Ficha Corrida

16/03/2013

Europa: dura com os pequenos, submissa com os grandes

Filed under: Corralito,Europa,Eurozona — Gilmar Crestani @ 9:09 am
Tags:

 

El rescate de Chipre provoca el primer corralito en la Eurozona

Nicosia impedirá retirar parte del dinero para asegurar que los depositantes pagan un nuevo impuesto

Luis Doncel Bruselas16 MAR 2013 – 06:29 CET585

El comisario Olli Rehn, con el ministro chipriota de Finanzas. / GEORGES GOBET (AFP)

Europa cerró anoche el acuerdo para rescatar a Chipre, pero a costa de imponer una tasa a los ahorradores que empuja a las autoridades a decretar un corralito parcial. El acuerdo alcanzado en la madrugada del sábado incluye un impuesto que se parece como una gota de agua a una quita en los depósitos chipriotas. Todas las cuentas de la pequeña isla del Mediterráneo —tanto de residentes como de no residentes— quedarán sujetas a una tasa, que se pagará solo una vez, del 9,99% para los que superen los 100.000 euros, y del 6,75% para los que no lleguen a esa cantidad.

Con esta medida, la Eurozona da un paso más allá al permitir por primera vez que los depositantes tengan que pagar parte del rescate, incluso los que tienen menos de 100.000 euros, la cantidad asegurada por las normas europeas. Jörg Asmussen, miembro del consejo de gobierno del Banco Central Europeo, aseguró que las autoridades ya han tomado las medidas necesarias para que la parte correspondiente a la tasa se quede “congelada” en las cuentas bancarias para garantizar que pueda ser recaudada. El Gobierno del conservador Nikos Anastasiadis aprobará este fin de semana una ley para permitir esta operación. Se sabrán entonces los detalles de un bloqueo que, en principio, no tendría por qué durar más que el tiempo necesario para recaudar el impuesto. Pero mientras tanto, los ahorradores chipriotas verán bloqueados parte de su dinero en los bancos. Las sucursales estarán cerradas el lunes por ser festivo.

El ministro de Finanzas de Chipre, Michael Sarris, admitió que esta decisión “ha sido muy difícil”, pero que las consecuencias de una bancarrota habrían sido peores. Sarris explicó que los ahorradores recibirán acciones de los bancos por un valor equivalente a lo que pierdan en sus depósitos. “El tamaño del sector bancario es tan grande [en Chipre] que hemos tenido que diseñar un programa específico en el que estaba justificado involucrar a los ahorradores”, aseguró el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, que estima que el nuevo impuesto sobre los depósitos recaudará 5.800 millones de euros. Con esta decisión, se supera el último escollo para aprobar un programa de ayudas de 10.000 millones de euros acordado tras diez horas de discusiones entre los ministros de la zona euro y los líderes del FMI y del BCE.

El Fondo Monetario Internacional ha logrado su objetivo de reducir el monto de un rescate que hace meses se calculaba en torno a 17.000 millones de euros, una cifra reducida en comparación con las ayudas concedidas a otros países, pero que equivale a todo el PIB chipriota. El organismo que encabeza Christine Lagarde, apoyado por Alemania, se ha empeñado en evitar a toda costa que la deuda pública del país se disparara hasta niveles insostenibles.

Pero si querían reducir el programa de asistencia financiera, el dinero había que buscarlo en otros sitios. Y sobre esas fuentes adicionales de ingresos es sobre lo que los ministros europeos han estado discutiendo hasta bien entrada la madrugada. Además de la tasa sobre los depósitos bancarios y otra sobre los intereses, se aprobará una quita para sus bonistas júnior, una subida del impuesto de sociedades al 12,5%, un ambicioso plan de privatizaciones y un ajuste presupuestario del 4,25% del PIB. Además, se redactará una evaluación independiente sobre el lavado de dinero en la banca y las autoridades de Nicosia se comprometen a reducir el tamaño de su sector financiero hasta alcanzar la media europea. “El Eurogrupo confía en que estas iniciativas permitan que la deuda pública de Chipre, que se prevé que llegue al 100% del PIB en 2020, permanezca en una senda sostenible e impulse el potencial de crecimiento de la economía”, asegura el comunicado.

Una de las obsesiones de países como Alemania era que el FMI participara en el programa de ayudas a la economía chipriota. Lagarde confirmó que propondrá al consejo de la institución que contribuya a financiar el rescate financiero, aunque no especificó con qué cantidad.

La mayor parte de la ayuda se destinará a recapitalizar a un sector financiero hipertrofiado que había quedado herido de muerte tras la quita de la deuda aprobada por sus vecinos griegos. El dinero que Europa va a prestar Chipre, cuya economía supone tan solo el 0,2% del PIB de la Eurozona, es muy inferior al inyectado en Grecia, Irlanda o Portugal —los otros tres países que han necesitado un rescate total—; o incluso en España, que recibió ayudas para su sector financiero. Pero muchos dirigentes temían que una quita entre los ahorradores chipriotas generara un pánico bancario que se extendiera al resto de la Eurozona.

El rescate de Chipre provoca el primer corralito en la Eurozona | Economía | EL PAÍS

04/08/2012

Fim do corralito

Filed under: Argentina,Corralito,FMI — Gilmar Crestani @ 9:52 am

 

El Boden y el corralito ya son historia

Los acreedores recibieron 2198 millones de dólares. Los fondos salieron de las reservas del Banco Central, las cuales retrocedieron hasta 45 mil millones de dólares. “Es el dinero que debían haber devuelto los bancos”, había definido la Presidenta.

“Terminamos de pagar el corralito. Sin deuda, somos más libres.” La leyenda puede encontrarse desde ayer temprano en la página web del Ministerio de Economía, con la cual oficializa el pago del último vencimiento del Boden 2012, título que se entregó a los ahorristas a quienes se les confiscaron sus depósitos en dólares en 2001. El Gobierno desembolsó 2198 millones de dólares, provenientes del Fondo de Desendeudamiento, para cumplir con este compromiso. Con la transferencia, el stock de reservas internacionales –del cual se nutre el Fondea– se redujo en 1715 millones de dólares, a 45.002 millones. La operación recibió el apoyo de distintos sectores empresarios y el mercado reflejó cierto optimismo (ver aparte).

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner había destacado anteayer el pago de la última cuota y la vuelta de página del corralito y corralón bancarios. El Gobierno abonó en tiempo y forma los sucesivos vencimientos desde 2005 y no había elementos que hicieran prever que esta vez fuese distinto. “Este es el dinero que debían haber devuelto los bancos a los ciudadanos y ciudadanas argentinas”, dijo la jefa de Estado durante su alocución en la Bolsa.

Los Boden (bonos operativos del Estado nacional) fueron emitidos durante la presidencia de Eduardo Duhalde, luego de que prometiese que devolvería los dólares a los depositantes. Sin embargo, la opción que tuvieron los ahorristas fue aceptar estos títulos o la pesificación de sus colocaciones a 1,40 más CER por dólar. Con el Boden 2012, el Estado se comprometió a pagar el capital en ocho cuotas anuales, con un período de gracia de 42 meses, con lo cual la primera cuota de cancelación fue abonada durante la presidencia de Néstor Kirchner, el 3 de agosto de 2005. La emisión nominal fue por 11.770 millones de dólares y el Estado abonó por estos papeles unos 21.800 millones. Con este pago, el peso de la deuda en moneda extranjera sobre el producto interno bruto se redujo a 8,4 por ciento. Previo a este pago, la relación se encontraba en un 9,6 por ciento, lejos del 92 por ciento que exhibía en 2002.

El impacto en el nivel de reservas, con una caída en torno de los 1700 millones de dólares –ayer el Banco Central absorbió del mercado cambiario 100 millones–, se explica por la composición de la tenencia de los Boden. Según explicó el jueves la Presidenta, sólo el 22 por ciento de la emisión se encontraba en manos de ahorristas locales, el resto se distribuía entre grandes inversores del exterior. “Sólo se transfirió lo que está colocado en el exterior”, explicaron desde el BCRA. El pago a locales se realiza vía transferencia a las distintas cuentas bancarias de los tenedores, con lo cual se sigue contabilizando hasta su retiro como reservas.

“El anuncio de la Presidenta le cierra la boca al coro permanente que acompaña la cadena del desánimo y el miedo. Todos los años para esta fecha repetían que no se iba a pagar la cuota del Boden. Este año se paga la última cuota. Esto muestra a las claras la capacidad para crear un futuro para todos los argentinos”, expresó el vicepresidente Amado Boudou en declaraciones a la prensa.

Las cámaras de pequeñas y medianas empresas coincidieron en el envío de señales de apoyo por la medida. El establishment empresario había sido invitado al acto en la Bolsa. Las entidades nucleadas en la Confederación General Empresaria (Cgera) manifestaron que la cancelación del Boden 2012 demuestra la “sólida convicción del Gobierno de sostener la independencia económica, que dará confianza y permitirá mayores inversiones”. Desde la Federación Económica de la provincia de Buenos Aires (FEBA), su presidente, Raúl Lamacchia, sostuvo que “las palabras de la presidenta Cristina Fernández han sido una corriente de aire fresco sobre el panorama socioeconómico de la Argentina”, en contraposición a la situación de “incertidumbre” que los gurúes insisten en señalar. Por último, las pequeñas y micro empresas de Santa Fe consideraron que el fin del Boden “aporta más libertad al país”, coincidiendo con el banner en la página electrónica de Economía.

Página/12 :: Economía :: El Boden y el corralito ya son historia

18/05/2012

Corralitos

Filed under: Bancos,Corralito,Crise Financeira Européia — Gilmar Crestani @ 8:26 am

 

Cómo fueron los ‘corralitos’ de Argentina, Brasil, Ecuador y Uruguay

Por: Alejandro Rebossio | 18 de mayo de 2012

Los corralitos o congelaciones de depósitos han sido experiencias recurrentes en Latinoamérica. Siempre han sido profecías que forzosamente se cumplían porque una vez que algunos analistas alertaban sobre esa posibilidad, los ahorradores se agolpaban en las oficinas bancarias para retirar su dinero y eso terminaba empujando a las autoridades a cerrar el grifo. Así fue como ocurrió en 2001 en Argentina. Ese año los inversores más informados se llevaron del país 14.976 millones de dólares. El temor a una congelación de los ahorros, como ya había ocurrido en este país en 1989, llevó a que el entonces Gobierno de Fernando de la Rúa intentara despejar miedos con el impulso de la llamada ley de intangibilidad de los depósitos. Esa norma se sancionó en agosto de 2011 y cuatro meses más tarde quedó solo en expresión de deseos: unos 66.000 millones de dólares resultaron atrapados en el corralito que anunció el entonces ministro de Economía, Domingo Cavallo. Los ahorradores solo podían sacar del banco 250 por semana de sus cuentas, mientras que los depósitos a plazo quedaron congelados hasta nuevo aviso. Un periodista, Antonio Laje, bautizó aquella congelación como corralito.

El Gobierno de De la Rúa terminó cayendo, Argentina suspendió pagos y en enero de 2002 asumió la presidencia Eduardo Duhalde. “El que depositó dólares, recibirá dólares”, intentó tranquilizar Duhalde a los ciudadanos en el discurso inaugural de su gestión. “¿Quién fue el boludo?”, se preguntó su ministro de Economía, Jorge Remes Lenicov, al oír la frase de Duhalde, según cuenta el periodista Ezequiel Burgo en su libro 7 ministros. No podía explicarse quién había aconsejado a su presidente a prometer semejante cosa imposible de cumplir. Días después Argentina devaluó el peso y pesificó los depósitos en dólares, lo que enardeció aún más a los ahorradores. Claro que para esa altura pocos creían que los bancos disponían de la suficiente moneda norteamericana para devolver a los clientes. Nunca una entidad financiera puede responder a un retiro masivo de depósitos. Al cambio de moneda se lo llamó corralón. En diciembre de 2002 se liberó el corralito, es decir, las cajas de ahorro y las cuentas corrientes. Los depósitos a plazo pudieron ser canjeados a partir de marzo de 2003 por títulos públicos que terminaron de pagarse en 2012. No obstante, muchos ahorradores se negaron a ese trueque y consiguieron recuperar sus dólares después de litigar en los tribunales.

Pero el corralito no fue la única congelación de depósitos de la historia reciente latinoamericana. Antes de aquella experiencia que duró un año, Argentina había congelado depósitos a plazo en 1989 y los devolvió en bonos que vencían en 1999. Esos títulos cotizaban en un principio a un tercio del valor original de los ahorros. Las pérdidas de aquella crisis bancaria ascendieron al 13% del PIB argentino de entonces, según un estudio del Fondo Monetario Internacional (FMI). Además, Argentina sufrió aquella vez una devaluación. En 2001/2002, la crisis bancaria le costó el 71% del PIB.

Brasil inmovilizó depósitos a plazo y en cuentas en 1990 durante 29 meses con posterioridad a una fuerte depreciación de su moneda. Las pérdidas por la crisis bancaria ascendieron al 62% del PIB.

Ecuador hizo lo propio en 1999. La congelación duró medio año y después el Gobierno de Jamil Mahuad entregó a los ahorradores certificados de reprogramación de los depósitos, lo que implicó fuertes pérdidas para ellos. Ecuador también devaluó y suspendió pagos aquel año. El rojo que dejó la crisis bancaria equivalió al 25% del PIB.

Uruguay, contagiado de la debacle argentina de 2002, congeló los dólares a plazo en bancos públicos durante 36 meses. El colapso bancario le reportó pérdidas del tamaño del 27% de su PIB. Aquel año Uruguay también depreció su moneda y en pocos meses pasó de ser calificado con el grado de inversión, la mejora nota que las agencias de riesgo crediticio otorgan a las deudas soberanas, a la reestructuración del pasivo con aplazamientos de pagos. Uruguay recuperó en marzo pasado el grado de inversión, una categoría que también comparten en la región Chile, México, Brasil, Colombia, Perú, Panamá y Costa Rica y que les permite endeudarse a bajos costes.

Cómo fueron los ‘corralitos’ de Argentina, Brasil, Ecuador y Uruguay >> Eco Americano >> Blogs EL PAÍS

05/12/2011

Corralito, 10 anos

Filed under: Corralito — Gilmar Crestani @ 8:29 am

Tapa satira

O corralito foi estabelecido, na Argentina, para evitar e interromper a retirada de depósitos em contas correntes e poupanças, que seriam trocados por dólares ou transferidos diretamente para o exterior. Para tanto, congelaram-se os depósitos dos poupadores e estabeleceram-se limites semanais para a retirada de fundos.

CONTACTO: satira@pagina12.com.ar

LA DECADA PRODIGIOSA AÑO DIEZ D.C.

Por Rudy

Decíamos ayer: (Hoy sátira hoy, de 15/diciembre/2001)

Este suplemento no es el de esta semana, es el de la semana pasada que se quedó en el banco esperando que le toque el turno de abrir una caja de ahorro en patacones truchos, o en letras del alfabeto arameo antiguo, lecops o lecags, lo que sea, con tal de retirar nuestros humildes 250 pesos semanales correspondientes.

Este suplemento está dedicado a usted, lector, que tampoco pudo salir todavía, ni del banco ni de su asombro; que se le cayó el sistema, en la cabeza, que está gestionando tarjetas que nunca se imaginó que pudieran existir, que está alucinando maneras estrafalarias de recuperar un dinero que ya era suyo. ¡Ni se imagina lo que significa, en estos días, tratar de tener el dinero que uno todavía no tenía, me estoy refiriendo a ese que se ganaba, por ejemplo, trabajando, en los tiempos en los que nuestros abuelos vinieron al país con una mano atrás y otra adelante, manos que por suerte pudieron ingresar al país sin que nadie los obligue a dejar una partecita en la aduana.

Está dedicado a usted, que tiene su sueldo congelado, para no hablar de su sonrisa, o que tiene sus ahorros, aquellos que supo acumular a lo largo de toda su vida, en manos de un banquero, o de un ministro, o de alguien que usted ni sabe quién es, a quien usted le estará eternamente agradecido, si, al cabo de un tiempo, se dignan devolverle aquello que ya era suyo, luego de haberlo usado (y hecho negocios con ello).

Está dedicado a usted, que les ha declarado su amor a cuatro cajeros automáticos, mas no ha sido correspondido; que ha tratado de cobrar su jubilación en dólares, australes o maravedíes, que está planificando, junto a sus seres queridos, maneras de recuperar (o de perder lo menos que pueda) aquello que ya tenía. A usted que va a poner en el arbolito 150 certificados de apertura de cajas de ahorro.

Y también a usted, sacrificado empleado bancario devenido psiquiatra sin diploma, que debe escuchar, hoy más que nunca, los dramas que antes les contábamos a nuestros psicoanalistas, luego a los taxistas, y ahora, que la plata no alcanza ni para el taxi, a usted, preso en su escritorio, que además tiene también sus propios problemas, pero los deja para después del horario bancario.

Para todos ustedes, o sea, todos nosotros.

Hasta la semana que viene, lector.

Decimos hoy

Este suplemento está dedicado a usted, lector, que tiene memoria y se acuerda de lo que fueron aquellos tiempos, y no los quiere repetir. A usted, que llevado por los avatares se fue a vivir a Grecia o a Italia, y está en medio de un “déja vu” más digno de Matrix que de la realidad real. A usted, que se preocupa por el futuro (lo cual está muy bien), pero puede hacerlo porque su presente es más soportable aunque no sea, aunque esté lejos, el ideal que todos tenemos derecho a soñar. A usted, que pudo recuperarse de aquello, y a usted, que no pudo. A vos, que eras chico, y te lo contaron. A vos, que no podés entender que haya gente dispuesta a repetir “la receta” sin darse cuenta de que es “una receta para que nadie coma”. A vos. A mí.

Recordamos los tiempos del corralito, y pensamos que ya estamos grandes, como para salir del corralito para siempre.

Hasta la semana que viene.

Página/12 :: Satira12

Crie um website ou blog gratuito no WordPress.com.

%d blogueiros gostam disto: