Ficha Corrida

23/03/2014

Traduzindo: trabalho escravo veste o mundo

Filed under: Trabalho Escravo,Zara — Gilmar Crestani @ 10:44 am
Tags:

MTE confirma trabalho escravo encontrado na cadeia da Zara

Marca Zara está envolvida em denúncia de trabalho escravo

 

El mundo se viste de España

Las exportaciones de moda crecen el 47% desde el inicio de la crisis

Firmas como Inditex o Camper venden 8 de cada 10 euros fuera

Cristina Delgado Madrid 23 MAR 2014 – 00:48 CET55

 

Una clienta observa las prendas de una tienda de Zara en Shanghai.

Si la potencia económica de un país se midiera por la presencia de sus empresas en las principales calles comerciales del mundo, España tendría una silla por derecho propio en el G-8. En el centro de París, Nueva York o Shanghái se pueden comprar camisas de Zara, pantalones de Mango o zapatos Camper. Las novias de São Paulo pueden lucir vestidos de Pronovias. Y los atrevidos modelos de Desigual cuelgan de las perchas de una tienda de El Cairo, en Egipto. Las cadenas de ropa españolas han sabido extenderse como una mancha de aceite por medio mundo y en plena recesión del consumo en España sus cuentas las cuadran los compradores chinos, franceses o estadounidenses. Desde el inicio de la crisis la brecha comercial entre exportaciones e importaciones del sector de la moda se ha estrechado al máximo porque las ventas al exterior se han disparado.

Las empresas de textil, confección, calzado y otros artículos relacionados con el vestuario exportaron en 2013 productos y servicios por valor de 19.438 millones de euros. Es un 47% más que en 2008, cuando la crisis apenas había hecho su aparición. Las importaciones durante el mismo periodo también han aumentado, pero solo el 4%. Como consecuencia, el saldo comercial de este sector es ahora de menos 800 millones, frente a los 6.229 millones de hace cinco años.

El sector de la moda en España son luces y sombras. Mientras algunas cadenas de ropa languidecen o pelean por sortear el temido concurso de acreedores (como Caramelo o Blanco) otras, con gran esfuerzo de expansión internacional, han logrado tomar las mejores posiciones en el tablero mundial. A la cabeza está Inditex, el gigante textil más grande del mundo. La empresa gallega, que abrió su primer local en el extranjero en 1988, en Oporto, tiene 26 años después más de 6.300 comercios, en 87 mercados de los cinco continentes. En la última década le ha dado la vuelta a sus fuentes de negocio: mientras en 2004, cuando tenía tiendas en 30 países, España suponía el 46% de su facturación, el pasado año su país de origen le aportó menos del 20% de sus 16.724 millones de euros de ventas.

Mango es la compañía presente en más países: tiene tiendas en 109

Si a la actividad de importación y exportación del sector de la moda en España se le restara el efecto Inditex, las cifras en ambos casos perderían algunos ceros. Porque una de las estrategias más características de esta empresa es que, aunque produce sus prendas mayoritariamente en el extranjero, casi todas pasan por España, y de aquí, vuelven a salir al extranjero. Es decir, que un suéter de Zara que se fabrica en una planta de China, aunque se venda en una tienda de Pekín, viaja antes hasta Arteixo (A Coruña) o Zaragoza, donde la empresa tiene las centrales logísticas de esa marca.

Aunque Inditex es imbatible en cuanto a cifra de negocio se refiere, si hay una empresa que tiene la internacionalización todavía más dentro de su ADN esa es Mango. Está presente en 109 países, con 2.598 tiendas. En el ejercicio de 2012 tuvo una facturación de 1.691 millones de euros y solo el 16% de esta cifra eran por ventas en España. Según adelantó su presidente, Isak Andic, el objetivo es triplicar el negocio en 5 años.

Los casos de Inditex y Mango son extremos, por su enorme volumen. Pero, aunque a diferente escala, no son únicos en España. Los zapatos de Camper también se venden más fuera que dentro. Empezaron su expansión en Europa en 1992, hacia Asia en 1996 y en 2002 llegaron a EE UU y Australia. Hoy el 80% de la facturación de esta firma de calzado, con sede en Palma de Mallorca y propiedad de la familia Fluxà, también llega de fuera de las fronteras españolas. Tienen tiendas en más de 30 países y su producto se vende en 57 mercados, entre ellos, algunos enclaves tan improbables como Ciudad del Vaticano o Martinica. Según sus cuentas de 2012, las últimas entregadas al Registro Mercantil, la empresa ganó 6,8 millones de euros. Su cifra de negocio fue de 223 millones de euros.

El reto, dice una patronal del sector, es recuperar la fabricación textil

“En el sector de la moda en España ha habido mucha innovación, también a la hora de exportar”, señala Francisco Aranda, director ejecutivo de la Confederación Moda España. Sobre el espectacular aumento de la exportación, cree que la crisis de consumo ha tenido mucho que ver. Las empresas han acelerado sus planes de expansión. “Y eso a pesar de que somos uno de los países con mayor número de empresas pequeñas. Hay cerca de 7.000 en el sector de la moda, mientras que solo contamos con unas 60 medianas y siete grandes. Pero ni si quiera eso ha sido un impedimento para lanzarse al extranjero”, comenta Aranda. Según el Barómetro de la Moda, que realiza la publicación especializada Moda.es, el 45% de la facturación de las firmas españolas de este sector llegó en 2012 gracias a las exportaciones. Señala ese estudio que después de Europa, México, EE UU, China y Rusia son los mercados en los que más interés tienen las firmas textiles.

Aunque con la crisis se ha acelerado la presencia de tiendas españolas fuera, el proceso de internacionalización llega de mucho más atrás. Esa, dice José Luis Nueno, profesor de la escuela de negocios IESE, ha sido otra de las claves para la buena salud de las marcas de ropa fuera. “España viene de una fuerte tradición textil. No lo olvidemos”, apunta. Aquí se fabricaba mucha de la ropa que vendían las marcas extranjeras. Y aunque la fabricación se ha reducido al mínimo, algunas empresas supieron usar la experiencia industrial para pasar a exportar marcas y tiendas. La exportación ha llegado incluso a los directivos. “Los ejecutivos de las grandes marcas de moda españolas están cada vez más solicitados en el mercado internacional”, señala la firma Hays, multinacional británica de selección de directivos.

El declive del mercado interior ha acelerado los planes de expansión

A la hora de ganar cuota en el exterior, recuerda Nueno, abrir tiendas en las millas de oro no es el único sistema. “Desigual, por ejemplo, ha sabido expandirse en el extranjero muy bien a través de las tiendas multimarca y grandes almacenes, además de con tiendas propias”, explica. La andadura internacional de la mayoría de cadenas se inicia en Portugal, por la facilidad de moverse en el país vecino. Después, suele llegar Francia. “Y México es para muchas El Dorado”, recuerda Nueno. Primero, porque supone una puerta al resto de América Latina. “Pero además porque los grandes almacenes juegan un papel importante”, dice. Las tiendas mexicanas departamentales al estilo de El Corte Inglés (allí son populares El Palacio de Hierro o Liverpool) les permiten a las marcas probar suerte con un rincón dentro de la gran superficie, tantear su éxito, y si logran renombre, tratar de dar el salto con inversiones más potentes.

Pasar de exportar a tener tiendas no siempre es fácil. “La falta de financiación es uno de los mayores retos de las empresas españolas pequeñas o medianas que quieren internacionalizarse. Cuesta mucho dinero”, advierte Aranda. Otro de los retos, añade, es lograr que la fabricación textil no se pierda del todo. “Habría que hacer un esfuerzo de relocalización, porque si no, perderemos el valor añadido. En Estados Unidos han puesto en marcha una campaña para recuperar la industria textil con productos con la etiqueta made in USA again [“hecho en EE UU otra vez”]. Deberíamos trabajar en esa línea”, recomienda Aranda.

El mundo se viste de España | Economía | EL PAÍS

25/09/2013

Primeiro mundo, ou de onde vem a Zara!

Filed under: Baltasar Garzón,Espanha,Franquismo,Roubo de bebês,Zara — Gilmar Crestani @ 9:04 am
Tags:

Deve ser por isso que a mais alta corte da Espanha, equivalente ao nosso STF, caçou Baltazar Garzón!

Víctimas del franquismo celebran que Argentina les abra sus consulados

Los querellantes lamentan que la fiscalía española estime que los crímenes han prescrito

Alejandro Rebossio Buenos Aires 24 SEP 2013 – 22:42 CET525

ampliar foto

Dario Rivas Cando, de 93 años, en su casa de Buenos Aires. / ENRIQUE MARCARIAN (REUTERS)

Familiares de víctimas del franquismo y sus abogados celebraron este martes la noticia de que Argentina abrirá sus consulados en todo el mundo para recibir demandas por crímenes del régimen, de acuerdo con lo que ordenó la juez que en Buenos Aires está a cargo de la causa, María Servini de Cubría. En cambio, criticaron a la Fiscalía de la Audiencia Nacional de España por opinar en contra de la orden de detención que Servini envió contra cuatro imputados por presuntas torturas durante el franquismo: el exguardia civil Jesús Muñecas Aguilar, el exinspector José Antonio González Pacheco, alias Billy El Niño, el excomisario Ignacio Giralte y el exescolta de Francisco Franco y la Casa Real Celso Galván, ya fallecido.

En el juzgado de Servini y fuentes del Ministerio de Relaciones Exteriores confirmaron que este departamento del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner había puesto en práctica la orden de la juez de abrir los consulados y así lo había informado el pasado viernes por una resolución interna a todas las delegaciones diplomáticas de su país. Esta medida había sido solicitada por los querellantes en marzo pasado porque algunas víctimas se habían encontrado con que el consulado argentino en Madrid no les tomaba declaración.

“El Gobierno [argentino] hizo lo que le correspondía”, dice Darío Rivas, de 93 años, hijo de un alcalde de Castro de Rei (Lugo) represaliado del franquismo que ha presentado una denuncia en la ciudad en la que reside desde los ocho años, Buenos Aires. “La jueza está actuando como la faculta la justicia internacional. A España no le cae bien, ya sabemos los personajes que se oponen”, opinó Rivas, que también criticó el escrito de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, que esgrimió que los cuatro imputados están amparados en la Ley de Amnistía de 1977: “La amnistía no se puede oponer al juzgamiento de crímenes de lesa humanidad, que no prescriben. El fiscal quiere ser más que las leyes del mundo, es un franquista. Si prescribiesen, yo no hubiera podido haber hecho nada en Argentina. Esto es el resultado de 70 años de impunidad en España”, se quejó Rivas.

Uno de los abogados argentinos de las víctimas españolas, Máximo Castex, celebró la decisión del Gobierno de su país de abrir los consulados: “Se hace efectiva una posibilidad que venimos pidiendo, que se abran los consulados para recibir, como si el cónsul fuera un notario, las denuncias, que después se remiten a la juez. Es un nuevo canal para la presentación de las víctimas, para aquellas que no puedan viajar a Argentina. Otros preferirán presentarse cuando se haga la videoconferencia, que se suspendió en mayo. Con anterioridad a esta decisión del Ministerio de Exteriores, las víctimas se presentaban en el consulado en Madrid y no les recibían la denuncia”. En cuanto al escrito de la Fiscalía española, Castex dijo que desconocía si realmente existía, así como su contenido. “Primero hay que verlo y después emitir la opinión. Si llegan a esgrimir el argumento de que los delitos prescribieron, hay que decir que no es así porque son de lesa humanidad. Además, el fiscal puede opinar, pero no es el que decide si acepta o no la orden de detención. Eso lo hace el juez de allá”, explica el abogado argentino.

Víctimas del franquismo celebran que Argentina les abra sus consulados | Política | EL PAÍS

22/09/2013

Para a Folha, trabalho escravo é custo Brasil

Filed under: Inditex,Trabalho Escravo,Zara — Gilmar Crestani @ 8:44 am
Tags: ,

A Zara, do grupo espanhol Inditex, está envolvido com trabalho escravo em todo mundo. Basta botar o nome no google e pesquisar. Às favas com os pudores e a verdade, a Folha quer a Zara, mesmo com trabalho escravo. É inacreditável, mas até parece um texto pago pela Zara para que a Folha publique. É evidente que depois que se fica sabendo do expediente que a Zara usa para obter lucro, só quem é a favor de trabalho escravo continua comprado suas roupas. É a tal lei de mercado, enquanto houver compradores, haverá trabalho escravo na Zara.

Custo Brasil derruba modelo global da Zara

Burocracia, tributação e mão de obra são fatores que fazem empresa considerar país o mais difícil do mundo

Em reunião com investidores, diretor diz que realidade brasileira frustrou a expansão prevista no início

RAQUEL LANDIMDE SÃO PAULO

Admirada e citada no mundo todo como um modelo de eficiência na gestão de estoques e na logística, nem a Zara escapou do "custo Brasil".

A empresa teve que adaptar aqui seus processos que, no resto do planeta, atropelam a concorrência, renovando as prateleiras de 1.770 lojas duas vezes por semana.

Dentre os 86 países em que o grupo espanhol Inditex –o maior varejista têxtil do mundo– atua com a bandeira Zara, o Brasil é considerado o mais difícil. Pior até que a Argentina, conhecida por barreiras aos importados.

O desabafo foi feito por Mauro Friedrich, diretor de logística da Zara no Brasil, em uma reunião com cerca de 30 investidores qualificados num banco, em São Paulo, no início de junho.

A Folha conversou com alguns participantes e obteve um relato detalhado do encontro escrito por um deles. A Zara disse que "não comenta rumores de mercado" e não permitiu que Friedrich desse entrevista.

Na reunião, o executivo apontou como dificuldades a burocracia, a logística, a tributação e a mão de obra pouco qualificada. Ele disse ainda que as concorrentes que estão chegando ao país, como H&M e GAP, vão "penar" para abrir dez lojas.

A Zara desembarcou no Brasil em 1999 e vem crescendo mais devagar do que esperava. Em 14 anos, somou 41 lojas. Friedrich contou aos investidores que o plano era "50 lojas em três anos".

Em reportagens publicadas na época da inauguração da primeira loja, o então presidente da Zara no Brasil, Pedro Janot, declarou um objetivo mais modesto: 40 lojas em seis anos. Ainda assim, demorou mais que o dobro do tempo previsto.

CLASSE A

No Brasil, a Zara se tornou uma marca voltada para a classe A, o que reduz o número de clientes e de lojas. É o contrário do que acontece na Europa, onde atinge até as classes mais baixas.

Os impostos e a infraestrutura ruim elevam os custos no Brasil, onde a renda média é menor. Uma comparação entre os preços praticados aqui e na Espanha em peças básicas encontrou diferenças de 11% a 76%.

"O saldo da Zara no Brasil é positivo. A empresa roubou mercado das marcas premium, mas não se transformou numa marca de massa", diz Alberto Serrentino, sócio da consultoria GS&MD.

A Zara não divulga números por país. Os especialistas acreditam que a empresa está entre as dez maiores varejistas, mas longe das líderes C&A, Renner e Riachuelo.

A C&A é a única estrangeira do trio, mas chegou na década de 70, quando o mercado era fechado, e foi se "nacionalizando". São empresas acostumadas com as agruras do "custo Brasil".

"A Zara trouxe um modelo internacional e avalia o quanto vale a pena se adaptar", disse o consultor Maurício Morgado.

14/05/2013

Inditex y H&M pactan costear mejoras de seguridad en sus talleres de Bangladesh

Filed under: Inditex,Trabalho Escravo,Zara — Gilmar Crestani @ 9:26 am
Tags:

E a Zara… Um tênis de 600 reais feito por alguns cruzeiros. É a grife do trabalho escravo. Um casaco da moda leva no foro um punhado de sangue escravo. Mas é tudo gente de bem ou será gente de bens…

Inditex y H&M pactan costear mejoras de seguridad en sus talleres de Bangladesh

Los dos gigantes textiles se suman al acuerdo vinculante por la seguridad y contra los incendios

Naiara Galarraga Madrid 13 MAY 2013 – 21:28 CET150

Reuters – Live

Por el momento es un compromiso. Más adelante llegará la firma. Y después, lo esencial: la aplicación cotidiana de lo escrito. Tres de las grandes marcas textiles internacionales —la sueca H&M, la española Inditex y la holandesa C&A— anunciaron este lunes que firmarán un acuerdo vinculante para mejorar las penosas condiciones de seguridad de los talleres de Bangladesh que el último y gravísimo desastre ha colocado brutalmente en el centro del debate. La cifra de fallecidos ha alcanzado las 1.127 personas, según el último recuento.

El compromiso, promovido por dos sindicatos de ámbito mundial y una red de ONG, es fruto de unas negociaciones iniciadas hace meses —en las que participa buena parte del sector, incluidas las españolas El Corte Inglés y Mango— pero que se aceleraron muchísimo tras la última tragedia y las consiguientes exigencias de responsabilidad a las empresas contratantes, que obtienen grandes beneficios en parte gracias a los bajísimos costes laborales de Bangladesh. Paralelamente, miles de trabajadores del sector textil —vital para la economía de ese país asiático— se movilizan para exigir subidas salariales y el Gobierno ha anunciado que eliminará restricciones a que los trabajadores se organicen en sindicatos.

Los trabajadores de Bangladesh podrán sindicarse sin permiso del dueño de la empresa, anuncia el Gobierno

El pacto sobre seguridad y prevención de incendios implica someter los talleres a “inspecciones independientes de seguridad y difundir públicamente esos resultados, reparaciones obligatorias en las instalaciones y que costearán las empresas y [dar] un papel vital a los trabajadores y los sindicatos”, según detalló la nota de IndustriALL.

La primera en anunciar su compromiso fue H&M, la empresa que más compra al sector textil bangladesí. Inditex, fabricante de marcas como Zara, Bershka o Stradivarius, cosió en ese país el 6% de los 835 millones de prendas que produjo en 2011. La propietaria de Tommy Hilfiger y Calvin Klein, y la empresa Tchibo lo suscribieron hace meses.

El rescate toca a su fin

N. G.

Los equipos de rescate que trabajan entre las ruinas del edificio Rana Plaza están a punto de concluir la búsqueda. Tras haber recuperado 1.127 cadáveres, “las posibilidades de hallar más cadáveres es pequeña”, declaró uno de los responsables del rastreo, informa la británica BBC.

Este miércoles se cumplirán tres semanas del desplome de un edificio de ocho plantas —al menos tres construidas ilegalmente— donde unas 3.000 personas trabajaban pedaleando en sus máquinas de coser de sol a sol. “Nunca volveré a trabajar en un taller textil”, declaró este lunes a los periodistas Reshma Begum, la última superviviente localizada entre los escombros. Fue rescatada el viernes, 17 días después del derrumbe. La mujer, de 19 años, aunque parece una niña, declaró a la cadena británica: “Cuando me sacaron de allí ni siquiera estaba segura de cuánto tiempo había pasado”. El edificio en cuya segunda planta trabajaba Begum como costurera prácticamente ha desaparecido. Tras retirar toneladas de escombros, las grúas trabajan ya en lo que fue la planta baja. Durante la jornada del lunes no se halló ningún cadáver.

Varias manifestaciones han exigido la pena de muerte para Muhamad Sohel Rana, dueño del edificio, detenido días después del desastre.

IndustriALL, que representa a 50 millones de trabajadores en todo el mundo, declaró que las compañías firmantes “están marcando el camino a las otras marcas textiles globales”, a las que les animó a “hacer lo correcto en nombre de los más de 1.250 trabajadores textiles muertos en Bangladesh en los últimos seis meses”. Las tres empresas signatarias no están entre las que han admitido que fabricaban en el edificio siniestrado.

Los activistas como la red Ropa Limpia que batallan hace años para dignificar las condiciones en las que millones de personas cosen en países pobres por sueldos de miseria y en condiciones precarias (o directamente inseguras) consideran que un acuerdo colectivo como este es mucho más eficaz —y fácil de fiscalizar— que las soluciones individuales de cada compañía.

Todas las grandes marcas tienen desde hace años departamentos de responsabilidad social corporativa y someten sus talleres a auditorías sociales. Cada una lo hace a su modo. El caso es que varias de las fábricas siniestradas en los últimos años, incluida al menos una de las que alojaba en sus ocho plantas el edificio Rana Plaza en las afueras de la capital, habían superado auditorías sociales. Las empresas afectadas insistieron entonces en que sus controles abarcan las condiciones laborales pero no las infraestructuras.

Los códigos de conducta de las marcas incluyen el derecho a sindicarse y a la negociación colectiva, pero suele ser papel mojado. El Gobierno anunció el lunes que los trabajadores podrán asociarse sin el permiso de los propietarios de las empresas. Las autoridades han cerrado 18 talleres por inseguros y creado una comisión para subir el salario mínimo (29 euros al mes). Pero reclamar ese incremento en la calle es arriesgarse a perder el magro salario. La Asociación de Manufactureros y Exportadores del Textil cerró un centenar de fábricas y dejó sin paga a decenas de miles de personas para neutralizar unas protestas que, según ellos, se han vuelto violentas.

Inditex y H&M pactan costear mejoras de seguridad en sus talleres de Bangladesh | Internacional | EL PAÍS

14/04/2013

Zara e o segredo do sucesso, uma iniciativa na privada

Filed under: Trabalho Escravo,Zara — Gilmar Crestani @ 10:46 am
Tags:

 

Una ONG argentina denuncia a Zara por “uso de trabajo esclavo”

La de moda compañía de moda desea que se investigue a fondo cualquier sospecha de irregularidad en la cadena de producción del país suramericano

Alejandro Rebossio Buenos Aires 13 ABR 2013 – 02:33 CET14

Inditex, la dueña de la marca Zara, ha sido denunciada este jueves en Argentina por segunda vez en dos semanas por presunto uso de trabajo esclavo. La Fundación Alameda, que por su combate contra la explotación laboral siempre ha contado con la protección del papa Francisco, y el secretario de Derechos Humanos de una de las facciones de la Confederación General del Trabajo (CGT), Julio Piumato, presentaron su querella después de que un costurero se infiltrara en un taller que presuntamente hacía ropa para Inditex. La peronista CGT está dividida en tres y Piumato pertenece a una de las dos líneas antikirchneristas.

La empresa española, por su parte, expresó en un comunicado que “desea que se investigue a fondo cualquier sospecha de irregularidad en la cadena de producción argentina”. Inditex, propiedad de Amancio Ortega, el tercer millonario más rico del mundo, dijo que los 60 proveedores que tiene en el país sudamericano “son auditados periódicamente y en los últimos años se han realizado más de 300 auditorías certificadas en sus procesos”. También afirmó que “siempre ha manifestado la tolerancia cero ante una situación que atente contra la dignidad del trabajo” y añadió que “no hay nadie más interesado que la compañía en erradicar cualquier situación irregular de talleres en la cadena de producción, sea ésta propia o tercerizada”.

El costurista infiltrado, que trabaja en la cooperativa textil que tiene esa organización para trabajadores rescatados de la esclavitud, grabó con una cámara oculta las condiciones de trabajo. A finales de marzo, Alameda había denunciado que otros dos talleres esclavistas elaboraban indumentaria de la marca Zara. Los tres establecimientos se encuentran en Buenos Aires.

Alameda informó de que el costurero recolectó etiquetas de las marcas y facturas que demostrarían que el taller denunciado este jueves trabajaba para una sociedad, Karina Kannan SL, que a su vez es proveedora oficial de Inditex. “Kannan en realidad solo oficia de intermediario entre Zara y los talleres clandestinos donde terceriza la producción”, denunció Alameda, que también acusó de explotación laboral a otros diez talleres. La fundación, que comparte con el exarzobispo porteño Jorge Bergoglio su inquietud por la persistencia de la esclavitud en el siglo XXI, advirtió que Inditex tiene responsabilidad penal por “las condiciones de trabajo y las violaciones de los derechos humanos” de los talleres contratados indirectamente. La querella se presentó el mismo día en que la Policía Metropolitana de Buenos Aires descubrió cinco establecimientos donde era esclavizadas 45 personas.

“En el taller filmado se constatan las condiciones de total clandestinidad en la que trabajan, sin habilitación, herméticamente cerrado y en pésimas condiciones de higiene y seguridad donde incluso deambulan niños pequeños entre las máquinas y con una instalación eléctrica precaria”, denunció la Fundación Alameda. “Los costureros trabajan allí en su mayoría con cama adentro en agotadoras jornadas que van desde las 8 de la mañana hasta las 8 de la noche como mínimo, pero que suelen extenderse varias horas más. La paga miserable de 4 pesos (0,58 euros) por prenda terminadas está muy por debajo del convenio colectivo vigente”, añade Alameda, que también señala que los empleadores no pagaban las contribuciones a la Seguridad Social de los trabajadores, y habían contratado a inmigrantes que carecían de la llamada residencia precaria, necesaria para emplearse.

“En el vídeo se puede observar que el proveedor oficial de Zara suele visitar el taller y es consciente perfectamente de las condiciones pésimas de trabajo del mismo, razón por la cual no puede aducir sorpresa”, relata la Fundación Alameda. “Tampoco Zara puede sorprenderse de la situación porque encargaba decenas de miles de prendas a un proveedor oficial que solo contaba con 40 personas. Era obvio que esos volúmenes de producción se obtenían tercerizando la producción”, añadió la organización.

Inditex ya había enfrentado denuncias similares en Brasil. En 2001 llegó a un acuerdo con el Ministerio de Trabajo de ese país en el que se comprometía a acabar con las “precarias” condiciones de trabajo de sus proveedores y a invertir 1,4 millones de euros en acciones sociales.

Una ONG argentina denuncia a Zara por “uso de trabajo esclavo” | Economía | EL PAÍS

26/08/2012

A Zara é do Inditex

Filed under: Inditex,Lista Suja,Trabalho Escravo,Zara — Gilmar Crestani @ 11:04 am

A empresa privada que faz a cabeça de Ferreira Gullar.

Zara Brasil é suspensa de pacto por afrontar "lista suja"

Envolvida em flagrante de escravidão em 2011, grife foi punida por pregar a inconstitucionalidade do cadastro de empregadores mantido pelo governo

Por Maurício Hashizume

A grife de roupas e acessórios Zara, que foi implicada em caso de escravidão contemporânea flagrado na confecção de roupas da marca, está suspensa do Pacto Nacional pela Erradicação do Trabalho Escravo. O Comitê de Coordenação e Monitoramento da iniciativa, que reúne empresas comprometidas em agir contra a exploração de mão de obra escrava, decidiu pela suspensão da companhia têxtil espanhola em decorrência do posicionamento no sentido da inconstitucionalidade da "lista suja" do trabalho escravo, assumido pela mesma empresa em ação judicial apresentada à Justiça do Trabalho.

Flagrante de escravidão na confecção de roupas da Zara; clique na imagem para ver histórico

De acordo com comunicado assinado pelos membros do Comitê, o comportamento da Zara, ao colocar em xeque o cadastro de empregadores envolvidos em casos de trabalho escravo, "afronta" e "enseja a violação" dos princípios basilares e formadores do Pacto Nacional, que mantém atividades desde 2005. Ressalte-se que, mesmo após pedido prévio de esclarecimento, a empresa – que faz parte do grupo Inditex, com sede na Espanha, considerado o mais valioso conglomerado empresarial do setor têxtil em todo o mundo – informou que mantém inalterada a sua posição.
"A ´lista suja´ é uma referência internacional, inclusive citada em relatórios globais sobre o tema", comentou Luiz Machado, coordenador do Programa de Erradicação do Trabalho da Organização Internacional do Trabalho (OIT), órgão que integra o Comitê de Coordenação e Monitoramento do Pacto Nacional. "A suspensão [em vigor desde a última sexta (17)] não tira a importância de outras ações e investimentos de responsabilidade social que estão sendo realizadas no combate ao problema, que é muito grave". Além da OIT, fazem parte do Comitê o Instituto Ethos de Empresas e Responsabilidade Social, o Instituto Observatório Social (IOS) e a ONG Repórter Brasil.
A Zara tornou-se signatária do Pacto Nacional em novembro de 2011, ocasião em que também incentivou a adesão de 48 de suas fornecedoras. Desde que uma fiscalização coordenada pela Superintendência Regional do Trabalho e Emprego de São Paulo (SRTE/SP) encontrou 15 pessoas produzindo peças de vestuário da marca em condições análogas à escravidão em meados de 2011, a grife assinou um Termo de Ajustamento de Conduta (TAC) com o Ministério Público do Trabalho (MPT) e com o Ministério do Trabalho e Emprego (MTE) e vem anunciando uma série de medidas direcionadas ao enfrentamento do trabalho escravo. Acabou, porém, sendo punida por pregar no Judiciário a inconstitucionalidade de um instrumento considerado central nos esforços para a erradicação deste tipo de crime.
A Justiça do Trabalho concedeu liminar para que a Zara Brasil Ltda. não seja incluída na "lista suja" do trabalho escravo, mas, valendo-se do princípio da publicidade, negou o pedido para que o processo corra em segredo de Justiça. A ação, que contesta ainda os 48 autos de infração emitidos contra a empresa e a atuação dos auditores-fiscais do trabalho, corre na 3ª Vara do Trabalho de São Paulo (SP). Uma audiência relativa ao imbróglio judicial está marcada para o próximo dia 13 de setembro. 
Contactada pela Repórter Brasil, a Zara Brasil informou, por meio de sua assessoria de imprensa, que prefere não se pronunciar a respeito da suspensão por tempo indeterminado – que, segundo o Comitê, tem sua vigência "condicionada à existência e tramitação do processo e às eventuais decisões judiciais sobre os pedidos constantes da Ação Anulatória".
Responsabilidades
Em sua defesa, a Zara se sustenta basicamente em dois argumentos complementares. O primeiro deles é a de que a empresa espanhola não poderia ter sido autuada por submeter pessoas a condições análogas à escravidão, pois mantinha apenas uma relação comercial (compra e venda de produtos) com a fornecedora AHA. Esta última teria, para a Zara, decidido terceirizar a produção para oficinas de costura menores por sua própria conta e risco.
O segundo argumento é o de que, mesmo supostamente não tendo responsabilidade jurídica pelo ocorrido, a grife teria demonstrado reiterado compromisso com padrões de trabalho decente em sua cadeia produtiva, com ações concretas de responsabilidade social.
O argumento inicial é contestado frontalmente pela fiscalização trabalhista responsável pela libertação das 15 vítimas, realizada na capital paulista em meados de 2011. Na visão dos coordenadores da inspeção, não há dúvidas de que o esquema prestava-se exclusivamente "para encobrir o real empregador e esconder a alocação de trabalhadores em atividades permanentes e essenciais ao objeto do negócio da autuada [no caso, a Zara Brasil Ltda.] – atividade de confecção das peças que comercializava".
Os advogados da Zara sustentam que a AHA era uma empresa independente que produzia para outras marcas além da Zara. A auditoria da SRTE/SP constatou, no entanto, que as peças da grife correspondiam a 91% do total confeccionado pela AHA no período de três meses que antecederam a operação. E que, além da dependência econômica, não pairaram dúvidas acerca do gerenciamento da produção por parte da Zara. Entre os atos típicos de poder diretivo, os agentes ressaltaram "ordens verbais, fiscalização, controle, e-mails solicitando correção e adequação das peças, controle de qualidade, reuniões de desenvolvimento, cobrança de prazos de entrega etc." No entendimento da SRTE/SP, portanto, a Zara constitui "pessoa jurídica que de fato dirige o processo produtivo e se beneficia dessa mão de obra".
Em adição, a Zara busca sublinhar, em seu segundo argumento, a sua conduta "socialmente responsável" perante a Justiça. Para tanto, apresenta uma série de ações, como a própria adesão ao Pacto Nacional, a assinatura do TAC (dos R$ 3,4 milhões de indenização por dano moral coletivo acordados, a empresa alega já ter desembolsado pelo menos R$ 1,3 milhão), parcerias com entidades da sociedade civil e a realização de centenas de auditorias completas (como parte do monitoramento do Código de Conduta imposto a parceiros comerciais) após a repercussão internacional gerada pela divulgação do caso de trabalho escravo contemporâneo.
Monitoramento
Ocorre que levantamento realizado pela Repórter Brasil com base em informações divulgadas em relatórios anuais do grupo Inditex revela uma contradição relacionada às auditorias do Código de Conduta. Em matéria publicada na sequência do polêmico episódio de escravidão, chamou-se a atenção para o fato de que somente nove auditorias iniciais foram promovidas em toda a cadeia produtiva brasileira a pedido da Zara no ano de 2010. Não foi possível obter detalhes sobre essas averiguações junto à grife. Em posição inicial encaminhada à reportagem, a companhia alegou apenas que "a base fixa de fornecedores atende a níveis de qualidade tanto no que se refere a seus produtos, quanto às condições em que são fabricados, como revela nosso sistema de auditoria regular" e que 75% dos fornecedores vinham obtendo as qualificações máximas no monitoramento.
Questionada a respeito de possíveis auditorias prévias à fiscalização com foco na AHA, a Zara tem optado pelo silêncio. Em duas ocasiões, porém, deixou escapar que a confecção vinha trabalhando com a grife "há muito tempo" (Regiane Machado, diretora de compras da Zara Brasil) e detinha "muito boa fama" (Jesus Echevarría, diretor global de comunicação da Inditex). A informação a respeito de possíveis visitas da Zara à AHA antes do flagrante é crucial, pois evidencia o nível de "compromisso" da empresa com sua cadeia produtiva: se esteve na fornecedora, seria importante que abrisse os resultados da checagem; se não esteve, é preciso justificar por qual motivo não o fez, já que a AHA era a principal fornecedora de tecidos planos da Zara Brasil.
A comparação dos dados de 2010 com os 2011 também é reveladora. Em contraste com as parcas nove auditorias (todas elas iniciais, ou seja, nenhuma delas de acompanhamento) executadas em 2010, a Inditex/Zara patrocinou 439 auditorias em 2011 – 67 iniciais, 14 de acompanhamento e nada menos que 358 "especiais" -, em grande mobilização que envolveu equipes próprias internas e três consultorias externas contratadas (SGS, Intertek e Apcer). 
Enquanto houve uma média de uma auditoria a cada 40 dias em 2010; em 2011, foram uma média de cinco auditorias a cada quatro dias, isto é, mais de uma auditoria por dia. Chamada a responder sobre a disparidade do volume de monitoramentos entre os dois anos, a Zara escolheu mais uma vez o silêncio. Permanece, portanto, a dúvida: como uma empresa tão empenhada em fazer valer o seu Código de Conduta realiza tão raras auditorias anuais, por menor que seja a amostragem, em um universo (cadeia produtiva da marca no Brasil) que comporta até 48,77 vezes mais verificações?
Outra explicação pedida pela Repórter Brasil que não obteve resposta da Zara diz respeito ao Disque-Denúncia (0800-7709242), mais uma medida implementada após a ampla divulgação do caso de escravidão. O número de telefone está ativo, mas a reportagem identificou vários problemas com o serviço. O atendimento não está devidamente preparado para receber possíveis denúncias de forma efetiva e segura: não há, por exemplo, a opção para coleta de informações em espanhol e prevalece a confusão quanto às formas de encaminhamento das denúncias. A empresa não quis confirmar sequer o número de casos colhidos e repassados pelo serviço e nem ofereceu mais detalhes sobre os procedimentos que estão sendo utilizados.
Leia também:
Acordo entre Zara e MPT descarta dano moral coletivo 
Zara recusa acordo com Ministério Público do Trabalho

Cobranças públicas dirigidas à grife Zara são intensificadas
Após desculpas, Zara anuncia "acordos" ainda não fechados
Zara não comparece à Assembleia Legislativa; CPI é defendida
Fabricantes da Zara não foram revisitados por auditorias em 2010
Roupas da Zara são fabricadas com mão de obra escrava

Repórter Brasil ::. Zara Brasil é suspensa de pacto por afrontar "lista suja"

16/08/2012

De onde vem o lucro das grandes privadas?

Filed under: Inditex,Trabalho Escravo,Trabalho Infantil,Zara — Gilmar Crestani @ 7:30 am

O jornal El País não se conteve com os lucros da Inditex e fez uma homenagem ao Capitão-de-mato: Trabalho escravo na Zara e Inditex ganha homenagem do El País.

Trabalho escravo e a promessa de Dilma

Por Leonardo Sakamoto, em seu blog:

A Zara obteve uma decisão judicial provisória para não ser incluída na “lista suja” do trabalho escravo. A empresa foi responsabilizada pelo Ministério do Trabalho e Emprego por conta de um resgate de trabalhadores em uma oficina que produzia roupas para ela no ano passado. A Advocacia Geral da União está recorrendo da decisão.

A MRV Engenharia foi incluída na “lista suja” do trabalho escravo por conta da libertação de 68 trabalhadores de duas de suas obras em Americana e Bauru, interior de São Paulo, e de mais 11 sob a responsabilidade da Prime Incorporações, em Aparecida de Goiânia (GO) – que pertence ao seu grupo. A empresa tentou uma liminar para sair da lista, mas a Justiça do Trabalho da 10a Região negou-a.
Ambas as empresas devem bater na porta do governo federal para pedir um acordo semelhante ao que beneficiou à gigante do açúcar e álcool Cosan, que não retornou para a “lista suja”, na qual havia sido inserida. O acordo foi concebido durante o governo Lula a pedido do próprio Palácio do Planalto. Na época, o então ministro-chefe da Secretaria de Direitos Humanos da Presidência da República, Paulo Vannuchi, e o ministro do Trabalho e Emprego, Carlos Lupi, foram contra o “perdão”. Mas Luís Inácio Adams, à frente da AGU, manteve o acerto. Pegava mal para o Planalto, que se empenhara em organizar o Compromisso Nacional para Aperfeiçoar as Condições de Trabalho na Cana-de-Açúcar, visando promover a imagem do etanol dentro e fora do país, ter a maior empresa nacional do setor em uma lista de escravagistas.
Contudo, a pressão da imprensa e da sociedade civil por conta desse acordão foi tão forte que levou Dilma Rousseff a ordenar que nenhum outro fosse costurado sob o seu governo. Em 2011, José Lopez Feijóo, assessor da secretaria geral da Presidência da República, hoje encabeçada pelo ministro Gilberto Carvalho, em reunião com a Comissão Nacional para a Erradicação do Trabalho Escravo e a ministra Maria do Rosário, da Secretaria de Direitos Humanos, trouxe a garantia disso da própria Dilma Rousseff.
Com exceção do caso Cosan, a Advocacia Geral da União tem sido célere e competente em defender a “lista suja” diante de ações judiciais que tentam minar um dos principais instrumentos de combate ao trabalho escravo, usada para cortar relações comerciais e financiamentos públicos e privados. E, até onde pude verificar, não há disposição da AGU em aceitar novos acordos.
Toda empresa tem o direito de entrar na Justiça caso se sinta prejudicada em uma fiscalização. Cabe ao Poder Judiciário decidir e ao governo federal defender suas ações. Quando o governo deixa de exercer o papel a que está incumbido, abrindo mão de seus instrumentos de controle, fica a dúvida: por que?
Nas próximas semanas, saberemos se Dilma manteve o seu compromisso de não permitir acordos, mesmo com pressões crescentes de setores, como a construção civil, o sucroalcooleiro e o têxtil. Que, vez ou outra, batem nas portas do Ministério do Trabalho e Emprego, através de refinados advogados que pedem a exclusão de nomes da lista – isso quando a solicitação não vem na forma de fogo-amigo. Ou se resolveu agradar as empresas.
Escravos foram encontrados em obras do Minha Casa, Minha Vida, do Luz para Todos e do Programa de Aceleração do Crescimento. Considerando que há dúvidas se o Compromisso Nacional para Aperfeiçoar as Condições de Trabalho na Indústria da Construção, lançado pelo governo neste ano, será capaz de melhorar a qualidade de vida do trabalhador, o caminho deveria ser fortalecer as ações de fiscalização e de transparência (como a “lista suja”) e não o contrário.

Altamiro Borges: Trabalho escravo e a promessa de Dilma

13/08/2012

Trabalho escravo na Zara e Inditex ganha homenagem do El País

Filed under: Inditex,Trabalho Escravo,Zara — Gilmar Crestani @ 9:26 am

 

El éxito del sastre global

Inditex ha triplicado su valor con la crisis y ha colocado a su creador, Amancio Ortega,

entre los tres más ricos del mundo. La empresa nada a contracorriente batiendo récords

Luis Gómez 12 AGO 2012 – 00:00 CET649

Amancio Ortega, propietario de Inditex / XOSE CASTRO (LA VOZ DE GALICIA)

Hace casi año y medio, la prensa gallega dio cuenta de la visita de Amancio Ortega a un centro comercial de las afueras de A Coruña, conocido como Marineda City. Allí recorrió durante algunas horas las tiendas del grupo Inditex (también podría decirse “sus tiendas”) con toda naturalidad, tanto es así que aprovechó a mediodía para tomarse en un bar cercano un sándwich vegetal, una cerveza y un café con sacarina, un almuerzo que les pareció austero a los cronistas, tratándose en ese momento de quien era el octavo hombre más rico del mundo. Lo que nadie sabía entonces (abril de 2011) es que la visita de Amancio Ortega tenía otro propósito. El jefe quería ver en vivo y en directo cómo era y cómo funcionaba el nuevo concepto de tienda que estaba preparando Zara y que un año después inauguraría a bombo y platillo en la 5ª Avenida de Nueva York.

Esa forma de actuar es muy de la casa, muy de Ortega y, en el fondo, muy de quien trabaja con Ortega. En la sede central de Arteixo predomina la naturalidad y la discreción, pero también la opacidad. No es que Inditex guarde muchos secretos a estas alturas de la vida tratándose de una de las compañías más estudiadas en las grandes escuelas de negocio, pero sí que conserva la habilidad para divulgar exactamente lo que quiere que se difunda y, en muchas ocasiones, en el tono que más le conviene. Para ser una compañía que no utiliza la publicidad (desde luego, no paga por ella), pero que está en boca de medio mundo, es un éxito impagable. Aquella tienda en Marineda City era, en definitiva, un experimento de laboratorio. Nadie lo supo hasta que convino saberlo. Nadie se percató de que aquella tienda era diferente. ¿Y por qué Marineda City en A Coruña y no cualquier otra? Por una razón muy sencilla: porque era la más próxima a la sede social, la que está en el camino entre Arteixo y A Coruña, donde viven Amancio Ortega, Pablo Isla y los ejecutivos de la empresa. Política de costes se llama eso, una de las claves del éxito imparable de Inditex.

Un año y medio después, el 15 de abril de 2012, Inditex invitó a un grupo de periodistas de todo el mundo para inaugurar su nueva tienda Zara en Nueva York, en el 666 de la 5ª Avenida. Los periodistas dieron cuenta de un nuevo concepto de establecimiento que calificaron casi unánimemente como una “boutique de boutiques”. Con mejor o peor literatura fueron explicando las virtudes de un escenario neutro con grises, blancos, espacios y contenidos, luces y sombras creado para impresionar a los futuros clientes y hacerles comprar. Otro dato no pasó inadvertido: Inditex había adquirido el local por 247 millones de euros. Según los analistas, Inditex parecía romper así su costumbre de alquilar locales. ¿Un capricho de multinacional o una medida estratégica? “La compra de los mejores locales en las mejores calles de las mejores ciudades significa adquirir un patrimonio que se revaloriza un 30% cuando, en estos momentos, en el mercado inmobiliario muchos locales caen un 30%”, explica un experto.

En la inauguración mundial no estuvo presente Amancio Ortega, como en él es habitual. En esas fechas era el quinto hombre más rico del mundo. Esta semana, la agencia de noticias económicas Bloomberg proclama a Ortega como uno de los tres más ricos del planeta con 37.500 millones. Supera a un mago de las finanzas (Warren Buffet) y a otro tendero como él, Ingvar Kampad (dueño de IKEA). Es posible que Bill Gates y Carlos Slim, los dos primeros de la lista, le queden todavía un poco lejos, pero dentro de lo anecdótico que pueda ser este juego de cifras con los millonarios del momento, lo cierto es que la figura de Amancio Ortega ilustra un fenómeno que no acaba de sorprender, de contradecir a los analistas y de resultar inimitable 37 años después del nacimiento de la compañía.

La empresa está volviendo a producir

en Turquia y Portugal porque son países mucho más baratos

Son muchos los autores que han tratado de desmenuzar las claves del éxito de Inditex (o de Zara, su marca emblemática, responsable de casi el 70% de la facturación del grupo), una multinacional que ha navegado como nadie en medio de la tormenta económica mundial, al contrario de lo que le ha sucedido a sus competidores. Tratándose de una firma con sede en España no parece que la coyuntura nacional le haya afectado: los datos del primer trimestre de 2012 señalan unos beneficios un 30% superiores al mismo periodo de 2011. El descalabro de la Bolsa española, donde cotizan las acciones de Inditex, no ha afectado a la compañía, que ha triplicado su valor bursátil durante los años de la crisis y que, ahora mismo, es la empresa española de mayor valor, superando a Telefónica y a los dos grandes bancos, Santander y BBVA. Para remate, el número de tiendas no deja de crecer y parece seguir un promedio perfecto: 1.000 tiendas cada cuatro años, haya o no crisis. Así, en 2006 se inauguró en Valencia la número 3.000, la 4.000 se abrió en Tokio en 2008, Roma brindó por la número 5.000 en 2010. Y la tienda 6.000 llegará inexorablemente a finales de este año. ¿Dónde? Hay argumentos que apuntan hacia China, aunque solo sea por cálculo de probabilidades.

China. Es cierto que Inditex ha abierto 300 tiendas en China en los últimos años. Es cierto que fabrica en China, pero en contra de lo que muchos opinan (que China es la tabla de salvación para momentos de crisis), hay datos que permiten afirmar que Inditex está abandonando el país asiático (ya no es tan barato fabricar allí) y optando por un regreso a lugares más próximos como África, Turquía e incluso Portugal. Es decir, cuando unos todavía van, Inditex ya está volviendo. Y esa es una de las verdaderas claves del éxito: la velocidad de respuesta.

“Inditex es el modelo más resistente de todos los que existen”, explica el profesor José Luis Nueno, del IESE, autor de uno de los casos de estudio sobre Inditex para escuelas de negocio. El suyo se titula Zara: moda rápida, mientras prepara otro estudio que será una proyección de lo que puede ser Inditex dentro de cinco años y facture los 30.000 millones de euros (algo así como Zara 30.000). “Desde luego, todos han tratado de imitar su modelo, algunos llegan a un 10% o un 20%, pero nadie lo consigue plenamente. Nadie es capaz de hacer lo que ellos hacen y de la forma que lo hacen”.

Hacer ropa bonita a buen precio para clases medias convergentes. Así definen los expertos la moda que fabrica el grupo, que es lo mismo que afirmar que visten a las clases medias y bajas en algunos sitios y a la clase alta en otros. Pero ese concepto global de la moda no lo hace solo Inditex. Lo hacen otras marcas. Mencionar la capacidad de sus diseñadores para captar las tendencias, para inspirarse en todo lo que aparezca por cualquier calle de cualquier gran ciudad, no es ya un mérito exclusivo de Zara y sus marcas compañeras de viaje. Ojear el mercado, copiar lo que sale en las pasarelas, lo hacen otras multinacionales. Durante mucho tiempo ha persistido la leyenda de que el mérito estaba en los departamentos de diseño de la empresa, (poco menos que vedados a la visita de la prensa), donde trabajaban cientos de jóvenes y desconocidos talentos formados en la casa. Se ha dado el caso de que otras firmas han fichado a algunos de estos especialistas a golpe de talonario. Como si adquiriendo esos talentos importaran una parte de los secretos de Inditex. Lo hizo Sfera, una marca de El Corte Inglés, que fichó a un buen puñado de diseñadores de Zara. Lo ha hecho Pepe Jeans. Lo hacen otras compañías. Fichan como quien contrata a una estrella deportiva. Pero la distancia permanece.

Sigue existiendo una leyenda urbana según la cual si en una ciudad anuncian lluvia, habrá paraguas en las tiendas de Zara. Esta metáfora viene a corroborar la verdadera esencia del negocio. Inditex crea moda, pero sobre todo es una industria eficaz. Hay una capacidad de respuesta muy rápida entre la toma de decisiones y su ejecución. Y ello es consecuencia de un proceso industrial muy avanzado, una logística impresionante con un alto nivel tecnológico. “En eso son unos cracks”, señala Nueno. Conocidas son las espectaculares cifras de una compañía que fabrica 840 millones de prendas cada año, repartidas en un total de cerca de 40.000 referencias. Nadie alcanza una cifra parecida. Fabrica al mismo tiempo ropa de invierno y de verano, ropa para mujeres y hombres, para adolescentes y adultos, para niños, para chinos y americanos, para lugares donde se reponen con mayor frecuencia las tallas S y M o lugares donde las que más se renuevan son la L y la XL. Inditex es la gran tienda global. Pero todo eso es de sobra conocido. Lo verdaderamente sorprendente es cómo siguen siendo capaces de adaptarse con rapidez a las circunstancias. ¿Qué pasa si una camiseta no se vende? Lo saben al momento. La retiran. La reciclan. Nada se desprecia en Inditex. “Se le pone una letra, se cambia de color y vuelve a las tiendas”, dice un ejecutivo de la empresa. ¿Qué pasa cuando alguien pone una denuncia por copia? “La prenda se retira al momento, no hay discusión. Hay otras 40.000 donde elegir”. Lo importante es no tener almacén. Muy sencillo: vender todo lo que se fabrica.

“Si una camiseta no se vende se cambia de color, se pone una letra y vuelve a las tiendas”, dice un ejecutivo

Es una empresa española. ¿Cómo una empresa radicada en España, donde tiene su logística (ocho plataformas y una novena en construcción en Guadalajara), además de 1.900 tiendas, consigue ese nivel de beneficios en los últimos años en un país donde ha caído el consumo y parece al borde del rescate financiero? De nuevo, la capacidad de reflejos de Inditex explica el aparente milagro. Inditex casi no abre tiendas en España, prácticamente las abre fuera. Incluso las ha cerrado. Se armó un gran revuelo en Bilbao por el cierre de una tienda Zara en la Gran Vía, donde ya había otras dos. Sin embargo, la cifra es irrelevante en términos relativos y absolutos. Y a pesar de todo, la compañía ha mantenido su cifra de ventas, con un comedido incremento del 1% en 2011, un año en el que todos sus competidores han caído. Otra característica del grupo: no utiliza la marca España. En muchos países, los clientes no asocian Zara a España.

Inditex no vende la misma ropa en todo el mundo. En EEUU presentará prendas muy al gusto americano

Así, cuando en 2009 los analistas anunciaron que Inditex experimentaría sus primeros problemas en un mundo en crisis, la empresa comenzó a tomar decisiones con la cautela que le caracteriza. No se quedó quieta. Un alto empleado de la firma recuerda algunas medidas: “Hubo un momento en el que se pusieron en marcha más prendas básicas que antes y comenzó a hacerse especial hincapié en la atención al cliente en las tiendas. Antes los empleados se limitaban a doblar la ropa. Ahora debían atender al cliente. Nadie se debe ir sin comprar algo”. Los básicos tienen una ventaja, son más baratos. Inditex estaba bajando precios sin decirlo.

La compañía siguió su camino en medio del estallido de la burbuja y de las convulsiones en los mercados. Siguió abriendo tiendas, pero modificando posiblemente el mapa de las inauguraciones, optando por hacerlo en países emergentes. Es una ventaja de actuar en un mundo global.

Y como si nada le afectara, presenta un nuevo concepto de tienda Zara en Nueva York, que significa multiplicar esas modificaciones en centenares de tiendas. Anuncia también nuevas inversiones. ¿Cuál puede ser una de las ventajas de la transformación de las tiendas Zara? Un alto empleado apunta dos ventajas: “Aunque parezca mentira, cabe más ropa si está colgada que si está expuesta en una mesa”. Dos, un escaparate minimalista. ¿Qué es un escaparate minimalista, sin casi contenido, además de un concepto estético? Un escaparate más barato. “Algunos escaparatistas estamos preocupados”, señala uno de ellos: “Si eso es una tendencia general, posiblemente necesiten menos escaparatistas en un futuro”.

En medio de la crisis, Amancio Ortega anunció que dejaba el mando de la empresa a Pablo Isla, que pasaba a convertirse en presidente de Inditex. Anunciaba su sucesor y despejaba todas las dudas respecto al papel que desempeñaría su hija Marta, separaba la propiedad de la gestión. Hubo analistas que entendieron que no era el momento propicio para anunciar una sucesión, pero la decisión estaba tomada. No se sabía demasiado sobre Pablo Isla, un hombre muy de la casa, un ejecutivo de perfil bajo, como el de Amancio Ortega. Isla no concede entrevistas. Apenas se le puede escuchar una vez al año, cuando se dirige a los accionistas en la junta general. Hay expertos que opinan que Pablo Isla está detrás de la entrada de Inditex en la venta en la Red y de la adquisición de inmuebles como el de la 5ª Avenida de Nueva York.

Las decisiones se toman. Y se ejecutan con rapidez. Por ejemplo, Massimo Dutti está en plena fase de entrada en Estados Unidos. Allí se presentará con ropa muy para los americanos, que competirá con la que hacen sus grandes marcas. Esa ropa no se verá en España, lo que rompe la idea (equivocada) de que Inditex vende lo mismo en todo el mundo. Paralelamente, hay otras órdenes para el personal de Massimo Dutti en la sede central de Barcelona que deben ser ejecutadas a primeros de septiembre: debe predominar el rojo en los escaparates y todo debe estar masticado: “Si hace calor no debe de haber un abrigo en el escaparate, como se hacía antes”, explica un empleado. “No hay que arriesgar”. ¿Por qué el rojo? “Son tendencias. Lo anuncia la portada de Vogue”, explican en Dutti.

Inditex seguirá creciendo. Los próximos datos llegarán en septiembre. No parece haber dudas de que seguirán siendo buenos. Y Amancio Ortega seguirá siendo más rico, ahora que está aparentemente retirado, aunque siga apareciendo por la sede central en Arteixo, siga pasando horas en el área de diseño de Zara mujer, su rincón favorito en la compañía, o continúe almorzando en el comedor de empleados. El tercer hombre más rico del mundo seguirá sin conceder una entrevista, sin explicar cómo concibió un modelo que, a fuerza de ser estudiado, sigue siendo inimitable 37 años después.

Las inversiones sociales, de la innovación a lo clásico

Xosé Manuel Pereira

Las próximas escuelas de infantil en Galicia las pagará de su bolsillo Amancio Ortega, o mejor dicho, la fundación que preside y lleva su nombre. Serán nueve centros que costarán 11 millones de euros e incrementarán la oferta pública para niños menores de tres años en un 5%. No es muy corriente que una entidad privada costee equipamientos que después dona a la Administración. Más bien suele suceder a la inversa, pero Ortega siempre ha hecho las cosas a su manera.

Cuando Zara ya era Zara, Amancio Ortega parecía un empresario tan retraído como Howard Hughes al final de su vida, pero cualquier fotógrafo podría haberlo retratado en los sitios que frecuentaba, como el Club Financiero Atlántico o en su localidad del estadio de Riazor. Eran los medios los que respetaban su deseo de privacidad (aunque prácticamente no invirtiese en publicidad). Ahora que es la tercera fortuna del mundo es completamente accesible a cualquier persona, con cámara o sin ella, que asista a un acto ecuestre en su Centro Hípico de Casas Novas.

La Fundación Amancio Ortega ha experimentado una transformación similar. Nació en 2001 de forma casi anónima, aunque con una dotación nada tímida de 60 millones de euros. Su primer proyecto, Ponte dos Brozos, trataba de introducir las nuevas tecnologías en los primeros tramos de la enseñanza pública, de infantil a secundaria, “como un medio educativo y un instrumento de modernización pedagógica, no como una disciplina”, decía el entonces director de la fundación, Felipe Gómez-Pallete. Dos años después, en el colegio Ponte dos Brozos de Arteixo, en las aulas de 1º y 2º de primaria había ordenadores, en las de 3º y 4º se usaba “tecnología de transición” —unos teclados autónomos con memoria y una pequeña pantalla, llamados alphasmart—, y los alumnos de 5º y 6º usaban portátiles y una pizarra digital interactiva. Estamos hablando de 2004.

Desde aquellos tiempos en que investigaba la innovación pedagógica en unas aulas experimentales denominadas P4, construidas en las naves de Arteixo igual que las tiendas —o incluso cuando realizó una donación de seis millones de euros a los afectados por la marea negra del Prestige que no tuvo fácil localizar a sus destinatarios finales—, la Fundación Amancio Ortega ha mantenido un perfil discreto. Su página web roza lo zen. Aquel proyecto Ponte dos Brozos se ha convertido en Aula PdB, una plataforma de profesores interesados en la innovación educativa, al que acompañan un par de programas pedagógicos más y un proyecto formativo en Tanzania. Pero ahora, con la imagen de la vicepresidenta de la fundación, la esposa de Ortega, Flora Pérez Marcote, los que ocupan los titulares son los proyectos asistenciales. La sede central de Proyecto Hombre en Santiago, que supuso una inversión superior a los 7 millones, o la nueva residencia asistencial Padre Rubinos de A Coruña, que cuesta 25 millones.

Al final se impone lo clásico.

El éxito del sastre global | Economía | EL PAÍS

07/08/2012

O que MRV, Zara e Cosan têm em comum?

Filed under: COSAN,MRV,Trabalho Escravo,Zara — Gilmar Crestani @ 8:26 am

Eu respondo: são privadas! E é por isso que vivem atacando o serviço público.

publicada segunda-feira, 06/08/2012 às 08:46 e atualizada segunda-feira, 06/08/2012 às 08:46

Por Leonardo Sakamoto, no Blog do Sakamoto

Nesta terça (31), a empresa MRV Engenharia foi incluída na “lista suja” do trabalho escravo – cadastro mantido pelo Ministério do Trabalho e Emprego e pela Secretaria de Direitos Humanos da Presidência da República – por conta de resgates de trabalhadores em obras sob sua responsabilidade. Às 10h18 desta quarta (01), as ações da MRV chegaram a cair 6,18% na Bolsa de Valores de São Paulo, recuperaram-se um pouco e fecharam em queda de 3,86%.

No dia 16 de agosto de 2011, veio à público o resgate de trabalhadores em condições de escravidão contemporânea em oficinas de costura que forneciam para a Zara. A repercussão cruzou o Atlântico e, no dia 19 de agosto, as ações da espanhola Inditex, dona da Zara e de outras marcas de roupas, fecharam com uma queda de 3,72% na Bolsa de Madri. As ações chegaram a recuar mais de 4% ao longo do dia.

No dia 31 de dezembro de 2009, a Cosan, gigante do açúcar e álcool, foi inserida na “lista suja” por conta de trabalho análogo ao de escravo relacionado à sua unidade de Igarapava (SP). Após o feriado, as ações da empresa caíram nas bolsas. Por exemplo, sem contar quedas de outros dias, no dia 7 de janeiro, as ações tiveram desvalorização de 5,32% na Bovespa e os American Depositary Receipts da Cosan Limited caíram 3,46% na Bolsa de Nova Iorque. O Banco Nacional de Desenvolvimento Econômico e Social decidiu suspender, em caráter preventivo, “todas as operações com a empresa” até que ela saísse da lista. O Wal-Mart, entre outros mercados, divulgaram a suspensão de todas as compras de açúcar União e Da Barra.

A “lista suja” tem sido um dos principais instrumentos no combate a esse crime, através da pressão da opinião pública e da repressão econômica. Após a inclusão do infrator, instituições financeiras suspendem a contratação de financiamentos e o acesso ao crédito e empresas bloqueiam relações comerciais.

O que as três empresas têm em comum? Além de serem grandes (a Cosan, até o acordo com a Shell, era considerada a maior empresa de açúcar e álcool do mundo; a Inditex é uma das maiores empresas de vestuário do planeta; a MRV é a companhia de construção com o maior lucro das Américas no ano passado), todas sofreram com a reação do mercado por conta do envolvimento de seus nomes em casos de trabalho escravo contemporâneo. Porque o mercado é bom e quer proteger trabalhadores? Não, a questão não é moral, e sim de negócios. Percepção de risco ao investimento é a ideia.

O maior impacto real nesses casos não é a perda de consumidores devido a boicotes, porque a memória da população é feito fogo de palha, mas o temor de que investir em determinada empresa seja arriscado. Considerando que a) bancos públicos e privados, além de outras companhias, têm atuado para restringir os negócios com quem apresenta esse tipo de problema por conta de acordos empresariais ou pela ação direta do Conselho Monetário Nacional; b) processos na Justiça por trabalho escravo têm alcançado somas milionárias; c) informações sobre o envolvimento em trabalho escravo são usadas, justa ou injustamente, para restrições comerciais internacionais; d) é lento o processo de construção de reputações de marcas e rápido o de destruí-las, não falta quem não queira correr esse risco.

E mesmo que essas quedas nas bolsas de valores, registradas acima, tenham desaparecido nos dias seguintes ao ocorrido, elas funcionam como um alerta para a empresa e para o setor em que está inserida. Há quem use isso para se aprimorar e operar dentro da lei, outros para desenvolver formas de mascarar melhor o problema.

Vira e mexe aparece alguém que chama de “comunista” os jornalistas que divulgam casos de trabalho escravo contemporâneo e suas repercussões. Dizem que isso é um desfavor à economia brasileira. Acho graça. Pois, que eu saiba, o capitalismo depende do livre acesso às informações para que decisões de negócios sejam tomadas considerando-se todas as variáveis possíveis. Pena que, por aqui, tanta gente tenha medo da transparência e de operar dentro das regras do jogo.

O que MRV, Zara e Cosan têm em comum? – Escrevinhador

14/06/2012

Amancio Ortega ou os lucros do trabalho escravo

Filed under: Amancio Ortega,Trabalho Escravo,Zara — Gilmar Crestani @ 9:35 am

Nestas horas só contam as cifras, não como se chegou a elas. Recentemente, a Zara foi pega praticando trabalho escravo. No Brasil.

Amancio Ortega, el hombre más rico de Europa y el cuarto del mundo, según Bloomberg

EFE  |  Publicado: 14/06/2012 10:34 Actualizado: 14/06/2012 11:47

Amancio Ortega

El empresario español Amancio Ortega es el hombre más rico de Europa y el cuarto del mundo, según el índice de millonarios que elabora diariamente la agencia Bloomberg, especializada en información económica, actualizado a 13 de junio.

La agencia atribuye al propietario del grupo textil Inditex una fortuna de 39.500 millones de dólares (31.400 millones de eruos), que le coloca al frente de los millonarios europeos por delante del sueco Ingvar Kamprad, fundador de la cadena Ikea, con 37.200 millones, y del francés Bernard Arnault, dueño de la firma de artículos de lujo Louis Vuitton Moët Hennessy, al que adjudica 22.700 millones de dólares.

En la clasificación mundial, el índice Bloomberg mantiene al frente al empresario mexicano Carlos Slim -65.400 millones de dólares-, seguido del estadounidense Bill Gates, cofundador de Microsoft, con 59.700 millones, y de Warren Buffett, al que adjudica 45.000 millones, con Amancio Ortega en el cuarto lugar.

Amancio Ortega, el hombre más rico de Europa y el cuarto del mundo, según Bloomberg

03/05/2012

Juan Árias esqueceu de falar da Zara e da CPI da Veja

Filed under: Corrupção,Juan Árias,Nacionalismo,REPSOL,Zara — Gilmar Crestani @ 7:40 am

Ademais, a fonte do inacreditável estafeta das grandes empresas é nada mais nada menos que Miriam Leitão. Novamente, esquece de falar da corrupção que assola os grupos mafiomidiáticos brasileiros, exatamente uma de suas principais fontes. Zara, como todos sabemos, é uma empresa espanhola que mantém intacto costume do século XVI, o trabalho escravo. Em nenhum momento fala de como a Espanha trata os brasileiros e outros latino-americanos. Infelizmente, trata melhor o Brasil as empresas espanholas do que a Espanha os brasileiros que por lá aportam. Fala como se o nacionalismo fosse pior do que o trabalho escravo. Vindo de Juan Árias, faz sentido.

Brasil no caerá en esa tentación

Por: Juan Arias | 03 de mayo de 2012

El príncipe Felipe y Diloma Rousseff
Tras los casos de Repsol en Argentina y Red Eléctrica en Bolivia, algunos empresarios españoles se preguntan si también Brasil caerá en la esa tentación de expropiar las empresas extranjeras. Si Brasil se dejará contagiar por sus vecinos.

Es cierto que existen aún resabios nacionalistas y populistas en algunas franjas de la izquierda brasileña, incluso dentro del Partido de los Trabajadores (PT) que es el partido del gobierno, de Lula y de Dilma.

Sin embargo, de no cambiar mucho las cosas, hoy por hoy, no existe el más mínimo peligro de nacionalizar empresas del exterior, ni de que el gobierno brasileño siga las huellas de Argentina, Venezuela, Bolivia o Ecuador.

Cuando Argentina expropió a Repsol, del Ministerio de Asuntos Exteriores de  Brasil salió sólo una nota muy diplomática recordando que los gobiernos son soberanos en sus decisiones, pero sin entrar en pormenores y menos en abierta defensa del hecho.

Más aún, tanto Lula como Dilma siempre han estimulado a las empresas extranjeras a venir a Brasil y hasta se ha agilizado la farragosa burocracia anterior que exigía toneladas de documentos y a veces muchos meses para abrir una empresa.

Lo que no quiere Brasil es que las empresas que entren en el país puedan estar revestidas de intereses puramente especulativos, que no creen empleo, o vengan, a través de empresas tercerizadas, a crear trabajo esclavo.

Es cierto que, sobretodo Lula, fue siempre simpatizante de los líderes latinoamericanos, como Hugo Chávez o Evo Morales o la misma Kitchner, proclives a jugar a su antojo con la segurirdad jurídica de las empresas implantadas en sus países.

La primera vez que Evo Morales, a pesar de sus buenas relaciones con el presidente brasileño, lo convirtió a él mismo víctima de los atropellos llevados a cabo con Petrobrás en Bolivia, Lula llegó a decir, sin embargo que se trataba de un país de pobres y que había que ser comprensivos con Morales.

Lula y Felipe Gonzálezl
Sin embargo, la simpatía de Brasil con esos regímenes abiertamente nacionalistas, no pasó de ahí y nunca en los últimos 20 años, ninguno de los Presidentes, rozó siquiera la tentación de ir contra las empresas extranjeras que actúan en el país.

Empezó, el expresidente Fernando Collor, que acabaría barrido por un escándalo de corrupción, abriendo Brasil al exterior poniendo fin a los últimos residuos nacionalistas. A su vez, el expresidente y sociólogo Cardoso, abrió de par en par el país a las privatizaciones, de lo que llegó a ser duramente acusado por la izquierda del PT.

Después, Lula siguió aquel camino y no sólo las empresas españolas sino cientos de otras llegadas de fuera en varios campos como la energía, la telefonía, los bancos o las editoriales empezaron a trabajar en el país trayendo divisas y creando empleo.

Y hoy Dilma, a pesar de todos sus mensajes a favor de las empresas brasileñas a las que ha prometido ayudar con todos los recursos posibles, nunca ha tenido un atisbo de intolerancia o amenazas abiertas o larvadas contra la presencia en el país de las empresas de fuera. Al revés, siempre ha facilitado su entrada. Y hoy Brasil sería incapaz de arrancar del fondo del mar sus riquezas petrolíferas sin la ayuda de las empresas extranjeras.

Y eso, a pesar de que la exguerrillera, siempre tuvo fama de un cierto espíritu nacionalista. Quizás sea políticamente más nacionalista que otros antecesores suyos, pero su actitud hasta el presente, ha sido impecable en este campo.

La analista económica, Miriam Letão, comentando el “populismo argentino”, con motivo de la española expropiación de Repsol, escribió que ahora Brasil “es el que ofrece mayor seguridad jurídica” a las empresas extranjeras que ya trabajan o desean venir a trabajar aquí. Y es cierto.

Dilma, Lula y Cristina Kirchner
?Qué se estarán diciendo Dilma y Lula?

Brasil no caerá en esa tentación >> Vientos de Brasil >> Blogs Internacional EL PAÍS

19/03/2012

Telefônica à espanhola

Filed under: BNDES,Corruptores,Espanha,REPSOL,Telefônica,Zara — Gilmar Crestani @ 7:56 am

Nunca é demais lembrar. A Telefônica entrou no Brasil de mãos dadas com a RBS. O grupo mafiomidiático do sul tinha no Palácio Piratini o papa-defunto Antonio Britto, o porta-voz que toda noite entrava no Jornal Nacional e dizia, quanto Tancredo Neves já estava morto, “Srs., trago-vos boas notícias”. Com estas credenciais a RBS o emplacou no governo do RS para, com isso, conseguir embolsar a CRT, a primeira companhia telefônica privatizada. O jornal Correio do Povo denunciou, à época, todas as maracutaias da Telefônica & RBS. Depois a Telefônica deu um ponta-pé na bunda da famiglia Sirotsky e ficou só com Antônio Britto na algibeira. Tanto que quando foi saído do Piratini, pela porta dos fundos, foi se desintoxicar na Espanha.

TELEFÓNICA RECEBE RECURSOS DO BNDES, DEMITE MILHARES, E AINDA PEDE À ANATEL LICENÇA PARA ALIENAR O PATRIMÔNIO DO POVO BRASILEIRO

A desfaçatez das empresas espanholas no Brasil não tem limites. Ajudados por decisões do setor público, no mínimo incompreensíveis, os acionistas controladores da Telefônica auferem, aqui , lucros espantosos. Cem por cento desses lucros sobre o investimento estrangeiro, mais juros sobre esse capital, são repatriados via remessa de lucros . A empresa está, agora, procurando, com esse dinheiro, comprar as poucas ações ainda em mãos de brasileiros (cerca de 20%), para atingir a totalidade do controle acionário.

A Telefônica obteve empréstimo, junto ao BNDES, de 3 bilhões de reais no ano passado, destinado à “expansão de infra-estrutura”. Ora, se ela tem dinheiro para comprar mais ações por que o empréstimo? Por que não usar o lucro a fim de cumprir suas obrigações de expansão da rede? Ou seus controladores, na realidade, vai usar o dinheiro do BNDES para comprar mais ações? Esses investimentos para expandir a infra-estrutura deveriam ter saído dos lucros que envia ao exterior. A empresa nada investe de seus ganhos, que escoam para fora do país, comprometendo nosso balanço de pagamentos.

Em contradição com esse pretenso movimento de “expansão da infra-estrutura”, e apesar desse gigantesco empréstimo público, a Telefônica está demitindo, no Brasil, segundo informa a imprensa, mil e quinhentos empregados.

Sabe-se que, por agora, na área técnica, ela já demitiu setenta dos funcionários mais antigos, mediante Plano de Demissão "voluntária".

Mas, em seu cabide de empregos, no Conselho de Administração, pendura-se Iñaki Urdangarin, genro do Rei da Espanha – que está sendo processado por corrupção naquele país .

A ambição de lucro e de benefícios por parte do setor público, no entanto, não tem limites. Os meios de comunicação informam que a Telefônica do Brasil está pleiteando, agora, junto à ANATEL, a retirada de duas casas e de seu edifício sede – localizados no centro de São Paulo – da “ lista de bens reversíveis “, isto é, que devem, por força do contrato, retornar à posse da União quando acabar a concessão, e que fazem parte do patrimônio de todos os brasileiros.

Essa exclusão possibilitaria a venda dos imóveis, que, embora valendo milhões, são pálida migalha do que foi saqueado e entregue, a preço de banana, na farra do boi das privatizações dos anos noventa – realizada no governo FHC, pelo PSDB de São Paulo.

Maior do que a cara de pau da empresa em pedir a liberação dos imóveis para alienar o patrimônio e levar o dinheiro para a Europa- onde está devendo mais de 50 bilhões de euros (140 bilhões de reais) – será o escândalo que se vai armar se a ANATEL, Agência Nacional de Telecomunicações, atender a esse pedido.

O Congresso, os cidadãos, o Judiciário, precisam agir e impedir a agência de considerar com leviandade o caso. Pelo que se comenta, o Ministério Público já pensa determinar pesquisa cartorial, em todo o território nacional, que estabeleça a verdade em relação ao rol das propriedades das antigas estatais. Aceitar a possibilidade da exclusão dessas propriedades da Lista de Bens Reversíveis seria escandaloso crime de Lesa Pátria, sobretudo no momento em que a Vivo – cada vez mais “viva” – está demitindo centenas de trabalhadores.

Quando se esquartejou a Telebrás, uma das maiores empresas de telefonia do mundo, que concorria, por meio do CPQD, de forma direta, à época, com os grandes grupos de telecomunicações internacionais no desenvolvimento de tecnologia de ponta, como o cartão indutivo, as Centrais Trópico R, ou o BiNA, alegou-se que a entrega desse patrimônio estratégico nacional às empresas estrangeiras proporcionaria os capitais e a tecnologia necessários à universalização das telecomunicações no Brasil.

Nada disso ocorreu. Não houve praticamente investimentos em telefonia fixa, e o filé da telefonia celular foi entregue de mão beijada aos estrangeiros. Com acesso ao dinheiro do BNDES e aos benefícios concedidos às empresas estrangeiras depois da privatização – entre eles um brutal aumento das tarifas – técnicos e empresas nacionais já teriam alcançado, com folga, esse objetivo.

Os espanhóis não possuem tecnologia na área de telecomunicações e não desenvolvem nova tecnologia. A prova disso é que a maioria dos equipamentos usados aqui pela Telefônica são importados da China.

As empresas estrangeiras que atuam neste momento, no Brasil, na área de telecomunicações, não conseguem competir por seus próprios meios. O BNDES, sob controle do Ministério do Planejamento, e alimentado com dinheiro do Fundo de Amparo ao Trabalhador e parcela dos impostos de todos os brasileiros, tem que parar de ficar tratando a pão-de-ló as empresas estrangeiras. É urgente investir na recuperação institucional da Telebrás – que precisa voltar a trabalhar no varejo.

A ficar assim, daqui a pouco o Brasil estará trabalhando apenas para conseguir dólares para continuar garantindo – via remessa de lucros – a sobrevivência e o statu-quo, ou seja, a manutenção dessas elites desumanizadas neoliberais que estão submetendo seus povos à miséria – e colocaram seus países em crise, e neles, parte do povo é levada, por elas, a exacerbado ânimo colonialista.

Mauro Santayana: TELEFÓNICA RECEBE RECURSOS DO BNDES, DEMITE MILHARES, E AINDA PEDE À ANATEL LICENÇA PARA ALIENAR O PATRIMÔNIO DO POVO BRASILEIRO

12/03/2012

Cocô à espanhola: ao invés de limpar, perfume!

Filed under: Baltasar Garzón,Espanha,Franquismo,Zara — Gilmar Crestani @ 7:49 am

Não bastasse esta, a Zara também quer retocar a foto na delegacia do trabalho: Zara lanza un completo cambio de imagen desde Nueva York

Exteriores instruye a los embajadores para justificar la condena a Garzón

Exteriores remite a todas las delegaciones una circular con instrucciones

Miguel González Madrid 11 MAR 2012 – 17:43 CET280

Margallo, el 8 de marzo en el Congreso. / ÁLVARO GARCÍA

La promoción de la Marca España es una de las obsesiones del nuevo ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García Margallo, que quiere implicar a empresarios, deportistas, cocineros, literatos o artistas en un proyecto destinado a relanzar la imagen internacional de nuestro país que tendrá su puesta de largo el próximo 25 de abril en un acto presidido por el Rey en el Teatro Real.

Sin embargo, algunas noticias de relevancia mundial han amenazado en las últimas semanas con arruinar ese esfuerzo. Una de ellas ha sido la sanción por dopaje al ciclista Alberto Contador y su secuela de parodias en medios de comunicación franceses. Otra, de más calado, la condena del juez Garzón y su expulsión de la magistratura.

En el primer caso, Margallo movilizó al embajador de España en París, Carlos Bastarreche. En el segundo, su reacción ha sido mucho más discreta pero también más amplia. Según ha podido confirmar EL PAÍS, todas las embajadas españolas han recibido en las últimas dos semanas una circular, de carácter secreto, sobre el caso Garzón. El escrito, de unos dos folios de extensión, contiene un argumentario que debe servir a los embajadores para defender ante la opinión pública de los países en los que están destinados la polémica sentencia del Tribunal Supremo. En concreto, se subraya que España es un Estado de derecho con un sistema judicial independiente, por lo que el Gobierno del PP ha sido absolutamente ajeno a los problemas judiciales de Garzón.

El escrito asegura que el Gobierno ha sido ajeno al proceso contra el juez

Tras relatar someramente los hechos por los que ha sido condenado a 11 años de inhabilitación —las escuchas ilegales de las conversaciones entre los cabecillas de la trama corrupta Gürtel y sus abogados—, la circular subraya que la sentencia fue aprobada por unanimidad de los miembros del tribunal, sin votos discrepantes. Finalmente, el escrito pide a los embajadores que informen de las reacciones que la condena de Garzón ha provocado en su país de destino y de las gestiones que han tenido que realizar para minimizar daños.

La tarea de los embajadores no es fácil. La expulsión de Garzón de la carrera judicial fue ampliamente recogida por los principales medios de comunicación del mundo, del diario The New York Times a la cadena Al Jazeera, casi siempre en tono crítico.

Garzón cuenta con una inmensa popularidad, sobre todo en América Latina. Su orden de detención del general Agusto Pinochet, en 1998 en Londres, marcó el principio del fin de la impunidad del exdictador chileno; y su proceso contra el excapitán de la Armada Adolfo Scilingo abrió la puerta al procesamiento de las juntas militares argentinas y a la abolición de las leyes de punto final. La propia presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, interrumpió su discurso de apertura del periodo de sesiones del Parlamento, el pasado 1 de marzo, para calificar de “afrenta contra la justicia universal” la condena del juez, invitado de honor en la sesión, y dedicarle una ovación que secundaron todos los diputados.

Si algunos miembros del PP celebraron la condena de Garzón, para el jefe de la diplomacia española fue un quebradero de cabeza cuyas consecuencia para la imagen de España resultan todavía difíciles de evaluar.

Exteriores instruye a los embajadores para justificar la condena a Garzón | Política | EL PAÍS

19/02/2012

Quatro palavras

Filed under: Zara — Gilmar Crestani @ 2:48 pm

O título da matéria, em quatro palavras, contém quatro impropriedades. Princesa: título de origem medieval, evidência de métodos extemporâneos. Império diz, por si só, não apenas algo deslocado no tempo, como a permanência de métodos ultrapassados. Zara tem sido o sinônimo de algo atrasado aliado ao que existe de pior na atualidade, o trabalho escravo. E “se casa” como quem aplica ações na bolsa para pagar um sorriso de porcelana.

La princesa del imperio Zara se casa

Marta Ortega y Sergio Álvarez contraen matrimonio ante unos 200 invitados

Multitud de curiosos y cámaras se apostaron a las puertas de la finca familiar

Xosé Manuel Pereiro Anceis (Cambre) 18 FEB 2012 – 21:27 CET

ampliar foto

Marta Ortega llega con su padre a la ceremonia. / GABRIEL TIZÓN

Marta Ortega y Sergio Álvarez tienen desde ayer más vida en común que los concursos hípicos. A última hora de la tarde formalizaron su matrimonio en la capilla del Pazo de Drozo, una de las casas paternas. Un festejo que, más que el guión de un cuento de hadas, siguió el habitual de una pareja con padres de posibles (de más que posibles, desde luego). Entre los 200 invitados había pocos compromisos de la familia, pocos representantes de la empresa familiar y sí muchos amigos de los novios, o compañeros de afición/trabajo del mundo de la hípica. Los más conocidos y únicas celebrities, Athina Onassis y Ainhoa Arteta, parejas de jinetes.

“Feliz” y “nada nervioso”, se declaró Amancio Ortega horas antes, al salir del hotel coruñés donde estaban alojados prácticamente todos los invitados al enlace. Su hija sí reconocía estar nerviosa. Pasadas las siete de la tarde comenzaron a desfilar las furgonetas con los invitados. Desde las seis, el tráfico en la estrecha pista que bordea parte del pazo, y es parte del Camino Inglés a Compostela, tuvo que ser regulado para evitar el atasco entre las furgonetas que daban servicio al acto, los coches de los vecinos y los numerosos vehículos que parecían convocados por el lema “podíamos ir a dar una vuelta a Anceis, a ver si vemos algo”.

Esa intención es la que atrajo a tres amigas que llegaron a las cinco desde Santiago -“por eso del glamur”- y que no querían identificarse, como otro grupo que eran y no eran de Anceis -“tenemos aquí una segunda residencia”- y cuya portavoz, María, explicaba la espera: "Estamos aquí en vez de encender el televisor”. Con ellos, un cada vez más nutrido y más aterido grupo de cámaras e informadores (alguno también famoso, o por lo menos objetivo de las cámaras de los móviles). “¡Mira, como en la casa de Belén Esteban, no me extraña que se enfade!”, señalaba una vecina de Anceis de toda la vida al grupo que obstaculizaba la carretera. “Belén Esteban se lo busca”, le matizaba una vecina.

La princesa del imperio Zara se casa | Gente | EL PAÍS

11/11/2011

MPT convoca Zara para assinar acordo

Filed under: Trabalho Escravo,Zara — Gilmar Crestani @ 8:49 am
Tags:

O complexo de vira-latas adora tudo que não é brasileiro. E se arrepia todo para dizer que brasileiro é vagabundo. Doura a pílula com um fraseado de filosofia de consultório onde só há Veja. Os brasileiros, “eles”, são cordiais, malemolentes, preguiçosos, estufa o peito, repetindo aquela teoria do século passado para justificar o injustificável. Ele, que diz isso, não é brasileiro. É ariano. Uma escravidãozinha, então, é um must. Assim mesmo, em inglês…

MPT convoca Zara para assinar acordo

Por Daniel Mello

O Ministério Público do Trabalho (MPT) notificou a marca de roupas Zara para comparecer a uma audiência no próximo dia 18 para assinar um Termo de Ajustamento de Conduta (TAC). O acordo busca regularizar a cadeia produtiva da grife espanhola e reparar os danos causados aos trabalhadores flagrados em regime de trabalho semelhante ao escravo em São Paulo.

Em junho, as investigações do MPT e dos fiscais do Ministério do Trabalho descobriram 51 trabalhadores (46 bolivianos) em condições degradantes em uma confecção da empresa em Americana, interior paulista. No mês seguinte, foram encontrados 14 trabalhadores bolivianos e um peruano em situação análoga à escravidão em duas confecções na cidade de São Paulo.

Leia mais:

Quantos escravos trabalham para você?
Escravidão no cerne do capitalismo de ponta
Maioria é semi-analfabeta e parda

Ao prestarem esclarecimentos em audiência na Assembleia Legislativa de São Paulo, os representantes da marca, Enrique Huerta Gonzales e Jesus Echeverria, alegaram desconhecer que funcionários trabalhavam em regime escravo em confecções contratadas pela marca.

Segundo o procurador Luiz Carlos Fabre, o fato de a produção ser terceirizada não exime, entretanto, a marca espanhola da responsabilidade pelas condições dos trabalhadores. “A Zara deve fiscalizar as relações de trabalho na sua cadeia produtiva com o mesmo zelo com que fiscaliza a qualidade dos produtos de seus fornecedores”, ressaltou.

Caso a grife se recuse assinar o TAC, que ainda não teve os termos divulgados, o MPT adiantou que ajuizará uma ação civil pública contra a empresa. “Com pedidos indenizatórios contendo valores muito maiores do que aqueles propostos no acordo”.

*Publicado originalmente em Agência Brasil.

MPT convoca Zara para assinar acordo | Carta Capital

Próxima Página »

Crie um website ou blog gratuito no WordPress.com.

%d blogueiros gostam disto: