Ficha Corrida

24/05/2014

Grandes grupos de mídia, grandes mentiras

Todos os grandes grupos que exploram a informação como meio de enriquecimento se parecem, seja nos EUA, na Inglaterra, Itália, Argentina ou Brasil. Não há o menor compromisso com a verdade factual. Há a conveniência daquela verdade que defende a entrada de mais recursos, que atende interesse dos financiadores ideológicos ou da necessidade de combater aqueles que odeiam. Se nas ditaduras latino-americanas é mais do que certo que todos os grandes grupos foram e são partidários da ditadura, também é verdade que nos países ditos democráticos, como EUA e Inglaterra, os meios de comunicação hegemônicos se aliam aos seus parceiros ideológicos.

Foi assim, por exemplo, que New York Post e News of the World entraram na construção da mentira a respeito da existência de armas de destruição em massa no Iraque para justificar o assalto à mão armada ao petróleo iraquiano.

Não é por acaso que na Itália o maior mafioso dos últimos tempos, Sílvio Berlusconi tenha ficado mais de 20 anos no poder. Ele é dono da Mediaset, uma espécie de Roberto Marinho à italiana.

No Brasil o Instituto Millenium, inspirado na SIP, foi criado para dar sistematização e operacionalidade na defesa do interesse das cinco famílias (Civita, Frias, Mesquita, Marinho & Sirotsky). As manchetes para atacar os adversários ideológicos são idênticas e perfeitamente sintonizadas. Em contrapartida, toda vez que aparece uma falcatruas dos parceiros ideológicos, ou omitem ou tratam como se fosse um evento da natureza, sem demonizar a agremiação ou condenar o personagem envolvido.

Nada mais parecido com os grupos mafiomidiáticos brasileiros do que os argentinos. Ambos são frutos produzidos pelas respectivas ditaduras. O Grupo Clarin, não contente em se assoCIAr com a ditadura, precisou dela para poder ter dois filhos. A dona do Clarin, d. Ernestina Herrera de Noble  conseguiu da ditadura o que a esterilidade não lhe dava: Felipe e Marcela:

E esta semana o Grupo Clarin e demais assoCIAdos à SIP perpetraram mais uma das suas. O problema destes grandes grupos que atuam ao modo mafioso, é que a internet não permite mais que mintam sem que haja desmentidos. Acusaram até o papa de mentir, tudo para atacar a Presidenta Cristina Kirchner. O ódio ao governo argentino, como o ódio à Dilma, embota a razão e partem para ataques destrambelhados, sem qualquer lastro com a realidade. Tudo não passaria de uma ridícula “barriga jornalística” não fosse esta chaga de perseguir tudo e todos que não comungam das mesmas ideias, dos mesmos métodos.

"Todas as famílias felizes são iguais. As infelizes o são cada uma à sua maneira"

Una clase de periodismo

Ya habían pasado varias horas desde que el Papa confirmara telefónicamente con el embajador argentino ante el Vaticano que su saludo por el 25 de Mayo era auténtico. También desde que el nuncio dijera lo mismo. También desde que el vocero oficial del Vaticano lo repitiera. Pero si uno abría a las 11 de la mañana de ayer la edición web del diario La Nación no podía enterarse de ello, a pesar de que los cinco principales títulos estaban dedicados al tema.

El más importante afirmaba: “Habló el nuncio Tschering de la carta de Francisco a Cristina: Fue una confusión”. El segundo ya entraba en detalles: “‘Hablar de mala lecha fue un exabrupto’, admitió monseñor Guillermo Karcher”. El tercero estaba destinado a abundar sobre la personalidad de Karcher: “El perfil del ceremoniero pontificio que quedó en medio del escándalo”. El cuarto encabezaba una columna de opinión: “Misterios e interrogantes detrás del papelón”, y el quinto simplemente informaba: “Qué dice la carta que generó la polémica”.

En toda la página de apertura la única referencia directa a la noticia del día estaba en letra menor detrás del segundo título, donde se aclaraba que el sacerdote “rectificó su desmentida”.

En ninguna de las notas se informaba sobre la conferencia de prensa donde el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, había leído la carta del embajador argentino Juan Pablo Cafiero, donde el propio Papa se encargaba de ratificar su carta. Una solitaria mención al tema ya no estaba accesible, pero si uno buscaba especialmente todo lo publicado por La Nación bajo el lema de “Francisco y la Argentina” aparecía una notita que reconocía que el vocero vaticano le había desmentido la desmentida a la corresponsal del diario en Roma. Sin embargo, no se mencionaba allí la participación personal de Francisco en el cúmulo de confirmaciones y desmentidas.

Justamente esa intervención del Papa motivó un llamativo título en la edición web de Clarín: “El Gobierno difundió una conversación con el Papa y cargó contra los medios”. En el link correspondiente se podía ver y escuchar toda la conferencia de prensa en la cual Parrilli lee la carta y después sólo agrega: “El gobierno argentino, frente a esta confusión, no tiene ningún comentario más que realizar”. La única mención a los comunicadores estaba en la carta de Cafiero que sostenía que “el Papa se manifestó molesto con algunos medios sin rigor para informar a la sociedad”. El Papa, no el Gobierno.

Los que habían leído las ediciones impresas de esos dos diarios no podían sorprenderse demasiado de lo reflejado en sus respectivas páginas web. Clarín tituló en letras catástrofe: “Escándalo por una supuesta carta del Papa a la Presidenta”, y enseguida acusaba al Gobierno: “Presidencia la difundió ayer y era un saludo por el 25 de Mayo. Pero más tarde, desde el Vaticano dijeron que la carta era ‘trucha’ y con ‘mala leche’. Entonces el Gobierno salió a explicar que la había recibido de la Nunciatura y por los carriles normales”. Un recuadro se indignaba: “Hubo perplejidad en el Vaticano”. Era el anuncio en tapa de la nota del enviado especial del diario al Vaticano, Sergio Rubin, donde se asegura que Karcher le transmitió a Francisco la “noticia” y “que éste le pidió que saliera a desmentirla”. Eso lo dice Rubin, no Karcher. También dice que la Casa Rosada cometió “un papelón de trascendencia internacional”, a pesar de las aclaraciones realizadas por el gobierno argentino, publicadas ayer por Página/12, que mostraban con documentación que si existía alguna irregularidad, ésta se había cometido en el área de la Nunciatura o el Vaticano. Para él, el único resultado de la comunicación oficial fue “hacer crecer la confusión”. Atento a su experiencia, Rubin asegura que “cualquier persona conocedora de la Iglesia se hubiera percatado que una carta del Papa no podría llevar el membrete de la Nunciatura, sino del Vaticano”, “más allá del tuteo a la Presidenta y los errores ortográficos”. Tanta perspicacia le habían faltado más temprano al propio Rubin que en el canal de cable TN, del Grupo Clarín, antes de la inusual desmentida de Karcher, explicaba minuciosamente los alcances de la carta del Papa a CFK y decodificaba para el común de los mortales las significativas aunque disimuladas críticas al Gobierno que implicaba.

El título interior de la noticia en Clarín es “Papelón diplomático: El Gobierno difundió una carta del Papa que resultó ser trucha”. Para los legos, compara en gran tamaño la carta “trucha” con otra anterior y resalta en colores fuertes las “diferencias”. El punto principal es el membrete (de la Nunciatura en la nueva y del Vaticano en la anterior), aunque se descartó para ello la felicitación enviada por el 25 de Mayo del año pasado, que llegó al Gobierno con el membrete de la Nunciatura. En otros recuadros, que completan la cobertura, se burla de la afirmación del secretario Parrilli de que “no sabemos por qué el Vaticano dijo que esta carta era falsa”.

La nota de Rubin termina con una conclusión tajante: “Alguien le debe una disculpa al Papa”. ¿Se referiría a Clarín o al propio Rubin?

La edición impresa de La Nación no se quedó atrás. La nota principal de tapa, firmada por Mariano Obarrio, empieza diciendo “La relación entre el Gobierno y el Vaticano quedó envuelta ayer en un inédito escándalo por la difusión de una falsa carta del papa Francisco a la presidenta Cristina Kirchner”. Al igual que en la edición web, la culpa de todo la tiene el Gobierno, aunque éste para entonces ya había dejado en claro que era ajeno a la confusión. El destacado principal de la nota afirma: “Del anuncio a la aclaración, un papelón en cuatro actos. La divulgación de la carta falsa de Francisco dejó en evidencia las fallas en la comunicación oficial”. El columnista Fernando Laborde tituló su nota “El más misterioso de los papelones presidenciales” y en su texto pasa por alto todos los datos conocidos hasta ese momento que demostraban que si había existido un papelón, correspondía buscarlo en los dominios de la Iglesia. El misterio, en todo caso, quedó reducido a los cambios que sufrió la nota en la edición web después de que se conociera la confirmación papal sobre la autenticidad de la carta. Se eliminaron todos los párrafos con insólitos argumentos sobre la incompetencia oficial, se acomodaron los otros y sin ninguna mención a los propios errores se pasó a explicar lo que el artículo en su versión original negaba. Para completar la edición, el diario no tuvo mejor idea que reproducir en forma destacada parte de los descalificadores mensajes que atraviesan las redes sociales del tono de “Mañana a la Nunciatura le cae la AFIP” o “Que aparezca con vida Marcela, la secretaria de la Nunciatura” y las opiniones muy calificadas de gente como el diputado del Frente Renovador Alberto Asseff, que asegura que “es imposible que la carta haya salido de la Nunciatura”. También La Nación recurre a la comparación gráfica de dos cartas bajo el educativo título de “Las diferencias entre un texto falso y otro verdadero”. Seguramente hoy aparecerá la errata correspondiente bajo el título “Las diferencias entre un texto verdadero y otro verdadero”.

Página/12 :: El país :: Una clase de periodismo

18/02/2014

Zoando Clarín

Filed under: Grupo Clarin,Grupo RBS,Grupos Mafiomidiáticos — Gilmar Crestani @ 9:14 am
Tags:

Mas no Brasil, os “grupos” estão fechados com o Instituto Millenium!! Aqui a RBS, pode ter SISBOV, MAIOJAMA, ENGAGE EVENTOS, GEO EVENTOS, NET, TV, Rádios, Agropecuária, Puteiro, imobiliária, políticos, magarefes, que nada acontece. Isto, sim, é o Brasil! Também quero ir pra Miami…

EL PAIS › Nota de tapa

DIVIDIDOS

Por Werner Pertot

La Afsca aprobó por unanimidad la división del Grupo Clarín en seis unidades independientes para adecuarse a la ley de medios. “Resulta fundamental porque es el grupo económico que más se resistió a cumplir la ley”, le dijo Martín Sabbatella a Página/12

El pais › Entrevista al titular de la Afsca, Martín Sabbatella

“Un triunfo de la democracia”

Por Ailín Bullentini

Sabbatella asegura que el Grupo Clarín “nunca imaginó” que finalmente debería ponerse de acuerdo con la ley. Adelanta que la tarea de la Afsca será buscar que no haya “trampa” cuando presenten a los nuevos dueños.

El pais › Opinión

Dentro de la ley, todo

Por Mario Wainfeld

La propuesta de adecuación presentada por el Grupo Clarín fue aceptada por la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca). La decisión del directorio, en el que están… [+]

Página/12

27/01/2014

Grupo Clarín, com apoio da SIP, tem apoio da Folha

Filed under: Folha de São Paulo,Grupo Clarin,Grupos Mafiomidiáticos,SIP — Gilmar Crestani @ 8:36 am
Tags:

O editorial é da Folha de hoje, 27/01/2014, mas a imagem de capa é de 26/12/2001. Ao se posicionar, sob comando da SIP, ao lado do Grupo Clarin, contra o governo da Argentina, a Folha cumpre seu papel. A Argentina, desde que Menem, Alfonsin, De La Rua legaram um país quebrado sob comando da oligarquia Rural, comandada pelo Sistema Financeiro Internacional, vem lutando bravamente para alavancar a economia.

Os interesses atingidos são poderosos, mas nada se compara a campanha encabeçada pelos amestrados da SIP. A SIP é para a América Latina o que o Instituto Millenium é para o Brasil. Aliás, este é um filhote daquela, amamentado pelos interesses de Globo, Folha, Veja, Estadão, RBS e, como na OBAN, financiado pelo Banco Itaú. Quando do panelaço que derrubou De La Rua, li num banco em Buenos Aires uma pichação no CityBank que não me sai da memória: “aqui hicimos mierda con su diñero!” A Folha e toda Recoleta sentem saudades do tempo em que acharam que o dólar era a moeda oficial da Argentina.

Mas a Folha não se furta ao principal do ideário do Neoliberalismo de Fujimori, Menem e FHC: “Gasta demais com salários, benefícios sociais e subsídios ao preço de energia e transportes públicos.” O problema, para os seguidores do Consenso de Washington, não são os juros e o financiamento para uma elite gastar em dólares, são os salários, os benefícios sociais e subsídios à energia e transportes públicos, que que beneficiam os que mais precisam.

EDITORIAIS

editoriais@uol.com.br

cp26122001Argentina esgotada

Maior desvalorização do peso desde 2002 é reflexo dos desequilíbrios que se acumularam no país vizinho ao longo dos últimos anos

A forte desvalorização do peso é um sintoma de que o modelo econômico e político vigente na Argentina faz 12 anos está próximo do esgotamento.

O país vizinho padece de escassez crescente de moeda forte, de dólares. Está desconectado do mercado financeiro internacional desde os calotes da dívida pública de 2001-2002. Não dispõe, portanto, de financiamento externo.

As intervenções do governo, tais como desapropriações, confiscos financeiros disfarçados, tabelamento de preços e controles no comércio exterior, afastam investimentos. O país conta apenas com o comércio exterior para obter divisas e pagar importações.

Tal fonte tem secado, no entanto. O baixo crescimento mundial desde 2008 limitou o preço e a quantidade de exportações. As intervenções do governo limitam a capacidade de produção. A inflação crescente e alta encarece os produtos argentinos, o que abala o saldo do comércio exterior.

Desde o final de 2010, as reservas argentinas em moeda forte baixaram em 43%. A fim de evitar redução crítica das reservas, o governo intensificou restrições ao comércio e aos negócios com dólares.

Tais medidas e a inflação, que afasta os argentinos do peso, criam uma demanda nervosa por dólares, o que por vezes suscita pânicos.

Na base dos problemas está a inflação, por sua vez alimentada por políticas econômicas entre extravagantes e insustentáveis. Desde 2009, o governo tem deficit. Gasta demais com salários, benefícios sociais e subsídios ao preço de energia e transportes públicos.

Embora aparentemente ainda pequenos, tais deficit são financiados de modo inflacionário e, além do mais, sustentam um crescimento econômico ora acima das possibilidades argentinas. O Banco Central financia o governo, além de ter o exótico papel de um banco de desenvolvimento.

O gasto excessivo produz inflação, que torna a Argentina pouco competitiva, o que leva à escassez de dólares, evidente na febre da desvalorização –que, em si mesma, seria um dos corretivos do problema. O peso não estava tão valorizado desde 2002.

Porém, de nada adianta uma desvalorização, que barateia a produção argentina, se a inflação continua a subir e a apagar tais ganhos de competitividade. Parece incontornável o controle do gasto público e o aumento da taxa de juros.

Seria, enfim, uma política temporariamente recessiva, de contenção de salários e gastos sociais –o que evidentemente colocaria em cheque o pacto que mantém o peronismo do casal Kirchner no poder desde 2003.

A Argentina teve grande sucesso na superação da crise de 2001-2002. Não teve a capacidade de ver que eram necessários ajustes, pelo menos desde 2009. Os malabarismos da política econômica agora não dão mais conta de evitar os enormes desequilíbrios que se acumularam desde então.

18/12/2013

Máfia midiática argentina ataca novamente

Filed under: Argentina,Grupo Clarin — Gilmar Crestani @ 9:00 am
Tags:

Oscar Parrilli, secretario general de la Presidencia.

“Pretenden tapar el papelón”

El secretario general de la Presidencia difundió un nuevo comunicado en el que cuestiona el tratamiento que Clarín y La Nación hicieron de la aclaración sobre las propiedades de los Kirchner. El empresario Lázaro Báez presentó una cautelar.

El secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, difundió un nuevo comunicado en el que cuestiona la cobertura de los diarios Clarín y La Nación sobre una declaración que hizo ayer. “Con viejas publicaciones escritas por sus periodistas estrellas y que son ahora recicladas como nuevas noticias, pretenden tapar el papelón de la mentira de ayer. Resultado: más papelón.” El funcionario hizo alusión al hecho de que en las declaraciones juradas de Néstor y Cristina Kirchner siempre figuró la hostería Las Dunas como de su propiedad, cosa que aclaró como respuesta a un artículo de La Nación. El empresario Lázaro Báez, mencionado en la misma nota a raíz del alquiler de los hoteles del matrimonio Kirchner, pidió a la Justicia que dictara una medida cautelar a “fin de que se ordene a los organismos públicos, portales de Internet, medios de comunicación audiovisuales, periódicos y/o cualquier otro medio o soporte de divulgación de información, abstenerse de brindar información, opinión o realizar comentario alguno” sobre la información comercial de sus empresas. Además reclamó que se investigue a la AFIP y la Unidad de Información Financiera (UIF) porque sospecha que pudo haber “pago de sobornos” a funcionarios públicos para obtener datos relacionados con ellas.

“Nada dicen hoy acerca de la mentira de ayer, cuando aseguraban que el matrimonio Kirchner había ocultado información sobre la propiedad de la hostería Las Dunas y las rentas que de ellas se derivaban. Era una mentira. Tenían la posibilidad de corroborar la información, pero como no les interesa la verdad callan e inventan una nueva historia: pretenden mostrar como novedad una noticia que se cansaron de publicar y difundir. Esta nueva historia es que, según ellos, ‘Parrilli confirmó los alquileres de Báez y la relación del empresario con los Kirchner’ (Clarín) y ‘Parrilli admitió el negocio privado entre los Kirchner y Lázaro Báez’ (La Nación). En ambas notas descubren ahora que el Hotel Alto Calafate, que Néstor C. Kirchner declaró que compró en el año 2008, era administrado por una empresa de Lázaro Báez: Villa Mitre SA. En innumerables notas y comentarios de destacados periodistas en ambos diarios, esta supuesta ‘noticia’ ya había sido publicada de manera tendenciosa por ellos”, señala el comunicado del secretario de la Presidencia. “La manipulación de la información y la manera de presentarla demuestran una actitud que poco tiene que ver con la verdad o con el respeto a la memoria de sus lectores”, agrega.

Por su parte, Báez hizo su pedido en el juzgado federal de Río Gallegos, luego de una serie de notas del diario La Nación que señalaron que sus empresas habrían firmado “acuerdos confidenciales y retroactivos para ocupar un tercio de las habitaciones del Hotel Alto Calafate, del matrimonio Kirchner”. Báez alegó que se usó información comercial de la compañía y pidió que se investigue a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y a la Unidad de Información Financiera (UIF) como los presuntos organismos que dieron los datos. Sostuvo que la información publicada en el diario La Nación es confidencial y pidió que se investigue “cuál fue la manera exacta en que se violaron los secretos”.

La denuncia sostiene que con la publicidad de esa información “se afecta no sólo a la empresa, sino a quienes la gobiernan, es evidente, en tanto con las notas periodísticas mencionadas se pretende insinuar, sobre la base de la utilización de la información ilegalmente obtenida, que ha existido una suerte de negociación espuria entre mi mandante y la familia presidencial”. Báez pidió ser querellante en la causa, que quedó a cargo de la conjueza federal Andrea Askenazi Vera.

Página/12 :: El país :: “Pretenden tapar el papelón”

Folha veta acesso à justiça a amigos (dos outros)

Amigo de Cristina vai à Justiça contra jornal

Empreiteiro que pagou R$ 5,3 milhões a hotéis da presidente quer sigilo sobre transações

LÍGIA MESQUITADE BUENOS AIRES

O empreiteiro Lázaro Báez, que está sendo processado por lavagem de dinheiro, foi à Justiça para impedir que o jornal "La Nación" publique dados de pagamentos feitos por empresas suas a dois hotéis que Cristina Kirchner possui na Patagônia.

A associação de entidades jornalísticas diz que a censura prévia é inconstitucional.

O jornal revelou anteontem que, entre 2010 e 2011, sete empresas de Báez assinaram acordos confidenciais para alugar um terço dos quartos de três hotéis de Cristina na cidade. Com os pagamentos, que totalizaram mais de 14,5 milhões de pesos argentinos (R$ 5,3 milhões), as propriedades garantiram suas receitas, mesmo não tendo hóspedes na baixa temporada.

Por mês, as empresas de Báez pagavam o equivalente a 935 diárias ao hotel Alto Calafate –na baixa temporada, uma noite no local pode custa de US$ 173 a US$ 294.

O livro de contabilidade ao qual o "La Nación" teve acesso também mostra o pagamento de US$ 1 milhão a Néstor Kirchner, em 2010 –mesmo ano em que o marido e antecessor de Cristina morreu–, pelo aluguel do hotel Las Dunas. No papel, no entanto, esse hotel pertence a Báez.

A transação fez com que a oposição argentina voltasse a questionar a relação entre Báez e o casal Kirchner.

Para a deputada Elisa Carrió, da Unem, Néstor seria testa de ferro do empreiteiro. Ela entrou na Justiça com um pedido de investigação "de suposta lavagem de dinheiro da família Kirchner" e de Báez.

Báez é o dono da maior empreiteira de Santa Cruz, província dos Kirchner. A maioria das obras públicas na região nos governos de Néstor e Cristina Kirchner foi feita pelas firmas do empreiteiro.

O empresário se apresentou à Justiça anteontem e reconheceu a autenticidade dos recibos, mas alegou que se trata de informações privadas e que a divulgação desses dados gera lucros a terceiros.

Báez afirmou não ter cometido nenhum crime e disse que tomará as medidas judiciais cabíveis. Segundo ele, a divulgação pelo jornal é "violação de segredo fiscal".

O secretário-geral da Presidência, Oscar Parrili, confirmou que as negociações aconteceram e disse que são do âmbito privado. Ele atacou a mídia por querer "colocar em dúvida a legitimidade e a honestidade dos atos privados" do casal Kirchner.

06/11/2013

Mídias só viram grupos com ajuda de ditadores

Enquanto se acham as provas, isto é, enquanto estiverem escondidas, a realidade não existe. Ela só passa a existir mediante a prova material. Se milhares de pessoas sumiram, jogadas de um avião dentro do Rio da Prata, se não houver prova, mesmo que as pessoas tenham sumido, não existe. A corrupção não existia porque quem teria o papel de publicar fazia parte e só existia em função da corrupção.

Fazem parte de grupos que nasceram e cresceram com ditadura: Grupo Clarín, Grupo Folha da Manhã (Folha,UOL), Grupo Abril, Grupo Estado (Estadão, Jornal da Tarde), Grupo Globo, Grupo RBS. A Folha achou por bem, em benefício próprio, mudar o nome de ditadura para ditabranda. O Globo admitiu que foi um erro apoiar a ditadura, mas não pediu perdão porque o único perdão seria devolver o que roubou. E a RBS está mais quieta que guri cagado.

Tem mais grupos e corruptos, mas estes são o principal legado da Ditadura. São estes grupos os encarregados de venderem a ideia de que na ditadura não havia corrupção. Mas qualquer ameba sabe que a ditadura é A corrupção. O resto é entulho. A Folha, no afã de defender seu parceiro de ditadura, diz que o governo argentino é inimigo do Clarín, não o contrário. Como foi a Suprema Corte que aplicou uma lei do Congresso, estes também não teriam de ser colocados como inimigos do Clarín? É por isso que estes velhos grupos mafiomidiáticos são risíveis. Acham que todo mundo é idiota.

Papéis revelam elo de Clarín e junta, diz governo argentino

Entre 1.500 documentos encontrados haveria registro de auxílio de militares para comprar empresa de papel-jornal

LÍGIA MESQUITADE BUENOS AIRES

O governo argentino disse ontem que, em meio a 1.500 documentos da ditadura descobertos na semana passada, há diversos mostrando que a junta militar nos anos 70 ajudou o Clarín a comprar parte da Papel Prensa, maior empresa de papel-jornal do país.

A revelação ocorre no momento em que o governo dá início a um processo para desmembrar o grupo de mídia, seu inimigo. A divisão será possível após decisão da Suprema Corte que validou a nova Lei de Mídia do país.

Os registros foram achados em 31 de outubro, mas a divulgação foi feita anteontem. O governo, porém, diz que só vai disponibilizar os documentos em seis meses.

No anúncio da descoberta, o ministro da Defesa, Agustín Rossi, se ateve principalmente aos registros relacionados à Papel Prensa, que tem como sócio majoritário o Clarín, com 49% das ações –o grupo La Nación, do jornal homônimo, tem 22,5%, e o Estado, 27,5%.

Segundo Rossi, os papéis mostram que há relação entre a venda da Papel Prensa, o "desaparecimento" de seu antigo dono, David Graiver (morto em um acidente aéreo em 1976), e as prisões de seus familiares na sequência.

O ministro disse que foram achados 13 documentos originais que falam sobre a empresa, com datas de 15/9/76 a 1/12/77, "o que demonstra que [o tema] era de discussão permanente na junta".

A venda da Papel Prensa para a Fapel, sociedade que era integrada por Clarín, La Nación e La Razón foi feita em novembro de 1976.

‘LESA-HUMANIDADE’

Em 2010, a presidente Cristina Kirchner afirmou que a venda da empresa foi ilegal. Na época, o governo apresentou um documento dizendo que a negociação teria ocorrido em meio a ameaças, torturas e prisões dos membros da família Graiver, e o Estado entrou com ação na Justiça contra Clarín e La Nación por crime "de lesa-humanidade".

Em maio deste ano, a bancada governista na Câmara apresentou um projeto de lei para desapropriar 24% das ações da Papel Prensa.

Caso isso aconteça, o Estado passará a ser o sócio majoritário da empresa.

Os grupos Clarín e La Nación afirmam que a negociação foi feita de forma legal e antes de terem acontecido as prisões e as torturas.

Entre os papéis encontrados no subsolo do Edifício Condor, sede da Força Aérea, estão 280 atas secretas da junta militar, do período de 1976 a 1983, e listas "negras" com nomes de artistas, jornalistas e intelectuais considerados "perigosos", como o escritor Julio Cortázar.

04/11/2013

Os democratas curtem

Filed under: Argentina,Grupo Clarin,Lei de Médios — Gilmar Crestani @ 9:10 am
Tags: ,

EL PAIS › Encuesta exclusiva sobre la ley de medios

ME GUSTA

Por Raúl Kollmann

Seis de cada diez personas están de acuerdo con el fallo de la Corte Suprema que declaró constitucional esa norma, y más de la mitad considera que el Grupo Clarín debe acatar la sentencia y adecuarse a la ley. El 60 por ciento evalúa que el estado de la libertad de expresión en el país es bueno o muy bueno

Amplio apoyo al fallo sobre medios

Un 52 por ciento considera que después delfallo del máximo tribunal, el Grupo Claríndebe adecuarse a la ley. Un número similar aprueba esa norma. Las conclusiones surgen de una encuesta de la consultora Ibarómetro hecha los últimos días de la semana pasada.

Por Raúl Kollmann

Seis de cada diez personas considera que hay un estado de libertad de expresión bueno o muy bueno en la Argentina; un porcentaje casi similar sostiene que el fallo de la Corte sobre la ley de medios es justo o muy justo, y más de la mitad de las personas considera que el Grupo Clarín debe acatar el fallo y adecuarse a la ley. Quienes sostienen estas posiciones duplican a los que consideran que el estado de la libertad de prensa es negativo.

Las conclusiones surgen de una encuesta realizada por la consultora Ibarómetro durante los últimos días de la semana que pasó. El sondeo, dirigido por Ignacio Ramírez, se hizo sobre la base de 1200 entrevistas telefónicas realizadas en Capital Federal y Gran Buenos Aires, respetando las proporciones por edad, sexo y nivel económico-social. Ibarómetro menciona que el relevamiento telefónico está desarrollado bajo normas de calidad ISO 9001:2000.

“La opinión pública exhibe un mayoritario acompañamiento al fallo de la Corte –señala Ramírez–, cuyo prestigio transfiere legitimidad a la tan discutida ley de medios. Si bien es cierto que en las opiniones vertidas en esta época se traslucen las posturas a favor o en contra del Gobierno, el respaldo que suscita el fallo de la Corte –cercano al 60 por ciento de la opinión pública– configura un umbral de consenso superior a las proporciones de aprobación y rechazo al Poder Ejecutivo. Atención que no se puede tomar como parámetro el voto del 27 de octubre. En la misma encuesta preguntamos por la imagen del gobierno de la Presidenta y llega al 52 por ciento. Sea como fuere, la mayoría –a partir del pronunciamiento de la Corte– se inclina por la postura de que el Grupo Clarín acate el fallo. De aquí en adelante, para consolidar el apoyo ciudadano a la ley de medios, el gobierno nacional tiene el desafío de darles visibilidad y densidad a los aspectos menos ‘contenciosos’ de la ley, tales como el fomento a la producción nacional de contenidos y la federalización del mapa de medios.”

Hay un cuadro impactante del estudio de Ibarómetro: nada menos que el 72 por ciento de los encuestados dice que los medios no son imparciales. Hay un 48 por ciento que dice que ofrecen una visión que está en línea con sus intereses políticos y económicos, mientras que otro 24 por ciento piensa que lo que relatan está de acuerdo con sus valores e ideología. Del otro lado, apenas un 14 por ciento habla de que los medios hacen una descripción objetiva de la realidad. El dato derrumba el mito que se pretende instalar de medios que actúan en una especie de vacío virginal.

“Con respecto a los ‘signos de época’ –dice Ramírez–, el estudio aporta dos claves insoslayables para reflexionar sobre los últimos años del país: más allá de su vigencia normativa, el debate en torno de la ley de medios provocó una proceso de aprendizaje ciudadano, un cambio cultural, por el cual la sociedad no percibe más a los medios como ‘testigos imparciales de los hechos y aspectos de la realidad’, sino más bien como actores teñidos de intereses y/o ideologías. Es decir, lo que resultaba el punto de partida de cualquier carrera de comunicación social se generalizó al conjunto de la ciudadanía. Tal alteración en la mirada sobre los medios modifica el ‘contrato de lectura’ que los ciudadanos establecen con los medios que consumen, estando ahora mejor provistos de músculos críticos.”

El estudio de Ibarómetro confirma una sensación palpable desde hace tiempo: la confianza en los grandes medios está en los niveles más bajos de la historia. Es posible que ello ocurra en todo el mundo. Uno de los ejemplos más utilizados es el apoyo que los medios norteamericanos le dieron a la invasión a Irak, con el argumento de que Saddam Hussein poseía armas de destrucción masiva. La información se probó falsa. Otro tanto ocurrió en España cuando los grandes medios sostuvieron que el atentado de Atocha fue perpetrado por ETA, versión difundida por el gobierno de José María Aznar y luego desmentida por la realidad. La desconfianza respecto de los medios de comunicación –justamente porque el ciudadano percibe que defienden sus intereses económicos e ideología– ha decrecido en forma notoria. “Se trata de un elocuente dato de ‘época’ –resume Ramírez–, ya que un ranking de este tipo en la década de los 90 ubicaba a los medios (hoy en el diez por ciento) y a las ONG (hoy apenas 3,2 por ciento de confianza) en los primeros lugares. En los años que envolvieron la crisis del 2001 el ‘ningunismo’ (no creo en ninguno) se recortaba como alternativa más elegida, mientras que los resultados actuales condensan las profundas transformaciones del ecosistema cultural argentino: en primer lugar figura el Gobierno, que tiene lo que se llama un núcleo duro que respalda, sobre todo a la Presidenta, sin fisuras.” Por supuesto que hay dirigentes de oposición que podrían aspirar a lograr esa confianza, pero es un proceso en marcha, no concretado por ahora.

En casi todos los aspectos, los ciudadanos que respaldan la ley de medios y el fallo de la Corte duplican a los que están en contra. Y las proporciones se hacen más nítidas cuando se habla del estado de la libertad de prensa en el país, y el 60 por ciento afirma que es positiva o muy positiva la situación. El dato se resalta cuando durante la semana que pasó hubo legisladores que fueron a la Corte a pedir que anule su propio fallo, algo disparatado desde el punto de vista jurídico, pero –según se ve– también desde el ángulo de la opinión pública.

raulkollmann@hotmail.com


Página/12 :: El país :: Amplio apoyo al fallo sobre medios

03/11/2013

Quem ganha com a ditadura, como o Grupo Clarín e Grupo Globo, não sabe perder

Daniel Paz & Rudy

EL PAIS › ENTREVISTA EXCLUSIVA A MARTIN SABBATELLA

“NO VAMOS A ESPERAR NI UN MINUTO PORQUE YA ESPERAMOS CUATRO AÑOS”

Por Victoria Ginzberg

Bajó 18 kilos desde que está al frente de la Afsca. “Vienen con la inercia de creer que pueden estar por encima de la ley”, dijo Sabbatella a Página/12. Explicó que Clarín tiene quince días para confirmar el inventario de propiedades, luego serán tasadas y se seleccionarán las señales o bienes que irán a concurso. Finalmente entrarán los nuevos licenciatarios .

“Vienen con la inercia de creer que pueden estar por encima de la ley”

Lo que se viene: tasación, selección y concurso de las licencias. Las otras empresas. Los medios comunitarios. “Que (el Grupo Clarín) siga queriendo generar palos en la rueda es muy posible, pero se les van acabando las posibilidades”, asegura Martín Sabbatella.

Por Victoria Ginzberg

Está flaco. “Bajé 18 kilos”, dice, sonriente, Martín Sa-bbatella. Pero la cara de satisfacción parece estar más ligada a la decisión de la Corte Suprema de, finalmente, convalidar la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. “Se terminó la incertidumbre. Lo que hay que hacer ahora es aplicarla íntegramente.” “No vamos a esperar ni un minuto, porque ya se perdieron cuatro años y es una deuda de hace 30”, dice a Página/12 en su despacho, donde se destacan dos pantallas en las que se ven todos los canales de noticias. No hay mucho más en la oficina. En el escritorio, delante de sus papeles, una foto suya con la Presidenta y, al lado, un pequeño busto blanco del ex presidente Néstor Kirchner. El presidente de la Afsca (Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual) reconoce que es posible que el Grupo Clarín se resista a cumplir con la decisión del máximo tribunal, pero asegura que la adecuación de oficio del multimedios está en marcha y explica los detalles de ese proceso.

–¿Cómo sigue lo que se inició el jueves durante la reunión en Clarín?

–Lo que hicimos fue notificar el proceso de adecuación de oficio del Grupo Clarín. El Grupo Clarín tiene ahora 15 días para ratificar la información que le hemos dado. Le llevamos lo que en la Afsca figura que es de ellos. Luego pasa al proceso de tasación. Una vez que están tasadas las licencias se selecciona cuáles son las licencias y los bienes afectados al uso de las mismas para concursar, se concursa, se adjudica y los nuevos licenciatarios tienen que hacerse cargo de las empresas. El licenciatario anterior tuvo que haber garantizado el servicio, para no perjudicar desde ningún punto de vista al público y al mismo tiempo tiene que haber garantizado el conjunto de las fuentes de trabajo, porque en las cláusulas del concurso está la continuidad de los trabajadores.

–¿Cree que Clarín buscará seguir ganando tiempo especulando con un cambio de gobierno?

–Ellos hicieron medidas dilatorias porque sabían que la ley era constitucional y querían sostener su situación de privilegio. Fueron poniendo palos en la rueda. Una parte de la Justicia fue parte de ese plan. La Cámara (Civil y Comercial) hizo un fallo a medida del Grupo Clarín en el que determinaba que era legal y se podía aplicar todo lo que afectaba a los competidores del Grupo Clarín y era inconstitucional y no se podía aplicar todo lo que afectaba al Grupo Clarín. Eso agudizaba la situación de injusticia en el mercado de la comunicación. Esas prácticas dilatorias tenían el objetivo de sostener su situación de privilegio esperando un contexto político que los favoreciera. En muchos casos, el acuerdo político que podía tener el Grupo Clarín y su CEO, (Héctor) Magnetto, con determinados sectores del arco opositor, era poner el aparato comunicacional al servicio de las estrategias opositoras a cambio de generar contextos políticos que le permitan evitar el cumplimiento de la ley. Eso continúa.

–¿Es posible entonces que Clarín consiga un nuevo amparo que frene la aplicación de la ley?

–Hubo un litigio judicial, había incertidumbre. Se terminó. Chau. Final. A cumplir la ley. Si me pregunta si Clarín va a seguir insistiendo para evitar cumplir con la ley, es muy posible que lo haga. Hay antecedentes, por ejemplo, el no cumplimiento de algo que no tiene discusión judicial como es la grilla, y también desobedecen órdenes judiciales. Es un elemento para pensar que seguirán queriendo resistir el cumplimiento de la ley, porque vienen con la inercia histórica de creer que pueden estar por encima de la ley. Su poderío comunicacional y económico lo utilizaban para extorsionar a los poderes públicos y para definir no sólo qué leyes cumplen y cuáles no, sino para definir qué leyes tienen que salir y cuáles no. Pero sus posibilidades se reducen muchísimo. Un proceso histórico que vive la Argentina, no sólo por la ley de medios, sino por la ampliación de derechos, produce la alegría de quienes son sujetos de esos derechos y la bronca y el odio de quienes pierden privilegios.

–¿Qué pasa con el resto de las empresas que deben adecuarse a la ley?

–Paralelamente a la adecuación de oficio del Grupo Clarín está la adecuación voluntaria del conjunto de empresas que se presentaron y eso está en distintas etapas. En tratamiento de estudio técnico, en algunos casos ya tienen aprobación del directorio, en otros están en plena transferencia, que es la venta que ellos hacen.

–¿Quiénes son?

–En distintos momentos está todo el resto: Vila-Manzano, Telefe, Indalo…

–Uno de los principales argumentos de Clarín es que sólo se les exige a ellos la adecuación…

–Eso es falso. Mentira. La ley es para todos. ¿Por qué se habla del Grupo Clarín? Porque es el único que no quiere cumplirla y es el que más se excede de los límites de la ley. Tiene 237 licencias de cable y se puede tener 24. La ley es para todos, no es para Clarín. Pero el resto de las empresas está en el proceso de adecuación. Es más, el socio de Clarín en Cablevisión se presentó y dijo “no quiero que mi socio me arrastre a la ilegalidad”, pero no puede expresar la voluntad del grupo porque solo tiene el 40 por ciento de Cablevisión.

–¿De qué se debería desprender Clarín? ¿Cuáles serían sus opciones, si quisiera presentarse voluntariamente?

–Para la Afsca la adecuación de Clarín es una adecuación de oficio, porque el plazo para la presentación de adecuaciones voluntarias está vencido. La Corte lo dijo.

–¿Qué pasa si mañana hacen una presentación?

–La adecuación de oficio está en marcha. Lo que puede hacer el Grupo Clarín es tomar como propio lo que presentó su socio minoritario el 5 de diciembre. Si completa esa presentación, si la expresa el conjunto del grupo, como si tomara una reserva hecha por su socio minoritario y la continuara, eso lo puede hacer. La Afsca estaría dispuesta a evaluarlo y a tenerlo en cuenta. Pero eso tiene que ser más o menos rápido porque el proceso de adecuación de oficio avanza y la viabilidad de una propuesta que retome lo presentado por su socio depende del avance de la adecuación de oficio.

–En la audiencia pública había mencionado algunas de las posibilidades que tenía Clarín en caso de haberse presentado voluntariamente.

–Lo que comenté en la audiencia fue un ejemplo de lo que hubiesen podido hacer. Nosotros todavía no definimos nada. Es un ejemplo que no sé si es lo que va a pasar, porque la Afsca tiene que estudiar después de la tasación qué es lo que selecciona para concursar para que la empresa esté en regla. No es solamente lo que excede de la cantidad de licencias, sino también de la cuota de marcado y evitar las superposiciones que están prohibidas en el marco de la ley. La Afsca no decidió qué se va a concursar. Pero volviendo a un supuesto caso, lo que dije en la audiencia es que si hubiese venido Clarín voluntariamente podría haberse quedado con canal 13, con FM 100, radio Mitre, con la señal TN y una empresa de cable del 35 por ciento por fuera de las áreas de cobertura de las otras licencias. Y es una empresa gigante. No es insustentable de ninguna manera. Pero es un supuesto. No hemos definido nada. Lo que sí hay es un criterio de que lo que se va a seleccionar para concursar es lo que cause menor perjuicio posible a la empresa, dejándole lo de mayor valor económico y lo de mayor valor simbólico.

–¿En una adecuación voluntaria Clarín podría haber creado otra empresa para venderse entre socios o accionistas? ¿Podrían haberse dividido el grupo entre ellos?

–Cualquier ley antimonopólica permite que los socios se dividan y cada uno tenga empresas del tamaño que permite la ley. Pero tiene que haber una división de verdad. Tienen que ser unidades productivas y económicas distintas con administraciones distintas, gerencias distintas, estudios distintos… empresas distintas.

–¿Aunque mantengan los mismos intereses?

–Pueden ser amigos y juntarse a comer asados, pero no pueden funcionar como grupo, no pueden tener un vínculo económico. Los socios se pueden dividir, eso lo puede hacer Clarín o cualquiera. Eso tiene que ser verificado por las áreas de fiscalización nuestra y por Defensa de la Competencia.

–¿Pueden ser empresas de padre e hijo?

–La ley no prohíbe que dos familiares se dediquen a la misma actividad. Lo que sí prohíbe es que conformen un grupo.

–Hay un reclamo de los medios comunitarios para que se apliquen otros aspectos de la ley, vinculados a la adjudicación de licencias a medios sin fines de lucro. ¿En qué está ese proceso?

–La ley busca democratizar la palabra y tiene dos grandes aspectos para lograrlo. Uno es la generación y fomento de nuevas herramientas comunicacionales en el conjunto del territorio nacional para que nuestro pueblo pueda tomar la palabra. Esas herramientas son nuevas productoras de contenidos audiovisuales, nuevas señales, canales, emisoras radiales, tanto del mundo privado como del mundo público, como de asociaciones comunitarias sin fines de lucro. Otro aspecto es el que venimos hablando que es la adecuación para enfrentar las tendencias monopólicas, las posiciones dominantes que no permiten que estén todas las voces porque se constituyen en un elefante toma todo que lesiona el resto. Uno de estos aspectos era el que estaba controvertido en la Justicia, el otro aspecto se ha desarrollado muchísimo estos cuatro años. Por ejemplo, hay más de cinco mil horas de producción de contenidos audiovisuales, hay más de 900 series de ficción, cantidad de nuevas señales, nuevas radios y entre otras cosas la transformación de la comunicación en forma directa o indirecta ha generado más de cien mil puestos de trabajo. Esto desmiente a los que dicen que la aplicación de la ley va contra la creación de nuevos puestos de trabajo. No solamente protege las fuentes actuales sino que genera nuevos puestos. Por supuesto que esto es un proceso, hay mucho más por hacer. Lograr el 33 por ciento de organizaciones comunitarias sin fines de lucro en el espectro es un proceso. Estamos avanzando bien, pero es cierto que en algunas zonas el espectro está ocupado y para ocupar el 33 por ciento hay que ordenarlo, o, a medida que vayan caducando licencias del sector público o privado, se pueden ocupar con organizaciones sin fines de lucro, porque el espectro es finito. No va a ser de un día para el otro. Lo importante es que el proceso está en marcha y que se vayan dando pasos importantes. Estuve la semana pasada en Bariloche, donde se inauguró el primer canal de pueblo originario. Hay cantidad de radios y señales de televisión en universidades y escuelas o en organizaciones, hace pocos días reconocimos canales de baja potencia. Hago un balance altamente positivo. Pero es cierto que la posibilidad de aplicar la ley integralmente potencia todos sus aspectos. Es más fácil la generación de nuevas voces cuando se va desconcentrando.

–¿Hay en el mercado potenciales compradores de las empresas de las que los empresarios de medios ya conocidos deben desprenderse?

–Nosotros creemos que sí. El mundo de la comunicación audiovisual es un mundo que crece permanentemente y es muy atractivo para las inversiones.

–Otro de los argumentos de Clarín es que se los van a vender a “amigos del gobierno”…

–En la adecuación voluntaria es el propio empresario que elige a quién le vende. En la adecuación de oficio se concursa. Ni el Estado ni la Afsca lo deciden. Es otra de las falsedades, como cuando decían que nos íbamos a meter con los contenidos. La ley busca que estén todas las voces, las que te gustan, las que no, los que mienten, los que no, todos.

–También dicen que la adecuación de oficio incumple el fallo de la Corte…

–Es otro disparate. Hay dos formas: la adecuación voluntaria y la adecuación de oficio. La de oficio está contemplada. Los plazos de la adecuación voluntaria están vencidos. Lo dijo la Corte. Fue contundente. Clarín tiene la posibilidad de adecuarse voluntariamente a través de la presentación que hizo su socio minoritario. Y si no, sigue la de oficio. No vamos a esperar ni un minuto porque ya se perdieron cuatro años. Y es una deuda de la democracia de hace 30. Lo dijo Leopoldo Moreau en el homenaje a Raúl Alfonsín que hizo el jefe de Gabinete. Dijo que ellos presentaron una ley hace 25 años y por la presión de las corporaciones no lo pudieron lograr. El problema de la concentración mediática en la Argentina y la lesión que le hace la concentración a la libertad de expresión y a la democracia no es un invento nuestro, es un dato histórico.

–La Corte dice que podría haber lugar para una indemnización. ¿Cómo sería eso?

–Tanto en la adecuación voluntaria como en la de oficio el dinero de la transferencia se lo queda el licenciatario anterior, por lo tanto recupera la inversión. En el caso de la adecuación voluntaria, la empresa que vende elige el comprador y en otro caso es por concurso, pero siempre la plata llega al licenciatario. La Corte dice que si se siente perjudicado puede hacer una demanda, como cualquiera. La ley prevé que por única vez podés vender, para dar cumplimiento a la ley. El resultado de esa venta se lo queda el licenciatario anterior. Para la ley, con eso se cubre la situación. Si igual creés que no te alcanzó, tenés derecho a hacer una demanda, lo que no significa que tengas razón.

–¿Se vende con los bienes?

–Cuando lo vende el licenciatario lo arregla él. En el caso del concurso, se concursan las licencias y los bienes afectados al uso de la misma. Todo lo que se necesita para que el servicio funcione.

–¿Las personas que trabajan en ese lugar siguen trabajando ahí?

–En la transición, el licenciatario anterior tiene que garantizar las fuentes de trabajo y el nuevo licenciatario tiene que darle continuidad a las fuentes de trabajo en las condiciones de las negociaciones colectivas.

–Una vez que la Afsca avance con la adecuación, ¿hay vuelta atrás? Hay diputados que ya anunciaron su voluntad de cambiar la ley.

–Toda ley puede ser modificada por otra ley, todo decreto puede ser modificado por otro decreto. Por eso es cierto que, más allá de la ley de medios, puede haber intentos de distintos sectores de frenar este rumbo de profundas transformaciones, esta ampliación de derechos que vive la Argentina. En ese sentido, es cierto que el pasado está a la vuelta de la esquina. Por eso la importancia de seguir teniendo mayorías en el Congreso para profundizar y ampliar la democracia.

–El 10 de diciembre vence su mandato al frente de la Afsca, ¿se queda o se va?

–No es decisión mía, es de la Presidenta de la Nación.

Página/12 :: El país :: “Vienen con la inercia de creer que pueden estar por encima de la ley”

02/11/2013

Queremos artistas argentinos

Depois que os celetistas da Globo se engajaram no CANSEI e a  viúvas do botox se vestiram de carpideiras, nada como este exemplo de liberdade dos artistas argentinos. Na Globo, León Gieco e Fito Páez precisariam pedir autorização para se manifestarem.

Daniel Paz & Rudy

Por la plena “ciudadanía audiovisual”

En un acto realizado ayer en el renovado Cine Gaumont, músicos, artistas y gente de la cultura leyó un documento a favor de la ley de medios luego del fallo de la Corte. León Gieco, Fito Páez, Natalia Oreiro y Pablo Echarri, entre las firmas.

Por Emanuel Respighi

Representantes de la cultura se encontraron ayer por la tarde en el renovado Cine Gaumont.
Imagen: Guadalupe Lombardo.

“¡Qué importante es vivir en un tiempo en el que la cultura no es un adorno!” El grito del músico Diego Boris hizo resonar aún más los aplausos del centenar de personalidades de la cultura que, en un clima festivo, se reunió ayer en el renovado Cine Gaumont para celebrar y exigir la aplicación plena de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (LSCA). Tras la declaración de constitucionalidad dictada el martes por la Corte Suprema, los diversos actores del mundo audiovisual decidieron ser consecuentes con su historia en torno de la LSCA, de la que participaron activamente en su redacción, discusión en foros y en la posterior militancia que la normativa requirió en todo este tiempo. Actores, productores, músicos, directores y técnicos de muy diferentes espacios expresivos y políticos suscribieron, además, un documento en el que expresan su apoyo a la plena vigencia de la Ley 26.522, porque “garantiza el pleno de la ciudadanía audiovisual”.

Entre abrazos, sonrisas y discusiones más o menos acaloradas, el Espacio Incaa – Km 0 parecía ser el lugar escogido para la avant premier de alguna de las tantas películas de cine nacional que estrena semanalmente. En un costado de la Sala 2, Juan Palomino charlaba junto a Ana Celentano sobre las sensaciones que les provocó el esperado aval de los magistrados judiciales, tras cuatro años de angustiosa espera. En otro espacio de la sala, Bernarda Llorente y Claudio Villarruel se abrazaban con Patricio Contreras, mientras firmaban –simbólicamente– el documento de apoyo a la LSCA, suscripto por más de mil firmas. “Como alguna otra tarde lluviosa en nuestra historia, estamos acá para defender los derechos de nuestro pueblo, nuestros propios derechos”, recordó Alejandra Darín, en su cargo de presidenta de la Asociación Argentina de Actores (AAA), al momento de comenzar la presentación. A un lado, la presidenta del Incaa, Liliana Mazure, agradecía el apoyo. “Este tipo de apoyo es el motor de las políticas públicas, que a la vez son el resultado de sus inquietudes”, señaló la recientemente electa diputada nacional por el Frente para la Victoria.

Sin más preámbulos, el encuentro pasó a la lectura colectiva del texto de apoyo a la LSCA, que mañana se publicará en formato de solicitada en diferentes diarios. “Porque las minorías tenemos en nuestro país muchas más oportunidades cada día de ocupar la palabra pública, de contar nuestras historias y la Diversidad y la Pluralidad de voces comienzan a transformarse en derechos conquistados. Porque hay más oportunidades para todas las expresiones de la cultura y mejores condiciones de trabajo. Porque las más de 3800 horas de nuevos contenidos audiovisuales impulsadas por el fomento público son la más clara expresión de la defensa de la diversidad, del trabajo, de la pluralidad y del federalismo”, son algunos de los argumentos que se desarrollan en un texto en el que se plantea con claridad conceptual las expectativas y realidades que la legislación aprobada en 2009 ya puso en marcha en el sector.

La solicitada de apoyo al proceso de transformación cultural que trae la implementación plena de la LSCA está firmada, entre otros artistas, por León Gieco, Alfredo Alcón, Cristian Aldana, Arnaldo André, Peteco Carabajal, Natalia Oreiro, María Onetto, Eugenia Tobal, Fito Páez, Mercedes Morán, Pablo Echarri, Nancy Dupláa, Darío Grandinetti, Liliana Herrero, Hilda Lizarazu, Gastón Pauls, Florencia Peña y La Bersuit. “Porque la difusión de la música nacional –detalla el escrito– como así también las herramientas que promocionan la música independiente y garantizan los circuitos de la música en vivo reafirman la vocación de construir cultura y trabajo en un sentido popular y federal. Porque más de 100.000 puestos de trabajo directo por año y altamente calificados del sector audiovisual se van consolidando en su desarrollo industrial. Porque cada conquista de un derecho es otro triunfo de la democracia, y pasar a la disputa de los bienes simbólicos al debate del proyecto cultural, a subordinar a los grandes intereses concentrados al interés del conjunto de la sociedad.”

Conscientes de que el aval de la Corte Suprema cierra una etapa, pero no la lucha por la implementación integral de la LSCA, el mundo audiovisual dio ayer un apoyo colectivo a una normativa que protege y fomenta la producción nacional y regional. Sin embargo, los ayer presentes se encargaron de subrayar que, lejos de finalizar, la militancia por una legislación que es modelo en todo el mundo debe permanecer en estado de alerta. “Somos protagonistas de un momento histórico, en el que lo que estamos defendiendo no es sólo una ley que regula la industria audiovisual, que afecta el trabajo de quienes trabajamos en ella”, explicó a Página/12 la actriz Ana Celentano. “No se trata de estar de un lado ni del otro, ni de un gobierno y ni de una empresa, sino del futuro de todos los argentinos. Estamos convencidos de que la aplicación de esta ley es un beneficio para el conjunto de la sociedad, porque amplía los derechos y las posibilidades que cada uno de los ciudadanos tiene de cara a ejercer con mayores herramientas su ciudadanía y a reafirmar los valores de su propia identidad”, concluyó la actriz.

Página/12 :: El país :: Por la plena “ciudadanía audiovisual”

01/11/2013

Operação Mãos Limpas made in Argentina

Filed under: Argentina,Grupo Clarin,Grupos Mafiomidiáticos,Mãos Limpas — Gilmar Crestani @ 10:04 pm
Tags:

Ninguém chora por ti, Clarín!

Argentina inicia o desmonte do Clarín

Governo notifica conglomerado de que tem 15 dias para aceitar processo de desmembramento dos seus ativos

Notificação é feita em operação de chefe de agência estatal na sede do grupo, após Justiça ter validado Lei de Mídia

LÍGIA MESQUITADE BUENOS AIRES

Menos de 48 horas após a Corte Suprema da Argentina ter declarado constitucional a Lei de Mídia do país, o governo de Cristina Kirchner realizou ontem uma operação no Clarín e deu ao conglomerado 15 dias para declarar que está ciente do início do processo de desmembramento de seus ativos e apresentar proposta própria.

Martín Sabatella, diretor da Afsca (Autoridade Federal de Serviços de Comunicação Audiovisual), a agência responsável pela aplicação da lei, foi à sede do grupo Clarín, em Buenos Aires, entregar uma notificação.

O documento também foi entregue na Rádio Mitre e no canal 13, ambos do Clarín.

Quando Sabatella chegou ao local, as portas estavam trancadas com cadeado e ele esperou cerca de 20 minutos para poder entrar. Uma hora depois, deixou a sede do Clarín e disse que estava ali para notificar o grupo da "adequação de ofício".

O governo dá ao Clarín a possibilidade de apresentar um plano voluntário de desmembramento, mas Sabatella deixou claro que o processo seguirá independentemente da posição do grupo.

Passados os 15 dias, caso o Clarín não faça nenhuma proposta, a Afsca começará a fazer um inventário de todas as licenças do grupo, calculará um valor para cada e chamará os interessados em comprá-las para uma espécie de leilão. Segundo Sabatella, todo o processo deve demorar de seis meses a um ano.

Pela Lei de Mídia, o Clarín terá que se desfazer de algumas de suas várias licenças de TV e de rádio, já que a lei permite que um grupo possua 24 –e o Clarín seria dono, neste momento, de 158 no mercado de TV paga. Segundo a Afsca, essa quantidade chegaria a 264, apesar de a agência não ter nenhum estudo oficial sobre isso. O Clarín não informa quantas licenças de TV paga tem.

O grupo poderá optar por continuar dono da empresa de TV a cabo e internet Cablevisión e abrir mão de algumas emissoras de TV aberta.

‘ABERTAMENTE ILEGAL’

Por meio de um comunicado, o Clarín disse que a ação da Afsca é "abertamente ilegal", já que o plano voluntário de "desinvestimento" havia sido suspenso enquanto a constitucionalidade da lei não era julgada pela Corte Suprema.

O grupo diz que a operação de ontem "desconhece a sentença da Justiça e ratifica que o governo está com a intenção de avançar contra as escassas vozes independentes que restam na Argentina".

Ontem, o chefe de gabinete da Presidência, Juan Abal Medina, disse que a presidente Cristina Kirchner, que está de licença médica após realizar cirurgia na cabeça, foi informada da vitória do governo na briga com o Clarín. Segundo Medina, ela recebeu a notícia "com agrado".

30/10/2013

Liberdade de expressão contra libertinagem de extorsão

Qualquer pessoa medianamente informada sabe que os a$$oCIAdos do Instituto Millenium praticam a extorsão jornalísticas. Entrou para os anais da história da extorsão jornalística o embate entre o Estadão (Pó pará, governador) e o Estado de Minas (Minas a reboque, não!) entorno de duas tristes figuras: respectivamente José Serra e Aécio Neves. Eles, esses grupos, se fizeram exatamente isso tratando de tradicionais parceiros o que não fazem para defende-los ou para atacar adversários? A RBS é useira e vezeira deste método. Fez isso contra Olívio Dutra, tendo por parceria Vieira da Cunha e parte da maçonaria instalada na cúpula da Polícia. Ao participar, como conselheira de Odone, na defesa do Contrato do Grêmio com a OAS. Quando não conseguiu impor o mesmo tipo de contrato, que defendiam seus interesses imobiliários no entorno do Beira-Rio, soltou seus pit bulls babando de  ódio para trucidarem quem ousou seguir outro caminho. E não pararam até Luigi fazer esta derrama da Ilha Fiscal ao contratar a Engage Eventos, da RBS, para animar a festa ao troco de quinhentos paus de ingresso. A festa de inauguração do Beira-Rio é a Criança Esperança da RBS! A partir deste contrato, os pit bulls da RBS viraram Luluzinho da Pomerânia em relação ao Inter e ao novo estádio. Agora, todo dia sai uma nota ufanista a respeito das maravilhas que os colorados virão na inauguração. Em Corleone ou em Porto Alegre, é a$$im que a máfia funciona.

Para encerrar, a liberdade destes grupos mafiomidiáticos a respeito das biografias não autorizadas é diretamente proporcional à quantidade de vezes que Muito Além do Cidadão Kane (Beyond Citizen Kane) passou nestes veículos!

JOSÉ DIRCEU

Entre tapas e beijos

A crítica feroz ao Procure Saber se traduz, na prática, como o medo atávico de nossa mídia a qualquer proposta que signifique regulação

Fiquei estarrecido –e sei que não deveria– com a agressividade da resposta de grande parte da mídia e mesmo de alguns biógrafos às propostas apresentadas por artistas do Procure Saber no debate sobre as biografias sem autorização.

Embora me espante com o ataque, sou contra a bandeira levantada pelo grupo porque acredito que o direito à liberdade de expressão e o veto a qualquer forma de censura de natureza política, ideológica ou artística, como diz claramente o artigo 220 da Constituição, é um bem maior que se sobrepõe à interpretação de proteção à privacidade do cidadão comum estabelecida pela reforma do Código Civil, em 2001.

Sabemos que artistas e políticos, ao assumirem tais papeis de destaque em sociedades democráticas, abdicam de seu direito à privacidade absoluta.

A crítica à causa do Procure Saber deve, portanto, ficar restrita à saudável esfera do debate das ideias. O que se viu nos últimos dias foi uma reação de intolerância e, como se dizia antigamente, de muita patrulha ideológica, na imprensa e nas redes sociais.

Exemplo maior é a reportagem de capa da revista "Veja" sobre o tema na semana passada.

Fui vítima –isso mesmo, vítima– de uma das piores biografias recentemente publicadas. Mas nada me anima a ser favorável à atual proibição inscrita no nosso Código Civil que exige autorização do retratado e da família.

A "biografia" escrita sobre mim é um bom exemplo para o debate em questão. Não foi autorizada, porém o mais grave não é o fato de ter sido produzida à revelia, mas sim o de oferecer aos leitores um livro repleto de erros –graves e em dezenas–, inverdades, impropriedades e com trechos de pura ficção.

Do primeiro ao último capítulo, lê-se uma história que não condiz com a verdade. Jornalistas e críticos a debateram, alguns enaltecendo, outros criticando.

Em nenhum momento cogitei proibir sua publicação porque acredito e aposto na liberdade de expressão em regime democrático. Por ela lutei toda a minha vida e ainda luto. Acredito no debate de ideias e no contraditório. Acredito na lei e na justiça. Por ela luto e lutarei sempre.

Mas é preciso garantir tanto a liberdade de expressão quanto a reparação em caso de ofensa. Deve-se garantir plena isonomia entre o direito de publicar biografias e o direito de resposta e proteção à honra –o que em boa hora a Câmara dos Deputados parece fazer no debate do projeto do deputado do meu partido Newton Lima (SP) que libera biografias sem autorização.

No Brasil, a Justiça não é nada cega em se tratando de mídia e é raro se observar a garantia ao direito de resposta. O receio do Judiciário de colocar uma empresa de comunicação no banco dos réus se torna ainda mais latente em tempos de exibição pela TV dos julgamentos da suprema corte. Os processos de reparação não andam e raramente um jornal ou uma revista é condenado, assegurando o direito de resposta a quem teve sua honra ameaçada em reportagens tendenciosas.

Mais uma vez cito o meu próprio caso, na invasão de meu apartamento residencial em um hotel de Brasília por um jornalista de "Veja". Ele não foi acusado formalmente, apesar de réu confesso, sob o argumento de que a camareira impediu que o crime se consumasse. Imagine se fosse o contrário: eu tentando invadir o apartamento de um jornalista?

No caso das biografias não autorizadas, é preciso deixar a patrulha ideológica de lado e privilegiar o debate com o objetivo de assegurar o pleno cumprimento do Estado democrático de Direito.

O veto às biografias é, antes da defesa da privacidade do biografado, uma censura velada à liberdade de expressão, conquista que a sociedade brasileira alcançou depois de anos de regime militar.

Esse é o debate que deve ser feito. É preciso entender que a crítica feroz ao Procure Saber se traduz, na prática, como o medo atávico de nossa mídia a qualquer proposta que signifique regulação, sob o argumento falso de que seria censura e controle da informação. Dessa forma, ela fica livre para atacar a honra alheia, sem direito de resposta e proteção da imagem, como manda a Constituição de 1988, no mesmo nível de proteção da liberdade de imprensa e de informação.

JOSÉ DIRCEU DE OLIVEIRA, 67, é advogado. Foi ministro-chefe da Casa Civil (governo Lula) e presidente do PT. Teve seu mandato de deputado federal pelo PT-SP cassado em 2005

13/10/2013

La Luna ficou Caliente para “La Nación”

Filed under: Grupo Clarin,Grupos Mafiomidiáticos,Mempo Giardinelli — Gilmar Crestani @ 5:46 pm
Tags:

Una carta para “La Nación”

Por Mempo Giardinelli

De mi mayor consideración: Me dirijo a ustedes, directivos empresariales y periodísticos del diario La Nación, y con copia a varios colegas que trabajan en la empresa y a quienes aprecio y respeto, en la casi seguridad de que no van a publicarla. Pero la envío porque soy lector habitual desde hace décadas y además yo escribí en este diario durante años. Desde los ’90 del siglo pasado fui convocado siempre amablemente y siempre bien tratado y respetado, hasta que en abril de 2012 congelaron una nota mía. Entonces, ante la falta de respuestas a mis respetuosos reclamos, dignamente y sin escándalo simplemente renuncié a seguir como colaborador.

Por eso ahora me dirijo a ustedes, ya como simple lector, para expresarles lo siguiente:

1 Si tanto desean ustedes que la Presidenta renuncie, no hay ninguna cláusula constitucional que impida ese deseo. Ninguna ley se opone ni veda ese tipo de sentimientos. Y desde luego es válido también, como lo hacen muy a menudo, elegir las fotos más horribles de manera de siempre desfavorecer la imagen presidencial. Nada lo impide y si vuestros editores gráficos se solazan haciéndolo, pues allá ellos. Como allá también sus editores, cuando cargan las tintas distorsionando los contenidos de las notas con títulos y volantas que dicen lo que no dicen los textos. Nada de eso está prohibido ni es ilegal. De modo que allá con su conciencia, quien la tenga.

2 Pero de ahí a que ustedes impulsen la desestabilización de la Presidenta y el gobierno nacional, y busquen provocar su derrocamiento legal –valga el oxímoron–, hay un paso muy grande. Y señalarlo y subrayarlo es la intención de esta carta, en procura de que al menos, y en homenaje a la libertad de expresión que siempre dicen defender, sean ustedes menos obvia y groseramente destituyentes. Y sobre todo por esa vía oblicua, cobarde y de mal gusto que son los “comentarios” que supuestamente hacen sus lectores.

3 Está clarísimo que me siento ideológicamente muy lejos del diario, pero sigo leyéndolo cada mañana, como hacía mi padre y como hicieron por décadas muchos argentinos/as, por la sencilla razón de que ustedes expresaron siempre un punto de vista representativo de una parte importante de nuestra sociedad. Razón por la cual yo daría mi vida en defensa de ese derecho de ustedes. Y razón misma por la cual tengo derecho a pedirles –me tienta decir exigirles– que cierren esas pequeñas cloacas textuales que mantienen abiertas a dudosos o falsos comentaristas que sólo consiguen mostrar el vasto repertorio de todo lo peor de nuestro país.

4 Por razones de buen gusto elemental, esta carta quiere exhortarlos a ustedes a que discontinúen esos foros supuestamente democráticos en los que se fomentan la vulgaridad, el resentimiento y el odio militante. Y donde se mezclan amenazas de muerte, cobardes deseos criminales e infundios y groserías de todo tipo, y para colmo mal escritos.

5 Los textos malsanos que con fuertes extravíos gramaticales es capaz de redactar esa caterva de forajidos verbales que La Nación prohija, son, en realidad, verdaderas heces gramaticales que ustedes publican a diario bajo ese título eufemístico: “Comentarios”. Y las cuales no se justifican en modo alguno tratándose de un diario que fue pensado y creado como tribuna de doctrina. A menos que ustedes mismos ignoren el riesgo de que esas secciones repugnantes conviertan al diario en tribuna de letrinas, lo cual descuento que no es intención consciente de ninguno de ustedes.

6 Tengo la seguridad de que no lo harán de inmediato, pero a la vez guardo la esperanza de que más temprano que tarde –y ojalá cuanto antes– tomen ustedes la decisión de clausurar esos “comentarios” que jamás lucen, agregan ni ponderan absolutamente nada, y en cambio ofenden la inteligencia y avasallan el buen gusto de todo lector, cualquiera sea su ideología.

7Por supuesto, compruebo que aparentemente ahora, en vísperas y con posterioridad a la operación a que fue sometida la presidenta de la Nación, ustedes colocan al final de los artículos referidos al caso la frase: “Debido a la sensibilidad del tema, la nota permanece cerrada a comentarios”.

Pero eso es apenas un modo de autodisculparse que, sin embargo, no cumple tal propósito. Porque no escapa a ninguna inteligencia media que los “comentaristas” se las ingenian para deslizar sus deposiciones lingüísticas entre los comentarios que sí se mantienen abiertos en todas las otras notas del diario.

El resultado, así, es previsible: lo hediondo, como en las cloacas, se expande a través de todos los intersticios liberados.

Pienso que un diario largamente centenario en el que han escrito las mejores plumas del país, bien haría, hoy, si cancelara estas secciones de “comentarios” que nada suman a la información y en cambio ofenden y agravian a destajo.

Ojalá reflexionen acerca de esto, Señoras, Señores, y aunque no publiquen esta carta tomen esta decisión que, no lo dudo, hasta el ex presidente y general Bartolomé Mitre –su fundador– ya hubiera tomado.

Con mis respetuosos saludos.
Mempo Giardinelli, escritor, autor de La Luna Caliente.

Página/12 :: El país :: Una carta para “La Nación”

03/09/2013

O sistema que não ousava dizer seu nome: ditadura!

El pais › La Presidenta elogió a O Globo y a Sebastián Piñera por hablar de las dictaduras

“Reconoció como un error histórico el soporte que les dio a los militares”

El diario brasileño hizo un mea culpa por haber apoyado a la dictadura de su país. El presidente de Chile habló de los “cómplices pasivos” con Pinochet. CFK elogió ambas declaraciones a través de su cuenta de Twitter.

EL PAIS › LA PRESIDENTA ELOGIO A O GLOBO Y A SEBASTIAN PIñERA POR HABLAR DE LAS DICTADURAS

Las complicidades civiles

El diario brasileño hizo un mea culpa por haber apoyado a la dictadura de su país. El presidente de Chile habló de los “cómplices pasivos” con Pinochet. CFK elogió ambas declaraciones a través de su cuenta de Twitter.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner destacó un editorial del poderoso diario brasileño O Globo, en el que admitieron el error de dar apoyo al golpe militar de 1964. Además reconoció al presidente chileno Sebastián Piñera por sus declaraciones, en las que apuntó a “muchos cómplices pasivos” durante la dictadura de Augusto Pinochet.

“Chapeau O Globo”, señaló ayer la Presidenta a través de su cuenta de Twitter y agregó que en el Tango 01 leyó la noticia acerca de que el diario O Globo se arrepentía de haber apoyado el golpe militar de 1964.

La Presidenta agregó; “Sí, aunque no lo creas, es el editorial del diario brasileño. Uno de los más grandes e importantes del mundo. Pero hay más: reconoce como un ‘error histórico’ el amplio soporte mediático que les dio a los militares que gobernaron ese país por 21 años”. En el mensaje por la red social comentó además que su sorpresa se debía a que “también reconoce que la gente gritando contra el periódico en las calles lo decidió a hacer el mea culpa”.

La referencia de CFK al multimedios brasilero apuntaba al reconocimiento de su error, que fue expresado en una nota publicada en el diario en la que admite su complicidad con la dictadura militar iniciada en 1964 –cuando fue derrocado el presidente Joao Goulart–, que se mantuvo en el poder hasta 1985. Inclusive el gobierno de Dilma Rousseff se encuentra investigando si Goulart no fue envenenado en 1976 en el marco del Plan Cóndor, ideado por las dictaduras regionales para eliminar a sus detractores.

Pero no quedaron allí los reconocimientos de la Presidenta, porque luego continuó con el mandatario chileno Piñera, que al encontrarse cerca la fecha del 40º aniversario del derrocamiento de Salvador Allende, ocurrido el 11 de septiembre de 1973, también se expresó sobre el tema. Fernández de Kirchner transcribió las declaraciones que el trasandino dio al diario La Tercera. “‘Hubo muchos cómplices pasivos’, entre los que mencionó a ‘jueces que se dejaron someter y negaron recursos de amparo que habrían permitido salvar tantas vidas’. ¿Qué tal?”, comentó la mandataria.

El mensaje sobre Piñera surgió un día después de que ella apuntara a la vinculación del jefe de Estado chileno con la aerolínea de transporte aéreo Lan, en declaraciones en las que aludía a la “transparencia”. Al finalizar el mensaje de Twitter, envió un mensaje a sus seguidores, a quienes les señaló: “¿Qué tal? ¿Sabés qué? Más temprano que tarde las cosas cambian en todas partes”.

Página/12 :: El país :: Las complicidades civiles

09/08/2013

Grupos mafimidiáticos são iguais em toda parte

Filed under: Grupo Clarin,Grupos Mafiomidiáticos — Gilmar Crestani @ 9:11 am
Tags:

El pais › MAGNETTO EVITO PARTICIPAR DE LA CONCILIACION CON VICTOR HUGO MORALES

“Quería tenerlo cara a cara”

Por Laura Vales

Ayer se realizó una audiencia por la denuncia del CEO de Clarín al periodista, quien fue apoyado por una manifestación. “Me da pena no haber podido decirle el daño que le ha hecho a la sociedad”, dijo Morales.

EL PAIS › MAGNETTO EVITO PARTICIPAR DE LA CONCILIACION CON VICTOR HUGO MORALES

“Quería tenerlo cara a cara”

Ayer se realizó una audiencia por la denuncia del CEO de Clarín al periodista, quien fue apoyado por una manifestación. “Me da pena no haber podido decirle el daño que le ha hecho a la sociedad”, dijo Morales.

Por Laura Vales

Más de un millar de personas se reunieron en la puerta de los tribunales de Carlos Pellegrini al 1100 para respaldar al periodista Víctor Hugo Morales en la audiencia a la que fue citado por la denuncia del CEO del Grupo Clarín, Héctor Magnetto, que le inició una demanda por daños y perjuicios. A la instancia de conciliación tuvieron que presentarse tanto el denunciado como su denunciante, aunque, según contó Morales, Magnetto evitó participar personalmente. “Hubiera querido tenerlo cara a cara. Me da pena no haber podido decirle el daño que le ha hecho a la sociedad”, lamentó al salir de la audiencia.

Víctor Hugo Morales había llegado temprano al lugar donde oyentes, periodistas, integrantes de organismos de derechos humanos, legisladores y militantes lo esperaban para expresarle su apoyo. Entre las caras más conocidas se vio a la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto; el diputado Héctor Recalde, el titular del sistema de Medios Públicos, Tristán Bauer; el actor Arturo Bonín y sus colegas de Teatro por la Identidad. Las Madres de Plaza de Mayo llegaron juntas, en una combi de la Asociación, y la organización barrial Tupac Amaru se sumó encolumnada y con banderas. Por supuesto, hubo muchos periodistas, que se acercaron en forma individual o convocados a través de sus organizaciones. Comunicadores de Argentina había convocado al aguante, y el Colectivo de Trabajadores de Prensa había expresado públicamente su apoyo.

Magnetto entró al edificio acompañado por cuatro guardaespaldas y su abogado Hugo Wortman Jofré, y una vez arriba se negó a compartir la audiencia con Morales. Eduardo Barcesat, el abogado defensor del periodista, habló con los abogados de Magnetto para que éste aceptara una reunión cara a cara, pero el CEO del Grupo Clarín mantuvo su postura. La mediadora debió hacer por esto reuniones por separado con las partes. Después, cada uno firmó un acta en la que se dejó constancia de que no había habido acuerdo. Las audiencias de conciliación se realizan siempre de manera previa al inicio de estos juicios civiles, y ayer no había expectativas de que se llegara a un resultado distinto del que hubo.

En la audiencia, Víctor Hugo Morales y su abogado fueron notificados de la demanda, que reúne una serie de declaraciones que el periodista hizo en sus programas sobre el gerente del multimedios, por ejemplo con respecto al rol que tuvo en la apropiación de Papel Prensa o denunciando negocios del grupo con las AFJP. El juicio busca que el periodista se retracte públicamente de sus dichos y que pague una “reparación civil”, es decir económica.

Magnetto se retiró del lugar rodeado por sus custodios y personal de la Policía Federal, que le abrieron paso en medio de los abucheos de los manifestantes, hasta que subió a su vehículo.

“Me quedé con las ganas de saber qué tiene para decir el hombre que defiende sus intereses en nombre de la libertad de expresión, cuando es él el que hace una denuncia contra un periodista”, planteó Morales al salir.

También advirtió que a través de su persona, el gerente del multimedios “le está diciendo al periodismo lo que le espera si se meten con él”. Morales insistió en vincular el juicio con su defensa de la ley de medios audiovisuales, y le pidió a la Corte Suprema que no siga demorando su fallo sobre el tema. “Le pido a la Corte que reduzca el megáfono de este hombre”, resumió.

Los abogados del CEO de Clarín difundieron un comunicado de prensa en el que señalaron que la demanda fue iniciada a raíz de “las innumerables manifestaciones calumniosas e injuriosas que, a lo largo de los últimos años, Morales viene expresando en forma cotidiana para difamar a Magnetto”. Según el comunicado, en sus dichos el periodista involucró a Magnetto “con deliberada falsedad en delitos aberrantes, conductas criminales, acciones mafiosas y hasta atentados contra la democracia”.

Para los querellantes, “ninguna de esas manifestaciones constituyó una opinión, sino que se trató de afirmaciones asertivas que lo involucraron directamente en conductas ilegales”.

Dirigentes del ámbito político y social hicieron durante la jornada declaraciones en repudio a la denuncia. El titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca), Martín Sabbatella, consideró a la querella “de una temeridad y una violencia inusitadas”. Para el funcionario, el empresario del holding de medios “pretende que un referente de quienes no aceptan su dominio se someta a través de deudas económicas”. Hugo Yasky, titular de la CTA, advirtió que “con este tipo de acciones se pretende silenciar voces, como la de Víctor Hugo, que entienden a la información como un derecho”. El dirigente sindical recordó que el periodista “desde un principio defendió la aplicación integral de la ley de medios y, en consecuencia, la democratización de la palabra”.

El diputado Mario Oporto (FpV), quien preside la Comisión de Comunicaciones de la Cámara baja, destacó en Víctor Hugo Morales “su lucha contra los monopolios mediáticos, que viene de hace muchos años; es una prédica incluso anterior a esta realidad política”. Estela de Carlotto puso el acento en la integridad del denunciado. “No podemos permitir la infamia y el ataque a un hombre que no se vendió jamás.”

Página/12 :: El país :: “Quería tenerlo cara a cara”

16/07/2013

Grupo Clarín é a Rede Globo da Argentina

Filed under: Grupo Clarin — Gilmar Crestani @ 8:41 am
Tags:

O Grupo Clarín é para a Argentina o mesmo que a Rede Globo para o Brasil. Estão sempre a serviço de quem lhes paga, principalmente se em dólar. Talvez tenha um pouco mais de cadáveres nos armários. Ambos são frutos das respectivas ditaduras, embora, ao que se saiba, o Grupo Clarín, contrário d’O Globo,não escreveu nenhum editorial saudando a chegada da ditaburra.

“Clarín” miente (entre otros temas) sobre las Malvinas

Por Héctor Timerman *

Clarín de ayer les pregunta a sus lectores si sabían que tuvo lugar la reunión del Comité de Descolonización de las Naciones Unidas. “Muy probablemente no”, es la respuesta que dan en el mismo artículo.

Hace mucho que yo no coincidía con Clarín, pero esta vez están en lo cierto: el lector de Clarín no tiene por qué saberlo, pues el diario escondió que la estrategia de Londres de promover un referéndum en las islas fracasó en la ONU, como tampoco publicó otros importantes eventos en los que salió fortalecida la posición argentina. Desde hace tiempo que los editores de Clarín están más preocupados en evitar que su jefe, Héctor Magne-tto, cumpla en presentarse a declarar en los juicios por violación a los derechos humanos en los que está involucrado que en informar la realidad argentina.

Recordemos que la Cancillería emitió un comunicado el 20 de junio sobre el inmenso apoyo recibido en el Comité de Descolonización, y a la salida de la sesión brindé una conferencia de prensa en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, en el que participaron las principales agencias internacionales; de hecho, el apoyo a la Argentina de la ONU fue más reflejado en diarios ingleses que en Clarín.

El artículo de Clarín firmado por un opinólogo llama “palabrerío” a la posición argentina, mientras suscribe la posición británica. No nos engañemos: la decisión de centralizar la Cuestión Malvinas en los habitantes de las islas es la política que persigue el Foreign Office para contrarrestar los esfuerzos diplomáticos argentinos. Clarín no sólo ataca la actual política exterior; mancilla, además, la extraordinaria gesta del embajador José María Ruda, quien en 1965 logra que las Naciones Unidas declaren a la Cuestión Malvinas un conflicto de soberanía entre dos naciones. Una vez más, Clarín reescribe la historia argentina según el saldo bancario de sus dueños.

Cuando el mundo y los organismos multilaterales decidieron no legitimar el referéndum, lo hacen porque el “palabrerío” argentino se impone sobre los argumentos que Londres y ahora Clarín propician.

Desde el Reino Unido se lanzó el año pasado una importante campaña en varios países del mundo para obtener apoyo al referéndum en las Islas Malvinas, lo que incluyó a nuestro país, donde el citado referéndum fue tapa de Clarín. Hoy podemos decir que la estrategia inglesa fracasó, porque en nada alteró la esencia de la cuestión y no puso fin a la disputa de soberanía, ni a los incuestionables derechos argentinos.

Pasemos ahora a las partes del artículo en los que Clarín directamente miente sin vergüenza.

“… sucedió algo en el Comité de Descolonización: los británicos se están retirando del mismo”.

El Reino Unido no puede retirarse porque no es Estado miembro del Comité de Descolonización, tiene la obligación de apoyar al Comité como potencia administradora de diversos territorios no autónomos; su elección de incumplir este mandato no es nueva, dejó de asistir al Comité en 1986 porque considera a este órgano “anacrónico”. En realidad, este año solicitaron la disolución del Comité de Descolonización. Es lógico: Gran Bretaña es responsable del 65 por ciento de los casos de colonialismo que aún restan en el mundo.

“… tampoco lo hicieron los isleños”.

Falso. Sí asistieron, como todos los años: dos residentes en el territorio se manifiestan a favor de la posición británica. En esta oportunidad concurrieron Sharon Halford y Mike Summers.

“El movimiento estratégico británico desnuda todas las debilidades del oficialismo malvinero.”

En realidad lo que ha quedado al desnudo es el movimiento estratégico británico. Ningún país del mundo ha aceptado el resultado de la consulta. ¿Por qué? Tal vez porque sobre este punto el argumento argentino, poco publicitado por Clarín, es más contundente: los habitantes implantados por la metrópoli en las islas no constituyen un pueblo y por lo tanto no es aplicable el principio de autodeterminación.

Y, vale aclarar, en el último año no solamente el mundo ha abonado esta posición, sino que incluso cada vez más países se suman a la lista de naciones que, además de llamar a Londres a dialogar, consideran que las Malvinas son argentinas.

En estos meses, la Argentina ha sido apoyada en las Naciones Unidas, en la OEA, en Unasur, por el ALBA, en la Cumbre Iberoamericana, por la Celac, el G-77 y China, en la Cumbre América del Sur-Países Arabes, en la Cumbre América del Sur-Africa, en la Reunión de la Zona de Paz y Cooperación del Atlántico Sur y, hace un par de días, por el Mercosur.

No alcanzó todavía para recuperar las islas y los mares usurpados, pero sí para exponer al Reino Unido que salió a impulsar el referéndum para tratar de justificar lo que es cada vez menos justificable.

“… los precios internacionales del petróleo van a bajar, de modo que ahí tendremos un dolor de cabeza nacionalista menos”.

Este párrafo es preocupante, pues es imperioso aclarar que la protección de los recursos naturales argentinos no es un “dolor de cabeza nacionalista”; si así lo fuere, prepárense para más “dolores de cabeza”, en cuanto a que este gobierno no sesgará en la aplicación del derecho local e internacional en la defensa de sus recursos petroleros en el Atlántico Sur.

* Ministro de Relaciones Exteriores y Culto

Página/12 :: El país :: “Clarín” miente (entre otros temas) sobre las Malvinas

« Página anteriorPróxima Página »

Crie um website ou blog gratuito no WordPress.com.

%d blogueiros gostam disto: