Ficha Corrida

01/01/2014

Bolsa Família

Filed under: Bolsa Família — Gilmar Crestani @ 10:41 am
Tags:

O ódio ao Bolsa Família diz mais sobre quem o odeia do que sobre o programa. É dinheiro público para cidadãos brasileiros. Claro, pode-se e deve-se criticar eventual mau uso. Mas centrar a crítica apenas aos dividendos políticos que colhem Lula e Dilma, por terem transformado um programa em projeto de educação familiar, revela apenas que uma parcela pequena mas barulhenta continua sendo porta-voz de algozes que pensam por eles. Discuta com tais pessoas para ver que se trata apenas de ódio de classe. Não nenhum laivo de humanidade, e tudo porque alguém diz que se trata de algo prejudicial. Nenhum dos que levantam a voz para condenar o Bolsa Família também o faz quando a mesma quantia destinada ao programa também entra nos bolsos de grandes empresas. O uso de dinheiro público para salvar empresas como RBS & Globo não causa a mesma urticária que o dinheiro destinado a famílias com filhos em idade escolar. E são exatamente empresas como RBS & Globo, que sempre condenam os servidores e órgãos públicos, o primeiros a se socorrerem de bancos… públicos. Vá ver se a RBS ou Globo já tomou empréstimo do Itaú ou Santander. Não, elas procuram o BNDES, Banco do Brasil ou Caixa.

Repetem um mantra que diz serem os beneficiados do Bolsa Família que votam em Dilma e no PT, como se os votos viessem apenas destes. Como explicar matemática a quem repete um discurso pronto, engolido sem digerir, cujo único propósito é atacar quem faz alguma coisa para diminuir a desigualdade social? Considerando o pleno emprego, o que os que odeiam o Bolsa Família sugerem para melhorar ainda mais a vida de milhões de brasileiros? Pergunte, mas não espere um resposta elaborada, senão um clichê já disparado por vira-bostas encastelados em grupos financiados por Itaú, Bradesco, Santander, HSBC. Jamais ouvirás destes a informação de que, para receber o Bolsa Família, as família têm de comprovar a frequência escolar dos filhos?

El décimo aniversario de la Bolsa Familia, plan social emblemático de los gobiernos del Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil.

En este país, 40 millones de personas dejaron la pobreza en estos años, aunque no solo por el Bolsa Familia sino también por la creación de empleo y la subida del salario mínimo, entre otros motivos. También cumplió cuatro años el similar programa de Asignación Universal por Hijo de Argentina. Otros países de diversa ideología han implementado planes parecidos con el objetivo de erradicar el hambre y disminuir la pobreza.      

¿Cuáles fueron los hechos económicos de Latinoamérica en 2013? >> Eco Americano >> Blogs EL PAÍS

 

Bolsa Familia cumple 10 años con un gasto de 50.000 millones de dólares

La medida estrella para luchar contra la pobreza ha invertido 50.000 millones de dólares

Juan Arias Río de Janeiro 18 OCT 2013 – 17:19 CET10

En 2003, cuando el sindicalista Lula da Silva llegó a la Presidencia de la República, puso enseguida los ojos sobre el mar de millones de pobres brasileños. Para ellos creó el 20 de octubre de ese año el programa llamado Bolsa Familia, una ayuda económica de unos 50 dólares concedida a quienes ganaban menos de 30 dólares por mes.

Aquel programa social cumple ahora 10 años y llega a cerca de 14 millones de familias. Los que hoy reciben la Bolsa Familia son ya los hijos de los que habían empezado a disfrutar de aquella ayuda.

El primer Gobierno de izquierdas unificó en la Bolsa Familia toda una serie de beneficios que el expresidente Fernando Henrique Cardoso había ya creado aunque en una proporción menor. Entre ellos figuraba la Bolsa Escuela, una ayuda que se concedía a las familias más pobres bajo la condición de que enviaran a sus hijos a estudiar en vez de hacerlos trabajar. Fue aquel programa el que consiguió, por vez primera, que la asistencia escolar superara el 90% en la enseñanza primaria.

El programa llega a cerca de 14 millones de familias. Los que hoy reciben la Bolsa Familia son ya los hijos de los que comenzaron a disfrutarla

Lula extendió aquel beneficio y con él fueron concedidos a aquellas familias más necesitadas asistencia médica y conocimientos de sus derechos como ciudadanos. Fue el programa que ayudó a Lula a ser reelegido en 2006 a pesar de la presión que se había creado contra su Gobierno con motivo del escándalo del mensalão.

Nadie ha negado, ni siquiera desde la oposición, los beneficios que Bolsa Familia ha llevado a millones de familias con una clara mejora en los índices de educación, renta y mejor sanidad pública. Muchas de aquellas familias, gracias a ese conjunto de ayudas y al aumento del salario base, dieron el salto a la clase media baja.

Hoy, a diez años de distancia, analistas políticos, sociólogos y economistas hacen balance de los pros y los contras de la Bolsa Familia. Las ventajas son conocidas por todos, a pesar de algunas críticas respecto a la organización de las ayudas, que a veces ha recaído en manos de brasileños que no la necesitaban, incluso políticos o familias de los mismos. También se ha temido que los beneficiarios de Bolsa Familia, para no perder sus derechos, dejasen de trabajar o prefirieran redondear la ayuda con trabajos esporádicos sin entrar en el mercado de trabajo oficial.

El resultado final, sin embargo, es innegablemente positivo y supone una de las principales conquistas de los 12 años de Gobierno del Partido de los Trabajadores (PT).

Lo que hoy se discute, si acaso, es el hecho de que después de 10 años de Bolsa Familia, los que hoy siguen beneficiándose de ella son ya los hijos de aquellos que la habían recibido por primera vez. Eso significaría, según algunos sociólogos, que sigue viva una bolsa de pobreza constituida hoy por los hijos de las familias pobres de antaño.

Hay quién posturas que defienden que, en adelante, la ayuda de la Bolsa Familia se reduzca a aquellos casos de hogares que aún viven en la pobreza y hasta en la miseria y que a los hijos de los destinatarios de la vieja Bolsa Familia se les ofrezca más que una ayuda económica, posibilidades de estudios y de formación profesional en vez de continuar ofreciéndoles una ayuda que acabaría perpetuando la pobreza.

Se ha comprobado, en efecto, que no siempre aumenta el Índice de Desarrollo Humano (IDH) ni mejora la educación o la sanidad en las zonas en las que se han distribuido más ayudas.

La reflexión -a los 10 años de la positiva experiencia de Bolsa Familia -pasa por un examen despolitizado, incluso científico, de una experiencia que ha dado sus frutos, pero que quizás esté exigiendo ser repensada en un país donde la mayor urgencia es mejorar la calidad de la educación y ofrecer a millones de jóvenes sin profesión la posibilidad de abrirse ellos mismos camino en la vida.

Bolsa Familia cumple 10 años con un gasto de 50.000 millones de dólares | Internacional | EL PAÍS

2 Comentários »

  1. […] See on fichacorrida.wordpress.com […]

    Pingback por Bolsa Família | EVS NOTÍCIAS. — 02/01/2014 @ 6:24 am | Responder

  2. […] See on Scoop.it – BOCA NO TROMBONE!O ódio ao Bolsa Família diz mais sobre quem o odeia do que sobre o programa. É dinheiro público para cidadãos brasileiros. Claro, pode-se e deve-se criticar eventual mau uso.See on fichacorrida.wordpress.com […]

    Pingback por Bolsa Família | O LADO ESCURO DA LUA — 01/01/2014 @ 9:30 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s

Blog no WordPress.com.

%d blogueiros gostam disto: