Ficha Corrida

13/07/2015

Dilma, faça como Cristina Kirchner, tenha seu próprio jornal

Filed under: Cristina Fernández de Kirchner,Entrevista — Gilmar Crestani @ 9:38 am
Tags:

A Presidenta Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, deu uma extensa entrevista ao jornalista Dexter Filkins, da revista The New Yorker. Mas fez melhor, publicou na íntegra em sua página pessoal para que todos tivessem acesso sem os filtros da mídia golpista, que lá as há também, como o Grupo Clarín, a Rede Globo deles. Abaixo, no final desta página, a cobertura que o Pagina12 fez da entrevista.

Traça um panorama  de sua administração e dos obstáculos enfrentados. Venceu a todos, inclusive a briga judicial com os EUA entorno dos fundos abutres. Fez todos os enfrentamentos de peito aberto. Jamais se omitiu ou tergiversou quando teve que fazer a Ley de Médios, coisa que Dilma e o PT ainda nos devem e que provavelmente irá para as calendas gregas…

julio 12, 2015

Una extensa conversación con The New Yorker

Fue una extensa conversación que creo que les puede interesar.

Cristina Kirchner

Hace unos meses recibí un pedido de entrevista de la revista The New Yorker, de USA para hacer una nota aquí en Argentina.

Hacía unos días que había vuelto de mi visita de Estado a la República Popular China y el periodista Dexter Filkins vino hasta Olivos donde mantuvimos una extensa charla el día 11 de marzo.

Una vez que se encontró en Argentina quiso saber más sobre “el país y sobre los ocho años extraordinarios que han tenido aquí, junto con los años de gobierno de su marido.”

Me contó entre otras cosas que lo que más lo había sorprendido fue “la manera en que la Argentina ha realmente juzgado a los militares durante la democracia por aquellos delitos cometidos en los 70 y principios de los 80. Y esto no se ha producido casi en ninguna otra parte del mundo.”

Fue una extensa nota que me parece que les va a interesar: Entrevista de Cristina Kirchner con The New Yorker 11 de marzo 2015.

Un gran saludo a Dexter Filkins por la excelente charla que mantuvimos. Es un multipremiado periodista, que en el año 2009 obtuvo un Pulitzer, como parte del equipo del Times cubriendo Pakistán y Afganistán.

CFKen-twitter

Entrevista de Cristina Kirchner con The New Yorker (11/3/2015)

La Presidenta Cristina Kirchner en una extensa charla, personal y sin cortes, con el periodista Dexter Filkins para The New Yorker

Cristina Kirchner

Entrevista de Cristina Fernández de Kirchner para la revista The New Yorker, con Dexter Filkins. 11 de marzo de 2015.

Periodista: Muchas gracias, y lamento que lo haga en inglés y no en español. Gracias por su tiempo. Me puedo imaginar lo ocupada que está, así que le agradezco muchísimo. Mi revista me mandó aquí para hablar de investigar y escribir sobre la muerte de Alberto Nisman, pero he visto muchas cosas aquí en la Argentina desde que estoy en el país, y quería preguntarle un poco sobre su país y sobre los ocho años extraordinarios que han tenido aquí, junto con los años de gobierno de su marido. Estaba mirando todos los registros, han hecho mucho, el país ha atravesado muchas cosas. Pero lo que me sorprendió más, creo, lo más extraordinario, fue la manera en que la Argentina ha realmente juzgado a los militares durante la democracia por aquellos delitos cometidos en los 70 y principios de los 80. Y esto no se ha producido casi en ninguna otra parte del mundo. Quería que me hablara un poco de cómo lograron eso. Su marido comenzó con un proceso en que le está hablando a los generales diciendo “Yo no les tengo miedo”, y vi también este momento en la ESMA donde ordenó que se bajaran las fotos…

CFK: Es fuerte.

Periodista: Es sorprendente y no tiene precedentes realmente en la región y en el mundo, diría yo, hay muy pocos casos en los que esta gente como los militares han tenido que realmente enfrentar un proceso por lo que han hecho. En los 70 el período fue tan extraordinario y tan violento. Quisiera que me hablara un poco de cómo lo lograron, cómo usted y su marido comenzaron todo el proceso… creo que ahora tienen 500 personas ya en prisión, con más juicios…

CFK: No, más. Hoy aproximadamente hay más de, creo, 500 condenados, más de 1000 personas en prisión y 900 procesados. Y en realidad es un proceso inédito en el mundo, porque en realidad violaciones a los derechos humanos se han cometido en muchos países del mundo, pero que haya sido precisamente el propio país el que juzgue a esos criminales o terroristas de Estado, el único caso que se conoce es la República Argentina, porque por ejemplo los crímenes de la ex Yugoslavia fueron juzgados por cortes internacionales. Sin embargo, el modelo argentino de reconocimiento de los derechos humanos yo creo que es inédito y tenemos mucho orgullo, porque no estamos como le pasa a muchos españoles que están reclamando que las víctimas de la Guerra Civil Española sean juzgados todavía y reclaman en jurisdicciones de otros países, u otros países donde hoy se están violando derechos humanos que reclaman que sean juzgados en otros países. Realmente la Argentina pudo resolver ella misma, la democracia argentina pudo resolver ella misma su tragedia.

Porque fue una tragedia, los años 70, 76 al 83 con el retorno de la democracia fueron una verdadera tragedia. Eso fue una tragedia en cuanto a desaparición de gente, torturas… fíjate vos que la Argentina tiene el triste privilegio de haber incluido la figura e detenido-desaparecido. La figura de detenido-desaparecido jurídicamente no existía y es una figura que se incluye a partir de lo que sucede en la Argentina. Además la Argentina ha tenido un rol muy importante en Naciones Unidas, ha sido miembro fundadora del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, que funciona en Suiza; hemos firmado la Convención Internacional sobre Desaparición Forzada de Personas. Hoy podemos decir que el mejor equipo de identificación de cadáveres, de antropología forense, es el argentino, que también con la colaboración de un norteamericano, Clyde Snow, que trabajó mucho y formó mucha gente, y hoy por ejemplo está en México trabajando en la identificación de los 43 estudiantes, con lo cual revela que realmente…

¿Cómo lo logramos? En realidad, si uno miraba las encuestas como hacen todos los políticos, el tema de derechos humanos era una cuestión reservada casi a un sector o una minoría, las organizaciones de derechos humanos: Madres de Plaza de Mayo, Abuelas de Plaza de Mayo, el CELS, Familiares de Detenidos-Desaparecidos, etcétera, etcétera. Pero era un universo reducido, era el universo de las víctimas, de los familiares de las víctimas o de aquellos que creían que no se podía vivir en una sociedad democrática con asesinos caminando por las calles. Así que Kirchner tomó este tema no como un tema que figurara en la agenda, o en lo que reclamaba entre comillas… y digo “reclamaba” porque hoy todos los políticos en el mundo antes de tomar una decisión o fijar una política miran las encuestas, y Kirchner no hacía eso, Kirchner no miraba las encuestas. Kirchner miraba la historia, miraba las caras de la gente, las caras de las madres, de las abuelas, de los hijos de desaparecidos, de los nietos, en fin. Y eso lo llevó a impulsar, y ser apoyado por el Poder Legislativo y luego por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en esta política de declarar la nulidad de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, y proceder precisamente a inaugurar una etapa democrática en la Argentina. Porque lo anterior era predemocrático.

Yo voy a contar una anécdota que me tocó vivir a mí acompañándolo a Néstor Kirchner en su primer viaje al exterior en el año 2003. Él había asumido con apenas el 22% de los votos el 25 de mayo de 2003, y creo que fue en julio o agosto, fuimos a una gira a Europa, pasamos por Bruselas, estuvimos creo que en Londres si mal no recuerdo también y luego en España, y también estuvimos en París, en Francia. Gobernaba Jacques Chirac, un hombre que si uno lo tiene que ubicar en un arco ideológico lo coloca a la derecha. Y yo me acuerdo que lo acompañé a la audiencia con Jacques Chirac y el Presidente, en un momento dado, luego de los saludos protocolares de rigor y demás, le dice a Kirchner: “Sabe, Presidente, tengo que decirle algo: la sociedad francesa no puede entender que quienes asesinaron, torturaron y desaparecieron gente en la dictadura –concretamente las monjas francesas, que era una causa en Francia muy fuerte–, estén libres, en la calle, por imperio de leyes que ustedes aprobaron y que no reciban ningún tipo de castigos. Es algo que la sociedad francesa no entiende ni muchos menos aún acepta”. Y yo me acuerdo que Néstor lo miró fijamente y le dijo “Eso va a cambiar”. Mi sensación fue una de profunda vergüenza, porque yo soy una persona que me gusta responder siempre y tener una respuesta para todo, y la verdad que cuando te preguntan eso no tenés respuesta, te da mucha vergüenza. Sentí mucha vergüenza. Y por eso creo que nuestro proceso, el proceso de los argentinos nos hizo ingresar definitivamente en la democracia. ¿Por qué dijo yo que nos hizo ingresar definitivamente en la democracia? Porque era absolutamente pre democrático una sociedad que había sancionado leyes que exculpaban a quienes habían producido el terrorismo de Estado.

A ver: un tribunal puede escaparse y no ser aprehendido por la ley, puede pasar acá, en cualquier parte. De hecho, muchos nazis huyeron y no pudieron ser condenados. Pero acá lo grave no era que nadie había huido, al contrario: las instituciones de la democracia, el Parlamento, el Poder Ejecutivo y la Justicia, habían digamos construido leyes como la de Obediencia Debida y Punto Final que impedían que fueran juzgados. Esto era también inédito, porque por eso lo que pasó después fue también inédito, porque no había ningún lugar en el mundo en que un Parlamento dijera “No, vos si torturaste, desapareciste, violaste, mataste, lo hacías por obediencia debida, okey, está todo bien contigo, puedes caminar por la calle, puedes sentarte a comer, tienes libertad”. Entonces…

Periodista: Esta conversación con Chirac en Francia, ¿cuándo usted se fue de esa reunión dijo “Bueno, vamos a perseguir a esta gente ahora realmente, a procesarla”? ¿Fue ése el punto de inflexión que usted y su marido decidieron tomar acción?

CFK: No, la verdad no. Quedaría bien que te dijera que sí, pero sería mentira. En realidad la habíamos tomado mucho antes. Yo voy a contarte algo que contó Néstor, y lo contó en reiteradas oportunidades: cuando él era candidato le vinieron a decir que la Suprema Corte de Justicia de entonces estaba dispuesta a dictar la constitucionalidad, o sea a dictar la legalidad… porque estaba en discusión, o sea, había sido declarada inconstitucional en jueces inferiores las dos leyes, y que la Suprema Corte de Justicia estaba dispuesta a decretar la constitucionalidad de ambas leyes y por lo tanto clausurar el proceso de revisión de cualquier tipo de conducta sobre el terrorismo de Estado. Y Kirchner dijo que no, que no lo hicieran, que por favor esperaran que él fuera presidente, porque, bueno, eso le parecía que podía ir a un rédito político y lo quería hacer él. En realidad fue una mentira piadosa, porque él siempre tuvo la idea, la convicción, y yo creo que el compromiso y la responsabilidad, porque, a ver, uno puede decidir sobre su vida, pero no puede siendo gobernante decidir sobre la vida que perdieron los demás y mucho menos sobre el dolor de las víctimas y de los familiares, y decir “Bueno, en pos de la reconciliación yo te perdono”. ¿Y cómo voy a perdonar yo a alguien que no fue el que mató a mi hijo sino el que mató a un hijo tuyo, o a tu padre, o a tu madre? En todo caso el único que puede perdonarlo sos vos, que sos la víctima de tu hermano desaparecido, de tu hijo desaparecido, de tu padre desaparecido. ¿Pero yo, Presidenta, en nombre tuyo y de tu dolor decir “Los perdono a todos”? Me parece demasiada omnipotencia. No. Nunca estuvimos de acuerdo con eso.

Periodista: Usted mencionó a su marido y hay un dicho que dice “Es muy solitario estar allí arriba”. ¿Cuán a menudo piensa usted en su marido? Ustedes tenían como una sociedad política, de alguna manera. ¿Cuán a menudo piensa usted en él cuando tiene que gobernar el país?

CFK: En realidad no teníamos una sociedad política. Es muy difícil entender esto si no se conoce el proceso histórico que vivió la Argentina y generaciones de argentinos, la que se conoció como la “generación del 70”. En los años 60 y 70, cuando nosotros éramos muy jóvenes –nos conocimos en la universidad–, era muy común que las parejas, que los noviazgos, que los matrimonios, ambos fueran militantes. Pero no dirigentes políticos, no, directamente militantes. Nosotros nos conocimos en la universidad precisamente por la política, y por lo tanto para nosotros militar juntos, trabajar juntos en política no era una decisión que habíamos tomado como una sociedad política, sino que era una decisión de vida y por eso nos habíamos encontrado. De hecho, nuestra pareja era similar a la de miles, de cientos de miles de parejas de aquella época. Pero no quiero esquivar la pregunta, porque la pregunta fuerte es la otra, la de si pienso a menudo en él. Y, sí.

Pienso todo el tiempo. Pienso todo el tiempo, no como lo hacía al principio con mucha congoja y con mucha angustia. Ahora ya pienso con él mirándolo desde otra perspectiva, de todo lo que hizo, y siempre me pregunto qué hubiera hecho, qué haría él. Eso sí siempre me lo pregunto, qué haría él cuando hay una determinada circunstancia, qué haría él, qué hubiera hecho él. Pero lo que vos decís, la soledad del poder, sí, claro: cuando tenés que tomar las decisiones y sos Presidente las tenés que tomar vos. En el caso nuestro, en el caso nuestro, él sí me escuchaba mucho, mucho, mucho; y yo lo escuchaba a él y discutíamos mucho. Pero cuando alguno de los dos tenía razón no era porque él fuera Presidente o fuera el hombre, o cuando yo tenía razón no era porque yo fuera la mujer o fuera la Presidenta. Cuando discutíamos las cosas discutíamos de a pares, no como marido y mujer, no como presidente o senadora nacional, que yo era senadora nacional, sino como cuadros políticos, como militantes, como dirigentes de un partido. Y entonces, yo sé que esto es difícil de entender porque no es muy común en el mundo de la política, pero bueno, si vos indagás o preguntas acerca de qué sucedía en aquellos años en las organizaciones juveniles políticas y demás no había esa diferencia entre hombre y mujer, ni pareja, sino simplemente era una forma de incorporarse a la política y una forma de ver la vida también, ¿no? Bueno, por eso… Ahora, ¿si lo extraño? Sí, claro que lo extraño. Lo voy a extrañar hasta el último de mis días.

Cristina Kirchner

Periodista: Quisiera hablarle un poco de la economía. Creo que en los últimos años el PBI de la Argentina se ha duplicado, ¿correcto? Y Argentina bajo su presidencia y también bajo la presidencia de su esposo, creo que es justo decir que Argentina ha ido por su camino propio, ha delineado su propio camino y han incorporado mucho de las ortodoxias o las disertaciones de otros que decían “Esto es lo que países como la Argentina deberían hacer en la condición en la que se encuentra”. Y ya sea en sus relaciones con los bonistas o en las políticas internas, en renacionalizar algunas de las grandes empresas que habían sido privatizadas, ustedes han dibujado su propio camino. Y como se refieren a Menem en su período, ¿me puede describir la visión económica de usted para la Argentina? ¿Cuáles fueron algunos de los principios rectores que los han llevado a través de todo este período?

CFK: Absolutamente, sí. Lo que usted señalaba casi al principio respecto de la duplicación de nuestro PBI se suma al desendeudamiento de la Argentina. La Argentina a partir del golpe de 1976, desde la dictadura, comienza un período de feroz endeudamiento. Y de, bueno, adhesión a las políticas del FMI. Un período también de desindustrialización. Argentina en el año 1976, 75, en la etapa del golpe, había llegado prácticamente al “fifty-fifty”, o sea, a la distribución del ingreso entre capital y trabajo más importante. Tenía un desarrollo industrial muy importante, tal vez el más importante de toda Latinoamérica, que había comenzado con el peronismo, donde fuimos el primer país de toda Latinoamérica donde se construyeron aviones, locomotoras, autos. En fin, teníamos un desarrollo industrial que se fue perdiendo y que a partir del golpe, y fundamentalmente en la década de los 90 también, se reconvierte totalmente y comienza lo que comenzó en muchas partes del mundo, que es la preponderancia del capital financiero por sobre la del capital industrial o de trabajo.

Yo creo que la crisis del 2008, de Lehman Brothers, no es una crisis que comience únicamente por tasas de interés o subprime de las hipotecas. Se debe fundamentalmente a la reconversión del sistema financiero internacional, que acá en la Argentina empezó con la dictadura, cuando se reforma la ley de Entidades Financieras, y que luego se consolida en la década de los 90, cuando los bancos comerciales, que eran meros intermediarios para que el capital pudieran producir bienes y servicios, se convierten en banca de inversión y en los derivados financieros. Entonces el dinero comienza a reproducirse por sí mismo. El dinero ya no tiene que pasar por el circuito de la producción de bienes o servicios para reproducirse, sino que comienzan a crecer geométricamente los derivados financieros. En la Argentina pasó algo parecido con la convertibilidad sumado al proceso de desindustrialización. Cuando nosotros llegamos vemos realmente que había dos graves problemas: el endeudamiento crónico de la Argentina, que había alcanzado una deuda del 160% de su Producto Bruto Interno, una situación que hoy tienen otros países del mundo; que además estábamos totalmente desindustrializados, o sea, todas las industrias que generan trabajo, que generan valor agregado, que permiten crecer a un país, estaban devastadas por que habían sido devastadas en la década de los 90. Habíamos perdido el manejo de los principales recursos de la economía, de la energía, del petróleo, la administración de los recursos de los trabajadores, a través de las administradoras de pensiones y jubilaciones. Entonces comienza… Y además teníamos una desocupación del 25%.

Entonces hay un discurso de Néstor en Naciones Unidas, el primer discurso que él da, en septiembre de 2003, y ahí define qué es lo que yo creo que es el eje de nuestro modelo, cuando le dice al mundo en esa Asamblea “Déjennos crecer para poder pagar la deuda, porque los muertos no pagan las deudas”. Y crecer significaba comenzar a abrir de vuelta industrias, comenzar a generar trabajo, comenzar a aumentar los salarios para que hubiera demanda, y entonces… Vos sabés que en economía hay dos grandes discusiones, si es la oferta o la demanda. O sea, qué es lo que mueve la economía. Si lo mueve la oferta o lo mueve la demanda. Nosotros sostenemos que si no hay demanda no hay inversión, porque los industriales solamente producen si estar seguros de que van a poder colocar lo que venden. A no ser que tengas un producto de innovación, como fue Henry Ford con el automóvil fundador del capitalismo norteamericano, o como fue Bill Gates o Steve Jobs, que a partir de que innovan tecnológicamente ellos crean la necesidad de la demanda. Ahí sí está primero la oferta y después viene la demanda. Pero en todo lo demás hoy en el mundo, si no hay innovación, primero es la demanda, con lo cual teníamos que darle a los argentinos poder adquisitivo. Poder adquisitivo para que pudieran desarrollar un fuerte mercado interno. En esto no hicimos más que mirar el modelo original de Estados Unidos de desarrollo. ¿Cómo crece Estados Unidos? Bueno, creo que el modelo de crecimiento del mercado interno, con una fuerte protección a todo lo que es la industria norteamericana, a lo que son sus productores agrícolas. Un gran discurso de libre comercio de las fronteras hacia afuera, pero de las fronteras hacia adentro una gran protección del país, lo cual no lo digo como crítica, sino que al contrario: nos pusimos a mirar qué había hecho Estados Unidos en la época de Roosevelt y cómo había surgido, y creo que, bueno, ahí está la clave. Definimos que el empleo, el trabajo, el trabajo, el trabajo bien remunerado…

Periodista: Me pregunto mirando hacia atrás, al 2002, a la época de la crisis, ¿hay alguna lección aprendida? ¿Se preguntan ustedes a veces por Europa? Han tenido siete años ya sin crecimiento en la mayoría de los casos y lo han hecho siguiendo el libreto económico estándar. Han recortado los presupuestos, los servicios sociales, y no han crecido. Me pregunto, ¿usted considera que la forma argentina provee una especie de modelo por lo que ha sucedido en otros países, o para lo que ha sucedido en otros países, por ejemplo en Europa, donde sufrieron una crisis similar y no han podido salir de esa crisis?

CFK: Sí, yo creo que sí, que hay un modelo argentino. De hecho hoy, por ejemplo, en Naciones Unidas hemos logrado algo inédito: estamos discutiendo luego de un debate que se hizo y con el cual contamos con el apoyo del G77+China, hoy se está discutiendo en Naciones Unidas poder aprobar para la próxima Asamblea un tratado sobre reestructuración de deuda soberana. Uno de los principales problemas que tiene el mundo, fundamentalmente Europa, es sus deudas soberanas. Estados Unidos por supuesto es el que más debe en el mundo, pero como es el que tiene la maquinita de hacer dólares no tiene ese problema. Traslada sus problemas, su inflación, hacia el exterior, y cuando valoriza su moneda produce el vuelo de calidad de los países emergentes, de capitales, hacia el centro. Sí, creemos que es un modelo. De hecho en Grecia nos han tomado los que han vencido en las últimas elecciones como un modelo. Y nos planteamos, pero no como un modelo. Cuando mirábamos a Europa, el tema de la Unión Europea, que fue tan alabada durante mucho tiempo, tiene un problema muy grave, que es renunciar a partir de la unidad monetaria al uso de la moneda, que es uno de las claves de cualquier proceso económico. Renunciar, Estados Unidos jamás renunciaría por ejemplo a que su moneda fuera moneda de reserva, y todos me dicen “La inflación”, “No la inflación”, pero el billete de 100 dólares sigue siendo el mismo billete de 100 dólares y no lo van a modificar nunca. Y no lo van a decir que lo mismo que se podía comprar con un millón de dólares en Estados Unidos hace 20 años lo puedo comprar ahora. Es más, hace 30 años alguien que tenía un millón de dólares en Estados Unidos era un millonario. Hoy no sucede lo mismo. Entonces creo que la Argentina, no como modelo de administración sino como lo que pasó con su deuda, su reestructuración… Nosotros cuando decidimos reestructurar la deuda Néstor lo hace sobre una base. Él sostiene, y sostenemos, que cuando estaba en vigencia la convertibilidad venían los capitales de afuera a colocar dólares con tasas anuales que orillaban el 15%, el 16%, cuando en cualquier país del mundo la tasa en dólares no sobrepasaba el 2%. Entonces Néstor sostenía, con el más crudo mensaje capitalista, que es el del riesgo, asumir el riesgo, que si yo coloco mi dinero en un lugar al 16% y es el único lugar en el cual me pagan el 16% porque en el resto me pagan el 2%, cuando ese país no me va a poder devolver el dinero yo tengo que asumir también una parte del riesgo. Entonces él dijo que el mundo que fomentó esto, el Fondo Monetario Internacional, que nos tomaba a la Argentina en los años 90 como un alumno sobresaliente, también asuman la parte del riesgo que tuvieron y una parte de la deuda quede a cargo de ellos. De cualquier manera pagamos más que la Enron pagó a sus accionistas. La Enron pagó 10 centavos por cada dólar que tenía y defraudó, y nosotros pagamos más centavos de dólar por cada dólar, creo que pagamos algo así como 35 centavos de dólar, así que si tomamos el modelo de quiebra de la Enron evidentemente la Argentina fue mucho más justa con sus acreedores que lo que fue la Enron con sus acreedores, que eran los ciudadanos en su gran mayoría norteamericanos. Y yo creo que lo que estamos tratando ahora en Naciones Unidas, que es una cosa muy sencilla de hacer, es simplemente tener una ley de quiebras a nivel global. Porque, a ver, en Estados Unidos pueden quebrar los municipios, puede quebrar una empresa. Se reúnen los acreedores de la empresa con el juez de la quiebra y dicen, bueno, la empresa propone pagar una determinada forma y si se reúne una determinada cantidad de voluntad de los acreedores –en Estados Unidos creo que es al igual que en la Argentina el 66% de la voluntad de los acreedores– el resto de los acreedores tiene que aceptarlo, porque lo que siempre hay que hacer es la continuidad de la empresa.

¿Qué es lo que busca un juez en la quiebra? Que continúe la empresa, porque si continúa la empresa continúan los trabajadores, esa empresa se puede recuperar, puede pagar sus deudas, puede seguir produciendo. El esquema que nosotros planteamos hoy en esta convención internacional es exactamente lo mismo, ¿basado por qué? En el modelo de Argentina. Argentina logra reestructurar su deuda: con Kirchner la acepta un 76%, casi 77%, y conmigo en el 2010 llegamos al 92,4% de los acreedores. 92,4%. Si del 100% del universo de tus acreedores hay un 92,4% que acepta tu forma de pago y vos venís pagándole rigurosamente además desde el año 2005 a la fecha sin recurrir al mercado de capitales, porque no teníamos acceso al mercado de capitales producto del default de la deuda que había sido defaulteada por otro gobierno. Porque además lo más curioso y lo más gracioso de todo esto es que toda la deuda que este gobierno y el de Kirchner pagó no es deuda que contrajimos durante nuestra gestión, es deuda de ese 160% del PBI que teníamos. Y hoy la Argentina es el país que más ha reducido su exposición en deuda. Esto fue informado hace poco por una consultora norteamericana, McKinsey, donde la Argentina figura como el país que más ha reducido su deuda, frente a otros que la han aumentado a más del 100 nosotros estamos en un -11, en un 11% negativo.

Y hoy tenemos el nivel de endeudamiento más bajo de toda nuestra historia. En moneda extranjera, o sea en dólares y en euros, a personas privadas, nacionales o extranjeras, solamente el 9,5% del PBI. O sea, un país desendeudado. Creo que este es uno de los ejes fundamentales, esto nos permitió también generar recursos, esto nos permitió además a partir de una política industrial muy fuerte generar trabajo y poder hacer frente al pago de la deuda, también con un desarrollo en el sector primario argentino, fundamentalmente en exportaciones agrícolas, con un altísimo nivel de competitividad. Pero bueno, y también con una política tributaria…

Periodista: Todo lo que usted me dice parece sugerir que las reglas del sistema financiero internacional van un poco en contra de los países en desarrollo. Entonces su esposo, usted, cuando asumen lo primero que hacen es heredar esta terrible deuda y veo que eso subyace mucho de los discursos que usted da diciendo que las reglas necesitan cambiarse porque no funcionan para los países en desarrollo como lo hacen para los desarrollados. Y muchas de las disertaciones que recibe la Argentina y otros países vienen de pauses que no hicieron esto nunca. ¿Son reglas que no son justas, a eso nos referimos?

CFK: Las reglas financieras internacionales tampoco le sirven hoy a los países desarrollados. Tu país, Estados Unidos, tiene una brecha de desigualdad como nunca ha tenido en la historia. No sé si has leído el libro de Thomas Piketty, “El capitalismo del siglo XXI” del académico francés, es muy bueno. Dice que el periodo global de distribución del ingreso más justo, más equitativo, fue el que se registró entre fines de la Primera Guerra Mundial y la caída del Muro de Berlín, fundamentalmente después de la Segunda Guerra Mundial y la caída del Muro de Berlín. Allí se produjo en el mundo la distribución del ingreso más equitativa. Hoy las reglas financieras estar tampoco le sirven a Estados Unidos. Hay más de 80 millones de estadounidenses que no tienen cobertura sanitaria. Hay un 1% de estadounidenses que poseen fortunas incalculables frente a una clase media. “Friends” por ejemplo, esta serie fantástica, hoy no tendría sentido porque no reflejaría la realidad de la juventud norteamericana o de gran parte de la juventud norteamericana, por ejemplo. O sea que estas reglas finalmente terminan impactando en todos lados porque uno de los problemas que tiene Estados Unidos que es, por ejemplo, la inmigración ilegal que tanta discusión y debate interne genera entre republicanos, demócratas, progresistas, liberales, tea party y demás.

A ver, si realmente en México la gente pudiera vivir mejor o en Colombia o en todos los países que quieren ir a Estados Unidos, no habría estos problemas. En realidad, estas reglas financieras no le sirven a nadie. Ni a los países desarrollados ni a los países no desarrollados. Por supuesto, los que terminan pagando el pato son los países emergentes, porque la crisis del 2008 que nos habían dicho que primero estaba circunscripta únicamente al sistema financiero norteamericano y a las hipotecas. Luego se expandió hacia Europa, hoy Europa está en crisis y ahora se traslada de los países desarrollados a los países emergentes al subir el dólar y bajar el precio de los commodities con lo cual estaríamos retornando a un intercambio comercial similar al que tenían antes del surgimiento de China. Lo que pasa es que el mundo ha cambiado tanto con la aparición de los gigantes del sudeste asiático, fundamentalmente China y todo el sudeste, que en realidad estamos en un mundo totalmente diferente. Y los que crean que se pueden conducir de la misma manera que 20 años atrás, me parece que están equivocados.

Periodista: Le quiero preguntar sobre eso justamente. Si hablamos de la política externa argentina en los últimos años, creo que se puede decir que así como en el reino económico han tratado de dibujar un curso distinto para la Argentina y corríjame si lo sobresimplifico, pero se ha apartado de los Estados Unidos un poco y se ha acercado más a países como Venezuela, Rusia, China, Irán. No sé si estoy simplificando en exceso pero cuando uno mira el mundo y ve los poderes surgentes y los que disminuyen en su poderío, cuando uno quiere engancharse con el caballo en los próximos 20 o 30 años será Rusia y China y no Estados Unidos. Entonces, ¿eso explica el camino diferente que ustedes han delineado para la Argentina?

CFK: Utilizaste un apalabra que es “simplificación”. Yo creo que es falta de información. Es falta de información. ¿Por qué? Primero, en nuestro país el primer inversor es España y el segundo inversor es Estados Unidos. Aquí en la Argentina no hay menos de 500 empresas norteamericanas de las cuales figuran de las 100 más importantes de los Estados Unidos. El superávit, en la década de los 90 nosotros teníamos superávit comercial con Estados Unidos: hoy Estados Unidos tiene superávit comercial con nosotros. El primer déficit que tenemos lo tenemos con China, pero el segundo déficit comercial lo tenemos con Estados Unidos. Porque las cosas hoy en el mundo no se miden por si me gusta Obama o me gusta Bush o me gusta Xi Jinping o me cae más simpático Putin. Si vamos a hablar de economía, quiero ver los números. Y los números me dicen que el segundo inversor es Estados Unidos y los números me dice que yo tengo déficit comercial con Estados Unidos con lo cual hay un intercambio comercial muy fluido entre Argentina y Estados Unidos. Es más, yo creo que Estados Unidos por ahí le ha cerrado las puertas a las Argentina. Vis fíjate que estamos a punto de ganar un panel en la OMC porque Estados Unidos no permite que ingresen las carnes argentinas, que son las mejores del mundo, con barreras para arancelarias o fitosanitarias o nos impide también el ingreso de limones en defensa de sus productores y Argentina es el primer exportador y productor mundial de limones.

Con lo cual no hay un alejamiento de Estados Unidos para acercarse a Rusia o a China, hay simplemente la admisión de que hay un mundo multipolar. O sea, que los Chinos hayan evolucionad lo que evolucionaron del año 49 a la fecha. Por ejemplo, yo tengo un ejemplo que siempre digo, en el año 49 Argentina fabricaba locomotoras, trenes, aviones, barcos. En el año 49 Mao llegaba a Beijing luego de la Larga Marcha con millones de chinos hambrientos comiendo una escudilla de arroz a la semana. Ahora, vas a China y se ha convertido en una potencia mundial. Es el principal acreedor de Estados Unidos porque es el mayor tenedor de bonos de Estados Unidos. En el G20 no se decide absolutamente nada si no lo aprueba Estados Unidos y lo aprueba China. Tengo que decirlo con todas las letras. El G20 podría ser el G2, sacarle el cero, los dejamos a China y Estados Unidos y funcionaría exactamente igual. Con lo cual agitar el fantasma de que la Argentina o algunos países latinoamericanos se acercan a China o a Rusia. No, hay un mundo diferente. Y también es cierto que China ofrece inversiones en nuestro país en materia de obras de infraestructura, como represes hidroeléctricas, como financiamiento de trenes. Fijate vos, Mao llegaba comiendo arroz en el ’49 y nosotros hacíamos locomotoras y trenes. Ahora yo no puedo construir en mi país, por todo el proceso de desindustrialización que hubo, locomotoras y trenes y se las compro a China que me da, además, un financiamiento muy importante. Entonces no es un problema de acercamientos porque hoy, a ver, ¿alguien puede pensar..? China tiene un particular modelo de desarrollo económico pero en realidad, hoy la división de Este-Oeste, Capitalismo y Comunismo que conocimos, se terminó con la caída del Muro de Berlín. Y en realidad estamos en una etapa totalmente diferente.

Algunos creyeron que cuando se cayó el Muro de Berlín, como Francis Fukuyama, se acababa la historia. Entonces yo creo que la historia, si la dividimos. Se dice que el descubrimiento de América inauguró la etapa moderna o el Renacimiento dicen otros. Yo creo que los historiadores del día de mañana van a discutir cuándo realmente nace el posmodernismo: si es con el Muro de Berlín o si es con la caída de las Torres Gemelas. Si vos me preguntas a mi cuándo creo que se marca una nueva época es con la caída de las Torres Gemelas. Y te voy a explicar por qué. Yo no me acuerdo qué estaba haciendo el día que se cayó el Muro de Berlín. Si me preguntas a mi “¿qué estabas haciendo vos en el 89? ¿Qué estabas haciendo en ese momento?”, la verdad que no me acuerdo. Ahora, si me preguntas qué estaba haciendo el día de las Torres Gemelas, te lo puedo contar por día, por hora, con lujo de detalles. Pude mirar el segundo avión que se estrellaba en la segunda torre. Creo que aunque viva 100 años más, eso no me lo olvido más. Esto es lo que te marca cuando una época cambia, cuando alguien puede pensar en un momento dado qué estaba haciendo. Y yo creo que le preguntas a los 7 mil millones de habitantes que tiene el mundo qué estaban haciendo ese día 11S y todos te van a contestar que estaban haciendo. Y estoy segura que la mitad del mundo no debe saber ni qué pasaban cuando se cayó el Muro de Berlín. Que si, que era una cuestión de geopolítica, de seguridad de Estados Unidos y su enfrentamiento con Rusia o la Unión Soviética, para decirlo con mayor propiedad, puede ser.

Pero lo cierto es que estamos en un mundo nuevo, en una nueva etapa civilizatoria donde ya la puja no es a partir de este modelo económico en términos de propiedad de los medios de producción, del capitalismo, de cómo queremos vivir, si va a haber consumo. Todos quieren consumir pero yo siempre digo que el Muro de Berlín se cayó para los dos lados. Yo no creo que el Muro de Berlín se haya caído porque Estados Unidos era más poderoso militarmente o económicamente o financieramente o científicamente. Yo creo que el Muro de Berlín se cayó porque los que vivían del lado comunista querían vivir como vivían de este lado. Consumiendo, con libertades, decidiendo su vida y no que el Estado te lo planifique. Ese es el gran triunfo, que esto es lo que no creo que se alcance a visualizar actualmente en la problemática mundial. Estamos en una etapa civilizatoria nueva porque la gente ya ha decidido, por lo menos el mundo que nos es común, ha decidido cómo quiere vivir. Yo acabo de estar en China y es la tercera vez que voy a China, ¿no? Tercera vez que voy a China. La primera vez fui en el 2004 con Néstor Kirchner, todavía veía bicicletas en Beijing. La segunda vez fue en el 2010, ya fui como Presidenta. Y ahora acabo de venir. No vi, en Beijing por lo menos, una sola bicicleta y vi autos, millones de autos, a cual más moderno, a cual más lindo, como nunca había visto. Y cada vez que voy descubro más edificios, más hoteles. O sea que está discusión de si queremos consumir o no queremos consumir, se terminó. Es una etapa clausurada. Ahora, estamos ante un mundo nuevo donde los enfrentamientos son de carácter étnico, religioso, por eso creo que la época la marca la caída de las torres, el atentado terrorista de las torres, y no la caída del Muro de Berlín. Esa es mi percepción. Por eso digo que plantearse acercamiento con Rusia y con China. ¿Y Rusia y China son comunistas? En Rusia, cuando vas a Moscú, ¿qué diferencia encontrás con Nueva York? Bueno si, que está el Kremlin de un lado, la Iglesia de Santa Sofía, pero encontrás todas las tiendas.

Periodista: Son un poco autoritarios.

CFK: Ah bueno, si si si, son diferentes. Bueno, a ver, yo leí una columna muy interesante, eso de autoritarismo hay que verlo también. Yo leí una columna muy interesante en el New York Times cuando sucedió la tragedia de Charlie Hebdo. Un periodista estrella del New York Times, no recuerdo cuál, tú lo debes recordar mejor. Dijo que, te acordás que había salido la consigna “Yo soy Charlie Hebdo” en todo el mundo. Bueno, yo creo que hubo un artículo del New York Times que dijo, un famoso columnista, que decía “yo no soy Charlie Hebdo”. Y decía que había mucha hipocresía en Estados Unidos porque si alguien quisiera escribir lo que escribían los de Charlie Hebdo en los Estados Unidos, seguramente el gobierno o algún fiscal, burlándose de la religión o burlándose de los Estados Unidos o burlándose de la bandera, no lo hubieran permitido. Es más, este periodista hablaba de que en muchos campus universitarios estadounidenses no se permitía que determinados dirigentes que no caían bien o que tenían ideas un poco radicales, hablaran. Entonces él decía que había mucho de hipocresía en eso. Bueno, de hecho, en Estados Unidos recordamos a la periodista del New York Time que fue condenada por mencionar el nombre de una espía, la esposa de un embajador o de alguien de la CIA que era embajadora, no recuerdo exactamente el episodio. Tú te debes acordar. Pero fue una periodista que fue presa. En mi país, por ejemplo, sería imposible e impensable, afortunadamente, que ningún periodista fuera preso por mencionar que fulanito es de la CIA o es del Mossad o es de los Servicios de Inteligencia argentinos. Por eso te digo que la noción de autoritarismo habría que analizarla con mayor prolijidad, mayor detenimiento y verificando que pasa en casa, ¿no?

Cristina Kirchner

Periodista: Si puede mencióneme el acuerdo con Irán. Si me puede hablar de eso. Ha sido ya debatido con mucho detalle, especialmente desde la muerte de Alberto Nisman. Pero, ¿qué es lo que trataban de lograr en este tipo de acercamiento que estaban negociando? A la distancia parece, bueno sufrieron este terrible ataque terrorista en 1994, pasaron 20 años. Hay aquí un tribunal que acusó a los iraníes, a un miembro de Hezbollah pero no sucedió nada. Me pregunto, ¿qué es lo que intentaban lograr y qué es lo que no querían obtener en esa negociación con Irán?

CFK: A ver, vamos a empezar. Esta historia no empieza con el memorándum de entendimiento con Irán. Esta historia empieza primero en 1992 con la voladura del 17 de marzo de la Embajada de Israel. Se van a cumplir ahora 23 años. 23 años de la voladura de la Embajada de Israel sin que haya un solo condenado, ni un solo detenido. Yo en ese año, 1992, era diputada provincial en la provincia de Santa Cruz, una lejana y perdida provincia. Luego viene el atentado de la AMIA, que a diferencia del atentado de la embajada que es un atentado contra Israel porque se produce en territorio, usted sabe que cada embajada representa una parte del territorio del país. Viene el atentado del 18J, el 18 de julio de 1994, que no es un atentado contra la comunidad judía. Es un atentado contra la Argentina porque se produce en territorio argentino y se produce y muere gente y se produce en la asociación mutual judía pero son persona que profesan la fe judía pero son argentinos los muertos. Me parece que hay una confusión en esto. Nosotros concebimos a la AMIA como un atentado contra la Argentina en las cuales murieron argentinos que profesaban la fe judía algunos y otros que no profesaban la fe judía. Con lo cual esto fue, si, el atentado terrorista más grande. En uno murieron 29 personas, en el otro 85 personas. Pero fueron los dos muy graves. Muy muy graves. Se forma una comisión bicameral de seguimiento de ambos atentados en 1996. Yo soy miembro de esa comisión bicameral desde el inicio.

Yo era una activa participante en esa comisión, en ese momento Itzhak Avirán era el embajador de Israel en la Argentina, año 96-97-98. Y cada vez comienzo a notar mayores anomalías en el desarrollo del juicio porque, en realidad, esta era una comisión de seguimiento. El Poder Legislativo no tiene facultades para inmiscuirse en los procesos judiciales. Por eso se creó la figura de comisión bicameral de seguimiento. Y seguíamos la investigación y yo comencé a ver anormalidades y a manifestarlas no públicamente, sino a manifestarlas en el seno de la comisión. ¿Por qué no públicamente? Porque no queríamos que una situación como esa, un atentado terrorista, con víctimas, con familiares, fuera objeto de shows mediáticos, de posicionamientos políticos a partir de decir tal cosa o tal otra. La verdad que todos los miembros nos manejamos muy prudentemente en cuanto a esto. En mi último informe, el que yo firmo en disidencia total. Luego de un episodio que es cuando le tomamos declaración a quien había sido secretario del juez Galeano, el doctor Claudio Lifschitz, que revela toda la trama de cómo se había hecho. Nosotros veíamos muchísimas singularidades. Yo le decía a muchos familiares “esto no va a pasar el juicio oral” porque un papel aguanta cualquier cosa pero un juicio oral y público requiere de pruebas, requiere del derecho de defensa. Y además en este marco se desarrolló también una campaña presidencial en ese momento y todo culminó finalmente como yo lo decía en el informe.

En el año 2004 el Tribunal Oral Federal demolió literalmente la causa de Galeano, liberó a todos los detenidos y hoy, a 21 años al igual que a 23 años, seguimos sin un condenado y un detenido. Un detalle. El juez Galeano había lanzado doce órdenes, doce alertas rojas para detener a 12 iraníes. Entre ellos el ex embajador iraní en Argentina, Heidi Solimanpur, que es detenido en Londres. Lo detienen en Londres a pedido del juez argentino y lo tuvieron que liberar porque cuando el Poder Judicial argentino le remitió las pruebas, de acuerdo a los ingleses (no de acuerdo a los iraníes ni a nadie, de acuerdo a los ingleses) esas pruebas no valían. Y no solamente lo liberaron a Heidi Solimanpur, sino que la Argentina además tuvo que pagar 25 mil dólares o libras, no recuerdo, porque obviamente si uno hace estas cosas las tiene que pagar. Se cae el juicio, comienzan después juicios por encubrimiento, viene otro nuevo juez, vienen otros fiscales porque hoy están procesados por encubrimiento un ex presidente, un ex titular de la agencia de inteligencia, comisarios de la Policía Federal. Están procesados también el juez Galeano por encubrimiento, fiscales por encubrimiento, secretarios por encubrimiento, un escándalo. Un verdadero y absoluto escándalo.

A partir de que asume Néstor Kirchner, en el año 2003, la Procuración Fiscal, el Ministerio Público Fiscal crea. O sea no el Poder Ejecutivo porque acá los fiscales no dependen del Poder Ejecutivo, dependen de un ministerio extrapoder, que nombra en el año 2004 si mal no recuerdo, al doctor Alberto Nisman como fiscal de la unidad AMIA. Y el juez Canicoba Corral asume la causa y le delega la investigación en el fiscal. Y ahí comienzan la investigación nuevamente y se libran cinco, o siete u ocho, no recuerdo, órdenes de captura. Y gestionamos muy fuertemente en la Interpol, hoy la Argentina también es miembro de la Interpol, el Secretario de Seguridad Berni es miembro del directorio de Interpol. Gestionamos estas alertas rojas. Y comenzamos a partir del año 2007 a pedirle a Irán. Néstor Kirchner y Cristina Kirchner somos los primeros presidentes de la Argentina, que había tenido los dos atentados de los cuales se acusa a Irán, en comenzar a reclamar ante el resto de las naciones que Irán coopere judicialmente con la Argentina. Porque en la Argentina no hay posibilidades de juicios en ausencia, tiene que poderse tomar declaración al que está acusado porque así lo impone la constitución. El problema es que al mismo tiempo Irán tiene una ley que data de la época del Sha de Persia, no es una ley de esta administración, que impide que ciudadanos iraníes sean extraditados a otros países para ser juzgados. Es una ley similar a la que tiene, por ejemplo, Brasil. Si yo quisiera pedirle hoy la extradición de alguien a Brasil, tampoco me la daría. Entonces comenzamos a pedir cada vez mayor cooperación judicial. Además hay una resolución de Naciones Unidas, la resolución 1373 que se dicta el 28 de septiembre del 2001 con motivo del atentado de las torres. Ahí en esa resolución de Naciones Unidas se pide que los países tienen que celebrar acuerdos de cooperación judicial para poder esclarecer atentados terroristas y demás.

Cuando comienzan a librarse las órdenes a Irán, Irán responde que, además de descalificar la investigación, de decir que es mentira, que no es cierto, dice que no va a cooperar porque no hay ningún acuerdo bilateral firmado entre ambos países que los obligue a ellos a cooperar judicialmente.

Le voy a contar una anécdota. Año 2004 o 2005, no recuerdo, ya que hablaba de Venezuela. Se realiza la Reunión de los 15 en Caracas, en Venezuela. Nosotros fuimos y en ese momento el presidente de Irán, que no recuerdo quién era, le pide una audiencia al presidente Kirchner. El presidente Kirchner le contesta que solamente le va a dar audiencia si incluye como tema de agenda el tema AMIA. Bueno, se terminó todo, no hubo agenda, no hubo reunión.

Periodista: ¿Ahmadineyad?

CFK: No, no era Ahmadineyad. Era otro. Había otro, no me acuerdo. El anterior a Ahmadineyad, creo. Bueno, la cuestión es que no nos dan la audiencia porque ellos ni siquiera aceptaban que AMIA pudiera formar parte de una agenda bilateral de discusión. Porque decían que no tenían absolutamente nada que ver y que no tenían por qué incluir esto. Yo comienzo cada vez a escalar más en mis discursos en Naciones Unidas. Uno lo puede ver. Primero pidiendo cooperación, garantizando que en nuestro país va a haber un juicio justo, que tenemos garantías, que estamos juzgando a los militares, que podemos dar fe de que puede haber garantías. Nada. No contestaban nada. Después proponemos, tomando el caso Lockerbie de Libia y Estados Unidos, que el juicio (si no tenían confianza en Argentina) se hiciera en un tercer país, se hiciera en el país que nos pudiéramos de acuerdo con autoridades judiciales que no fueran ni argentinas ni iraníes, que fue la solución a la que arribó Estados Unidos e Inglaterra con el derribo del avión que después Libia entregó a las personas. Con indemnizaciones y demás. Tampoco lo aceptaron.

Seguimos, seguimos, seguimos hasta que finalmente, yo creo que fue en el año 2012, el Canciller que contesta que están dispuestos a iniciar conversaciones con la Argentina para llegar a un acuerdo sobre la cuestión de la AMIA. Esto solo, en términos de política internacional y en términos de materia penal, fue un triunfo argentino sin precedentes. Porque si yo quiero hablar contigo de la muerte de Kennedy y digo “Dexter, tú tienes que sentarte a hablar conmigo de la muerte de Kennedy porque tú eres culpable de la muerte de Kennedy y de haber participado en el complot”, Dexter vos nunca vas a aceptar sentarte conmigo porque decís “¿qué tengo que ver yo con la muerte de Kennedy?”.

Nosotros logramos que Irán aceptara una discusión sobre el tema AMIA cuando la había negado durante décadas. Y no solamente logramos eso, sino que logramos firmar un memorándum de entendimiento.

Periodista: ¿Por qué le parece que acordaron hablar del tema? Me pregunto a veces, usted no puede hablar por ellos, ¿pero tiene idea de por qué?

CFK: Yo no puedo hablar por lo que ellos pensaron. Yo creo que hubo una gran presión internacional. Creo que a esto se suma, porque hay que mirar también cuando uno mira AMIA o cuando uno mira la cuestión de Medio Oriente, no puede mirar solamente lo que pasa en Irán, no puede mirar solamente lo que pasa en Argentina, sino que tiene que ver el contexto.

Por ejemplo ahora Barack Obama. Barack Obama, la administración Barack Obama está negociando desde hace ya tiempo un acuerdo de no proliferación nuclear con Irán, acompañado por el resto de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad más Alemania. Tienen conversaciones secretas desde el año 2009, nos venimos a enterar ahora. Yo quiero recordarles a todos que el año 2009 es el año en el que Barack Obama asume. ¿Y esto que convierte a Barack Obama en un traidor a Estados Unidos por querer negociar un tratado de no proliferación nuclear que asegure que no estalle una guerra peor de la que aún hay en Medio Oriente? No. A mí me parece que es un ejercicio de responsabilidad absoluta y de cuidar la seguridad en serio, no sólo de los Estados Unidos, sino del mundo. Bueno, ahora nos enteramos que Barack Obama está negociando desde el año 2009. Resulta ser que cuando yo estuve sentada en el Consejo de Seguridad, el día anterior.

Periodista: En cuanto al pacto con Irán, creo que la crítica ya no buscan que se haga justicia, están tratando de sacarlo del medio al tema porque esto se entromete entre las mejores relaciones entre éste y la Argentina. Usted ha escuchado estas críticas…

CFK: Perdón no entendí, no entendí…

Periodista: La crítica efectuada respecto de las negociaciones de Argentina con Irán es que ya no tratan de buscar justicia como lo han hecho durante tantos años sino que muestran una voluntad de firmar un acuerdo político respecto de esta tragedia. Van a recibir testimonio de la gente y después nos alejamos todo de este tema y podemos aumentar el comercio y podemos ser amigos con Irán, esa es la crítica que usted la debe haber escuchado.

CFK: Sí claro. Críticas escucho de toda naturaleza, pero en realidad eso no se corresponde con la realidad. Para que haya condenados y para que pueda condenarse el crimen de la AMIA que reitero hace 21 años, porque yo digo, esto no pasó hace 22 años ni 3 ni 4 durante nuestra gestión, sucedió hace 21 años. El comercio con Irán en realidad decreció después de la firma del Memorándum de Entendimiento, nosotros crudo iraní no necesitamos porque no nos sirve en nuestras refinerías, o sea que el intercambio comercial es una cosa comprobable, tan verificable como lo que yo le decía anteriormente. Lo que yo digo es que no tenemos que ser hipócritas.

El tema es reclamar todos los años como una letanía en Naciones Unidas para quedar bien, por favor pobre Irán señores ayúdennos. Todos los años vamos a Naciones Unidas, decimos lo mismo, todos los años la comunidad se junta acá frente al nuevo edificio de la AMIA y pasaron 21 años y nadie ha logrado nada, salvo nosotros que habíamos logrado este acuerdo que si no hubiera sido declarado inconstitucional por la justicia argentina nosotros estaríamos en condiciones, de exigirles ya a los iraníes en Naciones Unidas que cumplan lo que firmaron, que cumplan con el acuerdo de la Comisión de la Verdad integrada por 7 juristas de renombre internacional, que cumplan con la posibilidad que el juez argentino se traslade a Teherán porque éste era el objetivo fundamental, que el juez Canicoba Corral pueda ir a tomarles declaraciones a los iraníes a Teherán, porque una vez que les toma declaración a los iraníes en Teherán el juicio puede seguir su marcha, pueden ser procesados, se pueden presentar pruebas. Ahora estamos exactamente igual que hace 21 años sin condenados, sin detenidos y bueno también se dijo que era para levantar las alertas rojas.

Usted habrá escuchado a Robert Noble, que fue hasta el año pasado el Presidente, el Director General de Interpol, decir que todo lo que se había dicho era absolutamente falso. Lo primero que hicimos nosotros ni bien se firmó el Memorándum de Entendimiento fue enviar una nota a Interpol diciendo que las alertas rojas debían seguir vigentes, pero…

Dexter permítame, si nosotros no enmarcamos el tema de AMIA y de la voladura de la Embajada en el contexto de la cuestión de Medio Oriente y de cómo se van superponiendo las políticas y los hechos entre… vos fíjate, en el año 92 cuando se vuela la Embajada, ese fue el año que Isaac Rabin, que fue un gran estadista israelí, él llegó, hizo su campaña y llegó a Primer Ministro israelí. Todo el eje de su campaña en el 92 fue lograr la paz con Arafat con la entonces OLP. Vos has estado en Irak, en Afganistán, sos un conocedor de la cuestión de Medio Oriente. Él toda su campaña la basó en precisamente en lograr la paz con Palestina, cosa con la cual no estaban de acuerdo muchos, de hecho yo creo que Rabin quería en cierta manera emula a Menahem Begin que había logrado firmar la paz con Egipto.

En ese año se produce la voladura de la Embajada, sin embargo con el paraguas protector de Estados Unidos, Rabin siguió las conversaciones en secreto donde Siria era una actor principalísimo, que como decía Kissinger, Kissinger decía que no puede haber guerra en Medio Oriente sin Egipto pero no puede haber paz sin Siria, y Siria tenía ahí un papel preponderante muy grande y justamente en el año 94 donde justamente se estaban llevando a cabo las negociaciones que se llevaron a cabo, se produce la voladura de la AMIA y más tarde, casi al año siguiente cuando se firma la paz entre Shimon Peres, Rabin, Arafat, que tiene el premio Nobel, que inclusive comparte en la Casa Blanca una ceremonia, se produce luego de todo eso el asesinato por parte de ultraderechistas israelíes de ese gran estadista que fue Rabin.

Entonces nosotros tenemos que mirar las cosas que pasan en el mundo, no únicamente con lo que pasó en Argentina o lo que pasó en Irán o en Estados Unidos, sino cómo la cuestión de Medio Oriente, de cómo los actores de Medio Oriente se desarrollan y cómo hoy por ejemplo Estados Unidos está tratando de llegar a un acuerdo de no proliferación nuclear con Irán. Yo puede decirle a Barack Obama: ‘no señor en realidad usted es un mentiroso, usted lo que quiere es pasar a la historia y entonces arreglar con Irán para que Irán tenga la bomba nuclear’, no. Entonces creo que nosotros tenemos que mirar las cosas cuando son…porque ¿en qué se convirtió la AMIA?

La AMIA se convirtió como yo lo dije en el juicio oral cuando me llamaron a declarar como miembro de la comisión, en un tablero de ajedrez de la política nacional e internacional. Vos fijate, yo era mimbro de la comisión y se acusó a los policías de la Provincia de Buenos Aires, de la famosa Bonaerense, una policía muy cuestionada de haber sido partícipes del atentado. ¿Por qué era esto? Porque en ese momento el que era candidato a Presidente en ese momento estaba enfrentado al Presidente Duhalde y entonces se plantaron pistas falsas para perjudicarlo en la campaña electoral. Bueno eso finalmente se derrumbó en el año 2004 cuando se descubrió que la Bonaerense no habían tenido absolutamente nada que ver con esto. Entonces ahí se jugó en el tablero nacional. Y también se jugaba en el tablero internacional porque tal vez en los años 90 no convenía que otros países de Medio Oriente pudieron haber estado involucrados en la cuestión de la AMIA. Entonces digo, digo, lo que nosotros hicimos fue cumplir con lo que decía la justicia argentina que me pedían la extradición de los iraníes, los iraníes fuimos a la Interpol, logramos las alertas rojas para que ordenaran captura, los iraníes no los entregan, no los extraditan y tenemos que hacer…

Periodista: Entiendo, pero ¿a usted le parece que el Gobierno iraní es responsable?

CFK: De acuerdo a lo que dice la justicia argentina tengo que decir que sí por eso sino no hubiera firmado el acuerdo. Y si no pensara, si yo pensara que la justicia argentina no tiene razón, que está acusando mal. De cualquier manera tenemos que decir una cosa, en mi país nadie es culpable hasta que no es condenado por sentencia firme, no sé cómo es en tu país, pero obviamente que pienso que Irán tuvo que ver, sino por qué como Presidenta voy a estar pidiendo que extraditen.

Tengo que cumplir con las órdenes del juez que manda a pedir la extradición de fulanito de tal, menganito, de sultanito que son miembros o ciudadanos iraníes, obviamente, sino sería casi absurdo.

Periodista: ¿El acuerdo que negociaron y firmaron le parece que llevaría al arresto de los iraníes o que llegaría a hacerse justicia en este tema?

CFK: Llevaría a que fundamentalmente el juez pudiera viajar a Teherán a tomarles declaración porque así como hay una ley en Teherán que impide la extradición de iraníes, hay una ley en Argentina que impide juzgar a la gente en ausencia. Entonces estamos en una situación de punto muerto donde ni los iraníes extraditan ni el juez les puede tomar declaración a los iraníes. De ese punto muerto de 21 años es del que quisimos salir con el acuerdo. Lo que sucede que paralelamente se dan, a ver, no vamos a ser ingenuos. Tú has sido corresponsal en Afganistán, en Irak, en Pakistán, sabemos cómo se mueve la política internacional, sabemos cómo se mueven los servicios de inteligencia de todos los países desde la CIA, el Mosad, lo servicios de inteligencia de los países de Europa, todo, o sea, hay un tablero internacional que no puede ser desconocido.

La Argentina se vio inmersa en ese tablero de la geopolítica internacional que es la cuestión de Medio Oriente, como decimos acá, sin comerla ni beberla, porque no es un conflicto… a nosotros nos trajeron un conflicto a través de los atentados, y lo que nosotros queremos es salir de ese conflicto porque lo que nosotros queremos es hacer justicia para los 85 muertos de la AMIA, esto es lo que queremos. Yo siento que tengo una deuda… Hoy me preguntabas sobre el terrorismo de Estado, ¿por qué Kirchner había querido abordar el tema del terrorismo de Estado? Porque había que darle la cara a los familiares y a los hijos. Y acá no hay que ver lo que dice Estados Unidos, lo que dice Irán, lo que dice Israel o lo que dice la Presidenta de la Argentina, hay que mirarle la cara a los familiares de los 85 muertos y por ellos hacer todo lo posible para que haya juicio y castigo a los culpables. Y este fue el camino que a nosotros nos guió. Ahora, se meten intereses internacionales porque entonces conviene que Irán aparezca como renuente para ser otra cosa, entonces ese es el tema…

Periodista: Entonces básicamente es poco probable que alguien de Irán vaya a la cárcel… ¿Es lo más lógico de decir en este momento?

CFK: No, no de ninguna manera. Si el acuerdo que firmamos fuera declarado constitucional en la Argentina, nosotros en virtud de las convenciones de Naciones Unidas, porque no te olvides que es un convenio bilateral en el marco de lo que es la reglamentación de los tratados internacionales y demás. Si ese tratado pudiera ponerse en marcha, que nunca se puso en marcha, nosotros estaríamos en condiciones de exigir en la ONU que se dé cumplimiento a un tratado bilateral hecho en el marco de lo que establecen las convenciones internacionales de la ONU. En el marco de la resolución 1373 de Naciones Unidas por ejemplo. Estaríamos en condiciones, pero para eso necesitamos que sea declarado constitucional en la Argentina de modo tal que me permita exigirle a Irán que lo apruebe y que lo cumpla, ahora, si me lo traban acá es evidente que hay intereses, intereses que tal vez no quieran y que tal vez le sean más convenientes intereses geopolíticos o intereses que intervinieron en la Argentina durante, porque ya te digo la investigación empezó hace 21 años y hubo un juicio en el medio en el cual se fraguaron pruebas, se cayeron testimonios, ex presidentes, ex secretarios… por ejemplo todavía no empezó el juicio por encubrimiento, el juicio de la AMIA lleva 21 años, el juicio de encubrimiento lleva 15 y todavía no hay ningún detenido ni ningún condenado, y ahí no hay iraníes en el juicio de encubrimiento, hay un ex presidente, hay un ex secretario de inteligencia, hay ex comisarios, hay Beraja, el titular de la DAIA. El titular de la DAIA, de la Asociación Judía también está en ese juicio por encubrimiento, 15 años Dexter y en ese juicio que se hace acá en la Argentina tampoco tenemos ni condenados ni detenidos. No es tan fácil eh…

Cristina Kirchner

Periodista: El alegato principal o la denuncia principal de Nisman era que había un acuerdo por sobre la mesa y otro secreto por debajo de la mesa, había un acuerdo para básicamente eliminar a los iraníes de las listas de Interpol. ¿Eso se debatió, se conversó en algún momento o es todo pura fantasía?

CFK: Eh, Dexter, tú eres un periodista serio de un medio como el New York que es serio. Un tratado internacional es lo que dice el tratado internacional. Esto es como que me digan que como se firmó… no sé… el armisticio después de la Segunda Guerra Mundial había debajo de la mesa un tratado que nadie conocía. Realmente me parece casi infantil y cuando además se dice esto sin ningún tipo de pruebas realmente es grave, es de una gravedad institucional muy seria porque se está acusando no a una Presidenta y a su Canciller, que además es judío, que además que por si todo fuera poco es judío y de fe judía, de origen judío y de fe judía. Se acusa a la Argentina y a un Gobierno que fue el que más recursos económicos y humanos puso para la investigación, el que creó la Unidad Especial para la investigación a través de la Procuración Fiscal, el que reclamó en Naciones Unidas como nadie lo había hecho, el que se animó a acusar a los iraníes ente todas las naciones del mundo, realmente y cuando se presenta la denuncia, una denuncia sin ningún tipo de pruebas, algo que fue absolutamente desestimada porque carece de pruebas y fundamentos . Entonces yo tengo que pensar que todo esto tuvo que ver con movimientos y desplazamientos que yo también efectivicé con los servicios de inteligencia argentinos durante el mes de diciembre que habían tenido una activa participación con la investigación de la AMIA desde el año del atentado a la fecha.

Periodista: Pero no hay ningún acuerdo secreto entonces…

CFK: Pero ¿y cuál sería el acurdo entonces? Porque haber… ¿Cuál sería? Yo pregunto, ¿Cuál sería?

Periodista:

CFK: ¿Y cómo lo llevaría a cabo? Primero ¿Cuál sería el acuerdo secreto? Primera pregunta, nadie me lo puede responder. ¿Cómo podía ser algo secretamente cuando los ojos de todo el mundo, las cámaras de todo el mundo, vos periodista y junto a vos miles y millones de periodistas, todos los países de mundo están mirando? Si mañana Obama llega a un acuerdo con Irán sobre no proliferación nuclear yo puede decir ‘no seguramente hay un acuerdo secreto por abajo firmado que les va a permitir construir la bomba atómica para que ataque a Israel o en el Medio Oriente’, es poco serio en términos de política internacional en materia de tratados. Los pactos secretos nadie firma nada públicamente, las cosas secretas nunca se conocen. Las cosas que hace la Mosad no las sabe nadie, las coas que hace la CIA no las sabe nadie, esas son cosas secretas, las cosas que firmamos los Jefes de Estado en un tratado, en un acuerdo, nunca pueden ser secretos, son públicos, se inscriben a Naciones Unidas, están a la vista de todo el mundo, pueden cumplirse o no cumplirse, pero son dos historias aparte, pero no ser un acuerdo secreto.

Periodista: Nunca fue idea de ustedes eliminar los nombres de los iraníes de la lista de Interpol. ¿Correcto?

CFK: ¿Y cómo eliminarlos si no podemos? Sería imposible. Es como que yo diga voy a echarlo a Dexter del New Yorker. Del New Yorker lo puede echar únicamente el director del New Yorker si vos sos empleado del New Yorker, ahora las alertas rojas el único que puede movilizarlas es el juez de la causa. Únicamente el Doctor Canicoba Corral, ni siquiera el fiscal, ni siquiera el fiscal, solamente el juez porque las órdenes de detención no las firma el fiscal, las firma el juez, el que ordena las detenciones son los jueces. Y en mi país, y en la Interpol, y está establecido muy claramente y lo dijo Ronald Noble, un juez dicta una alerta roja, orden de detención, es aceptada por el Directorio de Interpol, Interpol libra la orden y esa orden solamente puede ser levantada por el juez de la causa. Yo pude haber firmado no en secreto, pude haber firmado en público a los iraníes acá delante de todo el mundo, en 60 Minutos, para el New York Times, haber firmado yo personalmente, les voy a levantar las alertas rojas, no tiene ningún valor, no tiene ningún valor porque Interpol solamente puede recibir orden de detención de los jueces y solamente puede recibir órdenes para levantarlas del mismo juez que ordenó la detención. ¿Está claro?

Periodista: Una cosa más respecto del tratado con Irán antes de preguntarle por Nisman. Cuando uno lee el informe Nisman de 287 páginas, muy largo donde menciona todo esto…

CFK: Muy largo y muy malo. Very, very bad, very bad.

Periodista: Él estaba escuchando lo que le decía el agente a través de los teléfonos, hay transcripciones de las escuchas en el informe y hay gente que habla en general argentinos que mantenían estas conversaciones y es muy difícil entender de qué estaban hablando, pero hay ciertas cosas que son extrañas y poco comunes y me pregunto ¿A qué piensa que se referían, comentaban por ejemplo el judío metió la pata, por no decir una palabra más fuerte, y esa es una referencia clara al Canciller, a qué hacía referencia allí? Y hay algo también en estas conversaciones raras, hay personas de vuestro Gobierno que parecían ser de este Gobierno y que parecían que participaban como Luis D’Elía y creo que él trabajaba para su esposo. Dígame por favor a qué le parecía a qué hacían referencia…

CFK: Primero para saber que la persona que usted menciona, Luis D’Elía es un defensor de Irán no había necesidad de hacer escuchas telefónicas ni de ningún tipo, era ir y prender la radio o la televisión y verlo las cosa que él decía. Decía que los iraníes no tenían nada que ver. Decían que en una oportunidad cuando defendió a Irán, fue el Doctor Kirchner que lo echó del Gobierno, o sea que fue Kirchner el que lo echó del Gobierno. En cuanto a las escuchas que son totalmente desacreditadas por el propio juez de la causa que dijo que las escuchas no son prueba de nada, además son personas a las cuales personalmente no conozco, al señor ese Khalil que aparece en las escuchas está más vinculado con el Gobierno de la Ciudad, toda su familia es empleada del Gobierno de la Ciudad. Al otro señor que ni me acurdo el apellido que los indicaban como miembro de inteligencia, no existe, tampoco tiene ninguna vinculación, o sea, en realidad las escuchas son ininteligibles, no prueban absolutamente nada, nada más que conversaciones entre personajes de tercera o cuarta categoría o quinta categoría que no tienen absolutamente nada que ver con ninguna de las personas que forman parte del Gobierno aparece en las escuchas, hablando en las escuchas, ni son mencionadas, es más yo creo que las escuchas fueron armadas inclusive, ¿A usted no le parece raro, y vos que debés tener mucha experiencia, que se tome un solo teléfono y no se tomen los otros teléfonos de las otras personas? Si por ejemplo fulanito de tal está hablando tal cosa no toman… tampoco se estudió si tuvieron vinculaciones financieras de esas personas.

¿Qué es lo que primero hace un investigador en materia de terrorismo internacional? Estudiar cuáles fueron las conexiones financieras, cuáles son las sociedades comerciales. Hoy uno de los principales problemas que tiene el mundo es cómo se detectan las redes de financiamiento del terrorismo global o del narcotráfico o del todo el crimen y delito organizado. En realidad se parecía mucho, yo que tuve mucha participación en el primer juicio de la AMIA en aquél que se cayó, en el que se hicieron escuchas en el que se decía Rivelli, escuchas de lo que decía el otro, se parecía demasiado para mi gusto a lo que se decía en la primera causa de la AMIA y que luego cayó. Pero la denuncia en sí, la denuncia en sí yo estoy convencida que no la escribió el fiscal Nisman, cuando uno hace la lectura de ese documento… claro… es una visión casi periodística. No está fundamentada jurídicamente, es una cosa como hecho por alguien más con un criterio de difusión periodística que con un criterio jurídico. Pero lo más importante que rescata… perdón… la sentencia de del Doctor Rafecas es que paralelamente a esto, se descubren en la caja fuerte del Doctor Nisman, dos presentaciones, que esas sí tienen fundamento jurídico, parecen escritos por un fiscal, que contradicen absolutamente todo lo que el fiscal dice en la denuncia y estaban fechadas en la misma, en el mismo tiempo, diciembre de 2014 y enero de 2015.

Mirá, yo no quiero convertirme en fiscal o en experta en criminalística, eso lo dirán los jueces, eso lo dirá el sentido común, yo he hecho traducir al inglés todo esto para que todo el mundo pueda tener acceso a esta documentación. Pero la verdad que pensar que esta Presidenta que desde el año 1996 viene batallando en la causa de la AMIA, vengo peleándome con los que eran jueces de entonces, vengo planteando recursos humanos y técnicos para la investigación, somos los únicos que fuimos a las Naciones Unidas a acusar a la República Islámica de Irán, somos los únicos que la República Islámica de Irán se siente a reconocer, a reconocer que tiene que discutir y hablar sobre el tema AMIA, porque vos vas como una… porque para Irán hubiera sido seguir como hasta ahora si en realidad… le pedimos a Estados Unidos también que incluya en las negociaciones de cuestión nuclear, la cuestión AMIA y nos dijeron que no podían porque era una cuestión totalmente diferente.

Hasta les pedimos que lo incluya en las negociaciones nucleares, entonces me parece que las cosa tienen que tener una lógica, no pueden ser tan disparatadas. Y la verdad que la denuncia del fiscal Nisman tiene que ver más me parece con desplazamientos que hubo en la Secretaría de Inteligencia a fines de diciembre que con ninguna otra cosa. Porque en su caja fuerte tenía preservada una presentación ante Naciones Unidas que decía exactamente lo contrario a lo que dijo cuando denunció. Regresó intempestivamente del viaje, presentó una denuncia…

Periodista: Cuando dice que decía lo contrario, ¿Me puede describir qué significa eso?

CFK: Claro, claro. Era una presentación ante las Naciones Unidas, una fechada en diciembre de 2014 y otra en enero de 2015, en simultáneo con la denuncia donde me pedía a mí como Presidenta de la Argentina que me presentara ante el Consejo de Naciones Unidas en virtud de determinada normativa que invoca para que allí pidiera la extradición de los ciudadanos iraníes y trascribe en ese escrito, todos y cada uno de los discursos que yo pronuncié, el Doctor Kirchner, inclusive mi último discurso, el del 2014 también lo trascribe y reconoce todo lo que ha hecho el Gobierno e inclusive se refiere críticamente al Memorándum de Entendimiento pero dice una frase que es: ‘en realidad ese Memorándum de Entendimiento tenía el mismo y único objetivo de siempre, lograr que los iraníes finalmente declaren y se puede iniciar un juicio’. Esto lo escribe y lo firma Nisman con fecha, lo deja firmado antes de irse con fecha diciembre de 2014 y enero de 2015, tal es así que dice que hace más de siete años hace más de siete años dice en una parte del escrito que se lanzaron las alertas rojas y todavía no hay ningún resultado. Yo intuyo que o terminó de escribir en el propio diciembre porque… ¿Sabe cuándo fue lo de las alertas rojas? En noviembre del 2007, y él dice ya pasaron más de siete años de estas alertas rojas y todavía no hemos logrado nada y lo firma uno en diciembre de 2014 para el caso de que no se hubiera aprobado el Memorándum de Entendimiento por parte de Irán y otro lo deja fechado en enero de 2015 donde levanta la política del Doctor Kirchner y de mí al punto tal que le pronuncia cada uno de mis discursos cuando le reclamo a Irán, el caso Lockheed. Incluso dice que también podía haber perseguido…

Periodista: ¿Por qué sacó uno de los documentos de la caja fuerte y los otros dos…?

CFK: No sacó ninguno de los dos. No, no, no. Los dos estaban en la caja fuerte. No sacó ninguno de los dos. Él llegó aquí presentó esa denuncia, cualquiera se lo puede decir, cualquier abogado, cualquier jurista, no está escrita por un abogado, no está escrita por un jurista. Él llegó el día doce al país y la denuncia la presentó el día catorce y los otros dos escritos fueron entregados por la secretaria al juez Rafecas. Yo tampoco conocía, yo me enteré de esos dos escritos que tenía en la caja fuerte cunado pude leer en internet la sentencia del Doctor Rafecas. El Doctor Rafecas dice en su sentencia: ‘si había alguna duda con respecto a la inexistencia del delito, esto ya es lapidario’ así simple esto, emplea un término más o menos así. Estos dos escritos firmados por el propio Nisman, están firmados de puño y letra por el fiscal y se ve en la escritura una factura típica de un fiscal o de un abogado.

Entonces me parece que a ésta altura seguir demorando esto es seguir demorando lo que queremos hacer que es encarar a la República Islámica de Irán para que logre, si nos decretan constitucional el acuerdo, que finalmente en Teherán, el juez está dispuesto a ir a Teherán, se tome declaración a los detenidos. Ahora, yo creo también que hay mucho de geopolítica en todo esto. A usted no se le puede escapar lo que pasó hace unos días en Estados Unidos donde el Premier israelí Benjamín Netanyahu, en un ámbito e inédito, e inédito, yo creí nunca haber visto una cosa así, un inédito desafío al Presidente Barack Obama, va a pronunciar un discurso contra el Presidente de los Estados Unidos hasta el propio Congreso. Hay una carta de más de 47 legisladores del Tea Party, de los republicanos diciéndoles a los iraníes que no les importa nada lo que firme Obama, que firme lo que firme Obama que el próximo Gobierno lo va a tirar todo abajo. Es un escándalo internacional lo que está pasando y es un escándalo que Netanyahu dos semanas antes de las elecciones, dos semanas antes de las elecciones en Israel que son el 17, vaya a dar un discurso en Estados Unidos que ni siquiera pudo ser transmitido en Israel porque estaba prohibido por la veda política porque había elecciones; entonces no le parece que todo hace demasiado juego, esa presentación del fiscal Nisman de repente, luego Netanyahu desafiando al Presidente Obama para impedir el acuerdo con Irán por el tema con Irán, a ver, yo no creo en las brujas, pero que las hay, las hay.

Periodista: ¿Qué piensa que le sucedió a Nisman cuando falleció? En primera instancia, la reacción inicial fue que probablemente se suicidó, y unos días más tarde…
[la Presidenta comenta un inconveniente con el sistema de traducción simultánea y toma la palabra]

CFK: Una cosa que quería decirte. Además, el discurso de Netanyahu… Algo que me olvidé de comentarte sobre el discurso de Netanyahu. El discurso de Netanyahu ante el Congreso de los Estados Unidos menciona como uno de los fundamentos para que Estados Unidos no llegue a ningún acuerdo con Irán que Estados Unidos y sus aliados son permanentemente atacados por Irán, y menciona dos ataques especiales: la voladura de la Embajada de Israel en 1992 a la Argentina y el atentado terrorista de la mutual AMIA en Buenos Aires. Fueron las dos cosas que mencionó Netanyahu como uno de los fundamentos en el discurso que dio ante el Congreso de los Estados Unidos. Yo no creo en las casualidades y mucho menos en política internacional. No creo en las casualidades y mucho menos en política internacional. ¿Vos creés en las casualidades en Medio Oriente?

Periodista: Ayúdeme con esto, a ver, ¿por qué lo hizo Netanyahu?

CFK: No sé si te voy a poder ayudar con Netanyahu (risas), es muy difícil Netanyahu. Yo creo que con Netanyahu vi movilizaciones muy importantes en Israel. Es más, me acaba de llegar, mirá, un artículo publicado, lo vas a poder ver después. Es un artículo publicado por una periodista argentina judía que vive en Nueva York, Graciela Mochkofsky, que es una periodista argentina autora de una aclamada biografía de Jacobo Timerman, el padre del actual canciller. Actualmente es becaria de la Fundación Prince en el Centro de Historia Judía en Nueva York. Y bueno, creo que sería interesante que lo leyeras, porque “Por qué el fallecido fiscal Alberto Nisman no es un héroe para Argentina o para los judíos”, y tiene una serie de consideraciones críticas, yo empecé a leerlo, no pude terminar de leerlo porque justo llegaste vos pero lo voy a terminar de leer y realmente es impresionante. Y te puedo asegurar que Graciela Mochkofsky cuando vivió en la Argentina no era precisamente una partidaria de este gobierno; al contrario, era una periodista muy crítica de nuestra gestión.

Yo creo que realmente el discurso de Netanyahu fue un abierto desafío al presidente Barack Obama, pero fundamentalmente estuvo apuntado a la política interna de Israel. Yo vi en Israel las movilizaciones… Y esta carta, este artículo no lo publica un diario argentino, este artículo lo publica el Haaretz, el Haaretz de Israel. O sea, creo que hay política interna muy fuerte en Israel, porque el laborismo está muy fuerte, porque… A ver, tanto la izquierda israelí como la derecha israelí están enojadas con Netanyahu. La izquierda porque dice que los está llevando a un punto sin retorno, porque se están peleando con su principal aliado y con la gran seguridad de Israel, que es el veto de Estados Unidos en el Consejo de Seguridad ante cualquier sanción. Eso dice, digamos, el progresismo o lo que podemos decir el laborismo israelí. Y la derecha dice, mucho más dura y mucho más pragmática que la izquierda, dice “Pero qué nos va a convencer Netanyahu que va a terminar con Irán si todavía no pudo terminar con Hamás, que son muchos menos y mucho menos poderosos”. O sea, me parece que hay mucho de política interna en todo lo que está pasando en Medio Oriente, y la proyectan como daños colaterales. ¿Sabés yo cómo siento como Presidenta de la Argentina, y olvídate de Presidenta, como ciudadana argentina? Siento que la Argentina, siento que los 85 familiares… los 85 muertos de la AMIA o los 29 de la voladura de la Embajada de Israel y sus familiares somos como daños colaterales. Como daños colaterales de una guerra que no es nuestra, de una guerra que se desarrolla en otros ámbitos y con cualquier metodología, en donde todo vale.

En donde todo vale, en donde vale desde lanzar un misil a un lugar para matar a aquel líder yihadista, aunque junto a aquel líder yihadista mueran por ahí 45 civiles o 45 chicos, que vale que alguien vaya a Estados Unidos a hacer un alegato contra el Presidente de ese país votado democráticamente por los norteamericanos y que tiene derecho a tomar decisiones de política exterior. Entonces, si nosotros miramos ese mundo las cosas se vuelven un poco más claras, porque si nosotros nos limitamos a mirar este anteojo o este vaso sin mirar a todos los que están en esta habitación no vamos a entender por qué estos anteojos están acá y por qué este vaso con rouge está acá. Tenemos que entender que hay un montón de gente que nos está escuchando, filmando, mirando, que vos me viniste a entrevistar a mí y que por eso tengo mis anteojos acá, este vaso de agua acá y este artículo de esta periodista acá. Yo creo que esto es lo que hay que mirar y esto es lo que no se mira muchas veces, en un país es lo que muchas veces, no solamente en la Argentina, lo que no se puede mirar en Estados Unidos, lo que no se puede mirar en Israel… O se mira, y entonces toman posiciones.

Por eso digo que es obligación de toda dirigencia, fundamentalmente de quienes conducen un país: Barack Obama, que tiene la conducción de los Estados Unidos pero que además también, no podemos ignorarlo, es el país de mayor poderío en el mundo, también tiene responsabilidades en asegurar la paz y la seguridad del mundo. No es una cuestión únicamente que le interese a Estados Unidos, porque Estados Unidos no va a tener seguridad si no hay paz en el mundo. ¿Cuándo fue vulnerada por primera vez la seguridad de los Estados Unidos? En el atentado más grande que se recuerde, que fue el de las Torres Gemelas. ¿Y por qué? Porque no había paz en otros lados. Había mucha seguridad, estaba el FBI, la CIA, la ASN, todos los servicios, todos los micrófonos, todas las armas, y le hicieron caer dos torres.

Entonces ahí yo creo que los estadounidenses tienen que comprender que la seguridad de ellos no es una cuestión de seguridad interna de los Estados Unidos, que la seguridad de los Estados Unidos depende de la seguridad del mundo y que toda tarea que sea y que tienda, como la que está… Mirá que yo no soy defensora de Barack Obama, que toda tarea como la que tiene Barack Obama a desmontar conflictos, a desmontar frentes de conflictos y de enfrentamientos, no es solamente porque quiere llegar a un acuerdo con los iraníes, es porque quiere asegurar verdaderamente la seguridad de los ciudadanos de los Estados Unidos. Yo por lo menos lo veo de esa manera y lo entiendo su gestión de esa manera. No hay otra posibilidad. Ahora, yo sé que los periodistas tienen la obligación de siempre querer encontrar algo que sea un poco más sensacional o más… pero las cosas a veces son lo que parecen. Esto es. Y el memorándum de entendimiento es lo que es: un memorándum de entendimiento para lograr que los iraníes acusados declaren ante el juez competente y la causa se pueda llevar adelante. Lo otro son 21 años de impunidad. Ahora, si quieren 21 años de impunidad más, que sigan. Yo termino el 10 de diciembre como Presidenta. Seguramente alguno de los que me sucedan van a tener la inteligencia y la claridad suficiente para lograr, tal vez, lo que yo no pude lograr. Lo apoyaré.

Pero no es llevando un casus belli al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, porque acá lo que se quería crear es un casus belli. Que no iba a pasar, también. Dexter, vos sabés cómo funciona el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas: veto de China o veto de Rusia. Pero suponte, como dije yo en la Asamblea Legislativa del primero de marzo, supongamos que los 15 miembros del Consejo de Seguridad, los cinco permanentes y los diez alternativos, dicen “Sí, está bien”, obligan y le piden a Irán que extraditen a los iraníes. ¿Quién los va a buscar allá? ¿Quién los va a buscar y cómo los van a buscar? ¿Hacemos un casus belli, una guerra? Entonces, me parece que hay que actuar inteligentemente y me parece que lo que hay que [hacer] es no dejarse envolver por la lucha de inteligencia y contrainteligencia que hoy se está desarrollando en Medio Oriente, en Estados Unidos, en Irán y en nuestro país. Yo no quiero someter a los 40 millones de argentinos a ningún daño colateral más. Ya tuvimos demasiados.

Periodista: A ver si podemos hablar un minutito sobre Nisman. Cuando se informó su muerte su primera reacción fue “Probablemente se suicidó”, y unos días más tarde sugirió que…

CFK: No

Periodista: …que lo asesinaron posiblemente por alguien…

CFK: No. No, no, no. No.

Periodista: …de los servicios de inteligencia…

CFK: No. No, no, no. Dexter, bad information, bad information, bad information, bad information. Esta es mi primera… transcribieron mal, como hace la prensa argentina, informa mal para que ustedes digan cualquier cosa. Esta es mi carta en inglés publicada en las redes. ¿Qué dice ahí? Okey, te la regalo, llevala. Dice, signo de interrogación, “Nunca creí”. Y acá tengo la otra. Esta es cuando se conoció la denuncia, cuando pude leer la denuncia, porque la denuncia se publica después de muerto el fiscal, entonces ahí se entienden un poco más las cosas. Ambas. Jamás cambié de opinión. No soy de cambiar de opinión fácilmente, lo cual no revela, ojo, lo cual no revela inteligencia…

Periodista: Es un caso muy complicado.

CFK: …lo cual no revela inteligencia. Hay que cambiar de opinión cuando te lo demuestran que estabas equivocada. Si no me estoy dando cuenta que estoy equivocada no cambio de opinión. Me parece que es básico. Es un caso complicado si se mira… No yo creo que si se mira desde la geopolítica, y si se mira desde lo que está pasando en Medio Oriente, y si se mira después de escucharlo a Netanyahu, y si se mira después de escuchar quiénes eran los principales proveedores de la información del fiscal, que esto lo venimos a saber por parte del juez. Me gustaría que… sería muy interesante que además de entrevistarme a mí lo entrevistaras al doctor Canicoba Corral, que es el juez que lleva la causa, porque es el que te va a poder hablar con mayor propiedad de la causa. El juez Canicoba Corral había delegado en el fiscal Nisman la investigación y era muy crítico de la investigación. Y no quiero…

Periodista: La razón por la cual le pregunto esto [es] porque en las encuestas, aunque pueden no ser justas, muchos argentinos han dicho que usted estaría involucrada en la muerte de Nisman. Entonces, aunque no tenga fundamento, ¿qué piensa usted que pasó verdaderamente? La narrativa sencilla es que estaba investigando a vuestra administración y aparece muerto. Esa es la narrativa muy simple, que sin detalles adicionales parece sospechoso. Si una persona no estudia todo en detalle y conversa con usted, como nosotros en este momento, puede llegar a esa conclusión. Cuénteme qué le parece que sucedió o no con Nisman.

CFK: No creo, primero no creo en las encuestas que nadie sabe a quién encuestaron y dónde publicaron. Si yo tengo que ver la encuesta de la calle, el primero de marzo hubo una manifestación multitudinaria que acompañó mi discurso de iniciación de las parlamentarias. Sinceramente, yo he escuchado decir que fueron comandos iraníes, he escuchado decir que fueron crímenes pasionales, pero no he escuchado que nadie me dijera ni pueda pensar que realmente tenga que ver con esto. Realmente me parece que es una visión absolutamente interesada y que no responde a la realidad en absoluto. Por una razón muy sencilla, y ya que estamos en “Sherlock Holmes” vamos a hacer una pregunta a lo Sherlock Holmes. Dígame, ¿a quién perjudicaba más la muerte del fiscal Nisman luego de haber denunciado a la Presidenta, a su canciller, a un diputado nacional de traición a su país y de consipirar con los iraníes? ¿A quién perjudicaba más la muerte del fiscal Nisman? Contéstemelo usted, Sherlock Holmes.

Periodista: Dígame usted.

CFK: ¿A quién, a quién? Usted es un hombre inteligente.

Periodista: Creo que escuché que a su gobierno.

CFK: Exactamente. Bueno, esto es una de las claves siempre en materia… ¿Y a quién beneficiaba?

Periodista: Creo que una de las cosas que mencionó es que, y usted planteó la sospecha de la SIDE, una agencia fuera de control, autónoma, y usted ha generado cierta sospecha de que podría haber alguien allí involucrado. Estoy intentando buscar la verdad.

CFK: Allí y afuera también. Allí y afuera también, porque en definitiva es un servicio de inteligencia que tenía múltiples conexiones, como lo han reconocido agencias de inteligencia también internacionales. Entonces no es una, digamos, una visión conspirativa, es simplemente la visión de la realidad. Usted sabe además que es una característica de casi todos los servicios de inteligencia del mundo. Hay una autonomización, una autonomía del poder político, llámese Estados Unidos, llámese Israel, llámese cualquier otro tipo de servicio. Así que por eso nosotros decidimos desplazamientos y por eso decidimos también una reforma profunda de los organismos de inteligencia a través de una ley que enviamos al Congreso donde le retiramos al Poder Ejecutivo las escuchas. Porque en realidad la Secretaría de Inteligencia depende directamente del Presidente, con lo cual las escuchas telefónicas dependen directamente del Presidente. ¿Qué hicimos nosotros? Retirar todo esto y pasar a manos del Ministerio de la Procuración Fiscal, que es un ministerio extrapoder, extra Poder Ejecutivo, extra Poder Legislativo, extra Poder Judicial, para que sea la Procuración de la Nación, que es un organismo constitucional, el responsable de todo lo que son las escuchas judiciales. Y una reforma muy profunda donde los agentes de inteligencia no se pueden mezclar más con los jueces, sino que tienen que pedir través del Secretario colaboración y solamente eso. Hemos hecho una profunda reforma, que era una deuda de la democracia. Debo decir que no es una cosa, porque la pregunta obligada que viene ahora: “¿Y por qué no lo hicieron antes?”. Bueno, sí, podíamos haber hecho antes también la expropiación de YPF, podíamos haber hecho antes lo de las AFJP, pero todo tiene sus tiempos históricos. El tema de la reforma de los servicios de inteligencia era una deuda pendiente de la democracia desde 1983 y yo la tomé como tantas otras cosas a mi cargo. Y creo que hemos dado un muy buen paso en esto que las futuras administraciones que me sucedan lo van a agradecer. No se puede volver a mezclar más lo que es “inteligencia” entre comillas, porque en realidad más que inteligencia había maniobras de distracción, o maniobras de plantar pruebas, o maniobras de encausar o crear causas, o maniobras… bueno, la causa AMIA es una prueba de cómo se manejaron los servicios de inteligencia y la Justicia argentina. La prueba está, 21 años, impunidad, un juicio caído, ex presidentes procesados por encubrimiento hace más de 15 años y todo sigue igual. Bueno, me parece que habría que ubicar o enfocar la cámara y sobre todo la inteligencia de los periodistas también hacia otros lugares, ¿no?

Periodista: Creo que ya nos estamos quedando sin tiempo, pero ¿cuál es su evaluación de lo que le sucedió a Nisman en base a las pruebas con las que se cuenta, qué le parece que puede haber sucedido?

CFK: Yo no tengo pruebas porque no estoy en la causa. No soy ni fiscal ni jueza. Lea la carta, por favor, que yo hago una evaluación de carácter político, porque creo que hubo una gran maniobra política contra el gobierno. Entonces, los que evalúan las pruebas o las causas serán la Fiscalía. Lo invito a que por la causa AMIA hable con el doctor Canicoba Corral y por la causa de Nisman hable con la fiscal Fein o con la jueza de la causa. La evaluación política de que se trató de una gran maniobra política contra el gobierno con ramificaciones nacionales y para impactar también internacionalmente en situaciones que se están viviendo hoy en Medio Oriente, en Estados Unidos y demás, le recomiendo la lectura de mi segunda carta. Y si no le alcanza, la versión de mi intervención en el Congreso para el primero de marzo, donde no solamente le expliqué a un periodista sino a los 40 millones de argentinos lo que esta Presidenta piensa que pasó con eso.

Periodista: Muchísimas gracias por su tiempo, le agradezco mucho. Me resultó fascinante.

CFK: Al contrario. Muchas gracias. Bueno, muchas gracias, muchas gracias.

Cristina Kirchner

 

 

cristina-p12Sostiene Cristina

En un diálogo con la revista The New Yorker, recorrió la política de DD.HH. y brindó definiciones sobre la deuda y los fondos buitre. También sobre AMIA, Nisman y la reforma de los servicios de Inteligencia. La relación con EE.UU. El recuerdo de Kirchner.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner concedió un extenso reportaje a la revista The New Yorker en el que hizo un balance de la política de derechos humanos del Gobierno, repasó las negociaciones por la deuda y el conflicto con los fondos buitre, habló de la relación con Estados Unidos y de la investigación por la AMIA, la muerte del fiscal Alberto Nisman y la reforma del sistema de Inteligencia. “La democracia argentina pudo resolver ella misma su tragedia”, sostuvo la mandataria sobre el proceso de juzgamiento de delitos de lesa humanidad y mencionó que hay más de “500 condenados, 900 procesados, mil personas en prisión” por los crímenes cometidos durante la última dictadura. Incluso, advirtió que la situación anterior a la anulación de las leyes de impunidad “era predemocrática”. Sobre Nisman afirmó: “La denuncia en sí estoy convencida de que no la escribió el fiscal Nisman”. Y sobre su muerte: “Yo no soy jueza ni fiscal. Hago una evaluación política: se trató de una gran maniobra política contra el Gobierno”. Para buscar responsables, la presidenta aludió a los conflictos de Medio Oriente y la política de Israel.

Cristina Kirchner publicó a través de Twitter y de su página web el extenso reportaje que le hizo el periodista Dexter Filkins (ver suplemento especial con el reportaje completo). Le mandó inclusive un saludo al “multipremiado periodista, que en 2009 obtuvo un Pulitzer”. La presidenta contó que la entrevista tuvo lugar en la Quinta de Olivos el 11 de marzo, luego de su viaje a China. También relató que el periodista le contó que “lo que lo había sorprendido es la manera en la que la Argentina ha realmente juzgado a los militares durante la democracia por los delitos cometidos a fines de los setenta y comienzos de los ochenta y que eso no se ha producido en casi ninguna otra parte del mundo”.

Predemocrática

Al comienzo, el periodista le explicó a CFK que The New Yorker le pidió una entrevista puntualmente sobre el caso Nisman, pero al conocer más sobre la realidad compleja del país decidió incluir preguntas de todo tipo.

–Quisiera que me hablara un poco de cómo usted y su marido comenzaron todo el proceso. Creo que ahora tienen 500 personas ya en prisión, con más juicios…ES Explorador de Archivos –le preguntó el periodista estadounidense.

–No, más. Hoy aproximadamente hay más de, creo, 500 condenados, más de 1000 personas en prisión y 900 procesados. Y en realidad es un proceso inédito en el mundo, porque en realidad violaciones a los derechos humanos se han cometido en muchos países del mundo, pero que haya sido precisamente el propio país el que juzgue a esos criminales o terroristas de Estado, el único caso que se conoce es la República Argentina, porque por ejemplo los crímenes de la ex Yugoslavia fueron juzgados por cortes internacionales. No estamos como le pasa a muchos españoles que están reclamando que las víctimas de la Guerra Civil Española sean juzgados todavía y reclaman en jurisdicciones de otros países. La democracia argentina pudo resolver ella misma su tragedia.

La Presidenta se remontó al 2003, a los primeros años en los que se votó la anulación de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final. “¿Cómo lo logramos? En realidad, si uno miraba las encuestas como hacen todos los políticos, el tema de derechos humanos era una cuestión reservada casi a un sector o una minoría, las organizaciones de derechos humanos. Kirchner tomó este tema no como un tema que figurara en la agenda, Kirchner no miraba las encuestas. Kirchner miraba la historia, miraba las caras de la gente, las caras de las Madres, de las Abuelas, de los hijos de desaparecidos, de los nietos. Y eso lo llevó a impulsar, y ser apoyado por el Poder Legislativo y luego por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en esta política de declarar la nulidad de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, y proceder precisamente a inaugurar una etapa democrática en la Argentina. Porque lo anterior era predemocrático. Era absolutamente predemocrático una sociedad que había sancionado leyes que exculpaban a quienes habían producido el terrorismo de Estado”.

La Presidenta también destacó que, como mandatarios, ni ella ni su marido pensaron que era posible que ellos perdonaran a quienes cometieron delitos de lesa humanidad: “¿Cómo voy a perdonar yo a alguien que no fue el que mató a mi hijo sino el que mató a un hijo tuyo, o a tu padre, o a tu madre? En todo caso el único que puede perdonarlo sos vos, que sos la víctima de tu hermano desaparecido, de tu hijo desaparecido, de tu padre desaparecido. Pero ¿yo, Presidenta, en nombre tuyo y de tu dolor decir; “los perdono a todos”? Me parece demasiada omnipotencia. Nunca estuvimos de acuerdo con eso”.

Nisman y los servicios

Sobre la denuncia en su contra del difunto fiscal Nisman, CFK reiteró sus críticas a la idea de un acuerdo secreto: “No está fundamentada jurídicamente, es una cosa como hecho por alguien más con un criterio de difusión periodística que con un criterio jurídico. Me parece casi infantil y cuando además se dice esto sin ningún tipo de pruebas realmente es grave. Es de una gravedad institucional muy seria porque se está acusando no a una presidenta y a su canciller, que además es judío. Se acusa a la Argentina y a un Gobierno que fue el que más recursos económicos y humanos puso para la investigación”, indicó la mandataria, quien destacó que la denuncia de Nisman “fue absolutamente desestimada porque carece de pruebas y fundamentos. Entonces yo tengo que pensar que todo esto tuvo que ver con movimientos y desplazamientos que yo también efectivicé con los servicios de inteligencia argentinos durante el mes de diciembre (de 2014) que habían tenido una activa participación con la investigación de la AMIA desde el año del atentado a la fecha”. La alusión apuntaba, evidentemente, a la salida de la ex SIDE de Jaime Stiusso.

Sobre las escuchas que Nisman mencionó en su denuncia como prueba, CFK comentó: “Las escuchas son totalmente desacreditadas por el propio juez de la causa que dijo que las escuchas no son prueba de nada. Además son personas a las cuales personalmente no conozco: al señor ese Khalil que aparece en las escuchas está más vinculado con el Gobierno de la Ciudad, toda su familia es empleada del Gobierno de la Ciudad”, señaló la presidenta. “Al otro señor que ni me acuerdo el apellido (N. de R.: Allan Bogado) que los indicaban como miembro de inteligencia, no existe, tampoco tiene ninguna vinculación”, dijo.

“Para saber que Luis D’Elía es un defensor de Irán no había necesidad de hacer escuchas telefónicas ni de ningún tipo, era ir y prender la radio o la televisión y verlo las cosa que él decía. Decía que los iraníes no tenían nada que ver. Decían que en una oportunidad cuando defendió a Irán, fue el doctor Kirchner que lo echó del Gobierno, o sea que fue Kirchner el que lo echó del Gobierno”, acotó CFK, quien indicó que todas las escuchas son “conversaciones entre personajes de tercera o cuarta categoría o quinta categoría que no tienen absolutamente nada que ver con ninguna de las personas que forman parte del Gobierno”. “Es más; yo creo que las escuchas fueron armadas, inclusive”, indicó.

–A ver si podemos hablar un minutito sobre Nisman. Cuando se informó su muerte su primera reacción fue “Probablemente se suicidó”, y unos días más tarde sugirió que…

–No.

–…que lo asesinaron posiblemente por alguien…

–No. No, no, no. No.

–…de los servicios de Inteligencia…

–No. No, no, no. Dexter, bad information, bad information, bad information, bad information. Transcribieron mal, como hace la prensa argentina, informa mal para que ustedes digan cualquier cosa. Jamás cambié de opinión. No soy de cambiar de opinión fácilmente, lo cual no revela, ojo, lo cual no revela inteligencia… Si se mira desde la geopolítica, y si se mira desde lo que está pasando en Medio Oriente, y si se mira después de escucharlo a (el primer ministro israelí, Benjamin) Netanyahu, y si se mira después de escuchar quiénes eran los principales proveedores de la información del fiscal, que esto lo venimos a saber por parte del juez. Sinceramente, yo he escuchado decir que fueron comandos iraníes, he escuchado decir que fueron crímenes pasionales, pero no he escuchado que nadie me dijera ni pueda pensar que realmente (yo) tenga que ver con esto. Realmente, me parece que es una visión absolutamente interesada y que no responde a la realidad en absoluto. Por una razón muy sencilla, y ya que estamos en Sherlock Holmes vamos a hacer una pregunta a lo Sherlock Holmes. Dígame, ¿a quién perjudicaba más la muerte del fiscal Nisman luego de haber denunciado a la presidenta, a su canciller, a un diputado nacional de traición a su país y de conspirar con los iraníes? ¿A quién perjudicaba más la muerte del fiscal Nisman? Contéstemelo usted, Sherlock Holmes.

–Dígame usted.

–¿A quién, a quién? Usted es un hombre inteligente.

–Creo que escuché que a su gobierno.

–Exactamente. Bueno, esto es una de las claves siempre en materia… ¿Y a quién beneficiaba?

–Usted planteó la sospecha de la SIDE, una agencia fuera de control, autónoma, y usted ha generado cierta sospecha de que podría haber alguien allí involucrado.

–Allí y afuera también, porque en definitiva es un servicio de inteligencia que tenía múltiples conexiones, como lo han reconocido agencias de inteligencia también internacionales. No es una visión conspirativa: es simplemente la visión de la realidad. La evaluación política de que se trató de una gran maniobra política contra el gobierno con ramificaciones nacionales y para impactar también internacionalmente en situaciones que se están viviendo hoy en Medio Oriente, en Estados Unidos.

“Por eso decidimos una reforma profunda de los organismos de inteligencia a través de una ley que enviamos al Congreso donde le retiramos al Poder Ejecutivo las escuchas”, afirmó CFK. “La pregunta obligada que viene ahora: ‘¿Y por qué no lo hicieron antes?’. Bueno, sí, podíamos haber hecho antes también la expropiación de YPF, podíamos haber hecho antes lo de las AFJP, pero todo tiene sus tiempos históricos”, dijo.

AMIA

“Nosotros concebimos a la AMIA como un atentado contra la Argentina en las cuales murieron argentinos que profesaban la fe judía algunos y otros que no profesaban la fe judía”, definió CFK, quien advirtió: “Néstor Kirchner y Cristina Kirchner somos los primeros presidentes de la Argentina en comenzar a reclamar ante el resto de las naciones que Irán coopere judicialmente con la Argentina”. La presidenta relató pormenores de esos intentos: sostuvo que en 2004 o 2005 intentaron tener una reunión bilateral con Irán y no aceptaron. Luego señaló que le propusieron que las indagatorias se hicieran en un tercer país y citó el antecedente del caso Lockerbie de Libia, por el derribo de un avión, que se hizo en un tercer país. “Tampoco aceptaron”, indicó. Finalmente, llegaron al memorándum de Entendimiento, que fue declarado inconstitucional. La sentencia actualmente está en la Cámara de Casación que integraba como subrogante el juez Luis Cabral. “Si el acuerdo que firmamos fuera declarado constitucional en la Argentina, nosotros estaríamos en condiciones de exigir en la ONU que se dé cumplimiento a un tratado bilateral hecho en el marco de lo que establecen las convenciones internacionales de la ONU”, indicó CFK.

–¿A usted le parece que el gobierno iraní es responsable?

–De acuerdo a lo que dice la Justicia argentina tengo que decir que sí. porque si no, no hubiera firmado el acuerdo. De cualquier manera tenemos que decir una cosa: en mi país nadie es culpable hasta que no es condenado por sentencia firme, pero obviamente que pienso que Irán tuvo que ver, sino ¿por qué como presidenta voy a estar pidiendo que extraditen?

Página/12 :: El país :: Sostiene Cristina

02/10/2014

Já os vi, são espetaculares!

Filed under: Cultura,Les Luthiers,Música — Gilmar Crestani @ 8:44 am
Tags:

 

“Somos españoles en el amor a su orden y a su despelote”

“Nuestras referencias humorísticas en España son Mingote, La Trinca, El Roto, Martes y Trece, El Tricicle, Máximo… y el que más nos hace reír es Joan Manuel Serrat”.

“Fuimos aprendiendo a expresarnos en el español de las dos orillas”

Álex Grijelmo Madrid 1 OCT 2014 – 14:21 CEST2Les Luthiers

Les Luthiers, fotografiados en Madrid en 2009. El primero por la derecha es Daniel Rabinovich. / SANTI BURGOS

El singular grupo argentino Les Luthiers regresará a España en 2015 con su espectáculo ¡Chist!, ya estrenado en Argentina, según ha declarado a EL PAÍS Daniel Rabinovich, uno de sus integrantes. Estos días (del 2 al 19 de octubre), el conjunto humorístico-musical de los instrumentos informales y formales y de los continuos juegos de palabras estará de gira por el sur de España. Actuará en Murcia, Roquetas de Mar (Almería), Málaga, Granada y Jerez (Cádiz).

Daniel Rabinovich, que un día lejanísimo fue notario y después evolucionó como cantante folclórico, percusionista y guitarrista, responde por correo electrónico y en nombre del grupo a unas cuantas preguntas formuladas por EL PAÍS. El lector ha de saber que en su contestación se mezclan respuestas verdaderas con otras solamente verosímiles. Pero no le resultará difícil discernir entre ellas.

Pregunta. ¿Hay algo en la vida mejor que ser miembro de Les Luthiers?

Respuesta. Pocas cosas. Casi ninguna. Pero un domingo en el que gane el Real Madrid, pierda el Barça, golee Independiente y pierda Racing se asemeja mucho.

P. ¿Saben que el nuevo Diccionario de la Real Academia incorporará la palabra "lutier" (sin hache)?

R. Siguen la lógica garcíamarquesiana de eliminar lo que sobra del idioma. Encima deberemos cambiar nuestro nombre, la papelería, los afiches… un plomazo.

[La voz “lutier” procede del provenzal “luth”, “cuerda”. En la jerga musical, y desde muy antiguo, un “luthier” es un constructor de instrumentos de cuerda].

P. Usted fue escribano (notario) antes que profesional del espectáculo. ¿De qué le gustaría levantar acta mañana mismo?

R. De la mera existencia de la primavera meridional. Con ello me basta y sobra. Le aclaro que fui músico y artista desde pequeño, la notaría fue un error atribuible al atolondramiento de la tardía adolescencia o precoz juventud.

P. Próximos a cumplir 50 años sobre los escenarios, ¿se han planteado algún límite temporal para la actual actividad del grupo, tan frenética?

R. No con plazos, fechas, programas y actividades formales. Sí necesitamos que nuestras piernas nos sostengan, de manera que un tiempo habrá y me temo que cercano. En cuanto a lo de “tan frenética”, corre por su cuenta, señor periodista.

P. ¿Qué ilusiones les quedan por cumplir?

R. En lo artístico, me gustaría una gira internacional con una orquesta sinfónica dirigida por Daniel Barenboim y con nosotros de solistas. En lo personal, volver a ser primera de billar a tres bandas, filmar una película de protagonista junto con Marcos Mundstock y bajar diez kilos de peso o crecer diez centímetros.

P. Ustedes son conocidísimos en todo el ámbito hispano. Pero muchos de sus números se basan estrictamente en la música y en el humor, sin necesidad de textos ni de traducciones. Y además ya se presentaron en Nueva York con un espectáculo en inglés. ¿No desearían probar, de nuevo, fuera de ese marco del idioma español?

R. Estaría buenísimo hacerlo en Italia, Francia, Inglaterra y quizá en algunos otros países. Podríamos utilizar la técnica de los subtitulados, para no tener que hacer el enorme esfuerzo de actuar en tantos idiomas. Necesitaríamos, en ese hipotético caso, algún especialista en idioma español, humor y vida y obra de Les Luthiers, que pudiese traducir al inglés, francés e italiano nuestros espectáculos.

P. En sus giras por España y América suelen hacer ligeras adaptaciones al español de cada lugar. ¿Son cada vez más modificaciones? ¿Son cada vez menos?

R. Son cada vez menos. A medida que fueron transcurriendo los viajes, fuimos aprendiendo a expresarnos en el español de las dos orillas, que pueda entender un gaditano y un porteño. ¿Me entendés, che?

P. ¿Qué país es el más difícil en ese sentido?

R. Si utilizamos localismos de cualquier país hispanohablante, no lo entienden en ningún otro: “Esa vaina no es nada chévere”. “Con el lorca que hace no se puede laburar”. “Esa mina está del tomate”. “Son imponentes tus championes, bo”. “Tú sí que eres nice, broder”. “Te veo hasta el verano, buey”. “Me dio un aventón padrísimo”. Son algunos de los ejemplos que demuestran cómo el español nos junta y nos separa, por suerte siempre con un abrazote.

P. ¿Qué cosa es el “pancután”, que mencionan en el Bolero de Mastropiero?

(…”Pasión que nos consume el loco amor // Ardor de tus labios en mi boca //, ardor que sólo calma el pancután, pancután…”.)

R. Una crema hidratante, calmante de la irritación de la piel, y de las quemaduras.

P. Como decía el escritor mexicano Germán Dehesa, ¿los países de Hispanoamérica son pueblos separados por una misma lengua?

R. Los separan unas cuantas cosas más, como a los países de Europa, ¿viste?

P. En España solemos ver sus espectáculos con dos o tres años de diferencia respecto a su estreno en Argentina. Ya han presentado allá otros dos programas (¡Chist! y Viejos Hazmerreíres), pero aquí vienen de nuevo con Lutherapia. Seguro que eso crea cierta ansiedad entre sus seguidores, cuyo tiempo no alcanza nunca al del grupo. ¿No es posible arreglar esto?

R. Se podría arreglar quedándonos a vivir en España, cosa muy grata y rendidora, pero nuestras esposas, hijos y nietos se oponen a ello. De manera que seguiremos un tiempo más así, con tres espectáculos en la cabeza.

P. ¿Cómo eligen en cada ocasión qué espectáculo presentarán?

R. De acuerdo con lo que hemos hecho en cada uno de esos países, cuál fue el último espectáculo que viajó a ese lugar, cuál estamos haciendo las semanas anteriores y posteriores… y nuestras ganas. Quizá el último sea el elemento que más influye.

P. ¿Cuándo regresarán a España con alguno de esos nuevos espectáculos que ya conocen los argentinos?

R. El año que viene, con ¡Chist!

P.  A sus actuaciones han asistido jefes de Estado o de Gobierno como López Portillo, Belisario Betancur, Ernesto Samper, Felipe González o los actuales Reyes de España. Y también celebridades como Gabriel García Márquez, Paco de Lucía, Daniel Barenboim… ¿Quién es de todos ellos el más experto seguidor de Les Luthiers?

R. Probablemente lo sean los Reyes de España, que nos siguen desde jovencitos. Pero sin duda alguna el más antipático de todos ellos y quizá una de las personas más toscas, incultas y faltas de gracia que conozcamos es Daniel Samper. No ha sido ni celebridad ni presidente, solamente es hermano de uno… Pero nos conoce profundamente. Su erudición sobre nosotros es total. Sabe más de nosotros que nosotros. Y su mujer cocina como los dioses. Y nos invita.

[Aviso del arriba firmante para lectores desavisados: Les Luthiers adoran a Daniel Samper, periodista y escritor colombiano; hermano del expresidente Ernesto Samper y esposo de Pilar Tafur, periodista y musicóloga].

P. ¿Recuerda alguna anécdota con alguno de ellos?

R. Recuerdo una vez que Samper me pidió mil pesetas prestadas y nunca más me las devolvió. No es muy divertida para mí. Las que recuerdo con su mujer no las puedo contar aquí.

P. Muchos españoles quizá no saben de su estrechísima amistad con humoristas como Miguel Gila y José Luis Coll. Lamentablemente, ambos han desaparecido. ¿Quiénes son ahora sus referencias humorísticas en España?

R. Antonio Mingote, La Trinca, El Roto, Martes y Trece, El Tricicle, Máximo y, sobre todos ellos, el que más nos hace reír es Joan Manuel Serrat. Es el más gracioso.

P. ¿Hay alguien a quien les gustaría conocer?

R. En el sentido bíblico, a la mujer de Joan Manuel Serrat.

P. En Youtube se puede encontrar casi todo de Les Luthiers, a menudo con versiones pirata. ¿Eso les perjudica o les favorece?

R. No soy un especialista, pero supongo que incentiva en la gente, sobre todo en los jóvenes, el deseo de comprobar en vivo lo que ven en pantalla. El fenómeno de difusión es enorme.

P. Usted es muy aficionado al fútbol. ¿Los disgustos de Independiente de Avellaneda se compensan con los triunfos del Real Madrid?

R. Por suerte, algunos fines de semana sí. El año pasado, que la pasamos tan mal los Rojos, Los Merengues nos dieron la Orejona.

P. ¿Los desastres del Real Madrid se compensan con los triunfos de Independiente de Avellaneda?

R. Lea la respuesta anterior dando vuelta la página…

P. Marcos Mundstock y usted suelen ver los partidos juntos. ¿Al cabo del tiempo siguen compartiendo actividades y aficiones algunos miembros del grupo, al margen de los ensayos?

R. Menos el fútbol, que comparto con Marcos sin los otros compañeros, las comidas, los cumpleaños, las discusiones y los viajes, nos mantienen juntos y divertidos. La verdad es que nos llevamos muy bien.

P. Ya son todos españoles desde 2012 (excepto Maronna, con pasaporte italiano), por decisión del Gobierno español. ¿Votarán en las próximas elecciones?

R. En lo personal, sí lo haré, no sé qué decisión tomarán mis compañeros. Pero es un momento delicioso el de votar y decidir, sobre todo para quienes hemos tenido vetado el voto durante muchos años.

P. ¿Les ha cambiado algo en el carácter después de recibir la nacionalidad española, o no son tan, tan, tan españoles?

R. Lo somos en el amor a la tierra y su gente, a sus costumbres, virtudes y defectos, a su orden y a su despelote. Nos parecemos tanto… De cualquier manera, lo que más cambia el carácter es el matrimonio, no la nacionalidad. Para comprobar esto último, estoy saliendo con Uma Thurman. No nos va nada mal.

“Somos españoles en el amor a su orden y a su despelote” | Cultura | EL PAÍS

10/08/2014

Todos os males da ditadura só se descobrem na democracia

tapan

Nem a brilhante imaginação do incomparável escritor Jorge Luis Borges poderia ter engendrado uma história tão impactante.

Depois de tudo o que vem sendo mostrado a respeito do que faziam e como faziam, só há dois tipos de pessoas que ainda acreditam em ditadura: os mal informados e os mal intencionados. De qualquer sorte, para sua saúde física e mental, mantenha boa distância de ambos.

O que aconteceu na Argentina, Chile, Uruguai, Paraguai e Brasil se deve ao patrocínio daquela que se auto declara a maior democracia do Ocidente, os EUA. Por isso, toda vez que os EUA se daclaram apoio a algum país, suspeite, há cheiro de mutreta no ar. Para não dizer, morte e atrocidades…

Aos doentes mentais que ainda negam a ditadura e seus efeitos maléficos lamento apenas que não exista inferno. Passei a não mais acreditar em Deus depois que seus fiéis na Terra cometem todo tipo de atrocidade em seu nome. E aos que, se dizendo religiosos, endossam comportamentos como estes das ditaduras, das guerras e da eliminação do diferente, desejo que encontrem, à sós, com o demônio de suas ideias.

Un espacio de memoria

Se cumplían diez años del asesinato de su hija Laura y fue una idea posible por la existencia de un diario que era un nuevo espacio para los derechos humanos. Desde entonces, los recordatorios se transformaron en una herramienta de memoria, un modo de exigir justicia y negar el silencio para los familiares y para todos los que luchan contra el olvido. La líder de Abuelas de Plaza de Mayo ya publicó 26 recordando a su hija, a la pareja de ella y al nieto que acaba de recuperar. Cada texto es único, personal, escrito especialmente para el momento. El conjunto forma una crónica de sentimientos y ayuda a entender los pasos de una lucha.

1988

1989

1990

1991

1992

1993

1994

1995

1996

1997

1998

1999

2000

2001

2002

2003

2004

2005

2006

2007

2008

2009

2010

2011

2012

2013

Compartir:

Página/12 :: El país :: Un espacio de memoria

“Guido nos unió a todos”

La aparición del nieto de Estela de Carlotto generó una respuesta inesperada de la sociedad. “Estoy asombrada”, admite la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo. Y repasa los hitos de cuatro días que no olvidará jamás: del primer abrazo a la conferencia de prensa y la visita a CFK.

Por Victoria Ginzberg

Esta semana Tolosa se conmocionó. Pero no sólo por el enjambre de periodistas que invadieron el barrio donde vive la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo para sacar alguna declaración o información sobre el nieto con el que Estela de Carlotto se pudo abrazar tras 36 años de búsqueda. Los vecinos y comerciantes se acercaron para felicitarla. Si no estaba, dejaban papelitos escritos a mano para compartir con ella su felicidad. Estaban conmovidos, como el país: “Por la respuesta que tuve, creo que Guido nos unió a los argentinos, pensemos lo que pensemos. No por mí, sino por una persona que recobra su libertad, sus derechos, la recomposición de su historia”, afirma esta mujer que desde hace cuatro días lleva la sonrisa pintada en el rostro y una mirada renovada, profunda y liviana. Dice que parece estar soñando. O mejor, que su sueño se hizo realidad.

Ella lo nombra Guido, como su hija Laura le puso al nacer, mientras estaba secuestrada. Tal vez porque el nombre es algo de lo poco que su mamá le dejó en las cinco horas que estuvieron juntos. Asegura, de todas formas, que respetará la decisión de su nieto si decide conservar el Ignacio que llevó en estos 36 años, aunque el apellido deberá cambiar por disposición de la Justicia. Lo importante para ella es que su nieto está, y que es “hermoso física y espiritualmente”. Como toda abuela que se precie, no ahorra adjetivos: “Es sano, es bueno, es idílico, soñador”.

Estela Carlotto cuenta su primer encuentro con Guido/Ignacio, el vínculo con la familia de Walmir Oscar Montoya, el padre de su nieto también asesinado durante el terrorismo de Estado, y la visita a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Asegura que lo que más la sorprendió del hijo de su hija Laura es “su serenidad”.

–¿Cómo vivió esta semana? ¿Todavía está soñando? ¿Está agotada o con más energía?

–¿Cómo me ves?

–Espléndida.

–Sí. Estoy feliz, me parece un sueño pero cada vez piso más la realidad. Me costó un poquito cambiar la posición de presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, una abuela restituyendo a otro nieto. A todos los quiero mucho y vi la alegría de sus abuelas. Pero me costó salir de lo institucional, porque ahora era mi nieto, era mío lo que estaba viviendo. Yo me estaba entregando y restituyendo a mi nieto. Esto lo estoy asimilando momento a momento. Lo que me parecía un sueño ya lo veo como una realidad. Va a cambiar mi vida. Mi vida de trabajo no, porque voy a seguir yendo a Abuelas todos los días, pero también voy a organizarme para que nos conozcamos, para que tengamos momentos gratos, acompañándolo en sus tiempos. A la alegría de la recuperación se suma la calidad de persona que tiene: es sano, es bueno, es idílico, soñador, es músico. Y tiene un carácter muy parecido a los Carlotto, medio jorobón, de hacer chistes. Todo muy lindo. Lógicamente hay mucho para hablar, hay tanto, que hay que ir despacio porque si no eso más que bien le puede hacer un daño. Primero, el llegar y conocernos. Segundo, conocer al resto de la familia. Tercero, ir a Buenos Aires a hacer esa conferencia de prensa y estar con los nietos recuperados, con las Abuelas, con los colaboradores de la institución. Eramos muchísimos. Y a la noche conocer a su abuela paterna, que es una mujer encantadora, muy dulce. Yo estuve un rato con ellos y después los dejé solos.

–Ahora tiene una familia política nueva también.

–Claro. Se suma la alegría de saber quién era el papá de él, el compañero de Laura, porque hasta el martes no lo supe. Era una sospecha. Pero estas cosas yo ya las he vivido en otros casos. Entonces, no era seguro y no hicimos nada. Pero ahora, saber qué clase de chico era… yo pensaba que tal vez era más que nada una unión por circunstancia, pero no, se han amado entrañablemente. Cuando a Laura le comunicaron que lo habían matado, porque los genocidas que la tenían cautiva le dieron la noticia: “Hoy matamos a tu compañero”, en diciembre (de 1977) a ella le dio un ataque de nervios y de angustia, se rebeló, les dijo de todo. Y a ella le hicieron un simulacro de fusilamiento el 28 de diciembre y después le dijeron “que la inocencia te valga”. Era todo así de cruel y de malo. Sin embargo, el bebé nació bien y es un chico que creo que lo que trae de sus padres es eso que está demostrando, que es una profundidad… las respuestas que dio a los periodistas.

–Me hizo acordar a usted en el manejo de los medios, por cómo explicaba lo que quería, pero muy tranquilo.

–Se manejó muy bien. Y hubo alguna pregunta un poco difícil de responder. Dijo que “no es momento de hablar de eso”, sobre las responsabilidades de los que lo secuestraron a él. Estoy asombrada y agradecida, algunos dicen que parezco más joven. (Se ríe) Estoy muy bien.

–¿La repercusión social que tuvo el encuentro, la esperaba?

–Para nada. Estoy asombrada. Escuchaba en una radio que comentaban que había que analizar la reacción por este encuentro. “Está bien, Estela es conocida, querida y 37 años es toda una vida, la perseverancia, la forma, pero acá hay algo más, algo que necesitamos profundizar y aprovechar socialmente”, decían. Esto nos ha unido. Comentaron una encuesta y la cantidad de gente que estaba contenta era enorme, un 80 y pico, había también otra que estaba bien, otra que no le importa y otra que no sabe nada, pero eran muy poquitos. En mi barrio, que es periférico, humilde, en el que vivo hace 35 años, nunca me di mucho con nadie, aunque los aprecio y me aprecian… Pero allí hubo una explosión de gente para mí desconocida que se arrimó junto con la prensa que invadió el barrio. Los vecinos me han dejado papelitos escritos muy humildemente con felicitaciones. Acá no se midió nada. Por la respuesta que tuve, creo que Guido nos unió a los argentinos, pensemos lo que pensemos. No por mí, sino por una persona que recobra su libertad, sus derechos, la recomposición de su historia. Menos los que decían “bueno, basta”. Había algunos que descreían y decían que yo no era abuela, que estaba mintiendo. Hasta dicen que nuestros hijos están vivos.

–¿El decidió hacer la conferencia de prensa?

–Al salir de Olivos, de la visita a la Presidenta, su compañera me preguntó mi opinión, porque él quería dar una conferencia de prensa porque así daba todas las respuestas y así ya no lo seguían, no iban a ver a las personas que lo criaron, que están asustados y se tuvieron que ir del campo. Porque fue muy bruto eso, algunos periodistas fueron a avasallar. Le dije que si él estaba dispuesto a mí me parecía bárbaro. Lo organizamos a la última hora del día anterior, con la gente de Abuelas que trabajó muy bien. Y se armó esa conferencia.

–Escuché que desde que se enteró de que su nieto había aparecido había podido dormir muy bien, en vez de no poder dormir por los nervios.

–Con una paz… y felicidad interna, el corazón henchido de alegría. Dormí muy bien.

–Sabemos que faltan muchos nietos por encontrar, pero en lo personal ¿tiene la sensación de un trabajo terminado?

–Nooo, terminado nada. Esto recién empieza, pero no es un trabajo. Es… ¡lo encontré! En eso encierra todo.

–Me refiero a cerrar un círculo, una deuda con Laura, con toda la familia.

–Pensé en Laura. Creo que en donde esté, estará sonriendo, feliz. “Mamá, misión cumplida.”

–¿Algo de Laura le ve? Parece que es muy parecido al padre, pero las abuelas siempre encuentran algo.

–Muy poco. Creo que es el retrato vivo del papá. Vino el hermano (Jorge Montoya, hermano de Walmir Oscar), que es el único hijo que le queda a la abuela Hortensia, y se parecen, en la estatura, en un montón de cosas, aunque no tanto como al padre. Los amigos que estaban ahí y lo conocen desde hace tantos años lo miraban y decían: “Mirá, se para igual, mirá es igual”. De Laura creo que tiene esas ideas que expresó, esa claridad para decir las cosas.

–Que él se haya acercado a Abuelas, que la haya buscado, ¿hace más especial este reencuentro?

–No me llama la atención porque hace muchos años ya, cuando nuestros nietos empezaban la adolescencia, la adultez, dijimos “ellos ya tienen pensamiento y decisiones propias, ya están en condiciones de saber que los estamos buscando y va a ser un camino de ida y vuelta”. Así empezamos la actividad hacia afuera, nace Teatro por la Identidad, Música por la Identidad, Tango por la Identidad, Deportes, hasta los Twitterrelatos y así seguimos hacia afuera, para que el que tenga una duda se anime. Y con esto de mi nieto ardieron los teléfonos de Abuelas y de la Conadi (Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad) con jóvenes con dudas. Fue lo que expresó en la conferencia, que el deseo de él es que se animen los demás también.

–Se la ve siempre con mucha fortaleza, ¿tuvo todos momentos de alegría estos días o también pudo llorar?

–No lloré. Solamente cuando lo abracé de la emoción y le dije “Guido, mi querido nieto que te busqué tanto”. Y él me dijo “despacito, despacito”. Pero cuando se fue ese día a la noche me dijo: “Chau, abu”.

–Falta saber una parte de la historia, ¿cómo llegó él a Olavarría?

–A mí lo que me interesa ahora es él. El está, es hermoso física y espiritualmente. Lo demás tienen que hacerlo otras personas, la Justicia, por un lado, y nuestros equipos de investigación y abogados. Tienen que completar la historia de responsabilidades. Porque yo sé dónde estuvo Laura, lo más probable es que él haya nacido ahí. Quién se lo sacó, quién se lo dio al que lo llevó al campo y lo tiró en brazos de gente que no podía tener hijos para que el futuro de él sea ordeñar vacas. No es malo ordeñar vacas, lo digo en el sentido metafórico de que yo nunca lo iba a encontrar. El en el medio del campo ni un libro tenía, pero al morir los patrones llegaban a esa casa los libros de los patrones que él leyó como el autodidacta que es. Después se cultivó en la universidad de música, también es maestro mayor de obras.

–¿Pudo darle las camisetas y los prendedores que había guardado para él durante todos estos años?

–Muy poco. Algunas camisetas y remeras. No quise… son cajas. Espero los próximos encuentros, organizarme un poco. Tengo mucho lío en mi casa, que cada vez más se parece a un museo.

–¿Cómo fue el encuentro con la Presidenta?

–Fue el encuentro de una madre y una abuela a la vez, porque ella ya lo es, con alguien muy querido para ella como es la gente del sur. Conocía a todos y le contó un montón de cosas de su familia, de su padre, de su abuelo. Que Hortensia, su abuela, era maestra. Todavía le dije: “Cristina, no hablaste de Laura que es platense como vos, y es la madre”.

–Un poco de celos.

–Claro que sí. Su mamá lo llevó en la pancita.

–¿Qué fue lo que más le sorprendió de él en estos días?

–Su serenidad. Su don para llevarnos, para ponernos límites y a la vez brindarse. Y también tiene todo en positivo, nunca dijo no, dijo sí a todo, no cierra nada, sino que abre.

–¿Y con el asunto del nombre?

–Le dije lo siguiente: “Yo te voy a llamar Guido, te busqué como Guido y fue el nombre que te quiso poner tu mamá. Si vos te vas a quedar con Ignacio es tu decisión y te la respeto absolutamente. El apellido te lo vas a tener que cambiar porque la Justicia te lo va a decir”.

–O sea que hablaron de ese tema.

–Sí, de forma alegre. El es muy chistoso y yo también. Cuando conocí a mi consuegra y tenía casi lágrimas en los ojos, me señaló con el dedo y me dijo (hace tonada de burla) “estás llorando”. Me estaba cargando. Y yo también lo cargo. Es algo realmente maravilloso.

–¿Cómo fue el encuentro con los Montoya?

–Muy lindo. La señora es mayor, tiene 91 años. El hermano es un tesoro, sus hijas maravillosas. Es una familia pequeña, pero es gente muy querida en el sur. El tendrá que ir y conocer donde su papá nació, el entorno familiar, los monumentos que les han hecho a los desaparecidos de allá.

–¿Preguntó algo más de Laura?

–Nunca preguntó. Le fuimos diciendo al pasar, las cosas que podíamos irle diciendo. El se va a enterar.

EL PAIS › COMO ABUELAS DE PLAZA DE MAYO Y SU CAUSA INFLUYERON EN LA PROTECCION DE LOS DERECHOS HUMANOS

Abuelas del mundo

En dictadura, el reclamo de restitución de los nietos robados fue parte de la protesta internacional. El papel de Nchama. Carter y Vance. El derecho a la identidad en la Convención de Derechos del Niño, con Alfonsín. Kirchner y la Convención sobre desapariciones. Opinan Taiana, Filmus, D’Alotto, Despouy, Tex Harris, Palhares y Di Santo.

Por Martín Granovsky

epigrafe

Un luchador por los derechos humanos fue decisivo en la historia de las Abuelas de Plaza de Mayo. En 1982, Cruz Melchor Eya Nchama, de Guinea Ecuatorial, prestó su organización para que por primera vez el reclamo por los nietos robados pudiera ser oído en las Naciones Unidas.

Nchama era el líder del Movimiento Internacional para la Unión Fraternal entre las Razas y los Pueblos, reconocido por la ONU.

“Los representantes de la dictadura en Ginebra les prohibían a las Abuelas hablar como tales en la Comisión de Derechos Humanos y el Movimiento les dio un lugar”, recordó el embajador Alberto D’Alotto, actual representante argentino ante los organismos internacionales en Ginebra. D’Alo-tto estaba entonces exiliado en París. Con la democracia recuperada ingresó en la carrera diplomática y llegó a ser vicecanciller con el actual ministro Héctor Timerman.

El 6 de junio último, Nchama fue condecorado con la Orden de Mayo.

“Gracias a su activismo, Cruz Melchor logró llevar la voz de las Abuelas de Plaza de Mayo ante la Comisión de Derechos Humanos, antecesora del actual Consejo de Derechos Humanos”, dijo Timerman en la ceremonia de condecoración. “De esta manera sumó su nombre al de otros que participaron desde el interior mismo de las Naciones Unidas en sus esfuerzos de lucha contra las violaciones sistemáticas de los derechos humanos en nuestro país.”

Nacido en 1945, Nchama fue siempre tan activo en la denuncia histórica del esclavismo como en la lucha contra la ablación genital de mujeres en Africa.

La relación entre los movimientos antirracistas y otros movimientos es una tradición en la historia de la lucha por los derechos humanos.

En 1957 Martin Luther King formó la Conferencia de Líderes Negros del Sur sobre el Transporte e Integración No Violenta para pelear contra la segregación en el transporte público, y en 1960 la masonería de Atlanta le dio cobijo en el Templo Prince Hall. Desde allí lideró el movimiento hasta que lo asesinaron en 1968.

Antes del acto solidario de Nchama, “el primer precedente es la denuncia de Chicha Mariani a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en 1977 por la desaparición de su nieta, Clara Anahí Mariani”, relató a Página/12 el ex canciller y actual legislador Jorge Taiana. “Si bien esta denuncia tuvo gran importancia para el futuro de la búsqueda de los nietos y nietas apropiados, en esa época no alcanzó repercusión externa. Pero al año siguiente, la CIDH se pronunció sobre el caso de Clara Anahí Mariani (Resolución sobre el Caso 2553) y condenó al Estado argentino como responsable por la violación del derecho a la libertad, la seguridad y la integridad, le solicitó la devolución de la niña Clara Anahí a su familia. Este importante precedente dio a la desaparición de nietos una comprobación internacional y una relevancia que incrementó el interés y la difusión.”

Neologismo

Las Abuelas sensibilizaron también a muchas fuerzas políticas de Europa. Donato Di Santo conoció a Estela Carlotto cuando era un militante interesado en América latina dentro del entonces Partido Comunista Italiano, hoy Partido Democrático. “El tema de los chicos robados salió a la luz masivamente en Europa después de la caída de las dictaduras”, dijo desde Roma ante la consulta de Página/12. “Pero yo me enteré del tema antes, por boca de la propia Estela.”

Agregó Di Santo que “los de-saparecidos, en Italia, causaron en los partidos políticos una tremenda impresión, una tremenda angustia, un tremendo rechazo”. Y explicó: “Hasta se crea una suerte de neologismo. En italiano la palabra desaparecido no existe. La traducción literal sería scomparso. Pero, en realidad, todos utilizan el término ‘desaparecidos’. Entró en el idioma italiano”.

Daniel Filmus, ex ministro de Educación, ex senador y actual secretario sobre Malvinas en la Cancillería, recomendó no olvidar la fecha del 22 de octubre de 1977, cuando se creó la Asociación de Abuelas de Plaza de Mayo. “Después de iniciar su búsqueda en soledad, porque el miedo instalado en la sociedad condicionaba la actitud hacia las familias directamente afectadas en la etapa más dura de la represión ilegal ejercida por la última dictadura militar, una mujer se apartó de la ronda que realizaban las Madres de Plaza de Mayo y preguntó: ‘¿Quién está buscando a su nieto, o tiene a su hija o nuera embarazada?’. Una a una fueron saliendo. En ese momento, 12 madres comprendieron que debían organizarse para buscar a los hijos de sus hijos secuestrados por la dictadura. En principio se bautizaron como Abuelas Argentinas con Nietitos Desaparecidos y más tarde adoptaron el nombre con que el periodismo internacional las llamaba: Abuelas de Plaza de Mayo.”

La historia a la que alude Filmus incluye a las dos primeras presidentas de la organización: Licha Zubasnabar de la Cuadra y María Isabel Chorobik de Mariani, Chicha.

“Las Abuelas se pusieron a preparar un documento con los casos de niños desaparecidos y mujeres embarazadas para entregarle a Cyrus Vance, secretario de Estado de los Estados Unidos, cuya visita a la Argentina estaba prevista para noviembre de 1977”, historió Filmus.

El 20 de enero de ese año había asumido el demócrata James Carter. “La administración de Carter mostraba interés por esclarecer las violaciones a los derechos humanos perpetradas por la dictadura”, dijo Filmus. “Vance concurrió a un acto y las mujeres lograron atravesar la seguridad y entregarle el documento.”

Los casos de Tex

En Buenos Aires ya era clave el papel del entonces consejero político Tex Harris. Llegó a la Argentina en junio de 1977 a los 38 años para encargarse de tres temas, dos oficiales y uno extraoficial: el Beagle, las Malvinas y los proyectos nucleares secretos de la dictadura. Pero muy pronto se hizo cargo de las denuncias por violaciones a los derechos humanos. Abrió las puertas de la embajada de los Estados Unidos y construyó un fichero con los casos que todos los días le denunciaban los familiares de los secuestrados. Antes de la constitución de Abuelas, ya tenía indicios sobre el robo de chicos pero no pruebas porque la clandestinidad del Estado argentino dificultaba la obtención de datos. Sin embargo, muy pronto, por la información de abuelos y abuelas, supo que había niños robados.

Harris, que aún sigue muy activo y también fue condecorado por el gobierno argentino como Nchama, relaciona a Estela de Carlotto con un hecho importante ocurrido en plena democracia. En el 2000, con el apoyo del entonces canciller Adalberto Rodríguez Giavarini, la presidenta de Abuelas pidió desclasificar datos de los archivos norteamericanos. Elevó la petición a la entonces secretaria de Estado, la demócrata Madeleine Albright.

“Comparto la angustia por un tema que no puede darse así nomás por terminado”, fue la frase exacta que usó Albright durante una visita a la Argentina. El tema eran los desaparecidos.

“Queremos pedirle que su palabra sirva para que el gobierno argentino ponga esfuerzos para que se esclarezca el genocidio, aunque el jefe del Ejército lo desconozca y pretenda interrumpir los procesos judiciales y el poder político no le ponga freno”, dijo Estela. Fue entonces cuando la secretaria de Estado habló de los desaparecidos y prometió ocuparse de la desclasificación de nuevos documentos para que sean accesibles al público.

“Responderemos al pedido”, dijo mirando a Carlotto y a Carmen Lapacó, de Madres Línea Fundadora. “No sé qué información existe en el Departamento de Estado, pero al volver haré un esfuerzo por contestarles. Por razones humanitarias (recuerden que soy ambas cosas: madre y abuela) entiendo el planteo y quiero resolverlo. Y también se lo voy a contar a Hillary Clinton, de quien soy amiga.”

“Madeleine cumplió y el gobierno empezó una gigantesca desclasificación que ayudó muchísimo a las investigaciones en toda América latina”, dijo Harris.

Cerca del Nobel

En el 2000 las Abuelas ya llevaban más de veinte años viajando y haciendo contactos en todo el mundo. “En la ONU, en Amnistía Internacional, en la OEA”, dijo Filmus. “En todos lados. Nunca se cansaron.”

Para D’Alotto, “la cuestión de los desaparecidos es un triste privilegio argentino que irrumpió como un fenómeno gravísimo de violación a los derechos humanos en la Comisión de Derechos Humanos también en 1980, con la creación del Grupo de Trabajo sobre desapariciones forzadas de Naciones Unidas”. El grupo fue el encargado de investigar los secuestros.

“Ciertamente el delito se había cometido en otros lugares en América latina, pero por la masividad que tuvo en nuestro país tenía una impronta indudablemente argentina”, dijo D’Alotto.

Leandro Despouy, que también estuvo exiliado, luego fue encargado del área Derechos Humanos en tiempos de Alfonsín y hoy preside la Auditoría General de la Nación, dijo que “ya para la campaña contra la dictadura durante el Mundial del ’78 estaba instalada en el exterior la conciencia de que las tétricas desapariciones de personas incluían algo más siniestro todavía, como el robo y apropiación de las criaturas por parte de los propios represores”.

“También lograron repercusión en Brasil, donde el Comité de Defensa de los Derechos Humanos para los Países del Cono Sur (Clamor), dependiente del Arzobispado de San Pablo dirigido por el cardenal Paulo Evaristo Arns, instrumentó acciones concretas frente a la violación de derechos humanos en la región”, recordó Taiana.

El ex canciller 2005-2010 indicó que con ayuda de Amnistía Internacional las Abuelas impulsaron “un petitorio internacional firmado por miles de personas así como por personalidades como Simone de Beauvoir, Costa Gavras y Eugene Ionesco, y tras estas acciones, numerosas organizaciones comenzaron a difundir información sobre la situación de los niños desaparecidos”.

Precisó Taiana que el 31 de julio de 1979, Clamor, con la colaboración de las Abuelas de Plaza de Mayo, identificó a los primeros niños desaparecidos, Anatole y Victoria Julien Grisonas, “quienes habían sido abandonados en una plaza de Valparaíso y adoptados de buena fe por una familia chilena”. Las Abuelas se reunieron con la familia adoptiva “y aceptaron que los niños permanecieran con sus padres adoptivos en estrecho contacto con su familia biológica”.

En 1979 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos realizó su visita de inspección a la Argentina, “durante la cual recibió más de cinco mil denuncias sobre violaciones a los derechos humanos perpetradas en el marco de la dictadura militar”. Taiana sostiene que “gracias a la visita de la Comisión y las denuncias, el tema de los nietos y nietas apropiados, adquiere particular relevancia, y luego, en su informe sobre la visita in loco, aprobado y publicado en 1980 la CIDH se pronunció nuevamente sobre el tema”.

Taiana subrayó que “durante el período de transición y retorno a la democracia, el informe de la Conadep y el Juicio a las Juntas marcaron hitos en la comprensión colectiva de la dimensión y el impacto del terrorismo de Estado y la comisión de los crímenes de desaparición forzada y apropiación de menores recién nacidos”. Y agregó: “El informe y el Juicio tuvieron un impacto decisivo, tanto en la Argentina como en América latina y el resto del mundo. La posterior sanción de las leyes y decretos de impunidad impidió la investigación judicial de los crímenes perpetrados, pero la labor de los organismos de derechos humanos continuó y se fortaleció gracias al apoyo social, al desarrollo de los juicios de la verdad y a la utilización de los mecanismos de protección internacional de los derechos humanos, en particular la CIDH y el Grupo de Trabajo sobre De- saparición Forzada de la ONU”.

Para Despouy, “el gran despliegue internacional de las Abuelas se redobló después de 1983, y el tema tuvo un impacto asombroso y creciente, al extremo de que Abuelas es hoy una de las organizaciones de derechos humanos más conocidas en el mundo y quizá con más posibilidades de alcanzar el Nobel de la Paz”.

D’Alotto recordó que “al restablecerse la democracia se inició un proceso de cooperación con los organismos internacionales y específicamente la temática de los niños apropiados impactó profundamente”.

“Por iniciativa de las Abuelas, el gobierno del presidente Raúl Alfonsín impulsó la inclusión del derecho a la identidad en la Convención sobre los Derechos del Niño”, dijo el actual embajador ante los organismos con sede en Ginebra.

El artículo 7 de la Convención indica que “el niño será inscripto inmediatamente después de su nacimiento y tendrá derecho desde que nace a un nombre, a adquirir una nacionalidad y, en la medida de lo posible, a conocer a sus padres y a ser cuidado por ellos”.

El artículo 8 expresa que “los Estados Partes se comprometen a respetar el derecho del niño a preservar su identidad, incluidos la nacionalidad, el nombre y las relaciones familiares”.

“El trabajo de Abuelas ayudó mucho a la democracia naciente”, contó Despouy. “Cuando se elaboraba la Convención de la ONU de Derechos del Niño y propusimos la inclusión del derecho de los niños privados fraudulentamente de su identidad de recuperarla e ir con su familia de sangre, al principio hubo un enorme rechazo. Pero fueron la presencia y el testimonio de las Abuelas los que permitieron la inclusión de ese derecho en el célebre artículo 8 de la Convención. Fue una contribución para el mundo.”

La resistencia

Como la Convención, los instrumentos internacionales fueron ratificándose paso a paso. En 2006 la ONU aprobó la Convención de Naciones Unidas contra las Desapariciones Forzadas de Personas. D’Alotto la definió como “un antiguo anhelo de los familiares de desaparecidos que pudo concretarse por la acción diplomática del gobierno del presidente Néstor Kirchner con el firme apoyo de Francia, Suiza, Japón y Marruecos entre otros, y que hoy forma parte del conjunto de instrumentos internacionales de derechos humanos de cumplimiento obligatorio”. El Gobierno también impulsó “la consagración internacional del derecho a la verdad para las víctimas de violaciones a los derechos humanos”.

En los últimos días Evo Morales fue uno de los primeros presidentes que saludaron a Estela de Carlotto por su nieto. También en América latina las Abuelas se convirtieron en una referencia. El brasileño Joaquim Palhares, editor de la influyente web Carta Maior, contó que tanto las Madres como las Abuelas “rápidamente hallaron eco en la región, pero no sólo de manera simbólica, sino también de modo práctico, estimulando articulaciones políticas y redes de apoyo y solidaridad”. En opinión de Palhares, el impacto que provocaron Madres y Abuelas “fue muy importante en el proceso de salida de la dictadura y la recuperación gradual de la democracia”.

De ese momento en adelante, Palhares opina que lo más importante fue “la ejemplaridad”. Así lo explicó a Página/12: “Hasta hoy, la movilización argentina en defensa del rescate de la identidad y la memoria es un ejemplo para los demás países de la región que también vivieron experiencias autoritarias. Cada dictadura tuvo sus particularidades, pero todas se destacaron por el rasgo común de violar la democracia y los derechos humanos. En la Argentina ese proceso llegó a límites increíbles y la reacción contra el pasado nos sigue inspirando. Tenemos mucho que aprender de la resistencia argentina. En lo que se refiere exclusivamente a Brasil, existe una enorme diferencia en la forma en que los dos países enfrentaron la cuestión militar. Brasil no hizo una transición y por eso seguimos sufriendo las consecuencias de ese equívoco terrible. La Comisión de la Verdad no tiene fuerza política. Los archivos de la dictadura siguen cerrados y no hay movilización del Partido de los Trabajadores, de la izquierda y de la sociedad brasileña para reclamar el debido respeto a los derechos humanos”.

Agenda global

En 1988, Sting hizo subir a las Madres y las Abuelas al escenario en un estadio de River colmado. En su última gira por la Argentina, en 2012, Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina les dedicaron un recital a Estela de Carlotto y a las Abuelas. En la Copa del Mundo de Sudáfrica, Estela viajó y la Selección apoyó la difusión de la causa de Abuelas poniendo el cuerpo, o sea la cara, en un objetivo que no sólo encuentra pocas resistencias sino, al contrario, mucho consenso.

¿Ese consenso sirve para que el tema se consolide como parte de la política exterior del Estado argentino? “Sin duda”, opinó D’Alotto. “La cooperación de las Abuelas y la difusión de su lucha ayuda al objetivo argentino de fortalecer las instituciones internacionales de protección de los derechos humanos.”

Palhares coincide en que el tema es parte de la política mundial. “Lo es desde que la represión tuvo un carácter internacional con la Operación Cóndor, que articuló a los órganos represores de varios países. Es una historia conocida, pero creo que aún queda mucho por investigar y por contar. Y en segundo lugar la lucha de Abuelas sirve de inspiración para construir políticas de derechos humanos en el ámbito del Mercosur y de la Unión de Naciones Suramericanas. Sería una integración para el bien (la Operación Cóndor fue una integración para el mal), dirigida a la protección y promoción de los derechos humanos a nivel regional.”

“El reconocimiento internacional del genocidio cometido en la Argentina, y especialmente en el continente, también aumentó notoriamente luego de que en 1981 las Abuelas participaron de la Asamblea General de la OEA en Washington y asistieron a los congresos de la Federación Latinoamericana de Asociaciones de Familiares de Detenidos-Desaparecidos, de la cual fueron fundadoras, en Costa Rica y en Venezuela en noviembre”, señaló Filmus.

Di Santo, que además de dirigente partidario fue vicencanciller de su país para América latina, no vaciló en nombrar el propio caso italiano al analizar la influencia global de Abuelas. “El hecho de que el gobierno de Italia se haya declarado parte querellante en el juicio por los desaparecidos de origen italiano fue también gracias a la influencia humana e intelectual de ellas. Es importante que tanto el ex ministro de Relaciones Exteriores Massimo D’Alema como la ministra actual, Federica Mogherini, sean amigos personales de Estela.”

Las Abuelas aún no ganaron el Nobel pero sí otros premios. En la Unesco, la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia y la Cultura, la Argentina las presentó como candidatas al Premio Fomento de la Paz Félix Houphouét-Boigny, que ganaron en 2011. Como miembro del Consejo Ejecutivo de la Unesco, Filmus presentó a las Abuelas para el premio junto con el embajador en el organismo, el pianista Miguel Angel Estrella. “El premio tiene por objeto rendir homenaje a las personas, instituciones u organismos que han contribuido significativamente a fomentar, buscar, salvaguardar o mantener la paz según los principios de la Carta de las Naciones Unidas y la Constitución de la Unesco”, dijo Filmus. “Entre los galardonados anteriormente figuran Nelson Mandela; Yitzhak Rabin, Shimon Peres y Yasser Arafat; el presidente de Senegal, Abdoulaye Wade; el ex presidente de Finlandia Martti Ahtisaari; y el ex presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva.”

En abril de 2008, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner inauguró el jardín Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, a orillas del río Sena.

“La Argentina también impulsó la adopción de una serie de resoluciones sobre el derecho a la verdad en el marco del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y patrocinó la creación del mandato del Relator Especial de Naciones Unidas para la Promoción de la Verdad, la Justicia, la Reparación y las Garantías de No Repetición, quien comenzó con sus labores en mayo de 2012”, dijo Taiana. También recordó que el país “impulsó instrumentos específicamente relacionados con el derecho a la identidad y la labor de Abuelas de Plaza de Mayo. Concretamente, las Resoluciones adoptadas por el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas sobre Genética y Derechos Humanos”. Aún queda pendiente aprobar “un proyecto de manual sobre el empleo de la genética en el esclarecimiento de graves violaciones a los derechos humanos con destino a la comunidad internacional, con base en la experiencia acumulada en el marco de los casos argentinos”. Uno de los ejemplos sería “la alta formación y vasta experiencia del Equipo Argentino de Antropología Forense –fundado hace 30 años para esclarecer la identidad de víctimas desaparición forzada y ejecuciones extrajudiciales–, que participa de numerosas misiones tanto de capacitación como de investigación en todo el mundo”.

“Ya antes de la restitución de la identidad de su nieto, Estela tenía previsto participar en Ginebra en un evento sobre el derecho a la verdad que organiza la Misión Argentina en Ginebra”, informó D’Alotto. “A la luz de lo ocurrido con la reaparición de su nieto adquiere una nueva dimensión y producirá obviamente un fuerte impacto internacional.”

“La lucha de Abuelas fue y es parte de nuestra política exterior porque hace a la credibilidad de nuestro país y de nuestra democracia”, dijo Despouy a Página/12. “Y la recuperación de cada nieto nos fortalece.”

En opinión de Taiana, “la promoción y protección de los derechos humanos a nivel internacional se convirtió en una política de Estado y parte de la identidad de la Argentina como miembro de la comunidad internacional, junto a la defensa de la democracia como forma de gobierno, y la paz y el multilateralismo en las relaciones entre Estados”.

martin.granovsky@gmail.com

 

Relato de un encuentro íntimo

Al llegar a Olivos, Guido (Ignacio) Montoya Carlotto se abrazó con la presidenta Cristina Fernández.

A través de Twitter, la Presidenta destacó la “frescura” y el “sentido del humor” de Guido y contó detalles de su visita a Olivos junto a Estela, familiares y amigos. Le regaló un cuadro inspirado en su abuela.

Emocionada por la restitución de la identidad de Guido (Ignacio) Montoya Carlotto, la presidenta Cristina Fernández relató ayer el encuentro que mantuvo junto al nieto de Estela de Carlotto en la residencia oficial: “A las 20.50 la flia. Carlo-tto-Montoya llega a Olivos. Estela, Ignacio, Celeste su compañera, Remo, Kibo y su compañera. Tres parejas de Olavarría que los acompañan. Se agregan Florencia (Kirchner), Máximo (Kirchner), (Carlos) Zannini, Wado (De Pedro) y (Andrés) el Cuervo Larroque. La verdad parecemos un batallón. Pero, ojo, no vamos a la guerra. Queremos ver de cerca el triunfo del amor y la cara que tiene la felicidad”, contó la Presidenta, que tras ver las noticias sobre el tema en Santa Cruz utilizó su cuenta de Twitter para difundir fotos y contar detalles de la velada.

Todo comenzó durante el almuerzo del jueves, cuando el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, le avisó a la presidenta que Claudia Carlotto, hija de Estela y hermana de Laura, le había contado que Guido la quería conocer.

–Hola, Guido, soy Cristina ¿cómo estás?

–Bien, muy bien. Acá hay como 50 personas que me están mirando constantemente. Me muevo y me siguen a todas partes con sus ojos…

–¿Te parece que nos veamos hoy en Olivos después del acto, tipo 20.30?

–Dale.

Así contó la Presidenta que fue el primer diálogo con Guido, quien “se ríe con ganas” y “además de frescura tiene sentido del humor”. “La cosa viene todavía mejor de lo que uno pensaba. Gracias a Dios. Es que uno nunca sabe”, escribió CFK y continuó su relato.

La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo fue la primera en entrar a la residencia: “Camina con una agilidad nueva. La cara resplandece. Ha rejuvenecido de repente pero conserva el genio de siempre”, tuiteó CFK e inmediatamente transcribió el primer comentario de Estela: “Dijiste que el papá era santacruceño como Néstor, pero te olvidaste de decir que Laura era platense como vos”. El padre biológico de Ignacio, Oscar “Puño” Montoya, nació en la localidad patagónica de Cañadón Seco y fue a La Plata a estudiar, donde conoció a Laura Carlotto. Una historia similar a la del matrimonio presidencial, que también se conoció mientras ambos estudiaban derecho en la universidad de la capital bonaerense.

Después de Estela entró a Olivos Guido-Ignacio y se abrazó con la Presidenta. “No sé qué habrá sentido y pensado él. Algún día se lo preguntaré. Pido perdón, pero no voy a contar lo que sentí ni lo que pensé. Es algo absolutamente mío. Personal e intransferible”, se reservó la Presidenta.

Durante la charla, CFK contó que le “impactó” saber que el nieto recuperado 114 es hijo de un santacruceño y reveló lo que sabía sobre la historia de los Montoya en su pueblo natal. Hay en Cañadón Seco una plaza en homenaje a tres detenidos desaparecidos, entre ellos, Oscar, el papá de Guido. Uno de los responsables de ese homenaje es Jorge “el Negro” Soloaga, ex diputado provincial y ex trabajador “ypefiano”. “Su abuela Hortensia (la de Guido), fue maestra y directora de escuela y es toda una institución en el pueblo. Los Ardura son de las familias pioneras de Santa Cruz. Amigos míos conocieron a su padre del boliche o del colegio. Era muy bohemio, le gustaba la música”, señaló la Presidenta, que después de hacer esos comentarios se “llamó a silencio” para escuchar al resto de los participantes del encuentro.

Según la primera mandataria, se podía sentir en el ambiente, en Olivos, “la buena vibra, las miradas de amor y todavía de sorpresa”. Guido se llevó un regalo. Un cuadro inspirado en su abuela Estela, que la noche anterior a su aparición le dio el artista Guillermo Grinbaum a CFK. “Tuve que hacer un esfuerzo por no ponerme a llorar. Estoy segura de que lo va a poner en la casa nueva que se está haciendo…”, escribió la Presidenta. En Twitter reveló también que Guido (Ignacio) es maestro mayor de obras y su compañera Celeste es diseñadora egresada de la UBA y participa del trabajo de las Cooperativas de Desarrollo Social de Emprendedores y Diseño y Moda para la inclusión, dependientes de la ministra Alicia Kirchner. “¿Qué cosa, no? Qué cerca estábamos todos y nadie se había encontrado”, reflexionó CFK.

Durante la charla hubo también tiempo para hablar del tema de su nombre. Como señaló en la conferencia de prensa, Guido dijo que prefiere seguir llamándose Ignacio, a lo que su abuela le pidió que al menos le agregue el Guido. “En realidad es Ignacio + Guido + Laura + Puño + Estela + Hortensia… Lo importante de su vida es que tendrá muchas cosas para sumar y no para restar, porque tuvo la suerte de crecer con amor”, afirmó Cristina Fernández y completó: “Después de todo Estela tuvo suerte. Mirá si a su nieto lo hubieran criado con odio”.

La reunión duró hasta tarde. Hubo fotos, abrazos y sonrisas. Al día siguiente, el viernes, Guido iba a ver a su abuela Hortensia. “Cuando se fueron me quede pensando: es tan parecido a su padre que no sé si mañana cuando su abuela lo vea, en lugar de encontrarse con su nieto, se vuelva a encontrar con su hijo”, contó la Presidenta y aclaró que “es lo mismo pero no es igual”, en referencia una canción de Silvio Rodríguez.

“No hay vuelta: vivir sólo cuesta vida”, sintetizó CFK que apeló a otro músico, el Indio Solari. “Estoy media musical. Es que Ignacio-Guido está, por fin, entre nosotros”, concluyó.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-252672-2014-08-10.html

 

EL PAIS › LA ANTROPOLOGIA FORENSE LE PERMITIO A ESTELA DE CARLOTTO SABER QUE TENIA UN NIETO

El rastro de la ciencia

La llegada del norteamericano Clyde Snow y la creación del Equipo Argentino permitió identificar a cientos de NN. En este caso, en 1985 pudo establecer cómo fueron asesinados los padres de Guido Montoya Carlotto y que Laura había tenido un bebé.

Una de las excavaciones del Equipo Argentino de Antropología Forense para identificar a desaparecidos.

Con casi un cuarto de siglo de diferencia, el trabajo de los antropólogos forenses derivó en aportes sustanciales para la reconstrucción de la historia familiar de Ignacio Hurban, el joven músico que esta semana conoció su verdadera identidad y supo que es el nieto que Estela de Carlotto buscaba desde 1978. En el caso de su madre, Laura Carlotto, la exhumación del cuerpo y la pericia encabezada por Clyde Snow, fundador del Equipo Argentino de Antropología Forense, implicó para Estela en 1985 la confirmación del nacimiento de Guido, como lo llamó su hija. En el caso del padre, Oscar Walmir Montoya, el avance de la ciencia y su aplicación al servicio de la investigación del genocidio argentino permitió ni más ni menos que la identificación de los restos, un logro impensable sin la posibilidad del cruce masivo de muestras de ADN en el marco de la Iniciativa Latinoamericana para la Identificación de Personas.

El 27 de agosto de 1978, sin ningún documento que acreditara su identidad, Estela y su esposo Guido Montoya Carlotto enterraron a Laura en el cementerio de La Plata. Por el contacto con sobrevivientes de La Cacha y el testimonio de un ex conscripto conocieron detalles de su cautiverio y del nacimiento de su nieto. Pero fue recién tras el retorno de la democracia, en 1985, cuando esa certeza tuvo por primera vez un respaldo científico. “Estela, tú eres abuela”, fueron las palabras de Snow que la presidenta de Abuelas recordó una y otra vez.

Abuelas de Plaza de Mayo y la Conadep habían recurrido un año antes a la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia, la ONG estadounidense que contactó a Snow. Poco después el antropólogo llegó al país, explicó que a partir del estudio de los huesos se podía reconstruir parte de la historia de las víctimas, dio con un grupo de estudiantes de antropología y medicina que aceptaron el desafío de asumir un trabajo “sucio, deprimente y peligroso”, como lo definió Snow, y creó el EAAF.

“Hice exhumar el cuerpo y el Equipo de Antropología Forense lo examinó a fondo para determinar con exactitud todo lo que los militares habían negado”, contó Estela en 1999 durante una entrevista con la periodista Gabriela Castori en la revista El Mensajero. “El deterioro de su dentadura probaba su largo secuestro; por la pelvis supimos que había tenido un bebé y por las balas que tenía alojadas en el cráneo, que había sido ejecutada con una Itaka disparada a 30 centímetros, por la espalda”, relató. “Así reuní elementos de prueba para la Justicia y para demostrar en el exterior, donde teníamos causas abiertas, qué era lo que había pasado. Esta vez sí quise verla. Vi sus huesitos, su pelo, la vi a ella, la vi. Y cerré el duelo y nunca más necesité ir al cementerio”, agregó.

En 2004, al declarar en el Juicio por la Verdad de La Plata, Carlotto recordó que familiares y amigos presenciaron la exhumación. “Vi sus huesitos, pero era ella, tenía el corpiño que le había regalado Alcira Ríos, tenía las medias que le habían visto ponerse, un zapato, porque el otro apareció en el cajón cuando exhumaron a Carlos Lahite”, con quien la habían ejecutado. “Ahí en el cementerio, después de cepillar y tocar casi religiosamente esos huesos, el doctor Clyde Snow me llamó aparte y me dijo ‘Estela, tú eres abuela’, porque los huesitos de la pelvis tenían las marquitas de cuando un bebé se apoya hasta el momento de nacer.”

“Ese informe meticuloso, científico, está agregado a todos los expedientes de la Justicia en el país y en el exterior, porque dice claramente que Laura fue asesinada, que para reducirla le quebraron un hueso del brazo, que se resistió, que en el suelo y de espaldas le dispararon con armas de grueso calibre a 30 centímetros de distancia en la cabeza, porque las cápsulas estaban dentro del cráneo, y además balearon su vientre para no poder probar la maternidad. Todo eso demuestra que tengo un nieto”, recordó ante los jueces de la Cámara Federal platense.

La incertidumbre de la familia Montoya duró varios años más. “Puño”, como lo apodaban, también estuvo secuestrado en La Cacha y fue asesinado el 27 de diciembre de 1977, mientras Laura sobrellevaba en cautiverio su tercer mes de embarazo. Sus restos habían sido enterrados como NN en el cementerio de Berazategui, de donde los antropólogos forenses lo exhumaron el 3 de abril de 2006 por orden de la Cámara Federal porteña. El único dato de la burocracia de la época era el acta de defunción, que señalaba que dos hombres habían muerto ese día en un enfrentamiento en calle 4, entre 30 y Carlos Pellegrini, de esa localidad. De la exhumación y el estudio de los huesos surgió que Montoya tenía no menos de 16 impactos de bala en “el cráneo, tórax, miembros superiores e inferiores”. La versión oficial del enfrentamiento sumada a las evidencias del fusilamiento, marcas registradas de la dictadura, no dejaban dudas sobre el rol del Estado terrorista. La cantidad de casos similares y la incertidumbre sobre el destino de miles de desaparecidos, sin embargo, impedían establecer una hipótesis específica sobre las identidades.

Mientras los restos de Montoya se mantenían a resguardo en el EAAF con la identificación BZ 9/69 (por el cementerio de Berazategui y el número de sepultura), su hermano Jorge y sus padres, José Montoya y Hortensia Ardura, dejaron muestras de sangre en el marco de la Iniciativa Latinoamericana para la Identificación de Personas. El cruce masivo de muestras de ADN hizo el resto. En octubre de 2009 la Cámara que preside el juez Horacio Cattani, impulsor de las identificaciones desde hace dos décadas, confirmó que los restos de uno de los ejecutados en Berazategui correspondían a Montoya. La familia los cremó y esparció sus cenizas en un campo de Cañadón Seco, a once kilómetros de Caleta Olivia, en Santa Cruz, donde vivió su infancia. Antes la Cámara Federal mandó una muestra de ADN al Banco Nacional de Datos Genéticos, paso que le permitió a Ignacio “saber quién soy y quién no era”, como resumió el viernes durante su presentación en sociedad junto a su familia.

Página/12 :: El país :: El rastro de la ciencia

Aparecidos

Clyde Snow, fundador del EAAF.

Por Marta Dillon

“Recuerdo que era uno de los brillantes atardeceres de La Plata, el sol estaba bajando y era muy crepuscular, fue un momento muy intenso porque pude decirle a Estela: sí, realmente éstos son los huesos de tu hija pero en algún lugar allá afuera tienes un nieto que debería estar vivo. Fue un momento amargamente dulce. Esos huesos encapsulaban una historia: los huesos de Laura nos estaban diciendo ‘busquen a mi hijo’”, así rememoraba Clyde Snow, el fundador del Equipo Argentino de Antropología Forense frente al periodista Walter Goobar, el momento en que aparecía la primera prueba material de la existencia de ese joven tal vez demasiado canoso para su edad, de nariz fuerte y palabra luminosa, que creció llamándose Ignacio aunque era deseado, esperado, buscado como Guido. Fueron los huesos los que hablaron entonces, el rastro de su paso por el cuerpo de la madre, una mujer que había parido por primera vez cuando ya había sido robada a su comunidad, cuando su existencia estaba en esa zona sin nombre del cautiverio clandestino, ni viva ni muerta, desaparecida. Estela, la madre de Laura, definitivamente abuela del hijo de ésta desde la exhumación de esos huesos testigos, dice que desde ese preciso momento dejó de ocuparse del cementerio, de pensar en placas y ornamentos funerarios: tenía una tarea, la vida la reclamaba, tenía que encontrar a su nieto. Y además su hija tenía un lugar en el mundo aunque fuera entre los muertos, el duelo iba a continuar, pero el luto ya no. En aquel atardecer luminoso de 1985 todavía no se soñaba con que una operación de reactivos, aparatos que despiden números, números que construyen algoritmos, algoritmos que dibujan perfiles, perfiles que coinciden con un nombre y un nombre que se instala en un árbol genealógico, en una comunidad, una familia, serían, 30 años después, un procedimiento corriente. Los estudiantes de antropología y medicina que en torno de Snow formaron el EAAF contaban con lo que veían, con lo que podían hacer sus manos rescatando con cuidado esqueletos que no estaban mudos pero que no podían decir su nombre, excavando de día y llorando de noche porque esos huesos delataban a personas jóvenes, fusilamientos, ensañamiento en la vida y también después de la muerte y porque lo que buscaban no terminaba de aparecer: la humanidad de esos testigos silenciosos no era completa sin nombre, sin identidad.

Se contaba entonces con los testimonios, con la palabra de los sobrevivientes que reconstruyeron el mapa de esa zona liminar de los centros clandestinos, con su descripción de los tormentos, con sus listas de nombres, la mayoría atrapados en la no muerte y la no vida de la desaparición. Palabra sospechada al principio por el solo hecho de estar vivos. Palabra que se escuchó en los primeros juicios y fue conculcada con las leyes de impunidad que no consiguieron el silencio pero la volvieron menos audible sobre todo para quienes de antemano no querían o no queríamos escuchar del todo. Porque también de eso se trata la situación del desaparecido: nadie duda de la muerte y a la vez la muerte no se instala, no ordena, no deja a la vida seguir su curso. La presencia del desaparecido –de la desaparecida– es constante: en torno de ellos no se organiza el duelo, las familias no lloran juntas en el mismo momento, no se despiden. Cada quien siente el aleteo intermitente de la presencia y de la ausencia, una locura que lleva a mirar cada tanto el pasaje de un colectivo con una esperanza vacua; a lo mejor, tal vez, la tortura le quitó el juicio, esa mujer sentada en el fondo por un instante, un mínimo parpadeo de locura capaz de alterar el tiempo, podría ser mi madre. ¿Y acaso es fácil abandonar esa ilusión? ¿Desprenderse de ese milímetro de esperanza aunque sea vana? No es fácil, aunque tampoco es fácil confesar que se la mantiene, que en algún lugar del corazón o de la mente se la alienta como se sopla una brasa tapada de cenizas.

En estos más de treinta años que pasaron desde aquel atardecer luminoso en que un hombre de sombrero texano que venía a decir que se podía hacer hablar a los huesos y que esos huesos, en el caso de la hija de Carlotto, decían que había desaparecidos vivos, la tecnología avanzó y la palabra se jerarquizó. Cayeron las leyes de impunidad, se sentaron algunos culpables en la silla de los condenados y hubo lugar para las apariciones.

El padre de ese niño que dejó un rastro en los huesos de su madre, el padre del joven que hoy conmueve al país entero, también fue un aparecido. Gracias a la perseverancia y a la tecnología sus restos fueron hallados en 2006, su nombre escrito en un epitafio, su perfil genético conservado y ambas cosas, como una cuña en el devenir, ocuparon su espacio entre generaciones, el espacio necesario para que su hijo pudiera aparecer y para que apenas aparecido se reivindicara como una herramienta de una posible cicatrización.

La historia que esta semana nos conmovió con una alegría contagiosa, impertinente, rebelde frente a cualquiera otra noticia, otra amargura, alegría incluso por sobre la evidencia de la pérdida o potenciada por eso mismo, es una historia de apariciones. De apariciones que vienen sucediéndose, de desaparecidos vivos como son los nietos y las nietas que completaron su identidad con las familias que los buscaban. Y también de los desaparecidos y desaparecidas asesinados, masacrados, ocultados de los ritos de pasaje que las familias y la sociedad entera necesitan para seguir adelante, para procesar el legado, para pelearse incluso con ese legado. Cientos de cuerpos –esqueletos, sí, pero también cuerpos– emergieron del anonimato donde habían sido enterrados en los últimos años con la fuerza de la prueba: cuerpos amados, llorados y enterrados y también cuerpos del delito que acusan por sí mismos a los perpetradores.

Aparecidos que ocupan su espacio entre nosotros, entre nosotras y que abren otros nuevos, que dejan que las generaciones se organicen, que permiten llorar la muerte y llorar de alegría. Que volvieron inteligible una historia que nos pertenece y que puede ser contada incluso a los más chicos. Porque está la prueba, porque está el lugar, porque están las voces. Y están también los oídos que escuchan.

Página/12 :: El país :: Aparecidos

18/10/2013

O Nazismo caiu, mas os nazistas, não!

Filed under: Mercedes Benz,Nazismo — Gilmar Crestani @ 9:12 am
Tags: , ,

 

Suprema Corte dos EUA analisa papel da Mercedes-Benz na ditadura argentina

Enviado por João Paulo Caldeira, sex, 18/10/2013 – 07:47

Sugerido por Marcel Santo

Da AFP

Suprema Corte dos EUA examina o papel da Mercedes na ditadura argentina

Washington — A Suprema Corte americana começará a examinar na terça-feira o caso envolvendo a Daimler AG para determinar se a montadora alemã deverá responder nos Estados Unidos a processos contra sua filial Mercedes, acusada de cumplicidade na violação dos direitos humanos durante a ditadura argentina.

Neste caso, 22 autores da ação – 21 argentinos e um chileno -, ex-funcionários ou familiares de empregados falecidos que trabalhavam na fábrica da Mercedes Benz na Argentina, acusam a direção da empresa alemã de ter colaborado com a ditadura argentina durante a chamada Guerra Suja, entre 1976 e 1983.

Os demandantes afirmam que os diretores da Mercedes-Argentina teriam identificado empregados opositores e os denunciado ao regime, permitindo assim violentas revistas policiais, prisões domiciliares, prisões arbitrárias, torturas e desaparecimento de funcionários provavelmente executados de forma sumária.

Os chefes de polícia responsáveis por estas ações eram então empregados pela Mercedes como chefes de segurança para encobrir seus atos, segundo o processo.

Os autores da ação invocam as leis americanas para obter indenizações por danos e prejuízos da casa da Mercedes: a lei de proteção de vítimas de torturas (TVPA) e um antigo texto de há mais de dois séculos conhecido como "Estatuto de Agravos" (Alien Tort Statue, ATS), que autoriza aos estrangeiros processar nos tribunais americanos questões relacionadas com a violação dos direitos humanos.

Conhecida por sua benevolência com o mundo empresarial, a Suprema Corte, de maioria conservadora, examina pela segunda vez em um ano a responsabidade em solo americano de companhias estrangeiras suspeitas de infrações do direito internacional cometidas fora de suas fronteiras.

Os nove juízes que formam a Suprema Corte decidiram a favor da gigante petrolífera Shell, acusada de cumplicidade nsa infrações aos direitos humanos na Nigéria, e não deu atendeu ao pedido dos litigantes que exigiam que o grupo holandês-britânico respondesse por seus atos nos Estados Unidos.

A Corte esperou para tomar esta decisão, em 17 de abril, antes de examinar o recurso da Daimler AG, que obteve êxito ante um tribunal de primeira instância, mas que foi rejeitado por um tribunal de apelações da Califórnia, onde o grupo tem uma filial.

Apoiada por organizações e grandes empresas, bancos e corporações na Alemanha e na Europa, mas também pelo governo de Barack Obama, a Daimler alega que "não tem qualquer conexão com os Estados Unidos".

Os litigantes, por sua parte, alegam que a Daimler possui a totalidade da Mercedes Benz-EUA, com sede na Califórnia, onde a Mercedes comercializa os carros da matriz no oeste americano.

"A questão colocada aos juízes é até que ponto este vínculo é significativo para permitir um processo judicial nos Estados Unidos", explica Lyle Denniston, do site especializado ScotusBlog.

Segundo especialistas, as ONGs de defesa dos direitos humanos se preocupam com o fato de que a Suprema Corte americana geralmente é favorável às grandes empresas.

Já o governo americano acredita que, permitir que as empresas estrangeiras sejam processadas penalmente, possa afetar as relações diplomáticas dos Estados Unidos e seus interesses comerciais e financeiros.

Suprema Corte dos EUA analisa papel da Mercedes-Benz na ditadura argentina | GGN

04/10/2013

De La Rúa a lo Cárcel

Filed under: Fernando de la Rúa — Gilmar Crestani @ 9:12 am
Tags:

Depois de Menem, De la Rúa, do cacerolaço de 2001. E o Brasil puniu FHC mandando para a ABL desfrutar da companhia de Sarney e Merval Pereira. Los tres amigos de la béstia.

El pedido de cárcel para De la Rúa

La fiscalía consideró probado el pago de sobornos en el año 2000 y calificó el delito cometido por Fernando de la Rúa como “cohecho activo agravado” por su condición de presidente. Pidió la misma pena para De Santibañes.

Seis años de prisión es la pena que la fiscalía pidió para el ex presidente Fernando de la Rúa por el delito de cohecho activo en el pago de sobornos a senadores peronistas a cambio de votar la Ley de Flexibilización Laboral, en abril de 2000. Al finalizar su alegato, la fiscal Sabrina Namer solicitó que la misma pena sea aplicada para condenar al ex jefe de la SIDE Fernando de Santibañes. Y para los ex senadores justicialistas Augusto Alasino, Remo Costanzo, Ricardo Branda y Alberto Tell también requirió seis años por el delito de cohecho pasivo, dado que dio por probado que cobraron las coimas. Al arrepentido Mario Pontaquarto deberían condenarlo a un año y medio de cárcel en suspenso, según Namer, para quien el relato del ex secretario parlamentario es de “valor probatorio pleno”. Al finalizar una semana de alegatos, Namer declinó formular acusación penal contra el entonces ministro de Trabajo Alberto Flamarique y pidió su sobreseimiento al entender que no fue probada su participación en la maniobra que provocó la renuncia del ex vicepresidente Carlos “Chacho” Alvarez y marcó el inicio del fin del gobierno de la Alianza.

Pontaquarto ya fue condenado el año pasado a dos años y medio de prisión en una causa por no devolver viáticos del Senado cuando se desempeñaba como secretario administrativo, por lo cual la fiscalía pidió la unificación de la pena del arrepentido en tres años de prisión en suspenso.

La fiscalía calificó el delito cometido por De la Rúa como “cohecho activo agravado” por su condición de jefe de Estado por la “afectación de la confianza pública” en el funcionamiento del Poder Ejecutivo y del Legislativo. La pena pedida por la fiscalía para De la Rúa y De Santibañes coincide con la que pidió semanas atrás la querella, ejercida en este caso por la Oficina Anticorrupción.

La fiscal consideró plenamente probada la maniobra que se concretó cuando Pontaquarto entregó en el domicilio del también ex senador del PJ Emilio Cantarero una valija con 4,3 millones de pesos convertibles a dólares, que un día antes había retirado de las oficinas de De Santibañes en la SIDE. “Es imposible que ese dinero haya salido de la SIDE sin el conocimiento y autorización del presidente De la Rúa, a menos que se piense que estaba incapacitado para ejercer su función, algo que en este juicio ha quedado probado que no era así”, alegó la fiscal.

Quienes quedaron fuera del juicio son Cantarero, por su deterioro psicofísico, y el ex jefe de los senadores radicales, José Genoud, quien se quitó la vida. El mendocino era jefe de Pontaquarto y fue el negociador de la maniobra ante Alasino. Su suicidio se produjo a poco de ser imputado por haber cobrado, además, una parte de ese dinero, pero las razones habrían sido más bien personales y no vinculadas a la causa.

La fiscalía evaluó que el relato con el que Pontaquarto se autoincriminó en 2005 fue un “testimonio veraz con valor probatorio pleno”, ya que aportó detalles sobre las circunstancias en que se desarrolló la maniobra. En ese sentido, citó las precisiones sobre la reunión en la Casa Rosada entre De la Rúa, Genoud y De Santibañes, “que de ninguna manera podrían haber sido conocidas por alguien que no hubiera estado allí”. La acusadora afirmó que “De la Rúa prometió a Alasino y Tell entregar dinero y ordenó al jefe de la SIDE que articulara el pago”.

Ayer la defensa de De la Rúa elogió la decisión de la fiscalía de pedir la absolución de Flamarique. “Es un gran paso que hace desaparecer la falaz historia de la Banelco, falsamente atribuida a Flamarique”, dijeron los abogados Valeria Corbacho y Jorge Kirzenbaum, en alusión a los dichos que el sindicalista Hugo Moyano atribuyó al ex ministro. Para la fiscal, Flamarique ni siquiera conocía la negociación entre Genoud y Alasino.

Página/12 :: El país :: El pedido de cárcel para De la Rúa

25/05/2013

Los diez años del kirchnerismo

Filed under: Cristina Fernández de Kirchner,Nestor Kirchner — Gilmar Crestani @ 10:57 am
Tags:

MARTIN SABBATELLA *

Un hermoso presente escrito en plural

El 25 de mayo de 2003 comenzó uno de los más extraordinarios procesos de transformación del país a favor de los sectores populares.

El rescate de cinco millones de fuentes de trabajo, la caída abrupta del índice de pobreza, la casi absoluta extinción de la indigencia, la ampliación en 2,5 millones del número de personas con cobertura previsional, la creación de asignaciones especiales para casi cien mil embarazadas y 3,7 millones de hijos e hijas de trabajadores sin empleo o la generación de más 2500 paritarias salariales, son sólo algunas de las más importantes medidas dirigidas a una mayoría de la población que había sido castigada y marginada por las políticas económicas conservadoras y neoliberales que asolaron nuestro país.

A poco de andar su gestión como presidente, Néstor Kirchner demostró que no sólo daba inicio a otro gobierno democrático en el país sino que comenzaba una etapa histórica, definitivamente contrastante con la sufrida durante las tres décadas anteriores. Una etapa nacional, popular, transformadora, que se fue haciendo cada vez más intensa y profunda con la sucesión de políticas públicas de su gobierno y el que lidera, desde 2007, Cristina Kirchner. Ambos son los principales responsables de haber puesto de pie al pueblo y a la Patria, y también de ganarse un lugar en nuestra historia, a fuerza de principios, de militancia, de compromiso, de amor y de ideales.

La década ganada se expresa tangible, bien concreta, en miles de conquistas sociales, económicas, institucionales, políticas o culturales. Pero, sobre todo, late inasible, emocionada, incontenible en las manos ya arrugadas de las Madres, en las sonrisas de los pibes, en las frentes altas de los y las laburantes, en los brazos disponibles de jóvenes que militan y en los corazones felices de millones y millones de argentinos y argentinas protagonistas centrales de este hermoso presente que escribimos en plural.

* Presidente de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca).

CARLOS TOMADA *

Los 3653 días que cambiaron el rumbo

Una década ganada. Diez años que pasarán a la historia como un emblema de la recuperación de derechos. 2003 fue el inicio de un proceso que restableció las instituciones laborales. Todos juntos dejamos atrás décadas de retroceso en lo político, en lo económico y en lo social.

Juntos trabajamos para cambiar la exclusión por inclusión. ¿Quién se hubiera aventurado en el 2002 a plantear un desempleo menor al 10 por ciento? O pensar en cinco millones de puestos. O 200 mil nuevas empresas sólo en industria y comercio. Cambiamos la flexibilización y precarización de la ley Banelco por la defensa del empleo, incluso frente a las crisis internacionales. Cambiamos un Estado ausente por un Estado presente. Con inspección laboral. Y hoy tenemos el mayor nivel de trabajo registrado de los últimos 38 años.

Cambiamos salarios estancados por paritarias libres para avanzar en la redistribución del ingreso. Se recuperó el Consejo del Salario Mínimo. Y hoy este salario es el más alto de Latinoamérica. Cambiamos el abandono de los jubilados por cobertura social concreta. Fortalecimos la seguridad social con una ley que prevé aumentos automáticos cada seis meses. Y con una moratoria que incorporó a más de dos millones y medio de personas. Y se recuperaron los fondos de las AFJP.

Cambiamos asistencialismo por capacitación. Más de un millón 600 mil personas se formaron en estos diez años. Cambiamos el histórico olvido hacia los jóvenes por programas de acceso al primer empleo. El Plan Jóvenes con Más y Mejor Trabajo acercó al mundo laboral a más de 600 mil personas de entre 18 y 24 años.

Cambiamos explotación infantil por protección a los más pequeños. 3,4 millones de chicos reciben la AUH. El 86 por ciento de los niños son sujetos de una transferencia de ingresos. Con acceso a la educación y la salud. Y son protegidos con las leyes que sancionan el Trabajo Infantil. Cambiamos discriminación por equiparación de derechos. Lo hacemos todos los días con los temas de género y de violencia laboral. E incorporamos a dos colectivos postergados. Los trabajadores rurales con una nueva ley y la cobertura social del Renatea. Y las trabajadoras de casas particulares que ahora tienen los mismos derechos que el resto de los trabajadores. Cambiamos “trabajo esclavo” por trabajo digno. Decente. Con la lucha para erradicar esta explotación y con la ley contra la trata de personas.

Argentina cambió. Pero falta más. Lo vamos a hacer juntos. Néstor nos marcó el camino. Cristina lo profundiza. Hoy tenemos una década ganada con mucho trabajo. Con más Derechos, más Igualdad y más Patria.

* Ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social.

OSCAR LABORDE *

La integración regional

Al recorrer con la mirada la última década del proceso de integración regional, no podemos eludir la reflexión sobre cuál era la realidad de Latinoamérica durante el apogeo de las políticas neoliberales y cómo es el actual contexto.

El triunfo de Hugo Chávez en 1998 y, posteriormente, las presidencias de Lula y Néstor Kirchner llevaron a un quiebre con el pasado, fenómeno que se simbolizó en el NO al ALCA en Mar del Plata en 2005. Hace diez años los pueblos resistían. Utilizaban distintas formas de lucha, para enfrentar las políticas del Consenso de Washington. Era la época de las privatizaciones, la represión, la supresión de los derechos laborales y sociales, con millones de compatriotas en la miseria.

Los pueblos enfrentaron ese modelo, gestando distintas formas de organización como el Foro de San Pablo, que permitió reunir a las organizaciones y partidos políticos populares y de izquierda de todo el continente. De allí, surgieron presidentes como Evo Morales, Rafael Correa, Tabaré Vázquez, José Mujica, Cristina Kirchner o Dilma Rousseff. Presidentes que respondieron a las históricas reivindicaciones populares.

En América latina surgió una nueva institucionalidad representada por la Unasur, la Celac, y un Mercosur más ligado a la integración productiva y la participación social.

En lo interno, se pusieron en funcionamiento políticas de inclusión social, de industrialización y empleo. En lo externo, la mirada se extendió con fuerza a Sudamérica generando espacios de complementariedad y solidaridad económica. En lo político, se impidió el golpe en Ecuador, la guerra entre Colombia y Venezuela y la secesión en Bolivia, entre otros logros evidentes. Mientras todo eso iba aconteciendo, Europa explotaba financieramente y una burbuja inmobiliaria volvía a desnudar la fragilidad de la economía estadounidense, salvando a los bancos y entidades financieras y haciendo recaer sobre los trabajadores y la clase media las consecuencias de esa crisis. América del Sur en general y Argentina en particular decidieron enfrentar los efectos de ese derrumbe a través de medidas activas que sostuvieran el empleo, abriendo los mercados regionales y acordando medidas para proteger lo hasta aquí logrado.

Esta integración regional de la Patria Grande tiene como base los proyectos colectivos y la independencia económica. Estamos parados en el umbral de nuevos desafíos y de proyectos que deben profundizar los logros conquistados.

* Representante especial para la Integración Económica Regional de la Cancillería.

PEDRO MOURATIAN *

Los derechos que llegaron

Con la llegada de Néstor Kirchner a la presidencia de la Nación en el 2003 y la aprobación del Plan Nacional contra la Discriminación se abrió un camino en el que muchas personas de la sociedad civil, en articulación con el Estado, hicieran suya la idea de la igualdad como un compromiso comunitario, voces fundamentales en la construcción de la diversidad como un valor político. Un proceso que se profundizó en los sucesivos gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner.

En Argentina y América del Sur estamos atravesando un período histórico en el que se avanza en un conjunto de reivindicaciones que parecían muy difíciles de alcanzar un tiempo atrás. Lo que está en juego es la reformulación tanto de un modelo de desarrollo como la reconstrucción de las relaciones entre el Estado y la sociedad, la reducción de las desigualdades sociales y el restablecimiento de criterios de justicia que las reformas neoliberales asociadas a una concepción estrecha y mercantilista de la globalización han traído a nuestros países.

Por primera vez, desde el fin del ciclo de dictaduras en varios de los países del Cono Sur, se retoma el camino de consolidación y ampliación de la democracia, la participación política asociada a la plena vigencia de los derechos humanos y la reparación de la deuda social con grandes sectores de la población que han sido históricamente vulnerabilizados. Se trata de una tarea eminentemente política que exige respuestas integrales capaces de atender las situaciones de desigualdad concreta, también en materia de políticas contra la discriminación.

Las más de 90 nuevas leyes de ampliación de derechos de estos últimos diez años surgieron de las más diversas necesidades. Por eso, la última década nos convirtió en pioneros en la región a partir de algunas conquistas como la ley de matrimonio igualitario y como la Ley de Identidad de Género, que es considerada un modelo por la comunidad internacional.

Cada acción del Inadi tiene el compromiso de aportar al cambio cultural, confirmar el avance sostenido y garantizar un futuro donde la igualdad social repercuta en una ciudadanía plena en todos los niveles de la vida cotidiana. Una tarea que es posible llevarla a cabo en el marco de un proyecto nacional y popular que hoy cumple diez años, pero cuyos logros en esta materia llegaron para quedarse.

* Interventor del Inadi.

Página/12 :: El país :: Los diez años del kirchnerismo

19/05/2013

Justiça: falta na Espanha, sobra na Argentina

Filed under: Baltasar Garzón,Justiça — Gilmar Crestani @ 11:30 am
Tags: ,

 

Garzón: “En Argentina hay justicia, aquí homenajes a la División Azul”

El juez valora la muerte en la cárcel del dictador Videla: "Nunca se arrepintió ni pidió perdón"

Lamenta la desprotección de las víctimas del franquismo: "La justicia española ha fracasado"

Natalia Junquera Madrid 18 MAY 2013 – 00:33 CET1081

Baltasar Garzón, el pasado jueves, en la presentación de un libro sobre las víctimas del franquismo. / GORKA LEJARCERGI

"Uno no se alegra del fallecimiento de nadie, pero cuando me he enterado de la muerte de  Jorge Rafael Videla [dictador argentino muerto este viernes en prisión] me he acordado de las víctimas argentinas, que se llevan la reparación de saber que la justicia se aplicó con todas las garantías; que no ocurrió como con Pinochet, al que la muerte le llegó sin haber sido sometido a un juicio. Y también he pensado en las víctimas de aquí, las del franquismo, porque allí realmente se hizo justicia, pero en España la justicia ha fracasado estrepitosamente. No las ha protegido”, ha declarado a EL PAÍS el juez Baltasar Garzón.

En 1996, Garzón imputó desde la Audiencia Nacional a Videla, Leopoldo Galtieri y otros 99 militares, policías y médicos argentinos, en aplicación del principio de jurisdicción universal. Hoy sigue alegrándose de que aquellas investigaciones en España sirvieran para impulsar los juicios en Argentina.“Las leyes de amnistía, olvido o punto final no son aplicables a los crímenes de lesa humanidad. España hizo un gran esfuerzo en la aplicación del principio de jurisdicción universal y conseguimos coadyuvar a que la acción de la justicia se llevara a Argentina”, recuerda. "Allí ha habido justicia y voluntad de reparar a las víctimas de la dictadura y en España se están haciendo homenajes a la División Azul, que luchó con Hitler", denuncia.

“Videla jamás pidió perdón, jamás mostró arrepentimiento y ha muerto en la cárcel, que es lo que correspondía. Se opuso a reparar a las víctimas. Si en Argentina se ha cumplido el derecho a la verdad no ha sido por la colaboración de los victimarios, sino por el esfuerzo de las víctimas y de un país que decidió en 2003, desde las instituciones políticas y judiciales, que tenía que repararlas", asegura. "En España, por desgracia, hubo un pacto de silencio y nunca ha habido voluntad de reparar a las víctimas, ni siquiera con la ley de memoria histórica, porque el esfuerzo no era compartido y hubo partidos, especialmente el PP, que no estuvieron a la altura".

Garzón: “En Argentina hay justicia, aquí homenajes a la División Azul” | Política | EL PAÍS

07/04/2013

Inimigo de meu inimigo

… é meu amigo! Assim também pensa a direita mafiomidiática argentina. Detesta Pepe Mujica por tudo o que significa, mas como zombou de Cristina Kirchner virou herói nacional. Passados os tempos de golpes militares patrocinados por gorilas sob mando dos EUA, os golpistas armam-se com qualquer arbusto, mesmo um brusacul, para ensaiar um retorno nada democrático ao poder. São os mesmos grupos que chamam Chávez, mesmo depois de 16 eleições, de ditador, mas chamam o golpista paraguaio de presidente. Já venderam as consciências, mas como elas não valiam nada e as dívidas na democracia cresceram, deram então para venderem os prédios. Deve mesmo estarem com saudade dos tempos ditatoriais, quando cresceram nababescamente.

Una vieja terca

El ídolo pobre de los ricos argentinos dedicó un piropo machista a la presidente CFK. Su terquedad le permitió sortear las peores presiones sin apartarse de un rumbo que el electorado plebiscitó hace un año y medio y que volverá a ponerse en juego este año. Alta tasa de empleo y baja tasa de desocupación, con un mercado interno robusto por el que la desaceleración no se tradujo en recesión.

Por Horacio Verbitsky

La fijación de los orientales con esta banda del río Uruguay es una de las más acendradas tradiciones regionales que, de tanto en tanto, eclosiona incontenible y sale por el desagüe de las bañaderas como una inundación o con la fuerza de un exabrupto por un micrófono inadvertido. El jueves le tocó al ídolo pobre de los ricos porteños, José Mujica, quien se despachó de lo lindo sobre Néstor Kirchner y su esposa, la presidente CFK. “Esta vieja es peor que el tuerto. El tuerto era más político, ésta es terca”, bisbiseó por la web oficial de su gobierno, en diálogo con un intendente.

Guillermo Pomi, un embajador que tiene línea directa con Mujica y muy buena relación con figuras importantes del entorno presidencial argentino, desdeñó la máxima “No aclares que oscurece” y se esforzó por apaciguar las reacciones. Recién a última hora la cancillería lo citó y emitió una comunicación formal de malestar, centrada en la denigración de Kirchner, quien no puede contestar. Pero Cristina, que sí puede, decidió no hacerlo. Ni dijo ni dirá nada, porque no tiene sentido pelearse por una chuscada de un vecino cuya escala le permite cosas que entre pares serían inadmisibles. La misma condescendencia tuvo Lula hace unos años, cuando Evo Morales envió al Ejército boliviano a ocupar instalaciones petroleras de empresas brasileñas.

Nada ni nadie

Estado tapón, creado por la diplomacia británica del siglo XIX para impedir la conformación de un bloque poderoso que incluyera a la Argentina y el Brasil, el Uruguay del siglo XXI oscila entre las posiciones liberales de su vicepresidente Danilo Astori, quien preferiría arrojarse en brazos de Estados Unidos y desentenderse de las engorrosas negociaciones con los vecinos, y las de Mujica, quien aún cree en el destino sudamericano del paisito y está dispuesto a tragarse el orgullo cada vez que sea necesario en aras de ese objetivo estratégico. Lo compensa, de tanto en tanto con macanas como la del jueves, luego de la cual lanzó un obvio “nada ni nadie podrá separarnos”. Ni su propia liviandad, se entiende.

Pero tal vez haya otras razones para el sensato silencio de Cristina, acaso la definición del ex rehén de la dictadura uruguaya no le disguste por completo. Las gracias del bufón suelen contener verdades inapelables. Mujica les llama viejas a todas las mujeres, incluyendo la propia. Que Cristina es terca y que Kirchner era más político son datos de la realidad que no deberían ofender a nadie, más allá de lo chabacano de la expresión, problema del que en todo caso deberían preocuparse los orientales. Más aún, la terquedad es una de las virtudes que le han permitido sortear situaciones adversas ante las que dirigentes con menos temple hubieran sucumbido. A su manera, el presidente uruguayo le dedicó un piropo machista.

En los cinco años que lleva de gobierno esa obstinación fue decisiva para seguir adelante con un rumbo fijo, sin amedrentarse ni distraerse. La calidad de la gestión es un problema aparte, pero esa es una característica estructural del Estado argentino. No ha habido administración que pueda ser añorada en ese rubro. El caso de las inundaciones en Buenos Aires y La Plata es elocuente. Hace ocho años, como parte del acuerdo amistoso celebrado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con los integrantes de Memoria Activa víctimas del atentado a la AMIA, Kirchner firmó el decreto 812/05 en el que reconoció la responsabilidad del Estado Nacional y se comprometió a ejecutar una agenda acordada por las partes. Su artículo 4 disponía crear una unidad especializada en catástrofes, tanto naturales como provocadas y la elaboración de un plan de contingencia, que implicaba acuerdos entre la Nación, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y las provincias. Desde entonces, la Capital ha tenido tres jefes de gobierno de distinto signo, y ninguno ha hecho su parte del trato. Ocho años después, nada se ha avanzado en esa dirección y todo sigue dependiendo de la buena voluntad una vez ocurrido el desastre. Si eso no singulariza al actual Poder Ejecutivo, su determinación para perseguir una meta preestablecida sin apartarse por los contratiempos del camino, no tiene precedentes. Quienes dentro del país la quieren menos que Pepe Mujica le llaman a eso ambición de poder o sus distintas variantes según las ocasiones. A veces cuesta distinguir si es mayor el odio o la envidia. En cualquier caso, no son buenos materiales para la construcción política.

Fuga hacia delante

El caso emblemático transcurrió durante el primer año de su presidencia, cuando las cámaras patronales agropecuarias le plantearon un desafío a todo o nada, con una dimensión simbólica que iba mucho más allá de la resistencia a las retenciones móviles por la comercialización de granos. Durante tres meses cortaron rutas, desabastecieron a las ciudades, amenazaron a los legisladores y por ese y otros métodos más discretos, torcieron voluntades y frustraron el proyecto oficial por la deserción de varios senadores, que resultaron protegidos por la escandalosa deserción del vicepresidente. Aun así, al agradecer a los diputados y senadores justicialistas y aliados CFK dijo que estaba orgullosa porque por primera vez en el Congreso se discutieron intereses de los grandes capitales y no se construyeron mayorías con la Banelco. “Perdimos la votación pero ganamos como proyecto porque hubo una fuerza política que actuó por convicción, cuando en otras décadas sólo había voces solitarias como la mía”, agregó. Tampoco le hizo mella el mal resultado de las elecciones legislativas de 2009, celebradas en el peor momento de la crisis económica global desencadenada por la burbuja especulativa inmobiliaria en los Estados Unidos y la quiebra de los bancos que la apalancaron. Aun en ese escenario en el que hubo intentos explícitos por forzar su renuncia, puntualizó que en la suma del país ninguna fuerza había obtenido más votos que el Frente para la Victoria. Quienes hubieran querido verla quebrada, la acusaron de negar la realidad. Reaccionó impulsando una reforma del régimen electoral, negociada con los demás partidos, que estableció las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias y el acceso de todos los partidos a espacios gratuitos en la televisión, cuya trascendencia el resto de las fuerzas recién advirtió cuando se aplicó por primera vez. Además dio nuevo impulso a la ley de servicios de comunicación audiovisual, que cambió el eje del debate político, apuntando a los poderes corporativos que subrogaban a la oposición política. También ese año aciago creó la Asignación Universal por Hijo, que desde entonces constituye el mayor programa de transferencia de ingresos, que ha reducido la indigencia y la desigualdad en forma drástica y en menor medida la pobreza. Con la nueva conformación de las cámaras del Congreso, 2010 aparecía como un año muy complicado. Pero en pocos días el Grupo Ahhh… malversó años de prédica contra el autoritarismo y la falta de consensos: acaparó con angurria todos los cargos en las comisiones, relegando al oficialismo muy por debajo de la proporción que le correspondía y con ese control se propuso desgastar al Poder Ejecutivo obligándolo a vetar leyes. La única vez que lo consiguió fue con el 82 por ciento móvil para las jubilaciones. No hubo una sola manifestación de protesta por parte de los presuntos afectados, más conformes con la fórmula de ajuste bianual sancionada por el gobierno que con la promesa de una cifra mágica pero de improbable sustentabilidad, por parte de quienes cuando gobernaron usaron a los jubilados como variable de ajuste. La disponibilidad acuerdista para el reparto de cargos no se repitió en proyectos de fondo y los festejos del Bicentenario revelaron la extensión y profundidad de un apoyo político a Cristina que mucho tiene que ver con ese rasgo de carácter que impresionó al chacarero de Rincón del Cerro. Ese año, el gobierno creó el Fondo de Desendeudamiento del Bicentenario, para saldar con reservas del Banco Central los compromisos externos, lo cual dio lugar a una batalla política y judicial, con el presidente del Banco atrincherado en su despacho y una jueza, hija de un coronel torturador, que emitió dos medidas cautelares, bloqueando la creación del Fondo y el desalojo de Martín Redrado de su barricada. Más allá de las anécdotas, se discutía una cuestión estructural: en vez del Fondo de Desendeudamiento, desde distintos sectores de la oposición se proponía reanudar el ciclo del endeudamiento, interrumpido. Esta presión se intensificó durante la campaña electoral de 2011, cuando una trama de hombres del sector financiero, como el propio Redrado, Javier González Fraga, Eduardo Amadeo, Mario Brodersohn y Alfonso de Prat Gay, reclamaron sustituir el populismo kirchnerista por las ortodoxas metas de inflación, con aumento de tasas de interés, reducción del gasto público y las retenciones, apreciación cambiaria y nuevo endeudamiento público, medidas similares a las que se estaban aplicando en Europa, con resultados que la Argentina ya conoció. Los mismos intereses se manifestaron cuando la Fragata Libertad quedó retenida en Ghana y a raíz del fallo del juez neoyorquino Thomas Griesa, sobre los reclamos de los fondos especulativos que no aceptaron ingresar en los canjes de deuda de 2005 y 2010. Cristina no se movió un milímetro en ningún caso. Rechazó cualquier pago para liberar el buque escuela, reclamó ante el Tribunal del Mar por la Convención Internacional violada y no ofreció a los bonistas con sede en paraísos fiscales nada que no hubieran podido aceptar en la última reestructuración de hace tres años. Algo equivalente sucedió con la conformación de las listas de candidatos oficiales para los comicios de octubre de 2011, en las que Cristina relegó a las estructuras políticas y sindicales que se creían con derechos adquiridos y en cambio optó por la incorporación de numerosos jóvenes que sólo reconocen su liderazgo, con los cuales logró una victoria contundente como nadie había obtenido en las cuatro décadas previas, desmintiendo todos los augurios sobre un presunto aislamiento que la castigaría en las urnas.

Espejismos

Inmunes a la experiencia, en cuanto terminó el escrutinio los medios y fuerzas de oposición reanudaron sus esfuerzos por construir una realidad a la medida de sus deseos. Pero a medida que se aproxima la fecha de las PASO, constatan la inconsistencia de ese espejismo y ya han comenzado a buscar explicaciones para la nueva frustración que temen. Viven anhelando un milagro porque saben que librados a sus propias fuerzas están perdidos. Y cuando el milagro se produce, se limitan a abrir la boca de asombro sólo para ver que quien actúa es una vez más Cristina. El encuentro en el que la presidente le explicó al Papa Francisco qué eran un mate y un termo, según se percibió el diálogo desde el Uruguay, habría cambiado las relaciones de fuerza a favor del gobierno, sostienen, con un ostensible desprecio por los ciudadanos, a quienes atribuyen el pensamiento mágico que ellos practican. ¡Si todo fuera tan fácil! Dentro de esta empecinada construcción de la realidad figuran los catorce pedidos de audiencia que Cristina no le habría respondido al Papa cuando era Arzobispo porteño. Ante la desmentida de la Conferencia Episcopal, según la cual Bergoglio nunca pidió una entrevista personal con la presidencia y que cuando lo hizo como titular del Episcopado fue recibido junto con los demás miembros de la Comisión Ejecutiva, en vez de explicar cuál fue el origen de la versión falsa, el diario La Nación dijo que la aclaración había sido reclamada al Episcopado por el gobierno. Con el mismo temerario desinterés por la realidad, las columnas políticas de los principales medios repiten desde hace meses que la cuñada presidencial encabezará la lista de candidatos a diputados nacionales de su fuerza este año. Lo único que varía de artículo en artículo son las hipótesis acerca de quienes la acompañarían en la lista y contra quienes debería competir. El pequeño detalle que en forma deliberada o por mero desconocimiento omiten es que Alicia Kirchner nunca fijó domicilio en la provincia de Buenos Aires, por lo que no será candidata en ese distrito. La deontología profesional se reduce a la añeja consigna de no permitir nunca que la realidad arruine una buena nota.

Página/12 :: El país :: Una vieja terca

20/03/2013

Voos da morte

Filed under: Ditadura,Voos da Morte — Gilmar Crestani @ 9:20 am
Tags:

Será que foram estes voos que fizeram com que Bergoglio voasse mais alto! Ah, sim, ele não sabia de nada… Seu amigo, Jorge Rafael Videla, comungava mas não contava. Nem em confissão?! Ou ele comungava sem se confessar?!

El ex gendarme dijo que los aviones “no eran de ninguna fuerza de seguridad ni del Ejército”.

SUBNOTAS

EL PAIS › UN EX GENDARME RELATO SU PARTICIPACION EN “TRASLADOS” DESDE EL CENTRO CLANDESTINO EL OLIMPO

“Los vuelos de la muerte fueron muchos”

Federico Talavera declaró como testigo y dijo que era chofer en El Olimpo. Contó desde qué bases aéreas salían los vuelos para arrojar a detenidos desaparecidos, dio nombres de víctimas y de miembros de las Fuerzas Armadas que participaban de los operativos.

Por Irina Hauser

“Los vuelos de la muerte fueron varios, muchos. Los traslados se hacían de noche, desde Aeroparque, y los que hacían los vuelos eran el segundo comandante Guillermo Cardozo, de Gendarmería; Eugenio Pereira Apestegui, de Inteligencia de Gendarmería; el Turco Julián, y el principal Rosas, de apodo ‘Clavel’, que era de la Policía Federal (…) Las personas iban vivas, drogadas, sedadas, iban libres, deliraban, no estaban esposadas, iban vestidos. Se les decía que iban a un campo. Ninguno tenía ya capuchas ni vendas. No les importaba mucho que vieran a las personas que los llevaban.”

Este relato es un tramo de la declaración testimonial que prestó la semana pasada el ex gendarme Federico Talavera ante el fiscal Federico Delgado, en la que reconstruyó los “traslados” en los que tuvo participación cuando era chofer asignado al centro clandestino El Olimpo.

Talavera aportó, junto con su descripción directa como engranaje del aparato represivo, algunos detalles: un mapa de las bases aéreas de donde salían los vuelos desde los cuales se arrojaba a los detenidos desaparecidos, el uso de aviones sin identificación militar, los nombres de víctimas y de miembros de las fuerzas de seguridad que participaban de estos operativos, algunos ya condenados y otros no. Su testimonio plantea una encrucijada para Delgado y el juez Daniel Rafecas, que tendrán que definir si convertirlo en imputado y disponer su detención o priorizar sus aportes como testigo, para conocer la verdad.

Talavera fue interrogado en una causa específica sobre los “traslados” de prisioneros desde centros clandestinos del Primer Cuerpo de Ejército. Esta línea de investigación quedó abierta el año pasado por el juez Rafecas, después de procesar a siete represores por el asesinato de 19 personas llevadas el 6 de diciembre de 1978 desde El Olimpo, previo suministro de un “tranquilizante”, a un avión desde donde serían arrojadas al mar. Rafecas definió que “los traslados no eran otra cosa que el homicidio y el garantizar la desaparición del cuerpo de la víctima”, con lo cual daba por probados los asesinatos aun cuando no se hubieran identificado los restos de los detenidos. Eso le permitió procesar por homicidio, lo que habilita penas de prisión perpetua, a quienes hasta entonces eran imputados por secuestros y torturas, con penas menores.

El ex gendarme le dijo al fiscal Delgado que trabajó en Gendarmería entre 1975 y 1980. Desde el destacamento de Campo de Mayo le dieron funciones como chofer de camiones en El Olimpo. En 1995 declaró, en forma más genérica, ante la Cámara Federal y habló en una entrevista sobre los vuelos de la muerte. La fiscalía lo buscó mucho tiempo y, ante pistas de que vivía en Paraguay, pidió a Migraciones que si cruzaba la frontera le notificaran que debía presentarse. Lo hizo, finalmente, el 15 de marzo.

“Eramos tres choferes”, narró, aunque sólo recordaba a un tal Vera. “Nos iban tocando de manera alternada distintas noches de traslados (…) Fueron muchos los vuelos que se hicieron para ‘trasladar’ a los detenidos de El Olimpo, allí había más de cien personas y todos se hacían desde Aeroparque y después se levantaba a los que participaban en Ezeiza”, precisó. Involucró a los gendarmes Cardozo y Pereira Apestegui y a los policías Julio Simón (“Turco Julián”) y Roberto Rosa (alias “Clavel”), que ya fueron condenados por los crímenes en el circuito Atlético-Banco-Olimpo. Incluyó al mayor Guillermo Minicucci (fallecido) y a un grupo de procesados: el oficial de inteligencia Eduardo Angel Cruz (“Crámer”), el oficial Juan Carlos Mario Chacra (“Paco”) y al gendarme Juan Miguel Méndez (“Nelson”). Agregó nombres que los investigadores deberán identificar: los cabos Luque y Godoy, el principal Soto y el sargento Luna, y Estévez todos de Gendarmería. Añadió al gendarme Jorge Torres, hasta ahora testigo.

“Había otros vuelos de la muerte que salían de El Palomar”, dijo Talavera. Supone que “eran los de la ESMA” y “los del Pozo de Banfield”, porque “los de Campo de Mayo tenían su propio aeropuerto”. Como algo novedoso mencionó que los aviones “eran los Fokker 27 civiles (…) no eran de ninguna fuerza de seguridad ni del Ejército”, aunque no recuerda a qué empresa pertenecían.

Dentro de El Olimpo dijo que casi no estuvo. Alguna vez le encomendaron llevar al Batallón de Inteligencia escuchas telefónicas y listados de detenidos. Lo que sabe, enfatizó, es que en ese centro clandestino “murieron varias personas”. “Los torturaban ahí mismo y los sacaban muertos. Los quemaban en tachos”, dijo. “También en El Olimpo hubo muchas embarazadas (…) Todas iban a parir al Hospital Militar y luego desaparecían. El oficial que las llevaba era el que se iba a hacer cargo de la criatura. Pero no recuerdo el nombres (…) sí que eran de Ejército o de Policía”, relató.

Se detuvo en dos casos puntuales. Dijo que recordaba haber llevado a Marta Inés Vaccaro a unos de los vuelos que partían de Aeroparque, en 1979. Marta fue secuestrada 1978 junto con su pareja. El sigue desaparecido, igual que el bebé. Al referirse a otros traslados, el ex gendarme recordó haber llevado a parir al Hospital Militar a quien sería, por la descripción, Lucía Tartaglia. Relató que la acompañó “Paco”, y que después del parto le pidieron a él que la llevara en el baúl hasta el destacamento policial de Puente 12 cuando, supone, estaba sin vida.

Luciano Hazan, abogado de Abuelas de Plaza de Mayo, evaluó: “En el caso de Tartaglia, se confirma que hubo un parto; queremos que amplíe su declaración para mostrarle fotos de otras embarazadas”. El abogado Pablo Llonto, que representa a la familia de Carlos Pacino (cuyo cuerpo es uno de los hallados en la costa atlántica), sostuvo: “Es necesario que Talavera aporte la mayor cantidad de datos y que luego se resuelva su situación procesal. Hay que corroborar sus dichos. Es el primero que habla de vuelos no identificados, tiene que precisar qué vio”.

Hasta ahora, los represores que reconocieron algo sobre los vuelos de la muerte lo hicieron en declaraciones públicas o ante organismos extrajudiciales. Los acusados en el juicio de ESMA los niegan. Sólo Adolfo Scilingo aportó datos ante la Justicia española.

Página/12 :: El país :: “Los vuelos de la muerte fueron muchos”

18/08/2011

CFK y Santos celebraron el relanzamiento de las relaciones entre la Argentina y Colombia

Filed under: CFK,Cristina Kirchner,Juan Manuel Santos — Gilmar Crestani @ 7:19 pm
Tags: ,

Os EUA em decadência, foi-se Álvaro Uribe, o queridinho do Tio Sam e dos a$$oCIAdos do Instituto Millenium. Em boa hora Colômbia faz faxina no seu passado recente, volta-se para os países sul americanos e dá nó na mídia golpista. A SIP está em polvorosa, e o PIG não consegue fazer um editorial para safar-se desta. Enquanto os cães da velha mídia latem, CFK e Santos se unem.

CFK y Santos celebraron el relanzamiento de las relaciones entre la Argentina y Colombia

Los presidentes Cristina Kirchner y Juan Manuel Santos destacaron el descongelamiento de los vínculos "entre ambas naciones" luego de diez años conflictivos. "Agradezco a usted y toda su comitiva las muestras de afecto", reconoció la jefa de Estado, tras firmar acuerdos de intercambio bilateral entre ambos países.

En el marco de "la nueva etapa entre la Argentina y Colombia", la Presidenta destacó que "la región debía discutir instrumentos y medidas para seguir con el crecimiento y que la incertidumbre global no influyera en los logros de la región".

Los mandatarios firmaron una declaración bilateral y documentos de cooperación referidos a las áreas de transporte urbano y por carretera, hidrovías y puertos, y convenios de transferencia tecnológica para la promoción comercial. "Hemos certificado ocho acuerdos en diferentes frentes, basándonos en todos los aspectos en lo que creemos que debemos trabajar juntos", explicó Santos.

Luego, antes del almuerzo en el antiguo edificio de Aduanas, detrás de Casa de Gobierno, Cristina Kirchner consideró que la visita de su par colombiano confirma “la imperiosa y urgente necesidad” de desarrollar “instrumentos y medidas comunes” en la región para “evitar una competencia inútil y suicida” entre países latinoamericanos. En este sentido insistió en la posibilidad de generar valor agregado a la producción agropecuaria para que el desarrollo del sector no dependa solamente de la generación de materias primas.

Además destacó que “existen las condiciones para generar un mercado regional muy grande que aproveche el momento especial” devenido de una crisis internacional “que puede servir como gran oportunidad” de crecimiento. Y subrayó que “es la primera vez que los gobiernos de la región, aún sin comulgar en todas las ideas, tenemos una común visión de cómo se ha desarrollado y cómo preservar el crecimiento”.

Por consiguiente, manifestó que “el objetivo tiene que ser generar (no sólo crecimiento económico, sino) mayor calidad de vida para nuestros habitantes, para nuestros trabajadores y generar puestos de trabajo”, así como también “para nuestro empresariado”, a fin de que “podamos crear un poderoso mercado regional”.

Página/12 :: Ultimas Noticias :: CFK y Santos celebraron el relanzamiento de las relaciones entre la Argentina y Colombia

17/08/2011

Página/12, com alegria

Filed under: Cristina Kirchner,Página12 — Gilmar Crestani @ 9:16 am
Tags: , ,

 

También los vecinos consagran las primarias

tapagnEn un gesto que refleja el impacto regional de la diferencia en las primarias entre la Presidenta y quien la siguió, la saludaron Dilma Rousseff, Evo Morales, Rafael Correa, Juan Manuel Santos, Hugo Chávez y Pepe Mujica.

Por Martín Granovsky

Mientras la economía alemana crecía menos de lo esperado y la pareja Nicolás Sarkozy-Angela Merkel proponía un cinturón de castidad forjado en hierro macizo para el gasto fiscal de cada país de Europa, incluyendo reformas constitucionales, Cristina Fernández de Kirchner recibió felicitaciones de sus colegas. La cantidad y diversidad de llamados puede deberse a una interpretación común: quizá también ellos piensen que el 50,7 por ciento obtenido por CFK el domingo y la diferencia de casi 38 puntos sobre el segundo son dos datos que ya adelantaron, de hecho, las presidenciales del 23 de octubre. Si no, ¿por qué levantar el teléfono por una primaria?

La Presidenta ya había informado en su conferencia de prensa del lunes que el uruguayo José “Pepe” Mujica fue el primer dirigente que la saludó. Lo mencionó cuando dijo que la Argentina podía seguir, internamente, el modelo de Unasur, donde presidentes de orígenes políticos diferentes acordaron que coordinarán medidas para resguardarse del granizo que cae sobre los Estados Unidos y Europa.

En diálogo con Víctor Hugo Morales por radio (ver aparte), Mujica retomó ese argumento. “Tenemos bancos que los manejan los Estados de la región (con los que) podremos golpear algunas puertas y administrar cualquier crisis que nos pueda caer”, dijo el presidente uruguayo.

Funcionarios del gobierno argentino que pidieron reserva de su identidad revelaron una frase de la conversación de la brasileña Dilma Rousseff: “Felicitaciones para vos, Cristina. Me puse muy feliz cuando vi los resultados”. Rousseff había sido mencionada por Cristina Kirchner el lunes como “presidenta y compañera”.

Otro de los recordados el lunes, el colombiano Juan Manuel Santos, llamó a Cristina Kirchner para saludarla. Se adelantó, porque la verá mañana en su primera visita oficial a la Argentina desde que asumió la presidencia, el 7 de agosto de 2010 (ver recuadro). CFK citó a Santos cuando indicó, confirmando la primicia de este diario, que fue el presidente de Colombia quien el 28 de julio último en Lima sugirió discutir a fondo la crisis financiera mundial. Colombia coloca el 40 por ciento de sus exportaciones en los Estados Unidos.

También saludó el boliviano Evo Morales. Y lo mismo el ecuatoriano Rafael Correa.

Cristina Kirchner se encontrará mañana con el paraguayo Fernando Lugo por video desde un stand de Tecnópolis. Anunciarán la obra de Aña Cuá, complementaria de Yacyretá.

El venezolano Hugo Chávez ya había puesto un tweet en @cha vezcandanga, su cuenta, el mismo domingo de las primarias: “Bravo querida Cristina! Bravo! Viva Néstor! Viva Argentina! Desde Caracas, contigo, con Uds, con la Patria Argentina!”. La Presidencia de Venezuela informó, en varios tweets separados, que “Presidente Chávez felicitó a su homóloga Argentina (CFK) por la contundente victoria electoral” el lunes por la mañana. “Chávez manifestó a Cristina Fernández su felicidad por encontrarse de nuevo en Venezuela, tras cumplir con la segunda etapa de quimioterapia”, dice otro texto. Y sigue la secuencia: “Se refirió el comandante Chávez a que en Cuba constató científicamente la positiva evolución del proceso de recuperación plena de su salud”. Expresa el comunicado de Cancillería venezolana que “la presidenta Cristina (Fernández) recibió con emoción esta grata noticia”. La mandataria argentina “reiteró al presidente Chávez sus mejores deseos de pronto reestablecimiento. Insistió la presidenta Cristina al comandante Chávez en la necesidad de no perder de vista el cuidado de su salud. Fernández y Chávez coincidieron en que los Pueblos de Nuestra América han escogido, definitivamente, la senda de la soberanía y la justicia. Los presidentes se mostraron satisfechos con los avances en las reuniones de Unasur (arquitectura financiera regional propia e independiente)”.

Los ministros de Economía y los presidentes de los bancos centrales se reunieron el viernes último en Buenos Aires para discutir el uso del monto de reservas en eventuales salvatajes de un vecino en aprietos y se comprometieron a intensificar el comercio regional sin pasar por el dólar. El anfitrión fue Amado Boudou, ministro de Economía a punto entonces de ser consagrado candidato a la vicepresidencia por el oficialismo. La secretaria general de la Unasur, María Emma Mejía, que ayer visitó a Chávez en Caracas, trabajó junto al ex consejero de Néstor Kirchner en la Unasur, Rafael Follonier, que sigue cerca de la Presidenta. Y el ministro de Relaciones Exteriores, Héctor Timerman, prepara, como mínimo, dos iniciativas regionales con vencimiento inmediato. El 24, la reunión de cancilleres de la Unasur en Buenos Aires. Y el 29 de agosto, el encuentro Cristina-Mujica durante la inauguración del tren que cruzará el Uruguay desde Concordia.

El 29 de julio último, en Brasilia, delante de las presidentas argentina y brasileña, Lula dijo que cambiaría de residencia para votar por Cristina Kirchner. Un gesto fuerte para quien tiene buenas relaciones personales con Eduardo Duhalde (de cuando el ex presidente encabezó el Mercosur a comienzos del gobierno de Néstor Kirchner), con Ricardo Alfonsín por la transferencia de cariño que Lula siente por su padre y con Hermes Binner por la relación orgánica entre el Partido Socialista y el Partido de los Trabajadores.

Los jefes de Estado y los ex suelen sentirse cómodos cuando tienen vecinos estables, y más aún si la afinidad es política y personal, como en el caso de Brasil y la Argentina.

Al frente de la principal economía de Sudamérica, Dilma acaba de afirmar al semanario Carta Capital que no tolerará la corrupción por motivos éticos y de eficiencia, pero tampoco admitirá que algunos medios pauten sus temas de preocupación. Y dio mucha importancia al mundo. Criticó lo que definió como “penalización” después de años de oferta de créditos y productos por parte de las economías centrales y citó al economista Luiz Gonzaga Belluzzo, uno de sus entrevistadores, al recordar que Europa y los Estados Unidos “intentan responder a la crisis con aquello que la provocó”. Una encuesta de CNT/Census indicó que Dilma goza de una aprobación personal del 70 por ciento.

Cristina Kirchner dijo el lunes que ella y la presidenta brasileña coordinarán posiciones comunes antes de la reunión del Grupo de los 20 en Cannes, en noviembre próximo.

Al mismo tiempo que acordaban un cepo para el déficit fiscal de las economías europeas, el francés Sarkozy y la alemana Merkel arreglaron ayer instaurar un impuesto a las transacciones financieras. Hasta ahora la insistencia en tomar medidas contra la volatilidad de los capitales era una propuesta de los países emergentes.

Página/12 :: El país :: También los vecinos consagran las primarias

Francisco Solano, del cómic a referente político argentino

Filed under: Cultura,Francisco Solano — Gilmar Crestani @ 9:05 am
Tags:

Su Eternauta fue un símbolo de la lucha contra la dictadura

SOLEDAD GALLEGO-DÍAZ 13/08/2011

    Francisco Solano López, que murió ayer en Buenos Aires a los 83 años, fue un extraordinario dibujante de cómic, autor de una obra extensa y premiada. Pero lo que le hizo alcanzar la categoría de mito cultural argentino fue una sola imagen: la del Eternauta, que dibujó por primera vez en 1957 para unos textos de su amigo Héctor Germán Oesterheld. Aun hoy, El Eternauta, un hombre llamado Juan Salvo que, vestido con una especie de traje de buzo, lucha en las calles de Buenos Aires contra una invasión extraterrestre, aparece en actos políticos de la izquierda peronista y en pintadas en las calles porteñas como un símbolo de los años setenta, reivindicados por las juventudes kirchneristas.

    La primera versión de El Eternauta, ilustrada enteramente por Solano, tuvo un éxito formidable, pero es probablemente El Eternauta II, que retomó en 1976, la que más marcó su vida. Los textos de la nueva historieta eran más agresivos y de carácter más político, como reflejo de las ideas del guionista Oesterheld, que militaba en la organización armada de los montoneros y que escribió la mayoría de esos guiones desde la clandestinidad. El Eternauta se convirtió en el líder de la resistencia que luchaba para liberarse del sometimiento al invasor.

    Oesterheld fue capturado, "desaparecido" y asesinado probablemente en 1977, al igual que sus cuatro hijas, de 25, 24, 19 y 18 años de edad, que también eran militantes montoneras y que igualmente fueron secuestradas en diferentes operaciones militares. Solano logró que su hijo Gabriel, también detenido, fuera enviado a una cárcel común, de donde consiguió sacarlo para huir inmediatamente a España y después a Brasil. En su exilio, el dibujante siguió creando personajes y nuevos cómics. Ilustró algunos cuentos de su hijo y creo la serie Ana y las historias tristes; puso también su pluma al servicio de una versión en cómic de investigaciones del periodista Rodolfo Walsh, muerto igualmente durante la dictadura.

    A su regreso a Argentina, en medio de complicadas peleas y debates sobre los derechos de autor de la serie, retomó El Eternauta, esta vez con guiones de Pablo Maizegui, e ilustró otras secuelas sobre distintos personajes del cómic inicial. Incursionó también en el campo de cómic erótico: "Siempre me ha gustado dibujar chicas", confesaba al final de su vida. En 2009 colaboró en la preparación de una película de animación sobre la vida de Eva Perón.

    El poderoso dibujo en blanco y negro de Solano refleja con precisión y extraordinario aliento la vida y el paisaje de los barrios del Buenos Aires de los años sesenta y setenta. Sus viñetas "de acción", en grandes o pequeños escenarios, son inconfundibles: "Una superficie saturada, mucha flexibilidad y tinta china aguada. Esa es la fórmula de la vida. Al menos, en mis dibujos", explicó en una entrevista publicada en 2003. Solano aseguraba que buscaba una "narración gráfica limpia, bien explícita, dramática y con un contenido". Sus personajes expresaban estados de ánimo y todo se sometía a esa necesidad de expresividad gráfica, magníficamente lograda.

    Francisco Solano, del cómic a referente político argentino · ELPAÍS.com

    Cristina Kirchner arrasa, mas o PIG brasileiros faz silêncio

    Filed under: Cristina Kirchner — Gilmar Crestani @ 9:00 am
    Tags:

     

    Cristina Kirchner arrasa en el ensayo de las presidenciales argentinas

    La mandataria pulveriza a la oposición con el 50% de votos en las primarias

    SOLEDAD GALLEGO-DÍAZ – Buenos Aires – 15/08/2011

    La extraordinaria victoria de Cristina Fernández de Kirchner en las elecciones primarias del pasado domingo ha dejado claras dos cosas: la presidenta está en magníficas condiciones para lograr la reelección en primera vuelta el próximo 23 de octubre, y la oposición, fragmentada, sigue sin tener un candidato creíble. Y, lo que es peor para los detractores del kirchnerismo, hay un práctico empate para el segundo puesto entre el radical Ricardo Alfonsín y el peronista disidente Eduardo Duhalde, un empate que se produce, además, bajo mínimos, rondando un escuálido 12% cada uno, lo que complica cualquier alianza dentro de dos meses.

    Las primarias han funcionado, como estaba previsto, como un gigantesco sondeo que dibuja el mapa electoral ante las verdaderas elecciones presidenciales. Aunque hubo un significativo volumen de voto en blanco (más de 775.000 papeletas), el nivel de participación fue muy alto, un 77,8%, un punto más, incluso, que en los comicios de 2007.

    Uno de los datos relevantes del peculiar sondeo es que Argentina sigue siendo fundamentalmente peronista. Si se suman los votos de Cristina Fernández (10,3 millones de sufragios, un 50,07% del total) y los de los otros dos candidatos peronistas disidentes, Duhalde (12,16%) y Alberto Rodríguez Saá (8,17%), resulta que un 70% de los argentinos sigue prefiriendo candidatos que representen al peronismo, en cualquiera de sus modalidades: izquierda, derecha o centro.

    El hundimiento de la Unión Cívica Radical (UCR), cuyo candidato Ricardo Alfonsín (2,5 millones de votos, un 12,17%), no ha logrado ser identificado como una alternativa creíble, demuestra que la UCR no ha logrado reponerse de la catastrófica crisis de 2001, que dinamitó uno de los partidos con más historia de Argentina. Alfonsín, hijo del presidente Raúl Alfonsín y físicamente idéntico a su padre, parece simbolizar para los argentinos una época pasada, al igual que Eduardo Duhalde, mientras que Cristina Fernández ha demostrado una mejor conexión con los votantes jóvenes.

    El segundo dato relevante es que Cristina Fernández ha sido respaldada como mejor candidata posible en los tres distritos electorales en los que el kirchnerismo había perdido recientemente elecciones locales. La presidenta obtuvo más votos que cualquier otro posible presidente en Buenos Aires, capital federal, y en las provincias de Santa Fe y en Córdoba.

    La victoria en esos distritos fue menor que en otras zonas, pero aun así dejó ver que, incluso en las zonas menos dispuestas a apoyarla, los electores no encuentran una alternativa presidencial capaz de hacerle sombra. En las zonas del interior, más propicias, la actual presidenta rondó el 60% del total del voto emitido. En la decisiva provincia de Buenos Aires, donde los kirchneristas luchaban por conseguir que Cristina Fernández obtuviera más votos que su propio candidato a gobernador, el peronista moderado Daniel Scioli, la presidenta logró un magnífico 53% (más de cuatro millones de votos) y quedó un poco por encima del gobernador.

    El dato más novedoso es el buen resultado obtenido por Hermes Binner, al frente del Partido Socialista. Binner, ex gobernador exitoso de Santa Fe, pero prácticamente desconocido a nivel nacional, utilizó la campaña de las primarias para darse a conocer y para intentar colocar a los socialistas como un jugador global. El 10,26% obtenido (más de 2,1 millones de votos) le sitúa en una cuarta posición, pero mucho más cerca de Alfonsín y de Duhalde de lo que estos hubieran deseado. La campaña para la primera vuelta de las elecciones de octubre será su ocasión para consolidarse como una opción "nacional" y para apuntalar su proyecto político, uno de los pocos diseñados con vistas a medio plazo.

    El buen resultado de Binner contrasta con la debacle sufrida por Elisa Carrió, de Coalición Cívica, que fue una digna contrincante de Cristina Fernández en 2007, con un 23% de votos frente al 44,9% de la ganadora, y que en estas primarias ha sido apoyada por un minúsculo 3,2% de los votantes, un dato que la coloca claramente detrás del socialista y la hunde cara a octubre. Carrió, con 670.000 votos, ha quedado cerca del "milagro" Altamira, el candidato del Frente de Izquierda, de tendencia trotskista, que ha logrado "salvarse" gracias a una intensa campaña en Twitter. Altamira, que necesitaba alcanzar más de 1,5% de los votos emitidos para poder presentarse en octubre, logró un inesperado 2,4%, es decir, más de 500.000 papeletas.

    Peronismo renovador y bonanza económica

    El "vendaval Cristina", que arrasó en 2007, ha soplado de nuevo en las elecciones primarias, dejando muy atrás a sus competidores. La presidenta, de 58 años, ha demostrado que, incluso sin el apoyo de su fallecido marido, Néstor Kirchner, es capaz de llevar su popularidad a los niveles que tuvo en 2007.

    Es difícil que la presidenta revalide en octubre el porcentaje que ha obtenido en estas primarias, porque se supone que funcionará un cierto voto útil entre los detractores del kirchnerismo, pero aún así la diferencia con los segundos clasificados es tan grande que pocos dudan de su éxito. Su resultado hace, además, que las voces críticas dentro del Partido Justicialista se alineen detrás de su estrategia de centro-izquierda.

    La imagen de la presidenta sufrió un golpe poco después de tomar posesión como consecuencia del enfrentamiento con el campo, que le costó una seria derrota política. Los buenos datos económicos permitieron una mejora en 2010, pero el gran impulso lo recibió tras el repentino fallecimiento de su esposo y su aproximación a los sectores más jóvenes del peronismo.

    Cristina Fernández es un gran ejemplo de la capacidad de transformación del peronismo y su talento para desprenderse de las herencias dejadas por otros presidentes de la misma procedencia. Los argentinos no asocian a la actual presidenta con el último y desastroso gobierno del general Perón ni con el de su segunda esposa, Isabel, que dio paso a la dictadura militar, ni con los casi diez años del también peronista Carlos Menem, que finalizaron con otra catástrofe.

    Los seguidores de la presidenta, y ella misma, cantaron durante la noche electoral "Perón, Perón, que grande sos" pero no se consideran herederos de esos gobiernos, sino que defienden un modelo propio: el kirchnerismo. La defensa de ese modelo ha coincidido con una época de fuerte recuperación económica, elemento esencial en las primarias. La mayoría de los argentinos, empresarios incluidos, cree que su situación ha mejorado y confían en seguir haciéndolo bajo un nuevo mandato de CFK.

    El bajo desempleo (7%), el aumento del consumo, ayudado por subvenciones, y las ayudas sociales, sumado a políticas progresistas, como el matrimonio homosexual y la defensa de los derechos humanos, son los pilares de esa destacada victoria. Todo ello, unido a una hábil política de enfrentamiento con los grupos de comunicación, que el kirchnerismo presenta ante la opinión publica como la verdadera oposición, en perjuicio de los disminuidos partidos.

    Cristina Kirchner arrasa en el ensayo de las presidenciales argentinas · ELPAÍS.com

    09/08/2011

    Golpe de direita, nocaute de esquerda

    Filed under: Direita,Ditadura — Gilmar Crestani @ 9:19 am
    Tags:

     

    “Felizmente, una de sus abuelas pudo conocerla”

    Estela de Carlotto contó que Laura “tiene una familia que la estuvo buscando siempre”. Nació en la ESMA en 1978 y es hija de Susana Siver y Marcelo Reinhold. Ella misma tenía sospechas sobre su identidad y se había acercado a Abuelas hace cuatro años.

    Por Alejandra Dandan

    “La historia de Laura es igual y distinta de la de tantos nietos que han recuperado su identidad. Tiene una familia que la estuvo buscando siempre, tíos, primos, y felizmente, tiene a una de sus abuelas que pudo conocerla, que no está bien de salud, pero gracias a Dios pudo alcanzar a abrazar por lo menos a una partecita de su hijo, que es Laura.” Estela de Carlotto anunció así, en la Casa de las Abuelas de Plaza de Mayo, la restitución de Laura Reinhold Siver, la nieta 105, como dijo, “un número que da la dimensión de los logros”. Como en cada uno de estos anuncios, que confirman, por un lado, los efectos de una dictadura que no se acaban y, por otro, que algunas de sus secuelas sanan, los tíos y primos de Laura estuvieron en la conferencia de prensa para intentar explicar algo de lo que sucedió durante estos años de espera. Ante cámaras y micrófonos de medios de todo el país, el secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde, agradeció especialmente a los sobrevivientes del centro clandestino de la ESMA, que estuvieron con los padres de Laura y dieron cuenta de los primeros datos para encontrarla.

    Laura Reinhold Siver tiene 34 años, es médica, está casada y tiene dos hijos. No estuvo en el anuncio, pero sigue de cerca todo lo que sucede en esta búsqueda que no necesitó judicializarse. Ella, que está anotada como hija biológica de quienes hasta ahora figuraron como sus padres, visitó hace cuatro años la casa de las Abuelas empujada por sus propias sospechas. Preguntó, buscó datos, pero no dejó su teléfono. En Abuelas sólo le dijeron que si alguna vez necesitaba algo podía ponerse en contacto con un nieto. Aunque ella no suspendió la búsqueda porque –ahora se sabe– durante esos cuatro años navegó en las páginas web para conocer la historia de cada abuela o vio fotos de militantes, no volvió a presentarse. La investigación, mientras tanto, avanzó por otro lado y los investigadores no supieron nunca hasta hace unos pocos días que la persona que estaban buscando era la misma que alguna vez había estado ahí. Ayer lo que más se escuchó decir entre quienes hicieron esa búsqueda fue eso, que Laura no sólo tenía sospechas, sino que estaba completamente convencida de que era hija de desaparecidos.

    El caso de Laura es uno de los 37 expedientes que se investigan en el juicio por el plan sistemático de apropiación de bebés. Hasta ahora ella era una de las hijas no restituidas, hija de Susana Leonor Siver y de Marcelo Carlos Reinhold. Desde hace años se sabía por los relatos de los sobrevivientes de la ESMA que su madre había tenido una niña, que el nacimiento había sido por cesárea en el Hospital Naval, que la niña había vuelto con ella al centro clandestino de la Marina y que en ese tiempo Susana la pudo amamantar.

    Adriana Reinhold ayer estuvo sentada al lado de Estela de Carlotto. Es la tía de Laura, hermana de su padre, la persona que justo ayer debía declarar en el juicio por el robo de bebés y quien recibió el primer llamado de Abuelas. “La primera impresión del encuentro es un shock –-dijo–. Un golpe. Pero ella es muy especial. Cuando entré me miró los rulos, se rió porque ella tiene rulos, y me dijo: ‘¡Ahora entiendo!’” Laura tiene los rasgos de su padre y el pelo rubio de la madre. Lo primero que quiso saber fue quiénes eran sus padres, qué les pasó, dónde militaron, y cuando Adriana empezó a responder y usó las palabras “tu mamá” y “tu papá” varias veces, quedó sorprendida porque Laura le dijo que eso estaba bien, que quería que les dijera “mamá y papá” y la impulsó a seguir.

    La historia

    “Nosotros supimos desde el comienzo del embarazo –contó Adriana a Página/12–. Con mi cuñada compartíamos la médica, yo estaba embarazada de dos meses de mi segundo hijo y ella estaba de alrededor de cuatro. Después supimos del nacimiento por los sobrevivientes, aunque ya habíamos recibido una información, que nunca supimos de dónde venía, pero era de alguien que le había dicho a mi papá: ‘Felicidades, abuelo’, para febrero de 1978.”

    Laura nació en ese febrero. A sus padres los habían secuestrado el 14 de agosto de 1977 en Haedo. Susana había conocido a Marcelo cuando estudiaba Derecho en la UBA, los dos militaban en la Juventud Universitaria Peronista y luego en Montoneros. En 1975, Marcelo estuvo preso dos o tres meses después de una razzia en la universidad: con los años, algunos sobrevivientes pensaron que quizá por eso su caso encolerizaba a los hombres del Servicio de Inteligencia Naval (SIN), que no entendían cómo había estado detenido, había salido y vuelto a militar. Ese 14 de agosto lo secuestró una patota del SIN. Marcelo iba a una cita en taxi con su amigo Alejandro Odell. La patota empezó con Susana y terminó llevándose a los tres. Pese a que los trasladaron a la ESMA, algunos no descartan un paso previo por la casa operativa del SIN en Villa Adelina.

    Lila Pastoriza declaró la semana pasada en el juicio por el robo de bebés, sobre éste y otros casos. Ayer estuvo en Abuelas. “Un día me llama un guardia cuando los traen porque Susana, que estaba embarazada, se había descompuesto, le dolían las piernas. La pusieron en una cucheta de Capuchita y como yo estaba hacía un tiempo largo, me pidieron y me acerco para hacerle masajes.” El 9 de noviembre de 1977 a Marcelo lo “trasladaron”, el eufemismo con el que se conocían las ejecuciones. Lila dijo que a Marcelo lo sacaron en un “traslado” con otro compañero. Que los dos pensaban que iban a salir en libertad y que tanto lo creyó Susana que durante mucho tiempo buscó en los avisos clasificados algún mensaje cifrado. Datos del Equipo Argentino de Antropología Forense determinaron después que su cuerpo fue el único que logró identificarse del estallido de un coche con explosivos.

    “Me acuerdo de algunas escenas con ellos –siguió Lila–. De estar un día todos juntos, ellos cantaban temas de Sui Generis y entre esas canciones, ‘Canción para mi muerte’. Ella tenía una voz hermosa, eran muy lindos y muy jóvenes.” Para diciembre, Susana estaba angustiada porque no tenía noticias de Marcelo. Ya estaba en el cuarto de embarazadas y Lila había perdido contacto. “Todos teníamos la idea de que ella no tenía ninguna militancia política y creíamos que los marinos creían lo mismo. Un día me armé de valor y le pedí a (el capitán Luis) D’Imperio por ella, le dije por qué no la dejaban en libertad, para que pudiera tener su hijo afuera. Me acuerdo que D’Imperio me dijo: ‘Nunca más en la vida me vuelvas a pedir algo así’. Me lo dijo con voz de hielo, y yo conocía las voces y las miradas, las conocía muy bien. Me di cuenta de que no había nada que hacer, aunque en ese momento no éramos tan conscientes de lo que pasaba, no tomábamos conciencia de que se las mataba.”

    Susana estuvo en el cuarto de embarazadas con María José Rapella de Mangone. A fines de enero de 1978 empezó con los dolores de parto. El médico encargado de los partos de la ESMA, Jorge Luis Magnacco, estaba de vacaciones y la atendió el jefe de Ginecología del Hospital Naval, que determinó el traslado para la cesárea. El caso está denunciado desde la Conadep. Otro testimonio importante fue el de Sara Osatinsky. La abuela de Laura, Luisa Bermúdez de Reinhold, se acercó a Abuelas en 1982. Poco se ha dicho hasta ahora de cómo llegó Laura al lugar donde la criaron. Una de las hipótesis ubica en el medio a D’Imperio, porque cada fuerza tenía a sus prisioneros y solía hacerse cargo también de la entrega de los niños. Estela de Carlotto dijo ayer que más allá de lo que los hijos sienten con sus padres, en este caso hubo un delito porque sus apropiadores falsearon su identidad desde el comienzo. Y contó también que quien funcionó como su padre alguna vez dijo que podía ser hija de desaparecidos.

    Página/12 :: El país :: “Felizmente, una de sus abuelas pudo conocerla”

    01/08/2011

    El kirchnerismo

    Filed under: Esquerda — Gilmar Crestani @ 8:07 am
    Tags: ,

     

    “El kirchnerismo implica una suerte de revolución cultural”

    Jorge Alemán es psicoanalista, profesor honorario de la UBA y consejero cultural de la Embajada Argentina en España. Desde ese cruce del discurso intelectual y la práctica política, analiza –en una charla con el dibujante y humorista gráfico Miguel Rep– el momento español y el europeo, el fenómeno de los indignados y el cruce de esas realidades con el actual proceso político argentino: el kirchnerismo, el papel de los intelectuales, la “nueva derecha”, Macri y las elecciones porteñas.

    Por Miguel Rep

    –Hace unos días estuve por la Puerta del Sol, en Madrid, y si bien ese día no estaban los indignados a pleno, vi un cambio de paisaje frente al mismísimo otrora intocable ayuntamiento: cuatro o cinco desharrapadas carpas de aguante, como si el tercer mundo se hubiera colado por fin en el centro de la potencia hispanoparlante. Como observador sutil de 35 años de España, ¿qué otros elementos observa de esta nueva realidad?

    –Sin duda, el 15 M puede tener un efecto de déjà vu para los argentinos: la crítica a la representación de los partidos, el rechazo a sus fórmulas tradicionales, las prácticas asamblearias, los intentos de autoorganización a través de las redes, la presencia en la calle como elemento determinante de la práctica política, la coexistencia de demandas heterogéneas imposibles de unificar y la objeción a los mercados, al FMI y a la banca en especial. Pero hay una cuestión importante que no se puede obviar. Sucede en Europa, continente atravesado por un interrogante crucial, a saber: ¿Europa es susceptible de una invención política o es solo un patrimonio cultural cuyo archivo ya está clausurado a toda experiencia política nueva? Esta pregunta se vuelve más compleja si se acepta que vivimos en una época en donde, a priori, no es posible establecer un sujeto histórico que pueda protagonizar un proyecto emancipatorio. También se añade a esto que la UE como construcción política se ha revelado de una fragilidad extrema, muy distante de las representaciones que Europa tenía de sí misma. Ahora bien, o el 15 M es un mero acontecimiento disruptivo, una protesta de indignados que en su reiteración puede terminar solo en un puro valor testimonial, confinando peligrosamente como un parque temático donde los indignados se exhiben, o bien logra establecer una cadena de equivalencias entre las distintas demandas sociales, para luego incidir en la realidad política de los partidos de la izquierda y en el Estado mismo. Todo depende de que finalmente se atraviese el límite del paradigma consensualista que rige la vida europea y que los antagonismos puedan tener el lugar que les corresponde, como la materia prima privilegiada de la construcción política. El problema es que el mero rechazo de la política siempre tiene un deslizamiento reaccionario, está por verse cuál es la construcción política –y no me refiero a la forma partido– que el 15 M puede hacer emerger. En el caso argentino, como es sabido, después del 2001 emergió la experiencia kirchnerista, que, si bien tiene antecedentes históricos en el movimiento nacional y popular, a su vez introduce una x: los derechos humanos, los movimientos sociales y las nuevas prácticas políticas que la constituyen en una experiencia inédita en la Argentina.

    –Esta última afirmación ya nos pone de entrada conflictiva para un intelectual: adherir a la vertiente del oficialismo.

    –Evidentemente. He descubierto en estos últimos años que para los intelectuales es muy difícil ser oficialista. A veces, pienso que las dos figuras más apreciadas por el intelectual son aquellas que Hegel nombró el “alma bella” y “la ley del corazón”. El “alma bella” se satisface denunciando el orden del mundo sin reconocer de qué forma está implicado en él. En la “ley del corazón”, el intelectual rebelde ve al mundo prosaico, mal hecho, y solo lo reconoce en su verdad singular sin mediaciones, verdad que desearía imponer al resto del mundo para corregirlo. A su vez, siempre supe que el intelectual, por su propia constitución como tal, debe mantener una cláusula de reserva hacia lo oficial. Gracias a eso, como se suele decir desde siempre, mantiene despierto el espíritu de la crítica. Pero hay ocasiones en la historia absolutamente singulares y contingentes, donde la verdadera fuerza de la crítica solo se da apoyando lo que se considera justo, aunque esto no posea el encanto del marco reflexivo que da la teoría. Cuando uno considera que el oficialismo es justo, cuando éste está fuera de todo oportunismo o saldo cínico, es un ejercicio crítico con uno mismo de gran calado. Todo el tiempo se toman decisiones y se asumen responsabilidades que exceden el marco de la reflexión y que, sin embargo, mantienen su condición de apuesta, porque se trata de un oficialismo que se constituyó a través de un legado de luchas y de militancia. Ese legado es el que sirve de brújula cuando se atraviesan las “zonas oscuras” y turbulentas que todo ejercicio de gobierno siempre conlleva.

    –¿A qué se refiere con que el kirchnerismo introduce una x en el movimiento nacional y popular?

    –A que todo proceso de transformación debe introducir un elemento suplementario, una x a descifrar. Cuando el peronismo intenta ser idéntico a sí mismo, sólido y homogéneo con su identidad, y se presenta como una esencia inmutable que ningún epocal altera, para mí ya no se trata de peronismo. Considero al peronismo, en su fase transformadora, como anti-esencialista, como capaz de hacer la doble operación que constituye a una experiencia política en su dignidad; por un lado, interpretar un legado histórico y, a la vez, ser capaz de introducir lo nuevo. El kirchnerismo no sería verdaderamente peronista si no desplegase un suplemento que lo excede y que desborda los límites del peronismo histórico. A saber: la participación de los organismos de los derechos humanos en la construcción nacional de la política, la resignificación de la experiencia política de los ‘70, la construcción de un tejido intelectual que, como Carta Abierta, reúne ensayistas de distintas sensibilidades en un propósito incondicional de sostener el proyecto, la irrupción de movimientos juveniles como La Cámpora, el Movimiento Evita o la Juventud Sindical, la gestación en el campo audiovisual de distintas herramientas políticas donde 6, 7, 8 puede valer como paradigma, la vocación de la Secretaría de Cultura por insertarse en los debates contemporáneos, la Biblioteca Nacional como un ágora pública en la ciudad expuesta a un nuevo régimen de circulación de la palabra, etc. Todos estos elementos apuntan a la constitución de una nueva causa de la experiencia política que, si bien no responde a la lógica de un fundamento inmutable, un deber ser consistente y fundado, sin embargo, le otorga a la experiencia kirchnerista un enclave ético, un punto de anclaje histórico que lo mantiene en relación con una deuda simbólica con nuestra propia historia que está siempre por saldar. No es, como en otros tiempos, una causa estable, fija, atada definitivamente a unos principios, pero así y todo funciona como una brújula ética que se diferencia de las estrategias de la oposición. La oposición no tiene causa, se maneja en la más estricta razón utilitaria, como si solo bastara acceder al gobierno como un fin en sí mismo, sin hacerse cargo de ninguno de los desgarramientos cruciales de este país. Se mueve en el terreno de la ausencia radical de herencias y legados históricos.

    –Nombró a Carta Abierta y presentó una objeción radical a la oposición, dos cuestiones que fueron muy discutidas en los últimos tiempos. ¿Cuál es su posición al respecto?

    –Carta Abierta es un conjunto abierto, imposible de homogeneizar, donde comparecen ensayistas, escritores y artistas de distintas tradiciones intelectuales, críticas, y que, sin embargo, han logrado constituir un estilo de trabajo y un tejido intelectual inédito en el campo de las experiencias populares. Carta Abierta ha acompañado a la experiencia política del kirchnerismo en sus momentos más decisivos. Al funcionar con la metodología estricta de una asamblea abierta, donde se toma la palabra espontáneamente, a veces la oportunidad política no siempre la acompaña en el sentido más favorable. No obstante, se ha constituido incondicionalmente como un conjunto de intelectuales que ha aceptado como una auténtica interpelación la experiencia que vive nuestro país desde el gobierno de Néstor Kirchner. Esa interpelación recíproca ha cambiado incluso el modo de ser de distintas prácticas intelectuales y ha convertido a las escrituras emergentes de una biblioteca en una letra viva y polémica. Se podrán ahora señalar algunos desaciertos relativos a la campaña, pero la historia continuará y allí ya están para siempre las distintas cartas escritas, en cada una de las coyunturas, en un estilo irreductible al ámbito tradicional de las declaraciones políticas. Añadiría además que el kirchnerismo implica una suerte de revolución cultural en nuestro país, cuya organización política aún está en transcurso, se mantiene en su devenir. No se trata ni de la forma clásica del partido político ni tampoco se puede hablar de aquel famoso tercer movimiento histórico, porque en esa fórmula aún subsiste un sentido histórico donde siempre se pretende saber a priori hacia dónde se va, y es bastante fácil reconocer que actualmente los procesos históricos se han contaminado de una contingencia radical. Por ello, urge más que nunca saber elaborar respuestas improvisadas que, sin embargo, mantengan una relación tensa con la causa de la que antes hablábamos. ¿Cómo anudar, sin que esto se disperse o sea devorado por el goce de las internas, partidos políticos, movimientos sociales, redes sociales, agrupaciones juveniles, Estado y nuevas prácticas militantes a partir de una conducción política? De entrada, sería una ingenuidad mayor esperar que esto funcione como un todo homogéneo y coherente. En este aspecto, habrá que admitir que durante todo el tiempo existirán tensiones dominantes y conflictividades internas que, sin embargo, no deben obturar –y esto es lo importante a considerar– los verdaderos objetivos comunes y el enorme poder del adversario. Un adversario que, más allá de estar representado por tal o cual político, representa a estructuras dominantes consolidadas históricamente, que se caracterizan por su gran capacidad de mímesis y recomposición. Todo esto es lo que está en juego en octubre. Para nosotros siempre se trata de algo más que ganar unas elecciones, se trata de mantener la memoria de una causa siempre pendiente en el tiempo del nihilismo acontecido del capitalismo.

    –En este sentido, ¿qué le parece lo escrito por Fito Páez en Página/12 y la polémica suscitada?

    –En relación con la carta de Páez, aunque hayan sido desafortunadas, puedo entender hasta cierto punto el uso de algunas expresiones excesivas. Hay que reconocer que es raro que un artista famoso como Fito Páez no haya contemplado las leyes del mercado, al proferir su polémica expresión. Es cierto que, como ya se ha indicado, la palabra asco es un rechazo radical al Otro, incompatible con la vida democrática. Especialmente si se atiende al argumento de que hay un mandato que rige para todos y que es el principio democrático. Pero también es verdad que la democracia ha sido muchas veces secuestrada por la lógica de las corporaciones que muchos de los políticos de la oposición aún representan. Aunque la palabra está mal empleada, puedo entender el efecto “Casa tomada” (Julio Cortázar) que el mismo Fito pudo captar en el clima político de la ciudad cuando la misma está asediada por un cinismo apolítico que se disfraza en una perfomance televisiva y que es bastante dudoso con respecto a sus prácticas democráticas. En mi opinión, no se trataba de asco por las personas, sino de repugnancia por los procedimientos empleados por el PRO. En cambio, cuando la Presidenta, en el acto de presentación de ese gran retrato de Eva, invitó a la unidad, esa unidad está concebida desde una interpretación histórica que se hace cargo de un legado ético insoslayable: ser fiel, en la medida de las posibilidades históricas, al saber en reserva que aún late en las luchas populares de nuestra historia.

    –Ya que nombra al PRO, ¿qué le parece el surgimiento de esta “nueva derecha”? ¿Es realmente nueva?

    –Occidente, ahora más que nunca, se atiborra de actores, ídolos mediáticos, supuestos gestores que constituyen las nuevas máscaras de la derecha que ahora ya se desliza definitivamente en el horizonte nihilista del mercado. Por ejemplo, Macri, Berlusconi, Midachi, Tea Party, etc. Entiendo que esto suscite más allá de cualquier contrato electoral una suerte de rechazo ético. Pues se trata de una política entendida de un modo tal que insulta a la experiencia que cada sujeto debe hacer de su propia historia. Es la derecha de siempre incorporando las nuevas técnicas del mercado a sus procedimientos electorales.

    –Dos últimas cosas: ¿cómo influye en estas apreciaciones su experiencia como consejero cultural de la Embajada Argentina? Y, para salir del déjà vu ombliguista de las comparaciones Europa-Argentina, un dato en el que estamos muy ajenos es la ultraderecha: ¿es un fantasma que recorre ese continente?

    –Sin duda, de una manera decisiva, porque pude captar en toda su realidad que una embajada es finalmente un instrumento político. En este sentido, el embajador argentino en España, Carlos Bettini, ha sabido poner en juego como nadie esta dimensión. Al margen de mi responsabilidad puntual, llevo 35 años viviendo en España y nunca había podido apreciar a un embajador interpretando y resolviendo las distintas problemáticas de la relación bilateral. Para mí, que vivía en España en relación con el mundo de la teoría y la cultura, constituye un aprendizaje de primer orden esta experiencia, me permitió leer de otra manera distintas realidades en su complejidad más singular. Por otro lado, en relación con el fantasma de la ultraderecha, siempre me impresionó la premonición de Jacques Lacan en 1964, cuando aseguró que el porvenir del Mercado Común Europeo (y esto no lo preveía nadie en esa época, si se quiere, optimista) nos iba a dar a conocer cotas desconocidas en cuanto al ascenso del racismo. Se trata de su célebre tesis sobre “el odio al goce del Otro”, actualmente ya muy reconocida y muy comentada y que básicamente intenta dar cuenta del odio racial, no solo como odio por la diferencia, tal como se suele mencionar habitualmente, sino como un desconocimiento radical en el sujeto sobre sí mismo, sobre sus goces más secretos. que lo lleva a traducir el goce del otro, su modo singular de satisfacción, como un goce subdesarrollado. Se trata de un racismo cuasi invisible, que no necesita ser proclamado, que siempre aprecia en el otro un exceso, una intrusión, un robo del propio goce; los extranjeros con sus fiestas, con su relación con el trabajo, con el dinero o con lo que sea, invaden lo más íntimo del sujeto racista, un sujeto que la mayoría de las veces desconoce los resortes últimos de su rechazo. De allí la actual metamorfosis política de Europa, siempre tan preocupada por lo que puede llegar de modo inesperado a perturbar su identidad, siempre tan asediada por el espectro amenazante de un goce supuestamente no domesticado. Por ello, actualmente se verifica cómo la derecha, no solo la ultraderecha, juega electoralmente con el “problema” de los “ilegales”, incluso logrando que muchos barrios que tradicionalmente por ser de trabajadores votaban a la izquierda, ahora se sumen a la escalada racista. Los guiños xenófobos que los políticos deslizan en su enunciación dan testimonio de este vergonzoso asunto, unos apelando a la crisis, otros a la seguridad, otros a la racionalidad de la gestión y todos encubriendo que esos extranjeros han sido llamados para trabajos donde se los expolia impunemente. El gran desafío político del siglo XXI es inventar un “ser con los otros”, una nueva idea de lo común, distinta de los procesos actuales de homogeneización que conllevan necesariamente a que los vínculos sociales estén absolutamente impregnados de lógicas segregativas.

    Página/12 :: Dialogos :: “El kirchnerismo implica una suerte de revolución cultural”

    Próxima Página »

    Crie um website ou blog gratuito no WordPress.com.

    %d blogueiros gostam disto: