Ficha Corrida

31/08/2013

EUA abre nova temporada de caça

Filed under: Guerra do Petróleo,Irã,Oriente Médio,Síria — Gilmar Crestani @ 10:29 am
Tags:

As três parcas da mitologia [(Nona (Cloto), Décima (Láquesis) e Morta (Átropos)] estão sempre unidas na defesa dos interesses nacionais. EUA, França e Inglaterra são os países com mais multinacionais espalhadas pelo mundo. É na defesa de interesses econômicos que declaram guerra, matam adversário, provocam crises e espionam. Da Líbia, ao Iraque e Afeganistão, o petróleo é a pauta, mas a indústria bélica rende mais. Coincidentemente, são todos países produtores de petróleo. É dever nosso retribuir o espírito bélico usando da mesma moeda, homenageando os cidadãos britânicos, franceses e norte-americanos com declarações de “persona non grata” quando chegam ao nosso país.

El objetivo es Irán

Por Robert Fisk *

Antes de que comience la guerra occidental más estúpida de la historia –me estoy refiriendo, por supuesto, al ataque a Siria que ahora debemos tragarnos–, podemos decir que los misiles Cruise que esperamos con confianza que barran sobre una de las ciudades más antiguas de la humanidad, no tienen nada que ver con Siria. Tienen la intención de herir a Irán. Tienen la intención de atacar la República islámica ahora que tiene un nuevo y brillante presidente –en oposición al chiflado de Mahmud Ahmadinejad– y cuando podría estar un poquito más estable. Irán es el enemigo de Israel. Irán es, por lo tanto, naturalmente, el enemigo de Estados Unidos. De manera que no hay nada agradable sobre el régimen de Damasco. Ni estos comentarios liberan al régimen cuando se trata del uso del gas masivo.

Pero soy lo suficientemente grande para recordar que cuando Irak, entonces aliado de Estados Unidos, usó gas contra los kurdos en Hallabjah en 1988, no atacamos a Bagdad. Este ataque tendría que esperar hasta 2003, cuando Saddam no tenía ni gas ni otras armas con las que teníamos pesadillas. Y también recuerdo que la CIA dijo alrededor de 1988 que Irán era responsable por el uso de gas en Hallabjah, una mentira palpable que se enfocaba en el enemigo de Estados Unidos contra quien Saddam estaba entonces en nombre nuestro. Y miles, no cientos, murieron en Hallabjah. Pero ahí está. Días diferentes, normas diferentes.

Pero supongo que vale la pena notar que cuando Israel mató hasta 17.000 hombres, mujeres y niños en el Líbano en 1982 en una invasión supuestamente provocada por el intento de asesinato del OLP del embajador israelí en Londres –fue el compañero de Saddam el que arregló el crimen, no la OLP, pero eso no importa ahora–, Estados Unidos solamente les pidió a ambos lados que ejercitaran “contención”. Y cuando unos meses antes de la invasión, Hafez al Assad –padre de Bashar– envió a su hermano a Hama para terminar con miles de rebeldes de la Hermandad Musulmana, nadie emitió una palabra de condena. “‘Reina Hama’ es como mi antiguo compañero Tom Friedman cínicamente llamaba a este baño de sangre. De todas maneras, hay una diferente Hermandad Musulmana en estos días y Obama no pudo ni siquiera decir “boo” cuando su presidente electo fue depuesto.

De manera que ¿qué estamos haciendo? Después de que innumerables, miles murieron en la espantosa tragedia de Siria, de pronto –ahora después de meses y años de andarse con rodeos– nos estamos perturbando por unos pocos cientos de muertes. Deberíamos haber estado traumatizados por esta guerra en 2011. Y 2012. ¿Pero ahora? ¿Por qué? Bueno, sospecho que conozco el motivo. Creo que el implacable ejército de Bashar al Assad puede haber estado ganándoles a los rebeldes a los que secretamente armamos. Con la asistencia del Hezbolá libanés –el aliado de Irán en el Líbano– el régimen de Damasco quebró a los rebeldes en Qusayr y puede estar en el proceso de quebrarlos nuevamente al norte de Homs. Irán está profundamente involucrado en proteger al gobierno sirio. Por lo tanto una victoria para Bashar es una victoria para Irán. Y las victorias iraníes no pueden ser toleradas por Occidente.

Y ya que estamos en el tema de la guerra, ¿qué sucedió con aquellas magníficas negociaciones palestino-israelíes de las que John Kerry alardeaba? Mientras expresamos nuestra angustia sobre el horrible lanzamiento de gas en Siria, la tierra de Palestina sigue tragada. La política likudista de Israel –negociar la paz hasta que no queda nada de Palestina– continúa su camino, que es el motivo por el cual la pesadilla del rey Abdula de Jordania (una más potente que las “armas de destrucción masiva” con las que soñábamos en 2003) crece más: que Palestina será en Jordania, no en Palestina.

Pero si vamos a creer el disparate que llega de Washington, Londres, París y del resto del mundo “civilizado, es sólo cuestión de tiempo antes de que nuestra rápida y vengadora espada golpee a los damasquinos. Observar al liderazgo del resto del mundo árabe aplaudiendo esta destrucción es quizá la experiencia histórica más penosa que soporte la región. Y la más vergonzosa. Salvo por el hecho de que estaremos atacando a los chiítas musulmanes y a sus aliados a los aplausos de los sunnitas musulmanes. De eso está hecha la guerra civil.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.
Traducción: Celita Doyhambéhère

Página/12 :: El mundo :: El objetivo es Irán

27/07/2013

Hezbolá e FARC: a rejeição ao diálogo não resulta em paz

Filed under: Hezbolá,Oriente Médio,Robert Fisk — Gilmar Crestani @ 7:14 pm
Tags:

 

Israel seguirá en contacto con Hezbolá; ¿por qué nosotros no?

Robert Fisk

Así que ahora resulta que los diplomáticos europeos no pueden reunirse con el “ala militante de Hezbolá. Bueno, eso sí que no lo esperaba. Supongo que aquellos que son del ala política son los que fueron electos para el Parlamento libanés y se encuentran en el primer piso de los cuarteles de Hezbolá en un suburbio del sur de Beirut. Nuestro hombre en Líbano no debe, bajo ninguna circunstancia, tomar el elevador al séptimo piso, donde tienen sus oficinas los muchachitos barbados que lanzan cohetes hacia Israel y quienes quizá (quizá no) asesinaron a los turistas israelíes en Bulgaria.

A los israelíes les agradará todo esto, pues supuestamente ellos resultarán beneficiados. Los combatientes de Hezbolá quedarán reducidos a cero a los ojos de Estados Unidos. Permítanme no olvidar ni por un momento que nunca he conocido a un pistolero de Hezbolá que haya mostrado el menor interés por encontrarse con esos superfluos y aburridos eurodiplomáticos que gustan de revolotear por Beirut. Y la Unión Euopea ya no enviará a todos esos simpatizantes barbados en Europa esos cheques a nombre de Hezbolá. Bueno, en efecto, con eso le dimos duro a los malos.

Claro, los mismos israelíes mantienen contacto con el ala militante de Hezbolá, lo que normalmente ocurre cuando hay intercambio de cadáveres a un tipo de cambio de dos cuerpos israelíes a por 300 ó 400 muertos de Hezbolá. Yo he presenciado estos actos macabros y el interlocutor y aval de los mismos es siempre quien encabeza en ese momento el servicio de inteligencia alemán. Él mantiene excelentes relaciones con los israelíes y Hezbolá, y visita Líbano con frecuencia. ¿Y se supone que debemos creer que Alemania ya no ofrecerá sus buenos oficios a los israelíes con Hezbolá si esto significa no conversar con el ala militante de Hezbolá, siendo que Alemania es miembro de la Unión Europea?

El jefe de los espías alemanes, al igual que el de los británicos, los estadunidenses y quien sea, seguirá hablándole a los malos mientras estén involucrados sus intereses nacionales y, ante todo, los intereses de Israel.

Sin embargo, recuerdo a cierta organización tenebrosa que usó auténticos pasaportes de ciudadanos británicos para perpetrar un asesinato político en Emiratos Árabes Unidos, no hace mucho tiempo, nación cuya ala militante sí acepta ir a reuniones con diplomáticos europeos. Sólo se requirió que la ex embajadora británica en Beirut hiciera un comentario benévolo hacia el fallecido clérigo chiíta Mohammad Faddlallah para que no se considerara al difunto como miembro del ala militante. Debo agregar que Israel rugió y vociferó criticando la actitud de la diplomática.

Y, como cabía esperar, la oficina británica del extranjero y el commonwealth de su majestad se arrastró con sus acostumbradas disculpas por el hecho.

Pero, alégrense, se trata más de un chiste que de una sanción. No puedo evitar pensar en un líder político al que le encanta aprobar ejecuciones casuales. Utiliza una maravillosa máquina llamada drone y su nombre es Obama. De seguro no vamos a dejar de hablarle al ala militante cuando nuestro cuerpo militante está luchando a su lado en Afganistán.

Odiamos tanto al presidente sirio Bashar Assad que abandonamos nuestra embajada en Damasco y ahora operamos desde nuestro risible equipo Damasco, afuera de Siria, con la vana esperanza de enterarnos algún día qué está pasando en ese país. Ahora vamos a cortar todos los nexos con Hezbolá.

Bravo. Hubo un tiempo en que no la pasábamos oliendo la halitosis de los malvados, aún cuando dejaban patente lo horrendos que eran.

¿Se acuerdan de ese militar que se tragó Austria, se tragó Checoslovaquia, pero nos dio nervios sólo hasta que empezó a tragarse Polonia?

Pero al menos entonces sabíamos qué quería ese hombre miserable. Mandó a sus amigos a Praga con más fanfarria que la que hizo Hezbolá al enviar a sus hombres a Qusayr. Nos codeamos con su ala política en Berlín hasta el 3 de septiembre de 1939. Supongo que los tiempos han cambiado.

© The Independent

Traducción: Gabriela Fonseca

La Jornada: Israel seguirá en contacto con Hezbolá; ¿por qué nosotros no?

Robert Fisk e o Oriente Médio

Filed under: Oriente Médio,Robert Fisk — Gilmar Crestani @ 9:31 am
Tags:

Quem pesquisar, o google fornece o endereço para download deste livro monumental. Aliás, este e outros milhares de livros, em quase todos os idiomas, podem ser encontrados no site www.scribd.com, que recomendo!

O homem quem preenche as lacunas da História

Publicado em julho 27, 2013 por mariomarcos

ReproduçãoAo terminar a última frase dos 24 capítulos distribuídos pelas quase 1,5 mil páginas do monumental A Guerra pela Civilização, do jornalista britânico Robert Fisk, o leitor inevitavelmente ficará dividido entre dois sentimentos. Fascinado pela obra que acabou de ler e frustrado ao perceber que boa parte da história que leu, assistiu ou ouviu nas últimas décadas chegou incompleta, ou por omissão deliberada ou por incompetência dos mensageiros. O que costumam nos entregar quase sempre é a versão de apenas um lado, cheia de falhas e de deliberadas parcialidades. O livro de Fisk, insuperável como correspondente de guerra, com mais de três décadas de imersão nos principais conflitos e de reportagens e artigos no The Independent, da Inglaterra, deixa estas omissões bem claras. É como se, antes de começar seu livro, Robert Fisk pegasse uma história cheia de lacunas e reticências e saísse pelo mundo em busca das informações que completassem cada uma das sentenças. E ele faz isso neste livro excepcional.

Cada um dos capítulos é um impacto, não só pelos dados ali revelados, que mostram em detalhes alguns dos crimes mais brutais das últimas décadas – e uns um pouco mais antigos. É impossível que o leitor não se pergunte, ao fim dos capítulos, por que todas aquelas histórias chegaram tão incompletas ao conhecimento de cada um – ou foram solenemente ignoradas por agências, jornais e grandes redes de TV, o que é ainda mais grave. Fisk se encarregou de sair pelo mundo em busca das respostas, com aquela sensibilidade e coragem que caracterizam os melhores jornalistas.

Robert Fisk, um britânico de Kent, 66 anos, filho de um soldado da Primeira Guerra, de quem ouvia histórias aterradoras sobre o conflito, é o típico repórter que incomoda governantes. Por uma razão: ele não se contenta com versões oficiais. E quando desconfia delas – e quase sempre desconfia – vai na origem do problema. Não importa se precisa buscar provas entre os beduínos abandonados pelo Kuwait, as vítimas de bombas de gás ou os executivos de uma fábrica de armas. Tem autonomia e apoio para isso. O livro reúne 24 episódios desta vida de repórter investigativo. É alguém que dificilmente é ludibriado pelas benesses de quem está no poder, como fica bem claro no livro.

Fisk costuma dizer que a queda das torres gêmeas foi um desastre para o bom jornalismo. A partir daquele setembro ficou proibido perguntar por quê. Sempre que um repórter buscava razões ou pedia explicações a alguma autoridade, pronto: era considerado suspeito de simpatizar com o outro lado. Pior: boa parte do jornalismo mundial aceitou passivamente a nova situação, aderiu a ela e deixou de perguntar por que, como os poderosos queriam. Passou a relatar o fato daquele momento, a aceitar versões que dividiam o mundo entre bons e maus (todos sabem quem faz parte de um lado e outro) e a apoiar decisões que acabavam com o direito à individualidade, com a desculpa de que era uma guerra ao terror.

Fisk nunca deixou de perguntar – e de conseguir as respostas.

Se a Turquia nega o genocídio armênio, por exemplo, como sempre fez, Fisk vai até o local dos massacres e descobre esqueletos de vítimas. Montanhas deles. Fala com sobreviventes e relata uma das formas de execução: os turcos amarravam grupos de quatro ou cinco pessoas, davam um tiro na cabeça de uma e jogavam todas no rio. O morto afundava os vivos. Era uma maneira de economizar munição. A Turquia protestou duramente contra as matérias. Os leitores de Fisk ficaram orgulhosos.

Se há um massacre no campo de refugiados de Shabra e Chatila, Fisk vai até lá e monta a história verdadeira.

Vê milhares de afegãos chegando à fronteira do Paquistão para fugir do bombardeio dos aviões norte-americanos e escreve que aquelas são vítimas tão inocentes quanto as das torres gêmeas. A diferença está na atenção que cada parte recebe da imprensa e das autoridades. Ele era o único jornalista no Afeganistão nestes dias, os derradeiros do governo talibã, e estava a caminho do Paquistão quando ficou no meio da multidão de refugiados. Desceu do carro, falou com uma afegã e descobriu que ela tinha perdido um menino de um ano, outro de pouco mais de dois e uma menina de três. Todos vítimas dos bombardeios. Ele ouve, registra e leva a história para suas colunas e reportagens do The Independent. Publica e é atacado por autoridades, claro, que não entendem por que aquele jornalista não se contenta em ficar na manada e apenas reproduzir boletins oficiais.

Se um helicóptero Apache de Israel lança um míssil contra uma ambulância, no Líbano, e mata mulheres e crianças, ele revira os escombros, encontra a placa de identificação do Hellfire e vai atrás do fabricante. Descobre, com analistas, que letras e números indicam que o míssil pertencia aos fuzileiros navais americanos. Como chegou a um Apache israelense? No rastro, acaba em uma subsidiária da Boeing em Orlando, que fabrica o míssil, e entrevista os executivos, cada um deles claramente incomodado pelas perguntas. Fisk revela os meandros do contrabando oficial de armas, do desvio pelos subterrâneos e conta tudo. Está no livro.

Gostaria que todos lessem este fascinante A Guerra pela Civilização, mas não vou me iludir. É um livro de 1,5 mil páginas, denso, bem acima da média de preços e já esgotado em algumas livrarias. Mas, se fosse professor de jornalismo, trataria de usá-lo como livro de aula. Cada capítulo merece estudos e debates. Cada capítulo é exemplar sobre a conduta que deve ter um grande jornalista. Ele tem de ser honesto com seus leitores, mesmo que eventualmente alguns deles fiquem contrariados, e de nunca deixar de contar a verdade, mesmo que por vezes ela não seja agradável.

É o que Robert Fisk faz, sem ceder a pressões de governantes, sejam eles quais forem e de que lado estejam, em mais de três décadas como correspondente de guerra.

<Strong>Ele é o jornalista</strong> que todo jornalista gostaria de ser.

O homem quem preenche as lacunas da História |

02/04/2013

Quando estar em paz consigo é perigoso

Filed under: Israel,Oriente Médio — Gilmar Crestani @ 9:08 am
Tags:

 

Israel prende pela oitava vez jovem que se recusa a entrar no Exército

Nathan Blanc tem 19 anos e nas últimas 19 semanas foi preso oito vezes por ser contra serviço militar

Wikicommons

Em Israel, serviço militar de três anos para homens e dois para mulheres é obrigatório para recém-saídos da escola
“A onda de agressividade militar que varreu o país, as expressões de ódio mútuo, e a conversa vazia sobre eliminar o terror e criar um impedimento foram o gatilho primordial para minha recusa”. Quem diz isso é Nathan Blanc, israelense de 19 anos, preso pela oitava vez em quase cinco meses por ser contra o ingresso obrigatório na IDF (sigla para Forças Armadas Israelenses). As informações são do The Guardian.
O termo “conscientious objector” é usado para alguém que conscientemente se recusa a prestar serviço militar e é isso que Nathan justifica toda vez que vai para uma base militar perto de Tel-Aviv. Depois disso, o jovem é preso e sentenciado a entre 10 e 20 dias na Prisão Militar Número 6. Quando liberado, o ciclo recomeça. E assim acontece há 19 semanas, durante as quais ele já permaneceu 100 dias preso. Houve uma vez em que saiu em uma terça-feira e foi novamente detido na quinta da mesma semana.
A difícil decisão, segundo ele, de recusar o serviço militar se consolidou durante a Operação Chumbo Fundido em 2008, cujas três semanas na Faixa de Gaza deixaram cerca de 1400 palestinos e 13 israelenses mortos. “O governo não está interessado em achar uma solução para a situação atual, mas apenas em preservá-la… Falamos sobre ações dissuasivas, matamos alguns terroristas, perdemos alguns civis de ambos os lados, e preparamos terreno para uma nova geração cheia de ódio. Nós, como cidadãos e seres humanos, temos o dever moral de recusar a participar desse jogo cínico”, diz.

Leia mais

Em uma guerra “que poderia ter terminado há muito tempo, mas em que os dois lados dão espaço para extremistas e fundamentalistas”, o Estado judeu mantém as pessoas “sob nosso controle” sem direitos democráticos e palestinos são sujeitos a “punição coletiva” para a ação de poucos.
Dos 300 ou 400 internos da Prisão Número 6, Nathan diz que é o único “conscientious objector”. Isso porque a noção de serviço militar é algo enraizado na experiência coletiva da identidade nacional israelense. Três anos para homens e dois para mulheres são obrigatórios após a escola. Seus amigos acabaram aceitando, e alguns, admirando sua decisão. Apesar da ansiedade, seus pais também o apoiam.
Vários sugeriram que ele se esquivasse do serviço militar, mas o jovem prefere se manter a seus princípios. Alegar condição médica desfavorável ou procurar isenção por motivos pacifistas não condizem com o que pensa.
“Eu não tenho ideia de quanto isso vai durar”, diz. “O cenário ruim seria eu ir à corte militar e ser sentenciado a algo como um ano de prisão. O cenário bom seria eles se cansarem disso e me deixarem fazer outro serviço nacional”, alternativa que o Exército de seu país rejeita.
Sem comentar o caso em questão, a instituição declarou que a obrigatoriedade militar é resultado da situação de segurança do país e todos os chamados “estão conscientes de sua responsabilidade e as consequências de falhas”.
Nathan sente uma forte conexão com seu país, do qual tem orgulho em vários aspectos. “Mas tenho uma aversão a nacionalismo”, explica. De qualquer modo, afirma não querer "lidar com política e conflitos minha vida toda”. O jovem quer estudar ciência ou tecnologia na universidade e sabe que pode ter prejudicado de algum modo seu futuro. “Mas isso é pequeno quando comparado aos meus princípios em risco”, conclui.

Opera Mundi – Israel prende pela oitava vez jovem que se recusa a entrar no Exército

02/01/2013

Oriente Médio

Filed under: Oriente Médio,Robert Fisk — Gilmar Crestani @ 7:56 am

 

Predicciones

Por Robert Fisk *

Nunca hagan predicciones sobre Medio Oriente. Mi bola de cristal se rompió hace mucho tiempo. Pero hacer predicciones sobre la región da un pedigree honorable. “Un movimiento árabe reciente, está apareciendo a la distancia”, escribió en 1883 un viajero francés que se dirigía al Golfo y a Bagdad. “y una carrera que comienza pronto reclamará su lugar debido en los destinos del Islam”. Un año antes, un diplomático británico en Jeddah dijo, “tengo el conocimiento de que la idea de libertado agita actualmente algunas mentes aún en la Mecca…”

Así que digamos esto para 2013: el “Despertar árabe” continuará, la demanda de dignidad y libertad –no nos enrosquemos aquí con “democracia”– seguirá devastando la pseudoestabilidad de Medio Oriente, causando tanto temor en Washington como lo hace en los palacios del Golfo Arabe.

En la escala épica de la historia, eso es cierto. En el centro incendiario de este descontento estarán los pedidos de un Estado palestino que no existe y que puede no existir nunca y las acciones de un estado israelí que –a través de la continua construcción de colonias para judíos y judíos solamente en tierra árabe– asegura que “Palestina” permanecerá sólo como un sueño árabe. Si el 2012 es algún indicio, los palestinos mismos se enfrentan el año que viene con el conocimiento de que: 1) ni los estadounidenses ni los europeos tienen las agallas para ayudarlos, porque 2) Israel seguirá actuando con impunidad y 3) ni los Obama ni los Cameron ni los Hollande tienen el menor interés en hacerse cargo del lobby Likudista, que comenzará a gritar “antisemitismo” en el momento mismo en que se haga la mínima crítica contra Israel.

Hay que añadir el hecho de que Mahmud Abbas y su régimen totalmente desacreditado en Ramalá seguirá haciendo concesiones a los israelíes –si no me creen, lean “Los Papeles Palestinos” de Clayton Swisher– aun cuando no hay más concesiones para hacer. Hamas y Khaled Meshaal le seguirán negando a Israel el derecho a existir –permitiendo con esto que Israel falsamente afirme que no “tiene nadie con quién hablar”– hasta la nueva guerra y el subsecuente pedido cobarde del Occidente que “instará a ambos lados a contenerse”, como si los palestinos poseyeran los tanques Merkava, F-18 y aviones no tripulados. ¿Una tercera Intifada? Quizá. ¿Un acercamiento a la Corte Internacional para condenar a Israel por crímenes de guerra en construir colonias judías en la tierra de otros? Quizás. Pero ¿y qué? Los palestinos ganaron un caso de la Corte Internacional que condenaba la construcción del muro apartheid/seguridad –y no sucedió absolutamente nada.

Ese es el destino de los palestinos. Les dicen la gente como Tom Friedman que abandonen la violencia y adopten las tácticas de Gandhi: y cuando lo hacen, igualmente pierden y Friedman permanece en silencio. Era, después de todo, Gandhi quien dijo que la civilización occidental “sería una buena idea”. Así que malas noticias para Palestina en 2013.

¿Irán? Bueno, los iraníes entienden Occidente mucho mejor de lo que nosotros entendemos a los iraníes –muchos de ellos, recuerden, fueron educados en Estados Unidos–. Y tienen una forma intrigante de salir por encima, hagan lo que hagan. George Bush (y Lord Blair de Kut al Amara) invadieron Afganistán y liberaron a los iraníes chiítas de su enemigo sunnita, al que siempre llamaron el “Talibán negro”. Luego Bush-Blair invadieron Irak y se liberaron del más detestable enemigo de la República Islámica, Saddam Hussein. Así Irán ganó ambas guerras, la afgana y la iraquí, sin disparar un solo tiro.

No cabe duda de que Irán dispararía uno o dos tiros si Israel/Estados Unidos –los dos son intercambiables en Irán así como en muchos otros países de Medio Oriente– fueran a atacar sus complejos nucleares. Pero Israel no tiene estómago para una guerra abierta contra Irán –la perdería– y Estados Unidos, habiendo perdido dos guerras en Medio Oriente, no tiene gran entusiasmo en perder una tercera. Las sanciones –y aquí está el verdadero némesis potencial de Irán– están causando mucha más miseria que los F-18 de Israel. ¿Y por qué está Estados Unidos amenazando a Irán en primer lugar? Hemos escuchado que cabezas nucleares pueden “caer en las manos equivocadas”, como el gas que podría “caer en las manos equivocadas” en Siria; o en Gaza, para el caso, donde la democracia “cayó en las manos equivocadas” cuando Hamas ganó las elecciones en 2006.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Página/12 :: El mundo :: Predicciones

04/12/2012

Isolamento criado com muros, invasões e mortes de crianças

Filed under: Europa,Israel,Oriente Médio — Gilmar Crestani @ 7:20 am

Europa convoca embaixadores de Israel

Cinco países pediram explicações sobre a decisão de novos assentamentos na Cisjordânia e Jerusalém Oriental

Ação explicita crítica à decisão, mas gabinete do premiê Binyamin Netanyahu já anunciou que não voltará atrás

DAS AGÊNCIAS DE NOTÍCIAS

Cinco países europeus -Reino Unido, França, Espanha, Suécia e Dinamarca- convocaram os embaixadores israelenses presentes em suas capitais para dar explicações sobre a decisão de Israel, anunciada na sexta, de construir 3.000 unidades habitacionais na Cisjordânia e em Jerusalém Oriental.

Parte das novas habitações deverá ser erguida na zona E1, o que implicará na construção de um corredor entre Jerusalém Oriental e o assentamento judaico de Maaleh Adumin.

Caso isso aconteça, o território da Cisjordânia será dividido em duas partes, comprometendo a viabilidade de um futuro Estado palestino.

No protocolo diplomático, a convocação de um embaixador para explicações demonstra séria insatisfação de um país com outro.

A decisão de Israel foi uma represália ao reconhecimento pela Assembleia Geral da ONU da Palestina como Estado, no dia 30 de novembro.

Na votação, que elevou o status da Palestina de "entidade observadora" para "Estado observador não-membro", 138 países votaram a favor da decisão, 41 se abstiveram e 9 (entre eles, EUA e Israel) foram contra.

DESAPROVAÇÃO

Reino Unido, França, Suécia e Dinamarca expuseram aos embaixadores israelenses sua desaprovação as planos de um novo assentamento na região.

Além disso, a Espanha também criticou a decisão, anunciada no domingo, de congelamento da transferência à Autoridade Nacional Palestina (ANP) dos impostos recolhidos em novembro sobre produtos que entram no território palestino sob o controle de Israel.

"Essas duas medidas não são passos em direção à paz, mas à prolongação do conflito", declarou o ministro de Relações Exteriores espanhol José Manuel García-Margallo.

Já François Hollande, presidente francês, disse que a França não pretende impor sanções a Israel, mas fazer um trabalho de convencimento. "Nos preocupamos com a instalação de novas colônias e todas as consequências que elas podem ter para o processo de paz."

O Reino Unido disse que qualquer outra medida que o país possa tomar dependerá de discussões, já em curso, com autoridades israelenses, americanas e europeias.

Também os Estados Unidos, um tradicional aliado de Israel, criticaram a decisão do governo do primeiro-ministro Binyamin Netanyahu.

Washington, que considerou o projeto um retrocesso para o alcance da paz, pediu que Israel reconsiderasse a decisão. "Essas ações são contraproducentes e tornam mais difícil a volta de negociações diretas com os palestinos", disse a Casa Branca por meio de porta-voz.

O gabinete de Netanyahu disse que não reconsiderará sua decisão e continuará defendendo os interesses israelenses mesmo que enfrente pressões internacionais.

Cerca de 350 mil judeus vivem em assentamentos na Cisjordânia, além de 200 mil em Jerusalém Oriental, onde os palestinos querem estabelecer a capital de seu Estado.

02/12/2012

Un relato europeo sobre los colonos israelíes

Filed under: Israel,ONU,Oriente Médio,Palestina — Gilmar Crestani @ 8:54 am

El voto de la ONU demuestra que la invasión de los territorios palestinos suscita cada vez más críticas

Soledad Gallego-Díaz 2 DIC 2012 – 00:00 CET

Solamente un país miembro de la Unión Europea (República Checa) votó en contra del reconocimiento de Palestina como miembro de Naciones Unidas con el estatuto de Estado observador. De los 26 restantes, 14 votaron a favor (Francia, Italia y España, incluidas) y 12 se abstuvieron (entre ellos aliados tan tradicionales de Israel como Alemania y Holanda). Los nueve votos en contra fueron los del propio Israel, Estados Unidos, Canadá, Panamá, y cuatro pequeños Estados del Pacífico, Islas Marshall, Micronesia, Nauru y Palau. Probablemente nunca hasta ahora había quedado tan claro que los intereses de Israel y de Estados Unidos, que se presenta en todo el mundo como una potencia dialogante, salvo en Oriente Próximo, empiezan a ser divergentes.

Washington gestionará como pueda esa situación, pero está claro que el voto de Naciones Unidas refleja una realidad: la política de Israel de ocupación y progresiva colonización de los territorios palestinos, y la cruel manera como se gestiona está suscitando cada día mayor irritación. La formidable fuerza de las imágenes en Internet y en emisoras como Al Jaazera con que los palestinos consiguen por primera vez en su historia traspasar el muro de silencio y aislamiento que les ha rodeado durante décadas está teniendo un efecto político real y esa nueva circunstancia no tiene ya vuelta atrás.

Es verdad que la Unión Europea no ha sido capaz de mostrar una posición conjunta, en una nueva demostración de la imposibilidad de desarrollar una Política Exterior Común, pero sí está apareciendo esa unanimidad en documentos internos, de menor influencia política, desde luego, pero donde queda reflejado ese creciente enojo. La UE no va a cambiar, por supuesto, su firme defensa de la existencia del Estado de Israel y de su derecho a la seguridad, pero cada día más, sin mucha publicidad, pero con insistencia, está advirtiendo a Tel Aviv que también existen los derechos de los palestinos y que están siendo reiteradamente violados por israelíes.

El último de esos documentos, que quizás sea el responsable de la inesperada abstención de Alemania en la ONU, es el aprobado por el Comité Político y de Seguridad de la UE el pasado 16 de noviembre, en el que se denuncia el incremento de los ataques que realizan los colonos israelíes en territorios palestinos contra población civil y la evidente impunidad con la que actúan. “Los diplomáticos europeos deben estar atentos a este problema y hacerse presente incluso en los juicios que se puedan plantear”, algo que, según analistas de Eurobserver, que publican el documento íntegro (http://euobserver.com/foreign/118317) solo se ha reservado hasta ahora para países como Bielorrusia.

Documentos internos de la UE advierten a Israel que los derechos de los palestinos también existen

El documento expresa la preocupación del comité por la violencia de los colonos y sus provocaciones contra civiles palestinos y pide al Gobierno israelí que cumpla con las obligaciones que establecen las leyes internacionales y lleve a esos extremistas ante los tribunales. “Los ataques son cada vez más severos y, en algunas áreas, más coordinados”, explica. Además, son mucho más frecuentes: aumentaron un 32% en 2011 respecto a 2010, y afectan a palestinos, mujeres y niños, así como a sus campos agrícolas (10.000 árboles han sido arrancados) y a sus lugares de culto (se han destruido más de diez mezquitas solo este año). La mayoría de esas agresiones tienen lugar en Cisjordania y muchos de ellos “parecen ser parte de un sistema de coerción que intenta forzar a las comunidades palestinas a abandonar el área a fin de poder expandir los asentamientos israelíes”. Los expertos de la UE se felicitan por la reciente y “fuerte condena” de esos actos violentos por parte del Gobierno israelí (el ministro de Exteriores dijo que eran “actos terroristas”), pero lamenta que las autoridades israelíes no tomen firmes acciones contra estos actos, “contribuyendo así a una cultura de impunidad en la que la violencia continúa”. El 90% de las denuncias de las que ha tenido conocimiento la ONU han sido descartadas sin detenciones. Además, protesta el documento europeo, muchas víctimas no pueden siquiera presentar sus reclamaciones porque las estaciones de policía están precisamente en los asentamientos de colonos, donde los palestinos no pueden entrar.

El Comité Político y de Seguridad de la UE termina dando la luz verde para que los países que lo deseen impongan la prohibición de dar visados a esos colones israelíes violentos, de manera que no puedan viajar a la UE. solg@elpais.es

Un relato europeo sobre los colonos israelíes | Internacional | EL PAÍS

Nós antigos, como o Nó Górdio, mas já não há Alexandre Magno

Filed under: Oriente Médio — Gilmar Crestani @ 8:50 am

 

Nudos viejos

En Oriente Próximo hay tres nudos. El mayor es el que ata a israelíes y palestinos; el segundo el sectarismo de chiitas y suníes; el tercero está en Egipto

Lluís Bassets 2 DIC 2012 – 00:00 CET

El nudo ha ido creciendo con los años. Es lógico el pesimismo, porque cada vez que alguien ha intenta desanudarlo lo único que ha conseguido es embrollarlo más todavía. Si observamos con atención veremos que no es un nudo, sino tres. Cuando uno se afloja los otros quedan más firmes.

Así es Oriente Próximo. El mayor nudo aparentemente es el que ata a israelíes y palestinos en una confrontación casi siempre violenta desde hace unas siete décadas. Aunque los israelíes apelen a una historia de tres milenios, es el nudo más joven, hijo directo del siglo XX. Conocemos la fórmula para desanudarlo y es la que aprobó la Asamblea General de Naciones Unidas hace 65 años adjudicando una parte del territorio entre el Jordán y el Mediterráneo a los judíos y la otra a los palestinos, es decir, los dos Estados en paz y seguridad conviviendo uno al lado del otro. Entonces no la admitían las autoridades árabes y ahora no la quieren las autoridades israelíes.

El segundo nudo es el que opone desde hace siglos al sectarismo chiita con el sectarismo sunita, transformado ahora en una guerra civil siria entre el régimen apoyado por Irán y una oposición armada que recibe el auxilio de las monarquías petroleras de la península arábiga y de Turquía. Más amplias son las ataduras que lo vinculan, por un lado con un frente de países árabes y occidentales, con Washington a la cabeza, y por la otra con Rusia y China, potencias proclives a tomar ventaja de cualquier desventaja de Estados Unidos. Este nudo huele a guerra fría del siglo XXI.

Cada uno de los tres nudos está compuesto por otros muchos más pequeños

El tercer nudo está en Egipto y es el más antiguo, y de ahí que sea crucial para desanudar a los otros dos. En él están atados y enfrentados desde épocas milenarias el poder faraónico y la voluntad democrática del pueblo. Con la primavera árabe creímos que empezaba a desanudarse. La llegada del islamista Mohamed Morsi gracias a las urnas hizo creer que el nuevo rais intentaría deshacer también el nudo de Siria y luego el de Palestina. Mandó una severa advertencia al régimen de El Assad, demostró después su capacidad de mediación entre Gaza e Israel con la tregua que obtuvo tras la guerra de los misiles. Aunque promete desanudar los tres, cada gesto suyo aprieta más el nudo egipcio, pues se acompaña de una mayor concentración de poder en sus manos, primero en detrimento del ejército y del parlamento y luego de la judicatura.

Cada uno de los tres nudos está compuesto de otra infinidad más de nudos más pequeños. Deshacemos uno con la tregua en Gaza, otro con el reconocimiento internacional de Palestina y otro más con la acotación del poder presidencial en Egipto después de haberlo ampliado, pero luego la inscripción de la sharia en la Constitución egipcia anuda de nuevo el poder del pueblo al de los Hermanos Musulmanes. Cuanto más viejo el nudo, más difícil de desanudar.

Nudos viejos | Internacional | EL PAÍS

01/12/2012

Fórum Social Mundial Palestina Livre tem início em Porto Alegre

Filed under: FSM,Israel,Oriente Médio,Palestina,Porto Alegre — Gilmar Crestani @ 9:13 am

Cerca de três mil pessoas participam de evento que promove a luta pela libertação nacional dos palestinos

O conflito contra Israel e a luta pela libertação nacional do povo palestino serão os principais temas de discussão durante os próximos três dias no FSM (Fórum Social Mundial) Palestina Livre, ou FSMPL, que tem início nesta quinta-feira (29/11) em Porto Alegre, Rio Grande do Sul.
Leia mais: Palestina tenta reconhecimento histórico 65 anos após primeira divisão da ONU na região
Cerca de três mil pessoas estão inscritas para participar do FSMPL. Ao todo, 36 países de quatro continentes estão representados. Ativistas, organizações, movimentos e intelectuais de dezenas de países estão inscritos para participar de conferências e atividades sobre diferentes temas relacionados à questão palestina.
Agência Efe (25/11)

Manifestantes pró-Palestina protestam contra recente ataque a Gaza. Marcha ocorreu em Madri, na Espanha, um dos países participantes do Fórum
Enquanto a maior parte da atenção mundial está focada nos esforços diplomáticos e na atividade das principais autoridades palestinas, este evento procura dar voz aos palestinos e árabes israelenses que convivem diariamente com a ocupação de Israel, aos refugiados que ainda lutam por seu direito de retorno e a movimentos internacionais que propõem críticas e formas de reivindicação. O Fórum pretende mostrar como essas diferentes pessoas lidam com uma política a qual consideram segregacionista e o que sugerem como solução.

Leia mais

As dezenas de mesas de discussão contemplam esse esforço abrangente, mas também se unem em torno de três princípios fundamentais: o fim da ocupação e colonização israelense em todas as terras árabes, além da derrubada do muro; a garantia à igualdade plena dos direitos fundamentais dos cidadãos árabe-palestinos de Israel; e a implementação, proteção e promoção dos direitos dos refugiados palestinos para que esses possam regressar às suas casas e propriedades como está estipulado na resolução 194 da ONU.
As divergências também estão colocadas na mesa do FSMPL. Enquanto alguns defendem a solução de dois estados, outros são favoráveis à constituição de um único estado laico e democrático para abranger os dois povos. Enquanto alguns comemoram a iniciativa do presidente palestino, Mahmoud Abbas, de pedir o reconhecimento da Palestina nas Nações Unidas, outros apresentam críticas à sua proposta. Para os organizadores,  o contraditório também contribuirá para construir o evento.

Opera Mundi – Fórum Social Mundial Palestina Livre tem início em Porto Alegre

30/11/2012

Golpe de Europa a Netanyahu

Filed under: Benjamin Netanyahu,Israel,Oriente Médio,Palestina,Robert Fisk — Gilmar Crestani @ 8:55 am

Robert Fisk

Así pues, ya no tengo que poner Palestina entre comillas. Sólo Palestina. De vuelta al feudo otomano de Palestina, a la Palestina del mandato británico y al cumplimiento –si alguna vez llega– de la Palestina dividida por la ONU en 1947, hace exactamente 65 años: la Palestina árabe, que el viejo rey Abdalá –el padre de Hussein– anexó a Jordania. Si es que hay, desde luego, suficiente espacio para la Palestina árabe entre la maraña de colonias judías y caminos coloniales ya construidos y los que se siguen construyendo, con total impunidad y contra el derecho internacional, por todo el Estado viable de Palestina del que lord Blair de Kut al-Amara y el resto de nuestros amos hablan con tanto desparpajo.

Pero no se trata de eso ahora, ni para los palestinos ni para los israelíes. Lo que los palestinos y la izquierda israelí necesitan ahora es una sustancial votación europea occidental por un Estado palestino no miembro en la Organización de Naciones Unidas. Ya supimos ayer que Francia está a bordo, junto con Luxemburgo y España. François Hollande se puso un poco histérico en semanas recientes, reculando de su promesa de campaña de apoyar el reconocimiento internacional de un Estado palesino al decir a Benjamin Netanyahu, hace un mes, que quería negociaciones sin precondiciones entre israelíes y palestinos más que una votación en la ONU. Pero obviamente el Quaid’Orsay lo pensó mejor.

Para la izquierda israelí eso era esencial. Temía que si únicamente los países no democráticos del mundo votaban por Palestina, Netanyahu estaría en condiciones de decir que, como Mahmoud Abbas sólo pudo ganar la votación con ayuda de extremistas, déspotas y potentados, Israel podía clamar una victoria moral y desentenderse de la cuestión. Pero si las verdaderas democracias de Europa apoyaban a Palestina, sería una catástrofe para Netanyahu. Desde luego, hasta esta mañana –si se cumplió el plazo– no sabíamos cómo votaría Alemania. Y todos sabemos por qué.

Inútil decir que ya los palestinos celebraban 24 horas antes de la votación. En Medio Oriente las celebraciones son un asunto riesgoso. Las esperanzas siempre resultan defraudadas. Pero la votación debe ser también un golpe para Estados Unidos, cuyo presidente ha mantenido su acostumbrada obediencia perruna a Netanyahu, suplicando en vano al mundo que siga la línea israelí-estadunidense: negociaciones directas de paz con los palestinos, aun si la construcción de colonias israelíes prosigue a un ritmo colosal, en vez de cualquier reconocimiento. Luego que Israel entregó a Hamas el enorme reconocimiento político de un cese del fuego, la semana pasada, Abbas necesitaba un reconocimiento infinitamente más importante para toda Palestina en las primeras horas de la mañana.

Los israelíes habían hecho circular entre los ministros del exterior del mundo sus esperanzas de que Palestina no sería reconocida en la ONU, y en privado sugerían toda clase de cochinadas si no se conceden sus deseos: construcción en masa de colonias, cese de toda negociación, mayor retención del dinero que se adeuda legalmente a la Autoridad Palestina. Pero, a decir verdad, son amenazas del Likud y de la derecha, más que de Israel. El país en conjunto –en especial la izquierda– no parece compartir esta visión del mundo. La paz a cualquier precio no sería un buen punto de partida, pero la paz al precio de Netanyahu no es atractiva para todos los israelíes.

Y para la mañana del sábado habremos descubierto si David Cameron se apegó a lo que parece ser el sentir de millones de británicos –una votación por Palestina en la ONU– o si prefirió el estatus de lord Blair, el de verdadero sirviente de la Casa Blanca y de Israel.

© The Independent

Traducción: Jorge Anaya

La Jornada: Golpe de Europa a Netanyahu

24/11/2012

O muro da insensatez e do próprio isolamento

Filed under: Israel,Oriente Médio,Palestina — Gilmar Crestani @ 9:33 am

 

Un mundo nuevo y el Israel de siempre

Si Tel Aviv solo “gestiona” el conflicto pueden caer sus pilares de seguridad

Mark Leonard23 NOV 2012 – 00:05 CET

Benjamin Netanyahu está intentando demostrar que nada ha cambiado. Israel defenderá a sus ciudadanos igual que hacía antes de la primavera árabe. El lenguaje de los políticos israelíes, la brutal eficacia de su campaña de bombardeos y las cifras asimétricas de muertos recuerdan a otras campañas anteriores. Pero la dinámica política que rodea a este ataque no puede ser más distinta.

El presidente de Estados Unidos no está en el gabinete de crisis de la Casa Blanca, sino que se dedica a volar por Asia mientras prepara su giro hacia el Lejano Oriente. El presidente egipcio, Mohammed Morsi, no cerró la frontera, sino que envió a su primer ministro a Gaza en señal de solidaridad. Y los líderes regionales, de Catar a Túnez y Turquía, se han situado en medio de la escaramuza. Pero los israelíes no están reaccionando a este entorno nuevo con una estrategia diplomática creativa, sino que parecen insistir más que nunca en técnicas ya probadas.

En mi última visita a Israel, vi que los funcionarios hablaban de que su Gobierno, en los últimos años, ha pasado de trabajar para la paz a “gestionar el conflicto”. Han construido un muro para mantener encerrados a posibles terroristas y lanzan ataques periódicos para trastocar las operaciones militares de Hamás y Hezbolá. (Un funcionario dijo que estos intentos repetidos de neutralizar a Hamás eran como “cortar la hierba”). Todos los países tienen derecho a defenderse. Pero la violencia, mientras no forme parte de una estrategia política, no suele generar auténtica seguridad. El problema de todas estas operaciones militares es que crean una reserva cada vez mayor de resentimiento en la zona y erosionan el prestigio internacional del país.

Con Netanyahu, Israel está cayendo en una especie de triple escapismo —defensivo, geopolítico y económico— que aleja cada vez más a la nación del diálogo directo con los palestinos.

Israel está cayendo ahora en una especie de triple escapismo: defensivo, geopolítico y económico

Los muros de hormigón de casi diez metros de altura que recorren la barrera de seguridad de Israel no solo protegen a los israelíes de atentados terroristas. También les ocultan la realidad de su ocupación y han hecho que el Gobierno israelí evite todo tipo de negociaciones de las que se necesitan para lograr una paz duradera.

Hoy, muchos israelíes se niegan a celebrar negociaciones serias con los palestinos mientras estos no reconozcan el derecho de Israel a ser “un Estado judío”. Un alto oficial de los servicios de inteligencia del Ejército dice: “Antes pensábamos que esta era una disputa territorial, pero ahora hemos comprendido que en realidad es conceptual, sobre la legitimidad de la existencia de Israel como Estado judío”.

Isaac Rabin solía decir que trabajaría en el proceso de paz como si no hubiera terrorismo y combatiría el terrorismo como si no hubiera proceso de paz, pero a Netanyahu solo le ha interesado siempre la segunda parte de esa ecuación.

El segundo escapismo de Israel es geopolítico. La clase dirigente está preocupada por las repercusiones de las revueltas árabes, pero tiende a ver las expresiones de solidaridad de los nuevos dirigentes hacia los palestinos como gestos huecos. Sin embargo, Daniel Levy, un exasesor del primer ministro israelí Ehud Barak que hoy es investigador en el Consejo Europeo de Relaciones Exteriores, dice: “Es peligroso y equivocado suponer que los Estados árabes han retirado las sanciones económicas y las respuestas militares de la mesa para siempre”.

Un motivo por el que los israelíes no se toman en serio el riesgo de que sus vecinos emprendan acciones sustanciales es que muchos saben que su disputa con los palestinos queda empequeñecida al lado de conflictos más apremiantes como los que enfrentan a chiíes y suníes o a regímenes reformistas y contrarrevolucionarios.

Con Benjamin Netanyahu,

el país se aleja cada vez más del

diálogo con los palestinos

Los israelíes hablan de su temor al programa nuclear de Irán, pero también confían en que el sentimiento anti-iraní transforme la política regional. Los Estados artificiales creados por Occidente tras la Primera Guerra Mundial podrían venirse abajo y ser sustituidos por nuevas entidades formadas en función de tribus y sectas. “No es imposible imaginar que, con la región en pleno caos”, dice un miembro de la Knesset, “Irak, Siria y Jordania pudieran desaparecer y los palestinos se afiliaran a nuevas entidades”.

A varios analistas de inteligencia especializados en Oriente Próximo les parece absurdo obsesionarse con una solución de dos Estados basada en las fronteras de 1967 precisamente cuando las fronteras y las formas de Gobierno de todos los Estados de la región están a disposición de quien las quiera. Pero no se trata de eso. Sean cuales sean las fronteras de otros Estados, los palestinos siempre exigirán sus derechos como ciudadanos.

El escapismo económico constituye hoy el centro para el mundillo político de Israel. La clase dirigente del país ha creado un nuevo mito fundacional apropiado para una época de consumismo: el de la nación start-up de empresarios que llegaron al desierto a crear empresas de alta tecnología. Este país de siete millones de habitantes, en estado de guerra desde su fundación, sin recursos naturales, posee más compañías nuevas incluidas en el Nasdaq que Japón, China, India, Corea y Reino Unido, según Daniel Senor y Saul Singer. No obstante, los partidos de izquierda aseguran que las reformas económicas que han impulsado ese crecimiento han hecho que este país furiosamente igualitario se haya llenado de desigualdades y que el aumento de los precios y los recortes en los servicios estén afectando cada vez más a la clase media. Por eso, el año pasado hubo una protesta —denominada tentifada— contra el coste de la vida. Si la primera generación de Israel se dedicó a fundar el Estado y la segunda, a defenderlo con heroísmo de las agresiones externas, los israelíes actuales están preocupados por los precios de la vivienda y de alimentos básicos como el requesón.

La paradoja es que Israel se ha retirado del mundo en un momento en el que sus perspectivas de supervivencia a largo plazo se han vuelto más inseguras que nunca. La operación actual se denomina Pilar Defensivo. Es irónico que se produzca cuando los cuatro auténticos pilares de la seguridad del país están erosionándose: el recuerdo del Holocausto, su condición de única democracia en Oriente Próximo, su superioridad nuclear y militar de tipo convencional y la protección de Estados Unidos. La peor perspectiva para los israelíes sería que los palestinos les superaran como víctimas, los árabes como democracias y los iraníes en cuestión de armas; y, además, dejaran de ser centro de atención para Estados Unidos por su giro hacia el Pacífico.

Si Israel intenta protegerse retrocediendo a un mundo en el que imagina que se puede “gestionar” el conflicto y en el que la demografía y los asentamientos hacen que sea imposible negociar una solución de dos Estados, los pilares de su seguridad tendrán aún más probabilidades de derrumbarse. Por consiguiente, pese a todas las complejidades por las dos partes, que hacen que sea tan difícil lograr esa solución, no puede permitirse esperar hasta que surja un interlocutor más conveniente o una situación más estable. Necesita un acuerdo. Cuanto antes, mejor. Esa es la única manera de defender la seguridad de sus ciudadanos.

Mark Leonard es cofundador y director del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores.
© Reuters.
Traducción de María Luisa Rodríguez Tapia.

Un mundo nuevo y el Israel de siempre | Opinión | EL PAÍS

20/11/2012

Todo mundo, exceto EUA & Israel, sabem

Filed under: Brasil,EUA,Israel,Oriente Médio,Palestina — Gilmar Crestani @ 7:51 am

É que o mundo está contra eles, os desamparados  pacifistas!

CLÓVIS ROSSI

A voz do Brasil é baixa demais

O país tem "soft power" para ser ouvido no horror do Oriente Médio, mas está sendo muito tímido

MADRI – A presidente Dilma Rousseff falou um pouco ontem sobre a voz do Brasil no mundo, para dizer que "a política do Brasil será a de um país que não cultiva inimigos nem projeta intolerância".

É verdade, mas é pena que o atual governo pareça tímido em fazer ouvir a sua voz, especialmente em momentos agudos como, para ficar apenas na atualidade imediata, a violência entre Israel e o Hamas.

Pena não só porque um país que está em paz com o mundo e não é intolerante tem o "soft power" para ajudar a desarmar crises, mas também porque a posição brasileira sobre a situação em curso na Palestina é correta.

"Só haverá paz na região se houver dois Estados legitimamente consolidados [Israel e o Estado Palestino]", disse Dilma ontem.

É essa a razão de fundo para o conflito que agora subiu de novo às manchetes gerando "o horror que sensibiliza qualquer ser humano", como disse, ao lado de Dilma, Mariano Rajoy, presidente do governo espanhol.

De fato, a foto na capa da Folha de ontem de uma criancinha palestina morta por um ataque israelense na faixa de Gaza supera qualquer limite do horror.

É correto também o apelo de Dilma ao secretário-geral das Nações Unidas para convocar o Conselho de Segurança, de forma a discutir e impor um cessar-fogo, primeiro e indispensável passo para brecar o horror.

Note, leitor, que a presidente, ao apontar a necessidade de dois Estados consolidados legitimamente não está tomando partido, não está apontando o dedo acusador para ninguém, nem para o Hamas, que ataca Israel, nem para Israel, que responde com uma força desproporcional.

Rajoy, embora muito mais cauteloso e moderado que Dilma, é mais incisivo nesse ponto. Diz que "Israel tem direito à legítima defesa, mas nós solicitamos contenção na resposta, para que a situação não degenere em conflito aberto".

Quando digo que o governo é tímido, refiro-me à política de comunicação de Dilma e de seu chanceler, Antonio Patriota, não às posições deles.

Seguinte: Dilma só falou sobre o assunto que domina todo o noticiário internacional quando provocada por uma pergunta de André Luiz Azevedo (Rede Globo), na entrevista que concedeu ao lado do líder espanhol, após o encontro bilateral.

A presidente e seu chanceler não tomaram a iniciativa de apresentar-se, uma ou o outro, espontaneamente, para falar aos jornalistas -e, de preferência, não apenas aos brasileiros.

Em Cádiz, durante a 22ª Cúpula Ibero-Americana, havia espaço para que os líderes presentes falassem a um grupo enorme de jornalistas.

Espaço que usaram Durão Barroso, o presidente da Comissão Europeia, e os quatro presidentes da Aliança do Pacífico (México, Colômbia, Peru e Chile), para não mencionar Vanda Pignato, a primeira-dama (brasileira) de El Salvador, que falou sobre o combate à violência contra a mulher.

Uma tribuna imperdível para um país sem inimigos e sem intolerância, numa hora em que a intolerância leva ao horror.

Se continuar a falar baixo, o Brasil nunca será cachorro grande na cena internacional.

crossi@uol.com.br

09/09/2012

Los últimos días de Arafat

Filed under: Oriente Médio,Yasser Arafat — Gilmar Crestani @ 11:38 am

El misterio sobre la muerte de Arafat se reaviva ocho años después

Ana Carbajosa24

El hombre de confianza del rais palestino relata a EL PAÍS lo que comió y bebió en sus últimos días, asediado por el Ejército israelí

El rais comía pollo y guisantes y se lavaba con agua contaminada en el encierro previo a su muerte

Ana Carbajosa 9 SEP 2012 – 09:13 CET25

Yasir Arafat se despide de sus colaboradores en Ramala, en octubre de 2004, antes de salir hacia París para ser tratado por los médicos. / JIM HOLLANDER (EFE)

Un grupo de obreros remoza llana en mano el impresionante mausoleo de Yaser Arafat. El líder palestino por excelencia lleva ocho años enterrado aquí en Ramala, junto a la Muqata, el palacio presidencial en el que pasó sitiado sus tres últimos años de vida. Cientos de escolares, familias palestinas repeinadas en el fin de semana, y turistas de medio mundo visitan a diario este inmenso cubo de piedra beis que aloja en su interior la tumba y el cuerpo del hombre-símbolo de la causa palestina. Encierra además un preciado secreto: la verdadera causa de la muerte del rais palestino.

El paso de los años no ha conseguido aminorar el interés por el asunto. Al contrario. El misterio que rodea a la muerte de Arafat ha cobrado fuerza después de que Suha, la viuda del líder, autorizara el análisis de su ropa interior y su kefiya, su célebre pañuelo palestino. Un instituto de radiofísica suizo ha encontrado dosis anormales de polonio 210, la sustancia radioactiva que envenenó al disidente ruso Alexander Litvinenko en 2006.

Los resultados, advirtieron los suizos a la cadena Al Yazira, promotora de la investigación, no son concluyentes. Si Suha quiere saber la verdad debe exhumar el cadáver y tomar más muestras. Después vino la demanda de Suha en Francia y los preparativos del viaje de los expertos franceses a Ramala, donde aterrizarán en las próximas semanas para desenterrar a Arafat.

Tawfiq Tirawi preside la comisión palestina que investiga la muerte de Arafat y anuncia que no pondrán trabas a los franceses. En su despacho de Ramala explica que para tomar las muestras hay que desenterrar el cuerpo y llevarlo al hospital. Y que los enviados de Francia deberían estar trabajando en menos de un mes.

"El Ejército israelí nos tenía rodeados. Faltaba el oxígeno. Unas 200 personas convivíamos en 300 metros cuadrados"

Tirawi es el hombre de confianza de Arafat, que le siguió desde Beirut en los ochenta y que dirigió los servicios secretos en Cisjordania durante la segunda Intifada. Una de las bestias negras israelíes. Se refugió en la Muqata junto a Arafat hasta que se lo llevaron en volandas al hospital de París en el que murió el 11 de noviembre de 2004, a los 75 años. Ahora Tirawi recuerda los últimos días de asedio. Qué comieron, qué bebieron y qué respiraron resulta, en su opinión, determinante a la hora de esclarecer la muerte.

“El Ejército israelí nos tenía rodeados. Faltaba el oxígeno. Unas 200 personas convivíamos en 300 metros cuadrados. No había agua potable y la comida escaseaba. Los alimentos venían de fuera”. Tirawi continúa: “Eran los palestinos los que traían el agua para beber y los alimentos. Pero antes de introducir nada, debían entregar las mercancías a los soldados que cercaban la Muqata y que lo examinaban sin permitir la presencia de palestinos”. Ése es uno de los momentos que los abonados a la tesis del envenenamiento israelí podrían considerar idóneo para inyectar polonio 210. Tirawi no lo descarta, pero tampoco le resulta demasiado creíble porque la comida entraba en grandes cantidades. “Si traían diez pollos, ¿cómo iban a saber los israelíes cuál se iba a comer Arafat?”.

Durante el encierro, Arafat llevó una dieta saludable. Comía pollo y algo de pescado. Carne en contadas ocasiones. Verduras, casi siempre las mismas: maíz y guisantes. La miel y las manzanas eran sus postres favoritos. La comida era escasa pero sana. El problema eran las condiciones sanitarias y el monumental estrés que sufrieron, rodeados por tanques noche y día. Dormían unos encima de los otros. Arafat, rodeado de sus colaboradores más cercanos. El resto, repartido por donde podía. El agua que utilizaban para las abluciones previas al rezo estaba sucia. Varios de los que compartieron encierro con Arafat enfermaron y dos de ellos murieron después.

“La situación allí dentro era penosa”, cuenta desde Ammán Munib Al Masri, el multimillonario palestino e inseparable de Arafat. “Aquello era espantoso. Estaba lleno de escombros. Se tuvieron que trasladar al segundo piso donde estaban más protegidos de los bombardeos”, recuerda Al Masri, tesorero de la Fundación Arafat, quien visitó a su amigo con regularidad en la Muqata, nietos incluidos, para levantar la moral del líder. Después, viajó con él hasta el hospital de París y de allí de vuelta a Ramala para el entierro.

Preservar el ánimo era crucial. Resalta Tirawi cómo le afectó a Arafat la suerte de guerra psicológica que dice le declararon estadounidenses e israelíes. “La presión de Washington era tal que ni siquiera los líderes árabes se atrevían a llamarle. En el último año, sufrió un aislamiento total”.

Llegó un momento en el que Arafat fue consciente de que estaba enfermo, a pesar de que trataba de restarle importancia de cara a la galería. “No quería que le vieran deprimido. Tenía una mancha roja al lado de la nariz. Le decíamos que tenía que intentar salir para que le trataran, pero él bromeaba”, cuenta Tirawi. Al Masri asegura que Arafat “nunca tuvo miedo. Cuando estábamos asustados, él era el que nos animaba”. Pero, pese a mantener el tipo, el guerrillero que en el pasado había conseguido burlar la muerte como pocos, acabó sus días como la mayoría de los mortales; sin mayor heroísmo. Debilitado, adelgazado. Un buen día, en una cama de hospital, simplemente se fue.

Los informes médicos del hospital francés en el que murió hablan de una hemorragia y una infección de origen indeterminado. No aportan por tanto excesiva luz a las causas de la muerte. Algunos de los síntomas de Arafat coinciden con los del envenenamiento por Polonio, pero otros no casan, dicen los suizos y explica el físico nuclear Norman Dombey, profesor emérito de la Universidad de Sussex. “Es muy improbable que fuera envenenado con Polonio 210. Se le habría caído la barba y el pelo y no hay noticia de que eso sucediera. Además, en estos ocho años, el polonio se habría reducido en masa en un factor de un millón”, sostiene Dombey. Detalla, además, que el polonio 210 se fabrica en Sarov, Rusia, aunque hay una posible pero no confirmada fabricación israelí hace décadas.

Pero para Tirawi no hay duda de que “a Arafat lo mataron los israelíes”. Agita un documento en el que ha recopilado las amenazas de muerte verbalizadas por los políticos israelíes de la época. Pero también añade un elemento que aporta toneladas de intriga palaciega y que ha sido tema de conversación en los territorios palestinos. “Si alguien puso polonio tuvo que ser un palestino por encargo israelí”, se ha dicho. El baile de nombres de rivales políticos del rais es constante, aunque algunos suenan con más insistencia que otros. Israel niega tajante la autoría y asegura que no piensa obstruir la investigación francesa. “No tenemos nada que ver con este asunto; nada que ocultar”, asegura Yigal Palmor, portavoz del ministerio de Exteriores israelí. “Lo que no es serio es que los palestinos tengan sus conclusiones antes de que haya empezado la investigación”, señala. En la calle, la inmensa mayoría de los palestinos cree que Arafat no falleció de forma natural. “Los palestinos sabemos que Israel le asesinó. Que probablemente algún agente del Mossad entró en la Muqata fingiendo ser uno de los cooperantes que le visitaban. Otra cosa es que vayan a pagar por ello. ¿Pasó algo después de Sabra y Chatila, de Gaza?, pregunta escéptico Samer Karaka, regente de un ultramarinos cercano a la tumba.

Murad y Osama, en cambio, se frotan las manos. Vestidos de camuflaje militar y armados hasta los dientes custodian el mausoleo. Ellos también estaban allí los años del cerco israelí y ofrecen un retrato de la vida en la Muqata muy similar al de Tirawi. La idea de que la rumorología que habla desde hace años de muerte por envenenamiento se haya convertido en investigación judicial les entusiasma.

Los últimos días de Arafat | Internacional | EL PAÍS

08/08/2012

Los tesoros antiguos pulverizados de Siria

Filed under: Oriente Médio,Robert Fisk,Síria,Terrorismo de Estado — Gilmar Crestani @ 9:09 am

Alguma diferença com o que os americanos fizeram com o museu do Iraque? Relíquias das culturas dos Sumérios e Caldeus foram roubadas e hoje ornam casas de ex-soldados. Ex-soldados como este que entrou num templo Sik e assassinou 7 pessoas. O botim de guerra não foi inventado pelos EUA, mas virou uma prática cultural que os americanos praticam mesmo quando não estou em guerra. Robert Fisk é provavelmente o ocidental com melhor conhecimento sobre o Oriente Médio, e faz se trabalho em livro e em jornais como The Guardian. Seus artigos aparecem nos principais jornais do mundo, principalmente os de esquerda. Os de direita só atendem a quem os finanCIAm!

Los tesoros antiguos pulverizados de Siria

Robert Fisk

Foto

Bosra, ciudad del sur de Siria, alguna vez capital de la provincia romana de Arabia, era una parada importante en la antigua ruta de las caravanas hacia La Meca. Un magnífico teatro romano del siglo II, ruinas romanas y bizantinas, así como varias mezquitas se encuentran dentro de sus murallasFoto Sitio de Internet de la Unesco

Los invaluables tesoros de la historia siria –castillos de los cruzados, mezquitas antiguas, iglesias, mosaicos romanos, las reconocidas ciudades muertas del norte y sus museos repletos de antigüedades han caído en manos de saqueadores y destructores que hay tanto en las filas de los opositores como del ejército mientras los combates envuelven al país. Si bien los monumentos y museos de las dos principales ciudades, Damasco y Alepo, se han salvado en su mayor parte, reportes a lo ancho y largo de Siria hablan del daño irreparable que han sufrido patrimonios sin igual en todo Medio Oriente. Incluso el magnífico castillo de Krak des Chevaliers, descrito por Lawrence de Arabia como quizás el mejor conservado y más admirable del mundo, y mismo que Saladino no logró conquistar, ha sido bombardeado por el ejército sirio, que dañó la capilla de los cruzados que se encuentra en su interior.

La destrucción de los tesoros históricos de Irak durante la secuela anárquica de la invasión angloestadunidense de 2003, el pillaje en el museo nacional, la quema de la biblioteca coránica, la destrucción de las antiguas ciudades sumerias, podría repetirse en Siria. Según denuncias de arqueólogos sirios y de occidentales especializados en la edad de bronce y ciudades romanas, afirman que el templo asirio fue destruido en Tell Seij Hamad; que hubo daños masivos en los muros y las torres de la ciudadela en torno al castillo Al Madiq, una las más famosas fortalezas de los cruzados en la región y que originalmente fue conquistada por Bohemundo primero de Antioquia en 1106.

Además, han sido saqueados los magníficos mosaicos romanos de Apamea, donde los ladrones usaron bulldozers para levantar completos los pisos romanos y trasladarlos a otros sitios. Increíblemente, lograron llevarse también dos gigantescos capiteles que estaban encima de los portales de la Decumanus; la principal avenida que cruzaba la ciudad romana de este a oeste.

En muchos casos, rebeldes armados han buscado santuarios tras los gruesos muros de antiguos palacios, sólo para descubrir que el ejército sirio no vacila en despedazar estos edificios históricos para destruir a sus enemigos. Encarnizadas batallas entre rebeldes y tropas sirias han ocurrido en medio de las ciudades muertas, que son cientos de poblados greco-romanos dispersos en las afueras y alrededor de Alepo, y que alguna vez fueron el corazón de la Siria antigua.

Unidades militares del gobierno han ocupado el castillo de Ibn Maan, en la ciudad romana de Palmira, y desplegado sus tanques y vehículos artillados en el Vallede las Tumbas, al oeste de la antigua ciudad. Existen reportes de que las milicias oficialistas han cavado trincheras dentro de las ruinas romanas.

La situación actual del patrimonio histórico sirio es catastrófica, según Joanne Farchakh, arqueóloga libanesa que también investigó la destrucción y el pillaje de los tesoros históricos de Irak a partir de 2003 y ayudó al museo de Bagdad a reclamar algunas de sus piezas robadas. Uno de los problemas es que durante los diez años previos a la guerra el régimen sirio estableció 25 museos culturales en todo el país para fomentar el turismo y conservar objetos valiosos en dichos sitios. En muchos de ellos se colocaron monumentos de piedra en jardines exteriores, en parte para demostrar que el régimen era lo suficientemente fuerte para protegerlos. Ahora el museo de Homs ha sido saqueado, quién sabe si por rebeldes o por milicias del gobierno, y vendedores de antigüedades me dicen que los mercados de Jordania y Turquía están inundados de artefactos provenientes de Siria, señaló la experta.

Existe, desde luego, un cuestionamiento moral en torno a nuestra preocupación por la destrucción de tesoros de la historia. Un simple sentimiento de humanidad indica que la muerte de un solo niño sirio en medio de 19 mil muertos que contabilizan como saldo de la tragedia en Siria desde luego tiene más peso que el robo y la desaparición de 3 mil años de civilización. Cierto, pero la pulverización y el hurto de ciudades históricas completas priva a millones de personas que forman las futuras generaciones del derecho que tienen de conocer la semilla de sus propias vidas. Siria siempre fue conocida como la tierra de las civilizaciones. Damasco y Alepo están entre las ciudades habitadas más antiguas del mundo y Siria es el lugar en que nació la sociedad agraria. El terrible conflicto que devora al país nos privará, y a nuestros descendientes, para siempre de esta narración.

Merecen enorme crédito los arqueólogos sirios que de manera anónima se han dado a la tarea de catalogar la destrucción de los sitios históricos de todo el país. El gobierno ha bombardeado poblados que existen dentro de ciudades antiguas; los opositores aparentemente se han refugiado en en una pequeña localidad civil que está construida en las maravillosas ruinas de Bosra, y que contiene uno de los teatros romanos mejor conservados del mundo, lo cual no ha impedido que edificios circundantes hayan sido destruidos. Ataques similares han acabado con los cimientos de edificios bizantinos en Al Bara, Deir Sunbel y AinLarose, en el norte de Siria.

En el monasterio de Sednaya, aparentemente fundado por el emperador Justiniano, donde los habitantes aún hablan arameo, la lengua de Jesús, granadas han dañado la sección más antigua del edificio, que data del año 574. La mezquita de Umayad, en Deraa, es una de las estrucutras de la era islámica más antiguas de Siria, construida por órdenes del califa Irmar Ibn Khattab, y también ha quedado dañada.

Sin caer en cuenta de la ironía que implica usar el término que emplea el mundo occidental para llamar a los enemigos del Estado, el doctor Bassam Jamous, nombrado por el gobierno director general de antigüedades en Siria, afirma que terroristas han usado como blancos edificios históricos en Damasco, Alepo, Bosra, Palmira y la ciudadela de Salah al Din (Saladino). Ésta última fue una fortaleza de los cruzados tomada por el héroe guerrero kurdo en 1188; el mismo año que recapturó Jerusalén para los musulmanes de manos de Balian Ibelin.

Hace algunos meses, las autoridades sirias reportaron el robo de una estatua dorada del siglo VIII antes de Cristo de un dios arameo, y que sigue desaparecida a pesar de que se notificó a Interpol. En ese momento se admitieron robos en museos gubernamentales en Deir ez Zor, Raqqa, Maarat al Numan y Aqlaat Jaabar. Hiba Sahel, diector sirio de museos, ha confirmado que objetos del museo de Alepo han sido transferidos a bóvedas del banco central de Damasco para resguardarlos.

El grupo Patrimonio Arqueológico de Siria en Peligro está formado por especialistas sirios que llevan una lista de la destrucción y el robo de los tesoros; en su página web ha denunciado que el primer ministro sirio, Adel Safar, escribió a sus colegas de gabinete en julio del año pasado para advertirles que el país está amenazado por grupos criminales con armas de alta tecnología que se especializan en el robo de manuscritos y antigüedades, así como en saquear museos. Los arqueólogos consideran que esta misiva es muy extraña pues parece advertir de un pillaje antes de que ocurriera, lo cual sugiere que los funcionarios del régimen pudieron haber preparado formas para ser ellos quienes robaran y vendieran de forma privada el patrimonio histórico del país, cosa que ocurrió durante el gobierno del padre del presidente, el difunto Hafez Assad.

Es así como el saqueo y la destrucción se encuentran en el orden del día de todos los bandos del conflicto, junto con los ladrones que se mueven por todos los sitios históricos cuando la seguridad de un Estado se evapora. En realidad, Siria siempre ha sufrido –y su gobierno siempre ha tolerado– una cantidad limitada de robo en sitios históricos para mejorar la economía en zonas pobres del país y enriquecer a los mafiosos del régimen. Pero lo que sucede ahora tiene dimensiones épicas y aterradoras. En lo tocante a antiguas iglesias, casas y calles de Homs, puede olvidarlas, ya no existen, afirmó la arqueóloga Joanne Farchakh. La especialisa en baluartes históricos familiarizada con las guerras en Líbano, Irak, el norte de Chipre y Siria, expresa con tristeza que está informada de que ladrones han cavado hoyos, de varios metros de diámetro, en zonas que albergan construcciones del segundo milenio antes de Cristo para desenterrar tesoros prehistóricos.

Mucha de esta destrucción ocurre no sólo en el mundo de la Roma antigua, de las Cruzadas y de la conquista y renacimiento musulmanes, sino en la tierra de los terroristas originales, de los asesinos cuyos sangrientos ataques contra toda autoridad se llevaron a cabo hace miles de años por órdenes de el viejo de las montañas. El mismo hombre que sitió el castillo de Al Madiq, que fue bombardeado por el ejército sirio en un hecho que quedó plasmado y puede adquirirse grabado en cinta de video.

© The Independent

Traducción: Gabriela Fonseca

La Jornada: Los tesoros antiguos pulverizados de Siria

07/08/2012

Golpe duro, pero no letal

Filed under: Oriente Médio,Robert Fisk,Síria — Gilmar Crestani @ 9:33 am

Robert Fisk

El desertor de más alto rango a la fecha –el primer ministro sirio Riad Hiyab– dejó este lunes al presidente Bashar Assad y se dirige hacia el patrocinador que mejor paga a los rebeldes de su país: el Estado de Qatar, retacado de petróleo.

En una guerra brutal que abunda casi tanto en cinismo con en sangre, la partida de Hiyab, si bien es un golpe altamente simbólico al régimen, no constituye un impacto directo al presidente.

Al igual que los generales y diplomáticos que lo han precedido hacia el exilio, el primer ministro es musulmán sunita, cuando el apoyo a Bashar dimana de la minoría alauita en el partido Baaz y el gobierno. Esa minoría sigue leal a él.

Encargó a su vocero en Jordania anunciar que ha desertado de la matanza y del régimen terrorista, que se ha unido a las filas de la revolución de la libertad y la dignidad, y que por tanto es desde este lunes un soldado de la bendita revolución.

Sin embargo, parece improbable –por bendita que sea la revolución– que el un tanto voluminoso Hiyad se ponga a disparar un lanzagranadas desde las barricadas de Alepo. Más probable es que se una al confuso amasijo de antiguos leales al régimen que ahora se congregan en torno a tres gobiernos en el exilio separados y a menudo antagónicos, la mayoría agradecidos con el inmensamente rico emirato de Qatar, para no mencionar al profundamente democrático reino de Arabia Saudita, que respaldan la revolución.

El propio gobierno sirio se ha apresurado a afirmar que Hiyad ya había sido destituido cuando huyó –declaración que sólo quienes aún creen en los Santos Reyes podrán aceptar–, pero Bashar designó de inmediato un remplazo, Omar Galauanyi, de Tartús, quien ya era ministro en el gobierno.

Por cierto, las raíces de Hiyad son interesantes. Proviene de la ciudad de Yirbet Gazel, en la provincia de Deraa, donde se inició la revolución, luego que la policía del gobierno torturó y mató a un chico de 11 años.

Aún más importante es que Hiyad es primo del vicepresidente Farouk al-Sharaa, también sunita pero miembro clave de la camarilla de ministros que toma las decisiones del régimen. Muchos sospechan que Al-Sharaa, leal y muy efectivo ministro del exterior en tiempos de Hafez Assad, padre de Bashar, podría también defeccionar –su única declaración reciente fue para negar que lo hubiera hecho–, pero no parece probable.

Luego de 20 años de servir a los baazistas, Al-Sharaa es considerado por Bashar digno de toda su confianza. Sin embargo, dadas las deserciones recientes, hay que rematar tales oraciones con un por el momento. La huida de Hiyad de Damasco constituye sin duda un golpe más severo a la cada vez más descolorida reputación del partido Baaz, fundado como institución secular abierta a todas las religiones por, entre otros, el cristiano Michel Aflaq. La creciente deserción de figuras sunitas del régimen sirio y del ejército mete una cuña en un partido ya fracturado.

Según el vocero de Hiyad –cuya retórica no está exactamente a la altura de su credibilidad–, el ex primer ministro se vio obligado a aceptar su elevación de ministro de agricultura, hace dos meses, porque lo habían amenazado con ejecutarlo.

Parece un cuento chino. No es probable que el presidente Assad haya designado a un premier a punta de pistola, porque sin duda el pobre hombre habría desertado. Lo cual, sin duda, es lo que Hiyad hizo.

© The Independent

Traducción: Jorge Anaya

La Jornada: Golpe duro, pero no letal

Próxima Página »

Blog no WordPress.com.

%d blogueiros gostam disto: