nuevas leyes de ampliación de derechos de estos últimos diez años surgieron de las más diversas necesidades. Por eso, la última década nos convirtió en pioneros en la región a partir de algunas conquistas como la ley de matrimonio igualitario y como la Ley de Identidad de Género, que es considerada un modelo por la comunidad internacional.

Cada acción del Inadi tiene el compromiso de aportar al cambio cultural, confirmar el avance sostenido y garantizar un futuro donde la igualdad social repercuta en una ciudadanía plena en todos los niveles de la vida cotidiana. Una tarea que es posible llevarla a cabo en el marco de un proyecto nacional y popular que hoy cumple diez años, pero cuyos logros en esta materia llegaron para quedarse.

* Interventor del Inadi.

Página/12 :: El país :: Los diez años del kirchnerismo

25/04/2013

Veja Argentina

Filed under: Cristina Fernández de Kirchner,Franco Lindner — Gilmar Crestani @ 8:03 am
Tags:

A melhor indicação do nível das fofocas publicadas a respeito da presidenta argentina é a de que “Lindner, editor de política da revista semanal "Notícias", uma espécie de "Veja" local”. O que faz de Lindner uma mistura de Reinaldo Azevedo com Merval Pereira, se vira-bostas se cruzassem. Portanto, “seriedade sem limites”…

‘Amores’ de Cristina Kirchner são tema de livro lançado por jornalista argentino

Obra traz detalhes sobre a relação da presidente com o vice e outras figuras do governo

DE BUENOS AIRES

Um vice-presidente roqueiro e sorridente, um jovem intelectual marxista e determinado, um governador bonachão com cara de galã de telenovela.

São os personagens principais do livro "Los Amores de Cristina" (Planeta), do jornalista Franco Lindner, lançado agora na Argentina com grande repercussão.

"Um dos homens que viram a presidente nua conta que seu corpo é branco e está salpicado de pintinhas infinitas" –assim começa Lindner, editor de política da revista semanal "Notícias", uma espécie de "Veja" local.

Antes que o leitor se anime com o título e a abertura picantes, é bom alertar: não se trata de um livro de fofocas, e sim de um "ensaio político sobre o kirchnerismo por meio do olhar feminino de Cristina", como definiu seu autor à Folha.

Na obra, não há grandes revelações sobre supostos casos secretos, e sim detalhes sobre a relação especial que a presidente mantém com o vice-presidente Amado Boudou, o governador da província do Chaco, Jorge Capitanich, e o vice-ministro da Economia, Axel Kicillof.

"Boudou a chama de mami’ e gosta de se vangloriar por aí da relação privilegiada com ela", diz Lindner, que reuniu passagens em que o vice-presidente fala de Cristina com intimidade.

Capitanich seria seu preferido, e há um nebuloso episódio em Nova York no qual os dois estiveram sozinhos e não se sabe o que aconteceu.

Já Kicillof, mentor da estatização da YPF, surge como a grande referência intelectual de Cristina. "Ela o admira por seus conhecimentos e seu charme ao demonstrá-los."

DECISÕES EMOCIONAIS

Resultado de um ano de investigação, o livro é baseado em muitas entrevistas "em off" –entre elas, uma com o então psicanalista de Cristina, que teria afirmado que a presidente sofre de um "leve transtorno bipolar".

"Pode parecer fútil, mas essas coisas são importantes para entender as decisões que ela toma, todas muito emocionais", conclui Lindner. (SYLVIA COLOMBO)

14/04/2013

“Prefiero a un carismático que al FMI”

Las muertes de Chávez y de Thatcher, la elección del papa argentino, la crisis financiera de Europa y la crisis política en Italia fueron algunos de los temas que tocó el filósofo turinés, nacido en 1936, de paso por Buenos Aires.

Por Angel Berlanga

Eurodiputado de izquierda, comunista, cristiano, militante por los derechos homosexuales, “gran chavista europeo”, referente filosófico de la posmodernidad y teórico reivindicativo del “pensamiento débil”, profesor en la Universidad de Turín, autor de decenas de libros: todo eso es, por ejemplo, Gianni Va-ttimo. Este filósofo turinés nacido en 1936 llegó a la Argentina el 3 de abril y dio a sala llena una serie de conferencias, cuyos títulos dan también una idea de la amplitud de campos sobre los que se pronuncia: “Espiritualidad, trascendencia y política en tiempos de incertidumbre”, “El fin del arte en las obras de arte”, “Adiós a la verdad”, “Democracia, movimientos populares y unidad latinoamericana”, “Filosofía del siglo XX, ser y lenguaje”. Al doctorado honoris causa de La Plata que tenía, sumó, en este viaje, los que le dieron ahora las universidades de Misiones y de Buenos Aires. En estos trajinadísimos días compartió auditorios con el juez de la Corte Suprema Raúl Zaffaroni y con el jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina, y se reunió también, el miércoles pasado, con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, a quien le regaló uno de sus libros, No ser Dios. Perdió la cuenta de las veces que vino al país; su estadía anterior fue en diciembre del año pasado, invitado por la Universidad de San Martín. “No puedo observar grandes diferencias entre aquel momento y éste –dice Vattimo en la sede de la Asociación de Docentes de la UBA, la entidad que organizó sus presentaciones–. Salvo, claro, que la otra vez no había un papa argentino.”

–¿Qué implicaría eso para el país o para la región?

–Una presencia reforzada, una más. Bueno, esto es algo subjetivo: yo siempre he tenido mucha esperanza en la influencia de Latinoamérica en la política. Sigo estando bajo aquella impresión que tuve en el Parlamento Europeo cuando llegó la noticia de la elección de Lula; había pasado el 11 de septiembre y la Eurocámara estaba bajo la presión de los Estados Unidos para tomar posición respecto de la lucha contra el terrorismo internacional. Nos dieron una lista que incluía organizaciones que ni conocíamos, y teníamos que condenarlas. Hamás estaba ahí, incluso. Lula fue como una resistencia a esta influencia determinante, de estado de emergencia, y eso fue para mí un comienzo de una idea. Conocía la revolución castrista, pero estaba mucho más bajo los prejuicios de la llamada “prensa independiente internacional”: Castro es un dictador, Chávez ni hablar. Luego se dio lo de Evo Morales, Correa, Cristina, se vio que el chavismo era una forma de castrismo con petróleo, con la fuerza económica que Cuba no tuvo, por el embargo norteamericano. Sabemos que con modelos diferentes, pero a nivel internacional veo a Latinoamérica como una unidad con peso global, con un signo generalmente antiyanqui, o no pro yanqui. Un continente, digamos, que balancea el poder norteamericano, que todavía es muy fuerte. Sobre todo en Italia y Europa del Sur, donde Estados Unidos hace pesar su obsesión por la lucha contra el terrorismo, que tiene su epicentro, obviamente, en Irán. En Sicilia, por ejemplo, están construyendo una gran base, de la cual casi nadie sabe nada, un súper radar que incluso hace mal al medio ambiente. Estas presencias militares no son neutras: arruinan.

–¿Qué nota con la ausencia de Chávez?

–Todos estamos a la espera de qué va a pasar después de las elecciones. En cierto sentido, tienen razón los que hablan de una política latinoamericana ligada a líderes carismáticos. A mí esto no me escandaliza nada, porque la política formal en Europa y Estados Unidos no implica jefes así, pero implican bancos que ponen dinero y hacen ganar a uno u otro. Al final prefiero a un carismático que todos conocemos a una entidad como el FMI, de la que se sabe algo cuando el tipo (por Dominique Strauss-Kahn) va preso por razones ético-sexuales: la cara humana del FMI, al final.

–Vuelvo al Papa: habrá leído análisis que plantean que su elección retrasará algunos cambios en la región. La legalización del aborto, por ejemplo.

–Sí, es un punto. Con un poco de humor, provocativamente, digo que cuando uno deviene papa no puede no devenir también reaccionario, porque hay una tradición realmente pesada, con responsabilidades de una herencia incluso financiera: el Vaticano sigue siendo uno de los más grandes dueños inmobiliarios del mundo. El problema es que no se puede imaginar una revolución tan rápida, sobre todo en un organismo como la Iglesia, que sigue siendo una gerontocracia, un dominio de personas viejas, y hombres. Yo me dispongo, más bien, a perdonar mucho al Papa. Un estudiante con el que discuto me dice: “Pero, ¿tú quieres que el Papa predique el uso del preservativo?” No, digo, pero que no hable siempre de esto, por lo menos. Se espera de la Iglesia una política un poco más cristiana y menos católica, menos jerárquica, menos dogmáticamente cerrada en torno a la sexualidad, a la familia.

–¿Cómo observa hoy la situación europea?

–Europa es un gran fenecimiento. Es una cosa que no funciona. El problema es: ¿la destruimos o intentamos reconstruirla? Es como estar en medio de la montaña: ¿hay tiempo para volverse o tenemos que llegar a la cima? Creo que no podemos hacer otra cosa que intentar perfeccionar la UE añadiendo lo que falta, sumar a la moneda común una política económica y financiera común, y compartir los problemas, además. Todos estamos incómodos: en el Norte tienen la impresión de que nos pagan los problemas, y en el Sur pensamos que esta es una situación colonial. Intentan tratarnos como peones. Esto se ve en los sacrificios excesivos que nos imponen, con la reducción hasta del poder industrial de nuestros países. Hoy trabajamos para una madre patria que está en otra parte.

–¿Qué expectativas tiene ante las trabas para conformar en Italia un nuevo gobierno y qué opina de Giuseppe Grillo y su Movimiento Cinco Estrellas?

–Es muy simpático, obviamente. Grillo representa muchas ideas de renovación del sistema y de destrucción de la corrupción. El problema es que rechaza toda negociación con las otras fuerzas para armar un gobierno parlamentario. Nada se mueve, entonces. ¿Cuál sería su expectativa? Que el Partido Democrático de Bersani –que alguna vez fue de izquierda– pacte con Berlusconi y que ambos terminen destruyéndose. Grillo espera ganar una mayoría absoluta en las próximas elecciones. Creo que este es un cálculo muy arriesgado y probablemente falso. Yo me pondría de acuerdo con Bersani, aunque no tenga mucho que compartir. Hay muchas personas valiosas en el Movimiento de Grillo. Es un momento difícil en Italia, y si llegara a nombrarse otro gobierno técnico, como el de Monti –que no funcionó–, probablemente siga el deterioro económico, el crecimiento de los conflictos sociales y de la violencia en la calle.

–Fenómenos como el de la Guardia Húngara o Amanecer Dorado, en Grecia, ¿le hacen temer algún rebrote xenófobo?

–Decimos que son fenómenos locales, por ahora. No sé si es un fascismo europeo que está empezando. Cuando ganó Haider, en Austria, hubo mucha preocupación, pero finalmente no prosperó tanto. En períodos de crisis el fascismo tiene muchas chances de desarrollarse, obviamente. Espero que no ocurra.

–Acaba de morir Thatcher, ¿cómo se lo tomó?

–Sí, la pobrecita. Aprecié mucho el título de Página/12, “Galtieri la espera en el infierno”. Obviamente, siempre es malo, cuando alguien se muere, decir “ay, estoy contento”. Pero, efectivamente, si se murieran sobre todo sus ideas. Se muere Chávez, se muere Thatcher: personas que significan sistemas. Veremos en Caracas quién gana las elecciones el domingo: para mí, el lado que merece ganar es el lado de Chávez. Pero el lado de Thatcher no está tan destruido, porque en Inglaterra los conservadores siguen dominando. E Inglaterra es incluso un problema para Europa, en el sentido de que es como el agente de los Estados Unidos allí. Siempre me pregunto si Churchill diría hoy aquello de que la democracia es la peor forma de gobierno, excepto todos los otros. Porque cuando la dijo estaban Hitler, Stalin, Mu-ssolini. Ahora que la democracia ganó, que es el fin de la historia, como dice Fukuyama, ¿qué diría Churchill? Estas dos figuras, Thatcher y Chávez, siguen siendo la polaridad viva de este mundo. Todavía hay una lucha que continúa.

Página/12 :: El mundo :: “Prefiero a un carismático que al FMI”

Próxima Página »

Crie um website ou blog gratuito no WordPress.com.

%d blogueiros gostam disto: