Ficha Corrida

06/10/2012

Ou de porque os EUA odeiam Chávez

Filed under: Hugo Chávez,Petróleo — Gilmar Crestani @ 8:19 am

 

Venezuela cambia con los vecinos petróleo financiado por alimentos y pantalones

Por: Alejandro Rebossio| 05 de octubre de 2012

En los 13 años que lleva Hugo Chávez en la presidencia de Venezuela, su país ha estrechado lazos económicos con Latinoamérica y el Caribe, pero sobre todo con aquellos rincones más afines en términos ideológicos. Y lo ha hecho bajo la fórmula de petróleo por alimentos y hasta por pantalones.

“Con Chávez, EE UU ha ido perdiendo peso como comprador del petróleo de Venezuela, que representa el 95% de las exportaciones del país, y han ganado terreno China, Centroamérica y el Caribe”, explica José Luis Saboin, economista de la consultora venezolana Ecoanalítica. En 1999, Venezuela enviaba a EE UU y Canadá el 57% de sus exportaciones de crudo y combustibles derivados y en 2011 esa proporción descendió a 47%, una cifra aún considerable. Han ganado peso como destino de las ventas venezolanas el Caribe (16% del total), el resto de Latinoamérica (4%) y China (13%).

El Gobierno de Chávez ha tejido alianzas con países latinoamericanos con los que comparte cierta sintonía política y con caribeños que enfrentan el encarecimiento internacional del petróleo desde la década pasada. En las relaciones con unos y otros, el crudo ha sido clave. Venezuela selló pactos para vendérselos a precio internacional, pero con un financiamiento laxo, que ha llegado a consistir en un año y medio de gracia y plazos de hasta 15 o 25 años. Además, introdujo otra novedad en la relación con sus vecinos: el comercio compensado. El país caribeño comenzó a adquirir más bienes en la región, en detrimento de EE UU, con lo que los países compradores redujeron la pérdida de divisas en el intercambio.

En su informe de gestión de 2011, la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) deja claro que sus objetivos son no solo económicos sino políticos. La empresa reconoce que busca con otros “Estados que comparten una misma visión del ejercicio de la soberanía” la materialización de “la unión energética de los pueblos como un habilitador geopolítico que permita utilizar los recursos energéticos de Centroamérica, Suramérica y el Caribe”. A algunos países les vende petróleo o derivados, como Argentina, Bolivia, Uruguay, Cuba, Paraguay (al que le ha dejado de exportar tras la polémica destitución del expresidente Fernando Lugo) y los que integran PetroCaribe (Antigua y Barbuda, Dominica, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, Nicaragua, República Dominicana, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y Las Granadinas y El Salvador, que se encuentra en proceso de adhesión a esa alianza). Como compensación, Venezuela ha recibido en 2011, por ejemplo, arroz de Guyana, café salvadoreño, azúcar dominicano y 13.000 novillos, 2.600 terneras y 19.000 pantalones de Nicaragua, entre otros productos. También planea construir barcazas en Argentina.

PDVSA, que suele crear empresas mixtas con petroleras estatales de los países latinoamericanos y caribeños a los que va, explota hidrocarburos en Bolivia, Ecuador y Cuba, construye una refinería en Brasil y avanza, aunque a paso tranquilo, con la expansión de una red regional de gasolineras, que lejos está de ser tan grande como la que tiene en EE UU. En la mayoría de los países donde se encuentra presente, emprende tareas solidarias puntuales, como el apoyo a centros recreativos para niños, la construcción de escuelas y carreteras o la ayuda humanitaria en Haití con el acompañamiento de médicos cubanos.

Desde 1999, cuando Chávez llegó al poder, hasta 2011, las exportaciones de algunos países latinoamericanos hacia Venezuela se han multiplicado en forma exponencial. Son aquellos que han entablado también buenos lazos políticos con el Gobierno de Chávez: Bolivia (787% más), Brasil (544%), Cuba (10.130%), Ecuador (1.135%), Guyana (485%), Nicaragua (16.891% desde 1998), República Dominicana (1.033%), Uruguay (439%) y Argentina (453%), país en el que un exembajador en Caracas denunció presuntas peticiones de sobornos de parte de funcionarios de Buenos Aires a empresarios que querían compensar con exportaciones de tractores las importaciones de combustible venezolano. Otros países sin sintonía ideológica con Caracas también elevaron sus exportaciones a Venezuela, como Chile (544%) y Perú (692%). Poco importó en este último caso la migración venezolana de la Comunidad Andina de Naciones (Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia) a Mercosur (con Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay).

En cambio, el comercio de Colombia con Venezuela se llegó a interrumpir por el conflicto diplomático entre ambos países, entre 2009 y 2010. En ese periodo, Caracas buscó sustituir productos colombianos por los de otros orígenes. Así que al final de cuentas entre 1999 y 2011 las exportaciones de Colombia a Venezuela solo se elevaron 101%, apenas por encima del 86% que crecieron las de EE UU hacia el país de Chávez.

También hubo tensiones políticas de Venezuela con México en 2005 y al año siguiente se rompió el tratado de libre comercio que los unía. Las ventas mexicanas al mercado venezolano han crecido desde 1999 un 176%, mucho menos que el intercambio de otros países latinoamericanos. En un mundo en el que en muchos países la economía domina la política, en estos casos ha sucedido al revés.

Venezuela cambia con los vecinos petróleo financiado por alimentos y pantalones >> Eco Americano >> Blogs EL PAÍS

Deixe um comentário »

Nenhum comentário ainda.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s

Blog no WordPress.com.

%d blogueiros gostam disto: