Ficha Corrida

03/09/2013

Goebbels da Ditabranda enche Auschwitz de médicos

Filed under: Auschwitz,Fascio littorio,Fascismo,Luiz Felipe Pondé — Gilmar Crestani @ 10:40 pm
Tags:

O fascismo do PT contra os médicos

luiz felipe pondé

O PT está usando uma tática de difamação contra os médicos brasileiros igual à usada pelos nazistas contra os judeus: colando neles a imagem de interesseiros e insensíveis ao sofrimento do povo e, com isso, fazendo com que as pessoas acreditem que a reação dos médicos brasileiros é fruto de reserva de mercado. Os médicos brasileiros viraram os "judeus do PT".

Uma pergunta que não quer calar é por que justamente agora o governo "descobriu" que existem áreas do Brasil que precisam de médicos? Seria porque o governo quer aproveitar a instabilidade das manifestações para criar um bode expiatório? Pura retórica fascista e comunista.

E por que os médicos brasileiros "não querem ir"?

A resposta é outra pergunta: por que o governo do PT não investiu numa medicina no interior do país com sustentação técnica e de pessoal necessária, à semelhança do investimento no poder jurídico (mais barato)?

O PT não está nem aí para quem morre de dor de barriga, só quer ganhar eleição. E, para isso, quer "contrapor" os bons cidadãos médicos comunistas (como a gente do PT) que não querem dinheiro (risadas?) aos médicos brasileiros playboys. Difamação descarada de uma classe inteira.

A população já é desinformada sobre a vida dos médicos, achando que são todos uns milionários, quando a maioria esmagadora trabalha sob forte pressão e desvalorização salarial. A ideia de que médicos ganham muito é uma mentira. A formação é cara, longa, competitiva, incerta, violenta, difícil, estressante, e a oferta de emprego decente está aquém do investimento na formação.

Ganha-se menos do que a profissão exige em termos de responsabilidade prática e do desgaste que a formação implica, para não falar do desgaste do cotidiano. Os médicos são obrigados a ter vários empregos e a trabalhar correndo para poder pagar suas contas e as das suas famílias.

Trabalha-se muito, sob o olhar duro da população. As pessoas pensam que os médicos são os culpados de a saúde ser um lixo.

Assim como os judeus foram o bode expiatório dos nazistas, os médicos brasileiros estão sendo oferecidos como causa do sofrimento da população. Um escândalo.

É um erro achar que "um médico só faz o verão", como se uma "andorinha só fizesse o verão". Um médico não pode curar dor de barriga quando faltam gaze, equipamento, pessoal capacitado da área médica, como enfermeiras, assistentes de enfermagem, assistentes sociais, ambulâncias, estradas, leitos, remédios.

Só o senso comum que nada entende do cotidiano médico pode pensar que a presença de um médico no meio do nada "salva vidas". Isso é coisa de cinema barato.

E tem mais. Além do fato de os médicos cubanos serem mal formados, aliás, como tudo que é cubano, com exceção dos charutos, esses coitados vão pagar o pato pelo vazio técnico e procedimental em que serão jogados. Sem falar no fato de que não vão ganhar salário e estarão fora dos direitos trabalhistas. Tudo isso porque nosso governo é comunista como o de Cuba. Negócios entre "camaradas". Trabalho escravo a céu aberto e na cara de todo mundo.

Quando um paciente morre numa cadeira porque o médico não tem o que fazer com ele (falta tudo a sua volta para realizar o atendimento prático), a família, a mídia e o poder jurídico não vão cobrar do Ministério da Saúde a morte daquele infeliz.

É o médico (Dr. Fulano, Dra. Sicrana) quem paga o pato. Muitas vezes a solidão do médico é enorme, e o governo nunca esteve nem aí para isso. Agora, "arregaça as mangas" e resolve "salvar o povo".

A difamação vai piorar quando a culpa for jogada nos órgãos profissionais da categoria, dizendo que os médicos brasileiros não querem ir para locais difíceis, mas tampouco aceitam que o governo "salvador da pátria" importe seus escravos cubanos para salvar o povo. Mais uma vez, vemos uma medida retórica tomar o lugar de um problema de infraestrutura nunca enfrentado.

Ninguém é contra médicos estrangeiros, mas por que esses cubanos não devem passar pelas provas de validação dos diplomas como quaisquer outros? Porque vivemos sob um governo autoritário e populista.

24/01/2012

Auschwitz

Filed under: Auschwitz,Inimigo de meu inimigo — Gilmar Crestani @ 9:18 am

Contradição: Foram os Russos que primeiro chegaram e liberaram Auschwitz, mas foram os EUA que  contrataram os piores criminosos nazistas, responsáveis não só por aquele e outros tantos crimes de guerra, que sobreviveram à guerra e os espalharam pelo mundo para continuar a sanha de tortura e morte.  Para quem duvidar, basta assistir o documentário Inimigo de meu inimigo.

Inimigo de meu inimigo

¿Liberación?

Por Jack Fuchs *

Desde hace ya unos cuantos años se conmemora la mal llamada “liberación” de Auschwitz el día 27 de enero de 1945. En esencia, Auschwitz existió durante casi cuatro años. En sus principios, se asesinaba a los prisioneros de guerra rusos caídos en manos de los nazis. Esos fueron los primeros experimentos. A ello le siguieron cuatro años durante los cuales llegaban transportes de todas partes de Europa.

Ubicado al sudoeste de Polonia, su lugar de emplazamiento fue elegido por ser una zona poco poblada, de acceso ferroviario y de fácil camuflaje. En 1940 se edificó Auschwitz I, en 1941 Auschwitz II o Birkenau, y en 1942 se habilitó Auschwitz III, fábrica química. Este gigantesco complejo tenía cinco cámaras de gas y una capacidad de exterminar a varios millares de personas diariamente. Durante varios meses de 1942, 1943 y 1945 se gaseaban semanalmente 100.000 personas.

En Auschwitz se asesinó a cerca de un millón de judíos de toda Europa, 75.000 polacos, 21.000 gitanos, 15.000 prisioneros de guerra soviéticos y 15.000 prisioneros de otras nacionalidades.

En enero de 1945, los rusos ocuparon gran parte de Polonia y marcharon hacia Alemania. En el camino se “encontraron” con Auschwitz. Sí, es así. Se toparon con Auschwitz. Encontraron allí 7000 enfermos, discapacitados, que no pudieron ser evacuados por los nazis que, al ver que el ejército ruso se acercaba, intentaron sacar a todos los prisioneros que todavía podían caminar. La mayoría, enferma, desnutrida, no pudo seguir esa marcha, llamada la Marcha de la Muerte. Miles y miles murieron en el camino, no podían caminar y morían o directamente eran fusilados. ¿Qué sucedió durante esos cuatro años?

El 27 de enero se conmemora el momento en el cual los rusos se encontraron con ese panorama. Y lo mismo pasó en otros campos, más tarde. En BergenBelsen, Dachau, Buchenwald, donde encontraron 200.000 presos en la víspera del fin de la guerra. Gran parte de ellos murió en los últimos días antes del fin de la guerra y muchos más murieron después, ya no podían sobrevivir.

En estos días trato de comprender cómo sucedió, cómo se explica tanta indiferencia de aliados y rusos, cuyo objetivo era vencer a la Alemania nazi, ganar la guerra, ignorando por completo las vidas humanas que eran asesinadas día a día. Algunos estaban informados sobre lo que pasaba en Alemania e intentaron influir sobre Churchill y los aliados para que hicieran algo para detener el genocidio provocado por los nazis. Frente a la realidad expuesta por aquellos que intentaron hacer tomar conciencia de lo que ocurría, de aquella otra guerra dentro de la guerra mundial, Churchill respondió que no se trataba de una prioridad. El principal objetivo era ganar la guerra.

Otro ejemplo es el del polaco Jan Karski. En noviembre de 1942 Karski, resistente clandestino, fue enviado como “courier” a Londres, para entrevistarse con autoridades polacas en el exilio, el gobierno de Gran Bretaña y el liderazgo judío mundial. Llevaba, entre otros mensajes, uno para el Papa solicitándole que excomulgara a Hitler y sugiriéndole que tomase medidas con aquellos católicos que participasen en actos de asesinato y barbarie. Nuevamente, la indiferencia fue la respuesta.

El escritor Schmuel “Arthur” Zygelboim, frente a tanta indiferencia, en su carta de despedida enviada antes de suicidarse, en mayo de 1943, dirigida al primer ministro del gobierno polaco en el exilio, en Londres, general Wladyslaw Sikorski, escribe: “No quiero vivir mientras los restos del pueblo judío en Polonia, uno de cuyos representantes soy yo, son asesinados. Mis amigos en el gueto de Varsovia perecieron empuñando las armas en esta última lucha heroica. No fue mi destino morir como ellos, junto con ellos. Pero les pertenezco, a ellos y a sus tumbas colectivas. Con mi muerte quiero expresar mi más enérgica protesta contra la pasividad con que el mundo contempla y permite el exterminio del pueblo judío (…)”.

Ya en 1944, hacia mediados de año, Roma y París, entre otras ciudades, fueron reconquistadas por los aliados, pero la guerra contra los judíos y otras minorías seguía. Auschwitz seguía en plena tarea asesina. En esos días, todavía llegaban diariamente trenes repletos de Hungría, de Checoslovaquia. Los crematorios y las cámaras de gas estaban en pleno funcionamiento. Ni los aliados ni los rusos tomaban alguna decisión al respecto, simplemente ignoraban. Su objetivo era ganar la guerra. Destruir los campos de concentración no figuraba entre las prioridades. Lo fundamental era la conquista.

Existen ciertas reglas al interior de las guerras. Algunos países ajenos al conflicto prestan ayuda a uno u otro rival. Sin embargo, me parece que cuando ocurren guerras civiles, guerras al interior de una misma nación, no hay ninguna intervención para buscar evitar las matanzas. Parece que el mundo no ha cambiado en nada. Todas las guerras llamadas hoy “primaveras” de los países árabes, todas las guerras civiles que siguen ocurriendo, suceden frente a la observación del resto del mundo. Hay imponentes conferencias, protestas, condenas pero las matanzas en el seno de estos pueblos siguen. Todo sigue. Las protestas en distintos lugares del mundo son como compresas a un enfermo terminal de cáncer. Es trágico. Algunos pensábamos que después de la Segunda Guerra Mundial y las consecuencias de Auschwitz e Hiroshima algo iba a cambiar. Aparentemente, no hemos aprendido nada. La lucha del hombre contra el hombre sigue, y cualquier excusa para matar es válida. Los avances de la ciencia y la tecnología permiten mejorar nuestra calidad de vida –en realidad, la de un ínfimo porcentaje de la población mundial– pero, paralelamente, hay avances utilizados por personas que piensan, día y noche, en cómo destruir el mundo.

El gran problema parece ser que la voluntad de hacer el “bien” toma rasgos pacíficos –es lógico–, y sus acciones nunca serán agresivas –en el buen sentido- con el fin de lograr su propósito. En cambio, por más redundante que parezca mi afirmación, la maldad es agresiva, avanza, sin importarle a cuántos deja en el camino.

En la vía pública nunca he visto inscripciones o carteles que digan “Ama a tu prójimo”. Sin embargo, sobran aquellos llenos de odio. No cabe ninguna duda: con la misma mano que se puede acariciar se puede matar.

* Escritor y pedagogo.
Sobreviviente de Auschwitz.

Página/12 :: Contratapa :: ¿Liberación?

28/10/2011

A CIA pode ajudar

Filed under: Auschwitz,CIA,Inimigo de meu inimigo,Nazismo,Polônia — Gilmar Crestani @ 8:39 am
Tags:

Há um documentário que mostra que ex-integrantes das SS e congêneres alemãs foram recrutados, após a Segunda Guerra, pela CIA. O documentário “Inimigo do meu inimigo” prova que os EUA não têm pruridos em recrutar bandidos para fazer o trabalho sujo da CIA no exterior.  A CIA poderia abrir seus arquivos aos polacos. Muitos dos carniceiros de Auschwitz receberam proteção americana, como o carniceiro de Lyon, Klaus Barbie.

Polonia reabre la investigación sobre los crímenes de los nazis en Auschwitz

El objetivo del Instituto de la Memoria Nacional es localizar a los responsables del exterminio de más de un millón de personas en el campo de concentración y juzgarles por crímenes de guerra

Algunos de los 600 niños supervivientes de Auschwitz muestran los números de identificación tatuados en sus brazos el día de su liberación. / REUTERS

Polonia ha reabierto la investigación sobre los crímenes cometidos por los nazis en el campo de concentración de Auschwitz, donde más de un millón de personas fueron asesinadas durante la II Guerra Mundial. El objetivo del Instituto de la Memoria Nacional (IPN, por sus siglas en polaco) es localizar a los responsables del exterminio en Auschwitz y, en caso de que sea posible, juzgarles por crímenes contra el país.

"No hemos descartado la posibilidad de encontrar viva a alguna de las personas que trabajaron en el campo de concentración de Auschwitz", ha dicho Piotr Piatek, director del IPN, en declaraciones a la agencia de noticias PAP. El responsable del organismo no ha aclarado si esta investigación incluirá también otros campos operados por los nazis en la Polonia ocupada, como Treblinka y Sobibor.

El IPN es la institución encargada de investigar los crímenes de la era nazi y de la era soviética, así como de perseguir a sus responsables.

Polonia lanzó varias investigaciones para cazar a criminales de guerra nazis en los sesenta y los setenta, pero las cerró en los ochenta sin haber realizado ninguna acusación por las dificultades para interrogar a sus responsables y testigos en el extranjero durante la era de dominación soviética.

Según cifras oficiales, más de 1,5 millones de personas fueron exterminadas en Auschwitz, la mayoría polacos (judíos y no judíos). El campo está ubicado en los alrededores de la ciudad de Cracovia, en el sur de Polonia.

La Asociación Americana de Supervivientes del Holocausto y sus descendintes ha celebrado la decisión adoptada por el IPN, al considerar que "no es solo una cuestión de justicia", ya que también "servirá a la educación y la memoria". "Damos la bienvenida los esfuerzos por llevar tardíamente ante la justicia y la opinión pública a los responsables de los monstruosos crímenes nazis infligidos en la conciencia del mundo hace más de medio siglo", ha dicho Elan Steinberg, perteneciente a dicha asociación.

La decisión se produce poco después de que los investigadores de los crímenes de guerra de Alemania decidieran reabrir los casos contra posibles colaboradores en el genocidio.

Polonia reabre la investigación sobre los crímenes de los nazis en Auschwitz | Internacional | EL PAÍS

Blog no WordPress.com.

%d blogueiros gostam disto: