Ficha Corrida

14/03/2013

Só rindo!

Filed under: Humor — Gilmar Crestani @ 8:20 am
Tags:

Agora teremos de aguentar o Maradona, o Messi e o papa

JOSÉ SIMÃO, COLUNISTA DA FOLHA

Ueba! Habemus Tango!

O quê? Papa argentino? Isso é pessoal contra os brasileiros! Resultado do conclave: Argentina 1 X 0 Brasil. Dom Odilo amarelou!

Agora temos de aguentar o Maradona, o Messi e o papa! E repeti inúmeras vezes que papa argentino não pode, porque argentino pensa que é Deus. Acúmulo de funções!

Aliás, argentino foi rebaixado: de Deus para papa! E diz que a escolha demorou porque era papa argentino. Tava catimbando! Rarara! E ele escolheu Francisco porque sabia que ia ser o primeiro. Porque não escolheu Diego 1º!

É bom papa argentino, porque vai conversar com Deus de igual para igual! E corre uma fotomontagem na internet com o Maradona segurando um cartaz: "Eu já sabia". E na praça de São Pedro só se via gente recolhendo a bandeira brasileira!

E eu acho que o Espírito Santo sussurrava Odilo, mas, como os veinhos são surdos, entenderam Bergoglio!

Mas tudo bem. A Argentina pode ter um papa, mas nós temos o Inri Cristo e o Edir Macedo.

    13/03/2013

    Papa esta, Benedeto!

    Filed under: Brasil,Vaticano — Gilmar Crestani @ 8:53 am
    Tags:

    – Bambini, vedere il papa e doppo … fugire, ok?!

    Humor brasileño con el cónclave

    Por: Juan Arias| 13 de marzo de 2013

    Conclave y humor (3)
    Si el Roto, siempre genial, ha dibujado a un cardenal aparentemente sereno pero que se le mueven nerviosos los pies, los brasileños le están echando humor a la posibilidad de que el sucesor de Benedicto XVI sea verde amarillo y que hasta tiente unos pasos de samba.

    Las redes se abarrotan de sentido de humor y como es típico de los brasileños nadie se lo toma dramáticamente.

    Cuando ayer tarde salió la primera “fumata negra”, enseguida le dieron una explicación futbolística: “Es que los cardenales no quisieron perderse el Milan-Barça".

    Jugando con el dicho clásico de que “Dios es brasileño”, un internauta escribió que si el Espíritu santo eligiera papa a un brasileño sería “el primer caso de nepotismo divino”.

    Hasta los sacerdotes bromean y desdramatizan la posible elección de un brasileño. “Bueno, lo importante es que sea un papa que crea en Dios, sea brasileño o chino”, dijo un catedrático de teología.

    Es curioso que lo de un papa que “crea en Dios” es muy barajado entre el clero, casi a recordar la famosa teoría de “Roma veduta, fede perduta”.

    Con tantas cosas que se cuentan sobre los largos cuchillos de las traciones de la Curia Romana, los papeles secretos robados y vendidos del Papa, los escándalos de alcoba y demás pecados de la jerarquía del gobierno de la Iglesia, existe el miedo  de que un papa brasileño, instalado en Roma, pueda acabar hasta sin fe.

    Y para un brasileño, no creer en algo, y sobretodo en Dios, es como negar que exista Pelé.

    Conclave y humor (2)Hay también quién cree que la elección de un papa brasileño, sería la demostración más palmaria de que Dios es de verdad brasileño: “Copa del Mundo, Olimpiadas de Rio y ahora un papa”, quiere decir, comentan en Facebook, que Dios se ha instalado en Brasil. Y añaden : “Con un papa brasileño nadie se va a atrever a robarnos el Mundial”

    Les ha encantado la viñeta del diario Il Corriere della Sera, que presentaba ayer a los cardenales en el cónclave jugando un partido en el que el papable Odilo Scherer, pasa a todos los contrarios y se acerca a la portería para marcar gol. La han reproducido aquí muchas de las televisiones más importantes, empezando por la TV Globo.

    Las que están ya en ebullición son las famosas Escuelas de Samba de Rio. “Con un papa brasileño” ha escrito alguien en un diario “hasta las monjitas van a sambar”.

    Los brasileños, acostumbrados durante siglos al famoso “complejo de perro callejero”, están preparados siempre a perder. Por eso tampoco sería el fin del mundo si al final se esfumase la posibilidad de ganar el papa. “Es como un penalti perdido, nada más”, dicen.

    Lula papa
    Y ni Lula, el popular expresidente braileño se ha librado de caer en el humor del cónclave. Lo visten de papa y le hacen decir en el blog Gente de Midia: “Voy a ser el primer papa metalúrgico. Así podré candidatarme a Dios”. Y promete crear, cuando sea papa, la “bolsa oración”, para poder “ir al cielo con descuento”.

    Pero los brasileños se consuelan diciendo, siempre con humor, que si Dios es ya brasileño y además tienen a Lula, tampoco será el fin del mundo, si el papa vuelve a ser un europeo.

    Desde un punto de vista político, y esta vez ya en serio, lo que se subraya es que con todo ese protagonismo que han tenido los cardenales brasileños, aunque al parecer divididos en la elección del papa, Brasil ya ha sido premiado.

    “Los ojos del mundo han estado este mes enfocados en este país y eso es tan importante o más que ganar un papa”, ha comentado un catedrático de la Pontificia Universidad Católica de São Paulo.

    Brasil ha sido noticia universal y eso, ha comentado un economista, no tiene precio en el mercado publicitario.

    Conclave y humor (4)Políticos brasileños disfrazados de cardenales.

    Humor brasileño con el cónclave >> Vientos de Brasil >> Blogs Internacional EL PAÍS

    09/03/2013

    Lobo mau de chapeuzinho vermelho…

    Filed under: Vaticano — Gilmar Crestani @ 11:05 am
    Tags:

    Não há salvação. Ou será alguém ligado à máfia e à empáfia de Sílvio Berlusconi, ou virá das hostes da Opus Dei… Nem de longe será alguém que lembre Cristo.

    El cónclave comenzará el martes 12

    La ceremonia tendrá lugar en la Capilla Sixtina. 115 cardenales menores de 80 años, procedentes de 51 países, elegirán al nuevo Papa

    Pablo Ordaz Roma8 MAR 2013 – 21:14 CET135

    Los cardenales, al inicio dle cónclave de 2005. / AP

    La tarde del próximo martes, 115 cardenales menores de 80 años, procedentes de 51 países, se encerrarán en la Capilla Sixtina para tratar de elegir al nuevo pontífice de la Iglesia católica, después de que el anterior, Benedicto XVI, hiciera efectiva su renuncia el pasado 28 de febrero a las ocho de la tarde. Después de cinco días de reuniones, el colegio cardenalicio —formado por los 115 electores y los 90 purpurados mayores de 80 años— decidió este viernes fijar la fecha del cónclave para el día 12. El rito será cumplido con toda la solemnidad de que es capaz el Vaticano. En el momento en que un candidato obtenga los dos tercios de los votos, el cardenal decano le preguntará: “¿Aceptas tu elección canónica para Sumo Pontífice?”.

    Por la mañana, los 205 cardenales participarán en la basílica de San Pedro en la misa Pro eligendo Romano Pontifice, a la que podrán asistir todos los fieles que madruguen y el cuerpo diplomático acreditado ante la Santa Sede. Por la tarde, los 115 electores —eran 117, pero el cardenal indonesio Darmaatmadja ha renunciado por enfermedad y el escocés O’Brien por un viejo asunto de acoso a otros sacerdotes— se reunirán en la capilla Paulina para ir en procesión a la Capilla Sixtina. En el trayecto recitarán letanías y entonarán cánticos para invocar la ayuda del Espíritu Santo. Una vez bajo el Juicio Final de Miguel Ángel, lo primero que harán los electores será comprometerse bajo juramento a no revelar jamás lo que allí suceda. El recinto ha sido blindado electrónicamente para evitar cualquier tipo de conexión con el exterior.

    Las votaciones serán secretas. Los cardenales recibirán unas tarjetas rectangulares con la inscripción en latín “eligo in Summun Pontificem”. Deberán escribir solo un nombre —más de uno convertiría el voto en nulo—, intentando que su caligrafía no pueda ser reconocida. Son muy curiosas las normas que la constitución apostólica Universi Dominici Gregis contempla para garantizar una votación limpia. Entre otras cosas, advierte de que si se produce una votación entre los dos candidatos más votados, los interesados no pueden participar, y que si se detecta un caso de compra de votos —el llamado delito de simonía—, los infractores serán excomulgados, aunque el voto será valido. También está prohibido llegar a cualquier tipo de pactos para orientar el voto.

    Si el martes ningún candidato obtuviese los 77 apoyos necesarios para ser elegido papa, sobre el cielo de Roma se elevará una fumata negra, y los cardenales volverán el miércoles a la Capilla Sixtina e intentarán de nuevo el consenso mediante dos votaciones por la mañana y dos por la tarde. Si el desacuerdo persistiera después de tres días de votaciones, los electores tomarán un descanso un día para dedicarse a la oración y al cambio de pareceres. Tras la pausa, se iniciará otro turno de siete votaciones. En cualquier caso, ni la experiencia ni lo sucedido estos días inducen a temer que las votaciones se eternicen. En primer lugar, porque desde el siglo XIX ningún cónclave ha durado más de cuatro días. En 1978, solo se tardó dos días en elegir a Juan Pablo II, y en 2005, solo día y medio para elegir a Benedicto XVI. Y, en segundo lugar, porque durante las congregaciones generales que se han celebrado desde el lunes en el Vaticano se ha adelantado mucho el trabajo. Más de 100 cardenales de los 153 presentes ya han intervenido y los principales objetivos de los encuentros —conocerse entre sí y poner en común cuál es la situación de la Iglesia y cuáles sus necesidades— parece que se han alcanzado. Muchos de los cardenales, sobre todo los procedentes de Estados Unidos, insistieron en que, antes de elegir al sucesor de Joseph Ratzinger, necesitaban saber los detalles del caso Vatileaks, la filtración de documentos secretos del Papa.

    Tal vez el martes por la tarde, el cardenal Giovanni Battista Re —que sustituirá al cardenal Angelo Sodano, que tiene 85 años y por tanto no podrá entrar en la Capilla Sixtina— obtenga respuesta positiva a la pregunta: “¿Aceptas tu elección canónica para Sumo Pontífice?”. En ese caso, volverá a hacer otra pregunta: “¿Cómo quieres ser llamado?”. Una fumata blanca se elevará sobre el cielo de Roma y una nueva etapa para la Iglesia será anunciada al mundo bajo la vieja fórmula: “Habemus Papam”.

    El cónclave comenzará el martes 12 | Internacional | EL PAÍS

    03/07/2011

    Opus Dei à milanesa

    Filed under: Cosa Nostra,Direita,Opus Dei — Gilmar Crestani @ 9:06 am
    Tags: , ,

    Tanto mais longe do povo, mais próxima dos conservadores e pedófilos.

    El oscuro discípulo del Papa

    Ratzinger nombra jefe de la influyente diócesis de Milán a Angelo Scola, amigo personal y miembro del movimiento ultraconservador Comunión y Liberación

    MIGUEL MORA 03/07/2011

    Angelo Scola y Joseph Ratzinger son buenos amigos desde hace 40 años. Ambos son teólogos y han ejercido en la Iglesia moderna un papel similar, de intelectuales orgánicos. El primero enseñó en Friburgo. El segundo, en Bonn, Münster, Tubinga y Ratisbona. Los dos coincidieron en pensamiento y doctrina en las páginas de la revista Communio, fundada por Ratzinger y otros eruditos en 1972 y de la que Scola fue editor, un feudo de ideas tradicionalistas y teocráticas frente al progresismo de Concillium. Scola tiene 69 años; Ratzinger, 85. Entre 1986 y 1991, Scola fue consultor de Ratzinger en la Congregación para la Doctrina de la Fe. Son maestro y discípulo.

    El pontífice desoye los consejos de cardenales milaneses que ven en Scola a un protector de intereses

    Cuando se conocieron, Scola era ya miembro activo de Comunión y Liberación (CL), el movimiento católico, junto al Opus Dei y los Legionarios de Cristo, más próspero y conservador de Italia, que con los años ha ido haciéndose cada vez más rico y más conservador. CL se resume hoy en una galaxia de empresas agrupadas bajo el sello Compagnia delle Opere (más de 30.000 sociedades) que domina con mano de hierro el exclusivo olimpo de los opulentos negocios italo-vaticanos, o vaticalianos, y los principales despachos del poder mediático, de Il Foglio y la RAI a Il Giornale o La Stampa.

    Hace 30 años, la diócesis de Milán, que desde el siglo IV se llama ambrosiana por san Ambrosio, el arzobispo guerrero que impuso la superioridad de Dios sobre el césar y uno de los cuatro padres de la Iglesia, expulsó del seminario a Scola. Los seguidores de CL afirman que fue alejado por su amistad con la organización que fundó Luigi Giussiani en Milán en 1954; otras fuentes sostienen que el informe diocesano afirmaba que el joven Scola sufría depresión.

    Desde su inicio, Comunión y Liberación pareció implicarse en las terrenales cuestiones políticas y económicas tanto como en los asuntos de la fe y la caridad. Para un futuro cura ambrosiano, históricamente más dedicados al trabajo social y el compromiso intelectual y solidario con los pobres que a las cuentas de resultados y los nombramientos de ministros o subsecretarios, CL estaba entonces vetada. Mal vista. "Se pensaba que era un virus que estaba entrando en un cuerpo sano", recuerda el vaticanista Filippo di Giacomo.

    La carrera de Scola estuvo desde ese momento unida a la de CL. En 1991 fue nombrado obispo de Grosseto, aunque poco después fue transferido a la tranquila rectoría de la Universidad Lateranense. Hasta que, en 2002, fue agraciado con el cargo de patriarca de Venecia, un puesto que siempre ha sido un trampolín hacia el papado. Pero Ratzinger fue elegido por sorpresa y cambió la historia. Scola debía esperar.

    Ahora ha llegado el momento de la dulce vendetta. El martes pasado, Scola regresó a Milán por la puerta grande del Duomo: como jefe de la diócesis más importante, grande y rica de Europa: 1.107 parroquias agrupadas en 73 decanatos y 7 zonas pastorales. Más de 5 millones de habitantes. Tres mil curas, 800 párrocos. Su llegada a Milán ha sido lenta y tortuosa. Tras devolver la decisión tres veces al órgano curial colegiado que propone a los candidatos, quizá para que nadie le acusara de favoritismo, el Papa firmó el nombramiento esta semana.

    Lo cierto es que, pese a las aparentes dudas papales, la anunciación de Scola se conocía en Milán desde antes de las elecciones municipales que ganó el candidato de la izquierda Giuliano Pisapia, el hombre que derrotó a Berlusconi. La campaña de prensa de los medios de CL ha sido crucial. Al frente de ella milita un personaje apodado Betula (abedul) y bautizado como Renato Farina. Es un periodista sedicente y por ello fue expulsado del colegio de periodistas, pero entra en el Parlamento, se hace fotos con Berlusconi y mueve los hilos de la información religiosa y política en prensa, radio y televisión junto al también ciellino Roberto Fontolan. No hace mucho, Scola afirmó en el encuentro anual de CL que Betula era el mejor periodista de Italia, y que le gustaría que hubiera 100 como él en el país.

    El nombramiento de Scola ha sorprendido menos por su amistad con el Papa que por el hecho de situar a un gran prócer de CL en el lugar del cardenal Dionigi Tettamanzi. Este había colaborado en la victoria de Giuliano Pisapia como alcalde. Apoyó la necesidad de un cambio en la ciudad y catalizó a las bases para que votaran por el candidato excomunista frente a Berlusconi. Nada nuevo en realidad, porque Tettamanzi ha sido durante su mandato un azote de la derecha, y la Liga del Norte le definió como el imán de Milán por su defensa de la integración de musulmanes y gitanos.

    Sucesor del añorado cardenal Martini, exarzobispo de Milán, un jesuita de gran talla, hoy enfermo de párkinson y que solo sale de su retiro en raras ocasiones -la última, para visitar al Papa hace dos meses y asesorarle (en vano) sobre el nuevo arzobispo ambrosiano-, Tettamanzi ha mantenido viva la vieja impronta progresista de la curia milanesa, un contrapeso frente a la ultraconservadora y ávida curia romana.

    Nada de eso cuenta para Ratzinger. El cura genovés Paolo Farinella ha escrito: "La elección de Scola completa una lectura del pontificado en la cual ha muerto no solo la esperanza, sino también toda hipótesis de esperanza. El Papa ha consagrado a CL como el modelo de eclesialismo rampante que se mueve con soltura incluso en los negocios turbios de la Compagnia delle Opere, ese refugio de Satanás". A su juicio, "Scola devolverá a la laicista curia ambrosiana, abierta a la sociedad civil y al pluralismo, a una fase de obediencia ciega de memoria fascista". Y añade: "Mirada, corazón, riñones, hígado y entrañas serán dirigidos hacia Trento, o mejor más atrás".

    La ruptura, la forma en que el Papa ha desoído las sugerencias de Martini, de Tettamanzi y de muchos creyentes milaneses, tiene también su referencia política: el presidente de la región, Roberto Formigoni, memores domini de CL. El gobernador que aceptó colocar a la azafata Nicole Minetti (hoy acusada por los jueces de dirigir el harén de Arcore) como diputada regional suena como sucesor de Silvio Berlusconi al frente de la futura derecha italiana. Scola ha sido investido como posible papa por Ratzinger. Y CL ve mucho más cerca su soñado porvenir. Según Filippo di Giacomo, "Scola y Formigoni persiguen exclusivamente sus intereses personales y los del grupo que protegen y les protege. La llegada de Comunión y Liberación a San Pedro y a Palacio Chigi pone los pelos de punta. Pero ese es su proyecto".

    Farinella, el cura rojo de Génova, cierra así su elegía sobre la diócesis de San Ambrosio: "Qué pena ver las fotos de Scola brillando con sus puños dorados, con su reloj de oro, con su crucifijo de oro, con su manto rojo púrpura y su sombrero de tres picos, rigurosamente rojo. Me pregunto si alguien vestido así podría entrar en el cenáculo o pegaría mejor en la corte de Nabucodonosor, entre los sátrapas y los eunucos de corte".

    El oscuro discípulo del Papa · ELPAÍS.com

    24/04/2011

    Nem Jesus e Maria seriam acolhidos por Ratzinger

    Filed under: Opus Dei — Gilmar Crestani @ 8:32 pm
    Tags: , , ,

    A Opus Dei ainda haverá de compor um Te Deum pelas exéquias da Igreja Católica. Amém!

    Gitanos expulsados del templo

    El Vaticano acoge en la basílica de San Pablo a 150 rumanos, pero les niega la entrada a la misa y les ofrece 500 euros para que vuelvan a su país.- Cáritas se hace cargo de realojar a los ‘sin techo’ tras la negativa del Ayuntamiento

    MIGUEL MORA | Roma 24/04/2011

    Un grupo de unos 150 ciudadanos gitanos rumanos, desalojados esta semana de sus chabolas de Casal Bruciato por el Ayuntamiento de Roma, se refugiaron el Viernes Santo en la basílica de San Pablo Extramuros, en territorio de la Santa Sede. Este domingo por la mañana, mientras el Papa exhortaba desde San Pedro a los europeos a acoger a los prófugos de Libia, África y Oriente Medio, las familias gitanas habían sido divididas, y una treintena de mujeres y niños rumanos de etnia rom se recuperaban de una noche pasada al raso, bajo la lluvia, en el parque adyacente a la basílica de San Pablo.

        Dentro, el párroco ofició la misa de Pascua sin hacer referencia a los gitanos, que el sábado no pudieron asistir a la vigilia porque los agentes de la gendarmería vaticana les negaron la entrada en el templo. Las puertas de la basílica se cerraron entre las protestas de algunos fieles y gritos de "vergüenza, vergüenza".

        "Fue inhumano e inaceptable", comentaban miembros de las ONG que acudieron a solidarizarse con los sin techo. "Los gendarmes vaticanos filtraron el acceso a la basílica. No a los gitanos, mujeres y niños incluidos, no a los activistas y sí a los peregrinos".

        Lo que parecía iba a ser una Pascua ecuménica y solidaria derivó en escenas de tensión y desconcierto. Algunos fieles italianos y extranjeros, al observar la segregación, decidieron no entrar en la basílica.

        El alcalde de Roma, Gianni Alemanno, comprometido a fondo con su política de desalojos forzosos sin conceder alternativas de acogida, prometió 500 euros por familia a los gitanos que aceptaran ser repatriados a Rumanía, y el cardenal vicario, Agostino Vallini, se sumó a la iniciativa añadiendo 500 euros más. De los 150 refugiados, solo 23 aceptaron ser repatriados, 11 adultos y 12 niños.

        El centenar restante seguían pasada la noche del sábado y buena parte del domingo divididos en dos grupos: 80 estaban en los locales de la basílica, custodiada por agentes vaticanos, y una treintena de mujeres y niños dormitaban y comían huevos de pascua en el jardín vecino.

        Finalmente, ya en la tarde del domingo, salieron en autobuses hacia unos locales de Cáritas y el Papa envió a través del sustituto del secretario de Estado un mensaje de apoyo en el que expresa a los gitanos su personal cercanía. El Vaticano ha emitido también una nota en la que asegura que espera que la disponibilidad de Cáritas anticipe "una instalación estable adecuada".

        Desconcierto

        Nicoletta, madre dos niños, de 23 años, en Italia desde hace seis, explicaba así la situación: "Nuestros maridos están dentro y nosotros fuera. Quieren separarnos y obligarnos a volver a Rumanía, pero llevamos aquí mucho tiempo y nuestros niños han nacido aquí. ¿No tenemos derecho a una casa, un trabajo y un colegio?".

        Una pancarta que rezaba "Ayuntamiento y Vaticano, sigamos siendo humanos" fue colgada en la valla de la basílica. Dentro, el sacerdote Enrico Feroci, director de Cáritas Roma, trataba de disculparse por lo ocurrido: "Estamos buscando una solución, queremos trasladarlos a todos juntos a algún local de Caritas en Roma. Pero estamos en Semana Santa y no es fácil".

        El sacerdote no cree que El Vaticano haya actuado mal. "En todo momento el vicario les ha dicho que están en territorio vaticano y que no les echaremos. Queremos respetar su derecho a estar en familia pero no podemos dejar entrar a los que han salido porque ya no sabemos si son del mismo grupo o no, y eso no sería ya un estado de derecho sino un estado de fuerza".

        Sobre la retribución de 500 euros, Feroci desmiente que se haya tratado de una "invitación" para que se vayan. "Es solo un acto de caridad, algunos querían irse a su país y hemos tratado de ayudarles".

        "No queremos saber nada de Rumanía", explica la joven Nicoletta. "Allí no quieren saber nada de nosotros. Aquí tampoco, somos los malos y cada poco nos echan de nuestras chabolas, pero así y todo es más fácil encontrar un trabajo".

        Según los datos de la Comunidad de San Egidio, en Roma hay actualmente unos 8.500 ciudadanos de etnias roma y sinti, 6.500 de ellos en campamentos legales. "Una cifra ridícula", dice Paolo Ciani, "que se hace insufrible solamente porque el ayuntamiento ha decidido echarlos de las chabolas a la calle olvidándose de que tienen derecho a ser realojados".

        La nota de Cáritas explicaba que la solución alcanzada con los refugiados se ha tomado sin informar al Ayuntamiento. Alemanno ha replicado que seguirá adelante con su política de desmantelar los campamentos ilegales.

        Gitanos expulsados del templo · ELPAÍS.com

        Blog no WordPress.com.

        %d blogueiros gostam disto: